Rodri: “Busquets ha sido el mejor pivote de nuestra historia”

Rodri: "Busquets ha sido el mejor pivote de nuestra historia"

Rodri: "Busquets ha sido el mejor pivote de nuestra historia"

Rodri: Es un orgullo ser uno de los capitanes de la selección | EFE

El jugador del City, concentrado con la selección, dijo que "las posesiones tan largas, de tantos toques, son ineficaces ahora"

A sus 26 años Rodri se convierte en uno de los capitanes de la selección española

A sus 26 años, Rodri Hernández (Madrid, 22 de junio de 1996) ya es capitán de un club del poderío del Manchester City y pasa a serlo de la selección por el recambio generacional que impulsa Luis de la Fuente. Viene acompañado por un retoque de estilo de España que el mediocentro resume en una palabra: verticalidad. "Las posesiones largas son ineficaces" en el fútbol actual.

Rodri siempre fue un futbolista diferente, un 'rara avis' en los vestuarios sin redes sociales en tiempos en los que cada futbolista genera una imagen de marca. Aislado de la crítica y a la vez del elogio. Con una capacidad de mando innata en los terrenos de juego y un liderazgo que le ha proporcionado la demarcación de mediocentro. Plasma la evolución que exigen los tiempos. Sumándole mayor recorrido y despliegue físico.

A sus 26 años Rodri se convierte en uno de los capitanes de la selección española. Corren tiempos de cambios en la Roja y tras Álvaro Morata es el que más internacionalidades tiene. Orgulloso, se siente preparado para ejercer liderazgo. El que aprendió de Bruno Soriano y Sergio Ramos, a los que marca como referentes en una entrevista con EFE. Llega la hora del heredero de un medio de leyenda como Sergio Busquets y quiere hacer su propio camino.

P: Revolución con la llegada de Luis de la Fuente y capitanía. ¿Cómo recibe el brazalete?

R: Es un orgullo tremendo, una cosa que uno no se espera con la edad que tengo pero ha venido. Estamos en un cambio generacional, viene una generación muy joven a la selección y aunque me considere joven ya llevo un tiempo. Más allá del brazalete tengo que ser un ejemplo dentro y fuera del campo. Aconsejar a la gente nueva y dar un poco mi experiencia de mis años aquí, la exigencia y lo difícil que es venir. Hay que inculcarlo en esta nueva hornada con un entrenador que conocemos bien de las categorías inferiores. Intentaré dar ejemplo y asumir el rol de liderazgo.

P: ¿Qué es para Rodri el liderazgo que con 26 años ya ejerce en el Manchester City con Pep Guardiola y ahora en el vestuario de la selección?

R: Es una cosa que vas aprendiendo con el tiempo, tiene que nacer por ti, es verdad que por mi posición siempre he tenido la mentalidad de ser líder en el campo porque es la única posición en la que ves todas las partes y tienes que saber colocar a la gente. A partir de ahí, cuando pasan los años te vas ganando un respeto del resto de compañeros, un estatus, que también tiene que ser una cosa que nazca de ti. No todo el mundo puede ser líder y hay que saberlo llevar. No todo el mundo es igual. Hay que tratar a algunos de una manera y a otros de otra para sacar el mejor rendimiento de todos los compañeros porque al final el que gana es el equipo. Es lo que he cultivado todos estos años sabiendo que me puede llegar la capitanía de la selección o en mi club, que también lo soy. Aprendí en el pasado y ahora lo reflejo en la gente más joven que pueden aprender.

P: ¿Quién le marcó?

R: He tenido muchos capitanes muy buenos, recuerdo con cariño a Bruno Soriano en el Villarreal y en la selección Sergio Ramos fue un gran capitán. Los dos me marcaron, Ramos estuvo más tiempo. En mi club Fernandinho que ya salió. He intentado absorber un poco de cada uno, pese a que tienen una personalidad diferente, algunos más intensa y otros más comedida, pero absorber de la experiencia y el rol dentro del campo porque habrá momentos de apuros, de pasarlo mal, de flaqueza y ahí es cuando salen este tipo de jugadores.

P: Hereda brazalete de Busquets pero también la posición de un futbolista que ha marcado la historia de la selección. ¿Cómo se asume, se puede estar a la altura del mediocentro más laureado de la historia de la selección?

R: Yo intento llevar mi camino y aspirar a lo mejor que pueda llegar a ser. Evidentemente si te comparan con este tipo de jugador excepcional, porque ha sido el mejor pivote de nuestra historia, un jugador que lo que más remarco es la exigencia tan alta durante tantos años. Es a lo que aspiro pero sin ponerme freno ni barreras, si querer parecerme, llevando mi camino dando lo mejor de mí y ahora se da una situación en la que ya no viene. Se abre una nueva etapa para mí que quiero aprovechar dando el máximo rendimiento.

P: A la espera de ver el sistema por el que apuesta Luis de la Fuente, ¿prefiere doble pivote o ser pivote único?

R: Creo que es un entrenador que tiene muy claro a lo que juega, le conocemos de hace tiempo, la idea está ahí y a veces invertirá el triángulo, sobre todo para tener un jugador que te apoye más en fase defensiva y luego volver a invertirlo en ataque. Se dan muchas opciones en las que estamos trabajando. La idea es no estar tan solo defensivamente, estar un poco más protegido, y con balón teniendo gente por delante como pivote único, intentando ser más vertical, incisivo e intentar hacer daño al rival no con tantos toques, siendo un poco más vertical.

P: En su presentación como seleccionador habló de retoque al estilo, tras verlo en la posición de central en el Mundial, ¿qué hay que modificar para volver a pelear por los títulos?

R: No hay nada en concreto, adaptarse a lo que hoy en día demanda el fútbol moderno. Es verdad que esas posesiones tan largas, de tantos toques, son ineficaces ahora. No quiere decir que perdamos nuestra esencia porque tenemos una característica de jugadores muy específica pero las áreas son más importantes hoy en día. Ser más eficientes y letales tanto defensiva como ofensivamente. En eso estamos trabajando, en ser más verticales. Lo van a dar los partidos y sobre todo, como dijo el míster, crear un equipo.

P: ¿Quién va a ser el nuevo líder? Luis Enrique decía que él asumía ese papel...

R: El liderazgo va un poco ligado a cada uno y es muy personal. Está claro que hay jugadores que lo tienen innato y lo sacan a relucir en el campo. La persona que seguimos es al entrenador pero en el campo habrá algunos jugadores que darán un paso adelante. En los momentos buenos es fácil, pero en los difíciles animar y que la gente te siga, algunos tendremos que dar un paso adelante.

P: ¿Fue un alivio cuando se enteró de la baja de Haaland en Málaga?

R: No (risas), al final uno nunca quiere, además siendo un compañero. Hablé con él el otro día y no creo que tenga para mucho. Evidentemente que para Noruega es un factor muy importante, un delantero que a día de hoy lleva 42 goles. Le conozco bien. Es un hándicap importante pero ya nos enfrentamos a ellos, son un equipo competitivo y tiene buenos nombres a parte de Erling.

P: En el escalón del que por edad se bajan de forma obligada Messi y Cristiano Ronaldo, ya está un jugador como Haaland junto a Mbappé.

R: Hay jugadores que cuando los ves tienen una capacidad innata y él la tiene para el gol, es inevitable. Sinceramente creo que todavía tiene muchas cosas que mejorar, nos puede aportar muchísimo más pese a que solo lleva un año con nosotros y ha marcado todos esos goles. El míster le exige mucho, nosotros también desde esa posición porque tenemos una manera de jugar concreta. Él quiere mejorar y crecer. Lleva un ritmo que si lo mantiene estará ahí en cifras a la altura de Messi y Cristiano, que ya es decir.

P: ¿En qué le ve margen de mejora, en su participación en el juego?

R: Su área de mejora es involucrarse más en el juego. Ha habido muchas estadísticas que toca ocho o nueve balones y marca tres goles, evidentemente es una cosa positiva por la eficacia que tiene pero quizá no tanto por la participación. Si participase más marcaría más goles, nos podría ayudar más en la elaboración y en eso estamos, en encontrarle esa faceta que no es el área para que también sea importante para el equipo.

P: ¿Qué retos tiene Rodri entrando en la fase clave de la temporada?

R: Estamos abiertos en todo haciendo un año muy completo, ahora viene el momento de la verdad. Se lo expliqué al equipo, a la gente que llega nueva. Hasta aquí llegan pocos pero los que marcan la diferencia son los que son capaces de dar su mejor versión a partir de ahora. Todos estamos fatigados, ha sido año de Mundial pero es el momento de dar un paso al frente cuando se deciden los títulos. Buscamos un triplete soñado que se plantea complicado porque el Arsenal está imparable, en Champions nos esperan eliminatorias difíciles y en la selección ya tocamos la Nations League el año pasado y a ver si podemos levantarla este año.

P: En el camino de la Liga de Campeones de nuevo puede aparecer el Real Madrid con el recuerdo de lo que ocurrió en el Santiago Bernabéu.

R: Ya está un poco olvidado y evidentemente aprender de experiencias pasadas siempre suma. Primero tenemos una eliminatoria muy complicada contra el Bayern con la vuelta en su casa pero nosotros vamos a lo nuestro. Nos queda poco tiempo de competición y cada partido es una final. No pensamos mucho más allá que el partido ante el Bayern.