Críticas de El método Williams (2021) - FilmAffinity
Haz click aquí para copiar la URL

El método Williams

Drama Biopic sobre Richard Williams, un padre inasequible que ayudó a formar a dos de las deportistas más extraordinarias de todos los tiempos, dos atletas que acabarían marcando época en el deporte del tenis. Richard tenía una visión muy clara del futuro de sus hijas, y sirviéndose de métodos arriesgados y poco convencionales, elaboró un plan que llevaría a Venus y Serena Williams de las calles de Compton, California, al olimpo del deporte, ... [+]
1 2 3 4 5 10 17 >>
Críticas 85
Críticas ordenadas por utilidad
22 de enero de 2022
50 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vaya por delante que no me parece una mala pelicula. Los fans del biopic deportivo y del tenis saldrán de la sala (si es que queda alguien que vaya al cine) con una sonrisa de satisfacción. Es entretenida, bien narrada y aunque se haga un poco larga, sus buenas interpretaciones la hacen llevadera, encabezados por un Will Smith, en un film hecho por y para su lucimiento, y, especialmente, por una Aunjanue Ellis brillante (¿nominación mejor actriz de reparto?) como la sufridora y sacrificada madre de las hermanas Williams, teniendo que soportar al cantamañanas de su marido.
Lo que me da reparos para subirle la nota y no me termina de convencer es el tratamiento casi santificado del padre de las criaturas por parte del director y su equipo. En mi opinión, si bien es cierto el mérito de ese señor en advertir el talento natural, repito NATURAL, no gracias a él, de sus hijas para jugar al tenis y su esfuerzo para introducirlas en un mundillo tan exclusivo como el tenístico en una familia de pocos recursos, su papel en la carrera profesional de sus hijas debería haber terminado ahí. Su famoso "plan" estrafalario solo sirvió para entorpecer la trayectoria de sus hijas. Estoy convencido de que Venus y Serena, a pesar de su brillante carrera. la hubieran tenido todavía mejor si se hubieran apartado de ese charlatán de pacotilla, que fue el culpable de muchas de sus salidas temporales del circuito de la WTA. Atribuir sus éxitos deportivos a los disctubiles métodos de su padre es cuanto menos una idiotez.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
hate
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de febrero de 2022
97 de 156 usuarios han encontrado esta crítica útil
No conforme con estar en el Olimpo del Hollywood actual y ser considerado una de sus grandes superestrellas, Will Smith parece desde hace años obsesionado con la idea de ganar un Oscar. Su Oscar. “El método Williams” sería la última intentona del actor – puede que sea la definitiva esta vez- por hacerse con la dorada estatuilla por fin. Y es que en el fondo la película de Reynaldo Marcus Green no es más que precisamente eso; lo que se conoce como un vehículo - prefabricado -de lucimiento personal, un traje a medida. Que el cómico consiga o no al final el reconocimiento de la Academia es casi lo de menos, porque a la película se le ven las intenciones y las costuras desde el principio.

Y es que Smith ya ha intentado anteriormente ese reconocimiento académico a través de historias de superación personal ambientadas en el mundo del deporte (“Ali”) o dando vida a abnegados padres coraje (“En busca de la felicidad”). Su papel de Richard Williams en el film que nos ocupa se antoja el ideal, algo así como la tormenta perfecta.

Y no es que Will lo haga mal. De hecho, lo hace bien, tiene carisma para dar y tomar. No es suficiente para un biopic convencional y mediocre que abusa de su presencia de forma bastante descarada y que parece errar desde el principio en el foco. El metraje es además insufriblemente largo y buena parte de él transcurre entre arenga y arenga paterno-filial (que seréis las mejores, que ganaréis no sé cuántas veces Wimbledon y esas cosas) esforzándose en repetir machaconamente las supuestas bondades del método de marras. Nadie es capaz de toserle a Smith ni cuestionar la infalibilidad de su plan quasi divino en una película lastrada por una realización plana y torpe que pasa de puntillas por cuestiones que quizá hubiesen merecido una mayor atención, como las relativas a los temas raciales por ejemplo, en las que se acaba tirando demasiado de cliché.

Quizá hubiese sido más interesante contar esta historia desde el punto de vista de Venus y Serena, las verdaderas protagonistas, de cómo lograron triunfar A PESAR DE un padre manipulador y tóxico. Sus responsables no hubiesen tenido más que mirarse en el espejo de la reciente y superior "Yo, Tonia". Tal vez esa hubiese sido la óptica adecuada, no desde luego la de un personaje con demasiadas aristas sin pulir, con más sombras que luces aunque alguien pueda llevarse a engaño a tenor de lo visto; en definitiva, un tipo insoportable y odioso, pero sólo lo justito, que, eh, soy Will Smith y tengo una reputación que mantener.
Juan Solo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de febrero de 2022
36 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Biopic" largo, previsible y que aporta poco a los miles de películas del subgénero, más allá de la curiosidad de que aparezcan representadas algunas figuras del tenis con las que muchos vibramos en directo no hace tantísimos años (véase un caso español en el espóiler). Will Smith lo hace bien; seguro que ganará el óscar y tendrá la oportunidad de soltar el obligado discurso de multimillonario discriminado por su raza. Pero lo cierto es que su retrato de Richard Williams es casi tan insufrible como debe de serlo el personaje real. Al principio te pueden hacer gracia sus delirios de grandeza y su ambición desmesurada (al parecer nada incompatibles con su fundamentalismo religioso); pero cada vez resulta más difícil tragarse la manera en que este pelagatos sin un duro se dedica a putear a los entrenadores y directivos publicitarios más "top" del ramo, como si los estuviera manteniendo él. En fin, la película tiene lo que piden los tiempos: mucho sentimentalismo facilón, algunas dosis de crítica social aún más facilona, y una notoria escasez de ideas frescas y de profundización en los personajes realmente importantes, en este caso las hijas, que seguramente ni con todo el oro del mundo podrían haber superado el trauma de tener un padre así.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
SoniaTurbo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de diciembre de 2021
37 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
“De qué va la película”

Biopic sobre el padre de las tenistas negras Venus y Serena Williams, un padre y tutor inasequible al desaliento, un hombre perseverante que planeó meticulosamente la crianza y la educación de dos de las deportistas más importantes de todos los tiempos.

Cuentan que un día, el Sr. Williams, viendo la TV, se tropezó con la tenista rumana Virginia Ruzici, y a partir de ahí decidió tener dos hijas más para que llegaran a ser las mejores tenistas del mundo.

Algunos comentaristas dicen que las ilusiones y anhelos de Richard eran fantasías de un excéntrico. Richard se serviría de métodos poco convencionales, y diseño un meticuloso plan, que impulsó a Venus y Serena Williams al estrellato del tenis mundial.

“Dirección y reparto”

Reinaldo Marcus Green lleva a buen puerto esta biografía con un Will Smith canoso y casi irreconocible en el papel principal. Green (“Monsters and Men”, 2018), construye una apasionante historia con un buen guión de Zach Baylin que sabe aglutinar los muchos flecos del relato; una historia de tintes clásicos agradable de ver.

Además de un Smith rotundo y metido en su rol de padre obstinado, la otra figura que centra el rodaje es una excelente Aunjanue L. Ellis que pone en su lugar el papel jugado por la madre en la carrera de las hijas.

“Puntos pedagógicos de la peli”

1) El método William controló gran parte de la carrera profesional de sus hijas, incluso inmiscuyéndose en el trabajo del entrenador Rick Macci.

2) Las alejó de los torneos nacionales juveniles para protegerlas del ambiente racista de un “deporte de blancos”.

3) Nunca desatendió la educación ni el disfrute del propio juego en sus hijas.

4) Junto con su esposa Oracene ‘Brandy’ Price basaron la crianza de sus hijas en el “Triángulo de vida de los Williams”: compromiso, confianza y coraje, tres valores unidos por la fe. Porque, al final del día, ganar no era lo más importante.

De modo que tiene la obra importantes mensajes pedagógicos, de formación (les hacía ver a las hijas la película Disney La Cenicienta para que aprendieran a ser humildes), el sesgo religioso y siempre, el respeto por el contrincante.

“Racismo”

Hay un importante mensaje que subraya el problema del racismo en los EE. UU. De hecho, el padre inculca en Serena y en Venus la idea de que sus carreras deben servir para alentar a los afroamericanos a ejercitar deporte e insertarse con más facilidad y con la cabeza alta socialmente.

Los valores son igualmente importantes y el filme alzaprima no dejarse llevar por la codicia, ni por las prisas, no dejarse tentar por lo fácil y elegir el camino correcto, aunque sea más dificultoso.

“Conclusión”

En 2002, Venus Williams se convirtió en la primera jugadora afroamericana en ser número 1 de la clasificación de la WTA (Women’s Tennis Association). Serena Williams lo consiguió el 8 de julio de ese mismo año y se mantuvo ahí por 57 semanas consecutivas.

La profecía de Richard se cumplió. Aún hoy, las hermanas William son consideradas dos de las mejores jugadoras de la historia del tenis.

La cinta tiene toda la aprobación de Venus y Serena, que acordaron convertirse en productoras ejecutivas y ayudar en el proceso; Dieron su Visto Bueno, esta era la historia que ellas querían contar. No sólo de su padre, también de su madre, y cómo la familia en su conjunto, incluidas las hermanas, las convirtieron en estrellas del deporte y en referentes para muchas chicas y chicos alrededor del mundo.

“Oscar”

Esta película de Reinaldo Marcus Green posee los elementos y cualidades que gustan a la Academia de Hollywood. También un gran mensaje que cala profundo en el público, pues es diferente a los dramas biográficos deportivos que se centran únicamente en los triunfos y en las adversidades.
Kikivall
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de marzo de 2022
21 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Generalmente la película, a mi criterio, merece poca crítica y menos nominaciones a premios. Una historia de sota, caballo y rey, más convencional que la postura del misionero. Esa típica película tan fácil de ver como de olvidar. A los monigotes de Inside Out les costará diferenciarla de las otras cientos de bolitas de recuerdo de películas que has visto con un esquema similar y acabará en la papelera de reciclaje. Resumiéndola con la misma crueldad que su duración, trata sobre un excéntrico que toman por loco y pardillo, al que los abusones le pegan pero es capaz de luchar contra todo por conseguir sus objetivos. En vez de llamarse King Richard podrían haberla titulado King-Man, se hubiesen forrado con el merchandising.

Pero a mi todo esto ni me importa ni me espanta, se veía de lejos, si me apuras, se veía hasta antes de empezarla. Lo que no esperaba es que la villana del comic iba a ser Arantxa Sánchez Vicario, y menos aun preveía esa triquiñuela suya de dudosa licitud. Si el Cuadernillo Rubio te parecía complicado ya hay un personaje que te lo verbaliza para que no quede duda de que vamos a denostar la imagen de una persona, una tan real como su contrincante. Pero para que haya un héroe siempre tiene que haber un villano.

Mi auténtica motivación para escribir aquí ha sido que, al sorprenderme de los acontecimientos finales, quise, como buen agnóstico, corroborar la veracidad de una historia basada en hechos reales, que de costumbre suelen ser las más fantasiosas. Esperaba encontrar que era falso y que era parte de esa ficción que todo guion debe adaptar en favor de la narrativa, incluso esperaba encontrar que era cierto, pero lo que no esperaba encontrar era ninguna respuesta, y menos aun que a nadie parezca importarle.

Me ha sido imposible saber con certeza si el descanso ocurrió realmente. Hay un par de artículos que dicen que es cierto y otro par que argumentan su falsedad, y que de hecho remarcan que se lo hicieron a Arantxa con anterioridad a los hechos descritos, incluso que fue la propia Venus la que se lo hizo a otra tenista con posterioridad. Me sorprende que no haya una sola corriente ante un hecho que no acepta matices, o pasó, o no pasó; y no fue en el año cuatro antes de Cristo, fue hace 28 años, que había prensa, televisión y hasta internet.

Después de buscar y buscar, decidí pasarme por aquí y tras revisar cada una de las críticas de usuarios, algunas de gente muy aficionada al tenis, nadie aclara si esto ocurrió, nadie lo menciona, nadie parece darle la menor importancia. Puede que sea porque no es, ni de lejos, un caso aislado, he podido comprobar que ha habido mucha controversia con este tema y ha sido objeto de bastante debate. Quizás por eso y porque, al contrario de lo que se da a entender, no parece que era una competición tan relevante en el mundo del tenis, lo arduo de la tarea de verificar este dato.

Pero como suele pasar cuando buscas una cosa, encuentras otra. Arantxa no era la número uno mundial, aunque bien es cierto que si era la segunda. Pero una mentira piadosa pasa a ser un embuste cuando le das tanto protagonismo, ya que hay una reiteración excesiva acompañada de grandilocuencias del tipo "la mejor del planeta", hombre, si es la numero uno mundial imagino que es la mejor del planeta, del planeta Tierra, y con permiso de Mulder y Scully, la mejor de la Vía Láctea y de toda su área metropolitana.

ACTUALIZACIÓN: Posteriormente a esto que escribí, Arantxa acabó dando una entrevista para El Larguero donde sin desmentir que el descanso existiera, negaba que así ocurriesen las cosas. A quien le interese podrá encontrarla fácilmente y ya que cada uno saque sus conclusiones.
Kevin Tage
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 17 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • arrow