Turbulencia global: Francisco Miranda | Editorial | Opinión | Portafolio
close
close
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Turbulencia global

Inflación, tasas de interés, costos de materias primas, crisis energética y un dólar fuerte se combinan para enrarecer el entorno económico externo.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
septiembre 29 de 2022
2022-09-29 11:21 p. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Durante el transcurso de este 2022 la economía mundial ha seguido una trayectoria de franco deterioro. Si bien los datos del desempeño económico colombiano reflejaron en el primer semestre del año una tendencia positiva de crecimiento, las cifras para la región latinoamericana -y en general a nivel global- han venido marcando unas perspectivas sombrías.

Por ejemplo, Estados Unidos reportó oficialmente la contracción de un 0,1% de su economía en el segundo trimestre de este año. Esto confirmaría técnicamente que la potencia norteamericana se encuentra en recesión. Las economías de la Unión Europa experimentaron asimismo señales de ralentización en sus actividades productivas en este mes de septiembre. La semana pasada, el Banco Mundial informó que su pronóstico de crecimiento de la economía mundial para 2022 es 2,9% -el año pasado registró 5,7%- y de 2,4% para 2023. Crecen los temores de una severa desaceleración económica global para los próximos trimestres.

Las históricas tasas de inflación por todo el mundo no solo frenaron en seco el ritmo de la reactivación pos-pandemia sino también empujaron a los bancos centrales a elevar las tasas de interés. La mayoría de las economías, lideradas por la Reserva Federal de Washington, están subiendo el costo del dinero en un intento por frenar las presiones inflacionarias globales. Ayer el Banco de la República colombiano continuó con esa política monetaria al llevar las tasas de interés al 10%, un nivel no registrado en los últimos 14 años.

Los efectos de la guerra de Rusia en Ucrania, que comenzó en febrero pasado, siguen impactando de forma severa los costos de las materias primas y los insumos agrícolas. Además, el conflicto bélico desencadenó una fuerte crisis energética en el territorio europeo, con especial dureza a Alemania, motor económico del Viejo Continente. La actividad económica teutona viene dando muestras de desaceleración, afectada por los elevados precios de la energía y la incertidumbre asociada a la llegada del invierno. De acuerdo a la Ocde, la invasión del Kremlin a Ucrania terminará costando a final del 2023 alrededor de US$2,8 billones de producto perdido.

Otro aspecto de la economía global a mencionar es la fortaleza del dólar estadounidense. A la subida de las tasas de interés por la Fed se suman los temores de los inversionistas ante las perspectivas negativas del desempeño económico mundial, que huyen de los riesgos que hoy caracterizan el entorno internacional, refugiándose en la moneda norteamericana. El dólar se muestra fuerte, aún ante la libra esterlina, el euro y otras divisas de países desarrollados, así como golpea las economías de países emergentes como Colombia.

Las señales de desaceleración también se están empezando a experimentar en Colombia. Al igual que en otros países, la galopante inflación y las elevadas tasas de interés ya están comenzando a sentirse en la actividad económica. La confianza empresarial asimismo ha caído tanto en el país como en otras economías. Aunque la economía colombiana registrará al final del 2022 un crecimiento positivo, el pronóstico del PIB para el año entrante refleja una notable reducción.

Las deterioradas condiciones de la economía global -azotada por la inflación, las altas tasas de interés, los efectos de la guerra y el freno en seco a la dinámica productiva- agudizarán su impacto en el desempeño económico colombiano, conforme los motores de la reactivación local pierden su potencia.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER
framir@portafolio.co
Twitter: @pachomiranda

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes