Respeto - Definición, práctica, tipos, importancia y ejemplos

¿Qué es el respeto?

El respeto reconoce el derecho de otra persona. Es la consideración, reconocimiento, y atención que se les ofrece a una sociedad en particular recreada por otras personas con el mismo criterio.

Es una condición que sirve mucho para saber vivir y alcanzar la tranquilidad y la paz entre una sociedad o un grupo de personas. El respeto se basa primordialmente en la ética y en la moral.

¿Qué es el respeto?

Una persona cuando tiene esta cualidad comprende y acepta las distintas maneras de pensar, no actúa al momento de reconocer distintos puntos de vistas a las de ella o él, también trata con sumo cuidado todo aquello que lo rodea.

Etimología

La palabra Respeto proviene del latín “respectus”, lo cual significa “acción de mirar hacia atrás” lo cual está descrito como estar atento con una personalidad de tomar algo en consideración.

Cada sociedad y cultura tiene conclusiones propias en cuanto a esta palabra se refiere, por consiguiente se tiene en cuenta de que lo que podría considerarse como irrespetuoso en determinados contextos, no lo es en otro.

Este es considerado un valor que “se gana mas no se pide”, el respeto se va requiriendo a medida de que esta persona se va adaptando y socializando en los distintos entornos sociales que se encuentran y se van creando alrededor del mundo.

Relaciones de la palabra

Se puede decir que el respeto está muy relacionado a la tolerancia, ya que ésta no funcionaría si no hubiera respeto, éste le induce una moralidad positiva a la tolerancia en particular.

Exige comprensión, que después posibilita el juicio moral de lo que se tolera, o mejor lo que se respeta o inspira atención a cualquier tipo de personas con una moralidad particularmente intacta.

Gracias a esto y por ende, el respeto no trata de esconder ningún tipo de desigualdad o algún tipo de inmoralidad, ya sea de poder o de dignidad, sino un trato de igual a igual y justo en su totalidad.

¿Dónde se practica?

La palabra respeto abarca todos los ámbitos de la vida, comenzando por el que nos debemos a nosotros mismos y a nuestros semejantes, hasta el que le debemos al medio ambiente.

Incluso a cualquier tipo de ser viviente y a la naturaleza en general, sin olvidar a las normas sociales, a las leyes, a la memoria de los antepasados históricos de una cultura o un país, a los derechos sociales y al lugar en que nacimos.

También esta palabra se puede inducir en pánico y miedo a algo o a alguien en particular, pero este depende mucho de la lengua y sobre todo la cultura en la que se esté indicando esta palabra.

Aprende más sobre el respeto

 


circuito contador