Aparición mariana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Virgen de Fátima (en Portugal), junto con la Virgen de Guadalupe en México), y la Virgen de Lourdes (en Francia), son tres apariciones marianas de fama mundial, junto con la Virgen del Pilar (España).

En el catolicismo, las apariciones marianas son las manifestaciones de la Virgen María ante una o más personas, en un lugar y tiempo histórico determinado. Algunas han sido reconocidas por la Iglesia católica.

Algunas de estas apariciones han dado origen a lugares de culto o peregrinación conocidos como santuarios marianos, algunos de ellos muy famosos (como la basílica de Guadalupe, en México, el santuario de Fátima, en Portugal, y el santuario de Lourdes, en Francia). Otras han inspirado la creación de órdenes religiosas (Orden de los Carmelitas, Orden de los Mercedarios, Orden de las Concepcionistas, entre otras), pero la mayoría no han tenido un fin institucional, sino de renovación espiritual, y sirven también en los casos más conocidos como destino de peregrinación.

Apariciones de la Virgen María[editar]

Las llamadas «apariciones» o «manifestaciones» de la Virgen María son fenómenos que aparentemente suceden a lo largo de la historia de la Iglesia. La Iglesia católica ha reconocido muy pocas, y aún estas son consideradas «revelaciones privadas», dejando a los fieles en libertad de creer en ellas o no.

La Virgen del Pilar, advocación de la Virgen María, aparecida en el año 40 en Zaragoza, España.

La primera es la de la Virgen del Pilar al Apóstol Santiago en Zaragoza, en torno al año 40 d. C. Luego aparece la Virgen del Monte Carmelo manifestada a san Simón Stock. En la Edad Media aparece en Puy. Aproximadamente en 1392 se aparece bajo la advocación de Virgen de la Candelaria a dos pastores aborígenes guanches en Tenerife (Canarias, España). En 1481, se aparece en la isla de Gran Canaria bajo la advocación del Pino. En el siglo XVI el 12 de diciembre de 1531 la aparición a san Juan Diego en México bajo el nombre de Guadalupe. En Guanare, Venezuela, el 8 de septiembre de 1652 se registra la aparición de la Virgen María al Cacique de los Cospes, el indio Coromoto y a su mujer, diciéndole en su propia lengua: «Vayan a casa de los blancos y pídanles que les echen el agua en la cabeza para poder ir al cielo». En 1950 el papa Pío XII declaró esta aparición mariana bajo la advocación de «Virgen de Coromoto» como patrona de Venezuela, en 1996 el Papa Juan Pablo II la coronó en su visita al Santuario mariano en Guanare y el papa Benedicto XVI elevó en 2006 al santuario nacional de Nuestra Señora de Coromoto a la categoría de Basílica Menor. La llamada Virgen del Huerto se le apareció al joven Sebastián descalzo (en la mitad del siglo XVIII). En el siglo XIX aparece en La Salette a los pastores Melanie Calvat y Maximin Giraud (1846); en Lourdes (1858) a Santa Bernadette Soubirous; y en el siglo XX aparece en Fátima (1917) a los pastorcitos Lucía dos Santos, Francisco y Jacinta Marto; entre 1941 y 1988 se le apareció a Felisa Sistiaga en Umbe; entre el 27 de mayo y el 4 de junio de 1945 se apareció a dos niñas en La Codosera, Badajoz en un paraje llamado Chandavila; el 13 de julio de 1945 se le apareció a Pierina Gilli en Montichiari y Fontanelle, Italia, llamándose María Rosa Mística; y en 1999 se apareció como Nuestra Señora de la Bondad en el Algarve, Portugal.

De izquierda a derecha, Lucía, Francisco y Jacinta, considerados por la Iglesia católica los niños videntes de la Virgen de Fátima.

Prácticamente cada santuario mariano tiene como origen una revelación o un fenómeno extraordinario vinculado a la Virgen María. La actitud de la Iglesia católica ante estos fenómenos ha variado según el caso, desde la aceptación, luego de un proceso de investigación y análisis intenso, hasta el rechazo. Muchas apariciones, especialmente sucedidas en el siglo XX, no cuentan aún con un dictamen formal. Benedicto XV fijó las normas a seguir para estudiar estos casos, en los que participa también la ciencia.

La praxis de los favorecidos con las mariofanías, incluidos fundadores de órdenes religiosas, ha sido el secretismo de las supuestas comunicaciones de María, por temor al malentendido y miedo a que la obra de fundación se viera perjudicada.

Quienes sustentan opiniones adversas a las mariofanías las asocian a movimientos marginales en la Iglesia, a expresiones excesivas de la piedad popular o incluso a alucinaciones colectivas. Desde fuera de la Iglesia, se las atribuye a veces a manipulaciones de la ignorancia popular por parte de los eclesiásticos o de los mismos gobiernos. Ha habido ocasiones en las que las autoridades civiles, y hasta las eclesiásticas, fustigaron a los presuntos videntes (tales los casos de Bernadette Soubirous en Lourdes o Lucía dos Santos, Francisco Marto y Jacinta Marto en Fátima).

Las apariciones según el racionalismo teológico[editar]

Una de la apariciones más famosas es la de Nuestra Señora de Guadalupe en México.

En la teología católica, se ha acentuado la consideración negativista de las manifestaciones, ya fueran epifanías, pero sobre todo las marianas, tendencia articulada ya desde el siglo XIV por Gerson. Se las considera como "revelaciones privadas", las cuales siempre han sido tratadas con sumo cuidado y reserva entre los formadores católicos, aduciendo testimonios como los siguientes:

Las revelaciones privadas no conciernen a la fe católica y no pertenecen al fundamento y principio de la doctrina eclesiástica, es decir, de la verdadera y auténtica teología, porque la fe no es una virtud privada, sino común
Melchor Cano, Opera de locis regis, libro 12

Se aduce también este párrafo de San Juan de la Cruz, que fue sacado de contexto a fin de extender el rechazo de las manfiestaciones en favor de una religiosidad común, esto es, sin mística. Esta cita debe ser entendida en el marco de la severa persecución sufrida por el santo, en el contexto de la represión de la mística popular propia del siglo XVI:

…el alma pura, cauta y sencilla, y humilde, con tanta fuerza y cuidado ha de resistir las revelaciones y otras visiones, como las muy peligrosas tentaciones…
San Juan de la Cruz, Subida del Monte Carmelo, 2, c.27

Esto se debe a que, según la teología católica, la revelación de Dios ha quedado cerrada con la muerte del último de los apóstoles ("revelación pública"), por tanto una revelación posterior y privada, sea de Jesús, María o un ángel, no puede añadir nada a lo ya revelado, es el principio de la certidumbre de la revelación contra la incertidumbre relativa de las apariciones que suponen un componente personal en el o los videntes.

Vistas en su aspecto positivo, las apariciones marianas ayudan en la medida en que motivan a los creyentes a una vida coherente con su fe, y los mensajes remitan siempre a la Revelación Pública. Como señala Santo Tomás de Aquino, las revelaciones privadas son relativas a la virtud de la Esperanza antes que a la de la Fe.[cita requerida]

Itinerario histórico[editar]

Gruta de la Virgen de Lourdes.

La tradición religiosa católica recoge como primera aparición mariana a la llamada Virgen del Pilar. Documentos del siglo XIII hacen mención a la antigua historia de la aparición de la Virgen María, estando ella viva en Jerusalén, al apóstol Santiago "el Mayor" cuando este predicaba en tierras españolas, concretamente en Zaragoza, junto al río Ebro.

En la edad media los relatos de apariciones se hacen sumamente populares. En la literatura de esta época, textos como Los milagros de Nuestra Señora, del español Gonzalo de Berceo (siglo XI) o las Cántigas de Alfonso X el Sabio reflejan la praxis celestial de María, para salvar de peligros, para consolar a sus devotos, para implantar un espíritu de misericordia, para renovar la fe, y reconquistar regiones enteras para la fe católica. Mujeres como Santa Gertrudis, Santa Brígida, Santa Catalina y Santa Juana de Arco (+1431) son una muestra de esta situación que, sin ser mensajes exclusivamente de la Virgen, son aceptados por las autoridades de la Iglesia.

Hasta el siglo XIII las apariciones tuvieron una fácil aceptación por la Iglesia. Celebrados santuarios y pequeñas ermitas de la Virgen no se fundaban sin mariofanías previas explícitas y locales. A partir de esa época, el clima dejaría de ser tan favorable, especialmente por la difusión de las tesis de Jean de Gerson, que marcarían un pensamiento en extremo restrictivo, que plantearían la exigencia de "pruebas" mediante un método de criterios de verificación, que dejaba fuera el utilizado hasta entonces: el "inspiracional" o revelación interna de los jueces, y que supondrían la entrada del exceso racionalista en la evaluación espiritual. Esta se escoraría inevitablemente hacia un juicio negativo, como mero velo justificativo, ante la percepción de amenaza para el poder eclesial, que brotaba de cualquier movimiento espontáneo no organizado; el método tenía sus ventajas, al condenar el fenómeno aparicionista en bloque fuera cierto o no, se impedía un desarrollo del que nunca era previsible la evolución. Esto explicaría por qué los primeros opositores a las videncias infantiles sean los mismos padres, sabedores del rigor inquisitorial y de los problemas ante el estamento eclesiástico y político, del hecho aparicionista.

En ese clima de semiclandestinidad, paradójico en un tiempo aún de dominio social y cultural del catolicismo, las apariciones serán de manera recurrente apreciadas por los creyentes del pueblo natural.

La reforma protestante, con su invocación exclusivista de Cristo, será prácticamente, sin exclusión, contraria a las apariciones o mariofanías. Ello ha sido así antes, durante y después de la Reforma: antes, por ejemplo en el movimiento de los hermanos de la fe común, (dentro del clima de la mística renana y de los Países Bajos), con la marginación conceptual de María, y durante la Reforma con la devastación de los santuarios marianos originados en su mayor parte en mariofanías; porque, amén de fines de apropiación material, las iglesias reformadas no dan otro papel a María que el biológico o de simple honra humana; y ya en los tiempos modernos, los movimientos generados tras el orden conciliar, no plantean ningún valor epifánico a la figura de María, insistiendo en un orden "común" del que quedaría excluida la manifestación que no fuera de orden interno, por completo subjetiva.

Frente a estas tesis, la teología mariofánica de la pléyade de fundadores de órdenes religiosas es muy explícita a este respecto (San Juan Eudes, San Juan Bosco, Guillermo José Chaminade y el fundador redentorista San Alfonso María de Ligorio, siendo dos de los mariófilos más grandes Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de Predicadores y San Luis María Grignion de Montfort, fundador de la Compañía de María, quienes expondrían sin ambages la condición de vanguardia de María no solo dogmática o devocional, sino de acción. Esta acción incluyó de manera genuina, y por decirlo así "natural", la manifestación mariana y su conducción necesaria de la Iglesia en todos los órdenes, si bien estrictamente no es necesario el reconocimiento explícito oficializado, e incluso esto evita potenciales manipulaciones.

Pintura de Nuestra Señora de las Lágrimas, aparición mariana aprobada en Campinas, Brasil.

Apariciones aprobadas por la Iglesia católica[editar]

Fiestas históricas[editar]

Una serie de fiestas basadas en tradiciones históricas que involucran apariciones se celebran en la Iglesia católica. Estas apariciones no pertenecen técnicamente a la categoría aprobada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, ya que generalmente son anteriores a la congregación, creada en 1542. Se reconocen con base en la declaración papal de la fiesta en lugar de análisis formal de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Apariciones aprobadas por la Iglesia católica[1][2][editar]

Apariciones canónicas[editar]

Titulo de la aparición Año

de aparición

Fecha

de aprobación

Lugar Vidente(s) Festividad
Nuestra Señora de Guadalupe 1531 1555 Cerro del Tepeyac, Ciudad de México, Bandera de México México San Juan Diego Cuauhtlatoatzin 12 de diciembre
Nuestra Señora de las Gracias 1830 1836 Rue du Bac, París, Bandera de Francia Francia Santa Catalina Labouré 27 de noviembre
Virgen de La Salette 1846 19 de septiembre de 1851 La Salette-Fallavaux, Bandera de Francia Francia Mélanie Calvat y Maximin Giraud 19 de septiembre
Nuestra Señora de Lourdes 1858 18 de enero de 1862 Lourdes, Bandera de Francia Francia Santa Bernadette Soubirous 11 de febrero
Nuestra Señora de Knock 1879 1879 Knock, Condado de Mayo, Bandera de Irlanda Irlanda Grupo de 15 personas 17 de agosto
Virgen de Fátima 1917 13 de octubre de 1930 Cova da Iria, Fátima, Bandera de Portugal Portugal Lucía dos Santos, Francisco Marto y Jacinta Marto 13 de mayo

Aprobadas por la Iglesia católica local[editar]

Título de la aparición Año

de aparición

Fecha

de aprobación

Lugar Vidente(s)
Nuestra Señora del Buen Suceso 1594–1634 1611 Quito, Bandera de Ecuador Ecuador Mariana de Jesús Torres
Nuestra Señora de Šiluva 1608 17 de agosto de 1775 Šiluva, Bandera de Lituania Lituania Grupo de 4 niños
Nuestra Señora de Coromoto 1652 1 de mayo de 1940 Guanare, Bandera de Venezuela Venezuela Indio Coromoto
Nuestra Señora de Laus 1664–1718 4 de mayo de 2008 Saint-Étienne-le-Laus, Bandera de Francia Francia Venerable Benoîte Rencurel
Nuestra Señora del Buen Socorro 1859 8 de diciembre de 2018 Champion, Wisconsin, Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Adele Brise
Nuestra Señora de Pontmain 1871 2 de febrero de 1872 Pontmain, Bandera de Francia Francia Grupo de 5 personas
Nuestra Señora de Gietrzwałd 1877 1 de septiembre de 1977 Gietrzwałd, Warmia-Mazury, Bandera de Polonia Polonia Stanisława Samulowska y Justyna Szafryńska
Nuestra Señora de las Lágrimas 1930 8 de marzo de 1932 Campinas, São Paulo, Bandera de Brasil Brasil Amalia de Jesús Flagelado
Nuestra Señora de Beauraing 1932–1933 2 de julio de 1949 Beauraing, Bandera de Bélgica Bélgica Grupo de 5 personas
Nuestra Señora de Banneux 1933 22 de agosto de 1949 Banneux, Bandera de Bélgica Bélgica Mariette Beco
Nuestra Señora de la Oración 1947 8 de diciembre de 2001 L'Île-Bouchard, Bandera de Francia Francia Jacqueline Aubry
Nuestra Señora de Akita 1973 22 de abril de 1984 Yuzawadai, Akita, Bandera de Japón Japón Agnes Katsuko Sasagawa
Bendita Virgen de Cuapa 1980 1994 San Francisco de Cuapa, Bandera de Nicaragua Nicaragua Bernardo Martinez
Nuestra Señora de Kibeho 1981–1983 29 de junio de 2001 KIibehi, Bandera de Ruanda Ruanda Alphonsine Mumureke
Nathalie Mukamazimpaka
Marie Clare Mukangango
Virgen del Rosario de San Nicolás 1983–1990 22 de mayo de 2016 San Nicolás de los Arroyos, Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina Gladys Quiroga de Motta
María Virgen Madre Reconciliadora
de todos los Pueblos y las Naciones
1984 1987 Finca Betania, Miranda, Bandera de Venezuela Venezuela María Esperanza de Bianchini

Aprobadas por la Iglesia ortodoxa copta[editar]

Aprobadas por la Comunión anglicana[editar]

Apariciones no aprobadas o de dudosa veracidad[editar]

Caso Año de aparición Lugar Vidente(s) Nota
Nuestra Señora del Universo 1945 Bronx, Nueva York , Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Joseph Vitolo La Iglesia local no mostró interés en el hecho y nunca inició alguna investigación formal.[3]
Nuestra Señora de América 1956–1959 Rome City, Indiana, Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Mildred Mary Neuzil El 7 de mayo de 2020 la Iglesia local seguro que no aprobaría o rechazaría la autenticidad de las apariciones.[4][5]
Apariciones marianas de Garabandal 1961–1965 Cantabria, Bandera de España España Grupo de 4 niños El 7 de noviembre de 2001 la iglesia local aseguro que no expresaría opinión sobre la veracidad del hecho.[6][7][8][9][10]
Apariciones marianas de Medjugorje 1981–actualidad Međugorje, Bandera de Bosnia y Herzegovina Bosnia y Herzegovina Al menos 6 personas y varios testigos secundarios El 17 de marzo de 2010, la Santa Sede anunció que se haría cargo de la investigación formal de las supuestas apariciones en Medjugorje, aunque asegurando que posiblemente no se traten de hechos reales.[11][12][13][14][15]​ En 2019 el Vaticano aprobó las perigiranaciones, pero sin hacer ninguna declaración sobre las supuestas apariciones en sí.[16]
Nuestra Señora de Soufanieh 1982–1983 Soufanieh,Damasco, Bandera de Siria Siria Myrna Nazzour La Iglesia local no mostró interés en el hecho y nunca inició alguna investigación formal.[17]

Apariciones declaradas falsas por la Iglesia católica[editar]

Titulo de la aparición Año

de aparición

Fecha

de rechazo

Lugar Vidente(s) Notas
Virgen en Ezquioga 1931 1934 Guipúzcoa, Bandera de España España Antonia y Andrés Bereciartua Aún apoyada por un grupo minoritario de católicos.[18]
María Mediadora de Toda Gracia 1948 1951 Lipá, Bandera de Filipinas Filipinas Teresita Castillo Rechazada por la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1951.[19]
Virgen de Clémery 1960 1960 Meurthe y Mosela, Bandera de Francia Francia Michel-Auguste-Marie Collin Michel Collin afirmó recibir instrucciones de la Virgen que lo llevaron a fundar la Iglesia renovada de Cristo, autoproclamándose Papa.[20]
Virgen del Palmar de Troya 1968 18 de mayo de 1970 El Palmar de Troya, Sevilla, EspañaBandera de España España Grupo de 4 niñas Sus seguidores se apartaron de la Iglesia católica para fundar la Iglesia palmariana.[21][1][14]
Virgen de Bayside 1970–1995 4 de noviembre de 1986 Nueva York, Bandera de Estados Unidos Estados Unidos Veronica Lueken [22][1]
Nuestra Señora de Peñablanca 1983 6 de septiembre de 1984 Cerro Membrillar, Valparaíso, Bandera de Chile Chile Miguel Ángel Poblete [23][24]
Virgen de Belluno 1988 1988 Belluno, Bandera de Italia Italia María Antonella Fioritti Fioritti aseguró que la Virgen le anunció que el 28 de febrero de 1988 ocurriría un "gran milagro" en Pescara,[25]​ cosa que no ocurrió.[26][1]
Nuestra Señora de Borġ in-Nadur 2006–presente 9 de enero de 2016 Borg in-Nadur, Birżebbuġa, Bandera de Malta Malta Angelik Caruana El estigmatizado Angelik Caruana asegura recibir mensajes de la virgen desde el 21 de abril de 2006. En 2016 la iglesia Católica declaró que la manifestación no es de naturaleza divina.[27][28][29]

Referencias[editar]

  1. a b c d «Apariciones de la Santísima Virgen María». Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María. Archivado desde el original el 15 de noviembre de 2017. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  2. «Las 10 últimas apariciones marianas reconocidas por la Iglesia». DIARIO ABC, S.L. 25 de noviembre de 2013. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  3. «Still faithful 65 years after Italian boy Joseph Vitolo witnesses miracle night». New York Daily News. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  4. CNA. «Bishops: Our Lady of America not 'objective private revelation'». Catholic News Agency (en inglés). Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  5. Service, Catholic News (7 de mayo de 2020). «Bishops say Our Lady of America apparitions were not supernatural». Catholic News Service (en inglés estadounidense). Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  6. «Por la defensa de la fe: Cuidado con las falsas apariciones y revelaciones privadas». cafarus.ch. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  7. Salbato, Rick. «Condanna apparizioni di Garabandal» (en inglés). cafarus.ch. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  8. «Carta del Obispo de Santander sobre las “supuestas apariciones” de Garabandal» (PDF). Theotokos Catholic Books. 23 de agosto de 2001. Archivado desde el original el 12 de abril de 2016. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  9. «Postura de la Iglesia sobre Garabandal. Y fin.». religionenlibertad.com. 5 de junio de 2010. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  10. «Declaraciones oficiales de la Jerarquía sobre Garabandal». Unity Publishing Inc. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  11. «Medjugorje: Secretos, mensajes, vocaciones, rezos, confesiones y comisiones». Catholic.net Inc. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  12. «Vaticano advierte que Medjugorje no puede ser asumida como verdadera aparición». ACI Prensa. 6 de noviembre de 2013. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  13. «Por primera vez el Papa Francisco da su opinión personal sobre Medjugorje». ACI Prensa. 13 de mayo de 2017. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  14. a b «Por la defensa de la fe: Cuidado con las falsas apariciones y revelaciones privadas». cafarus.ch. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  15. «Medjugorje status». Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  16. «Obispo local se pronuncia sobre autenticidad de apariciones de la Virgen en Medjugorje». ACI Prensa. 28 de febrero de 2017. Consultado el 22 de noviembre de 2017. 
  17. «Syrian mystic to speak at two area Melkite churches». Detroit Catholic (en inglés estadounidense). Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  18. «Las apariciones de Ezkioga, en manos del Vaticano». El Diario Vasco. 24 de junio de 2019. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  19. CNA. «The curious case of the Lipa Marian apparitions». Catholic News Agency (en inglés). Consultado el 25 de octubre de 2022. 
  20. «Pope Clement XV - TIME». web.archive.org. 4 de agosto de 2009. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  21. «Palmar de Troya». web.archive.org. 4 de junio de 2016. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  22. «"Declaration Concerning the 'Bayside Movement'"». web.archive.org. 29 de septiembre de 2018. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  23. Prieto, Paula Vazquez (20 de junio de 2013). «La pasión de Michelangelo, de Esteban Larraín». HLC - Hacerse la crítica. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  24. Villa Alemana Apariciones de la Virgen - Miguel Angel Poblete, consultado el 28 de octubre de 2022 .
  25. Arias, Juan (21 de febrero de 1988). «Teólogos, fieles y televisión, pendientes del 'milagro anunciado' de la Virgen en Pescara». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  26. «'MIRACOLO', UN RAPPORTO ALLA PROCURA - la Repubblica.it». Archivio - la Repubblica.it (en italiano). Consultado el 28 de octubre de 2022. 
  27. «Angelik gave cancer sufferers false hope with miracle cure, Church says». MaltaToday.com.mt (en inglés). Consultado el 25 de octubre de 2022. 
  28. «Angelik's Borg in-Nadur messages 'not divine', Church concludes». Times of Malta (en inglés británico). Consultado el 25 de octubre de 2022. 
  29. «L-allegati fenomeni mistiċi f’Borġ In-Nadur». Arċidjoċesi ta' Malta (en mt-MT). 9 de enero de 2016. Consultado el 25 de octubre de 2022. 

Bibliografía[editar]

  • Laurentín, René. Apariciones Actuales de la Virgen María. 2.ª Edición. 1991. Ediciones RIALP.
  • Sánchez-Ventura y Pascual, Francisco. Y el agua seguirá curando: Apariciones de la Virgen en el Alto de Umbe (Bilbao). Editorial Círculo, Zaragoza (1973), 171 pp.
  • De Irazola y Elorduy, Jesusa. Las Maravillas de Umbe. Editorial Círculo, Zaragoza (1974), 129 pp.
  • Gagnon, Daniel. Verdades y Mentiras sobre el año 2000 ¿fin del Mundo?. Editorial Minos (2000).
  • Cueva, José de la. Prodigios de La Codosera. Reportaje del Diario Informaciones de Madrid (1945), 47 pp.
  • Un Devoto de la María. La aldea de la Virgen (La Codosera). Editorial Juan Bravo, Madrid (1948), 216 pp.
  • Corredor, Fray Antonio Corredor. ¿Qué ocurrió en La Codosera?. Ediciones Cruzada Mariana, Padres Franciscanos, Cáceres (1972).
  • Silva, Francisco Barroso Silva. Chandavila: "Aquello... sucedió". Editora Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Chandavila (2015), 240 pp.
  • Ridruejo, Esperanza. Apariciones de la Virgen María: Una investigación sobre las principales Mariofanías en el mundo. Editorial Fundación María Mensajera, Zaragoza (2000), 229 pp.
  • Ridruejo, Esperanza. Mi Corazón Triunfará: Apariciones, milagros y profecias para comprender el futuro. Editorial BELACQVA, España (2003).
  • Ridruejo, Pitita. La Virgen María y sus apariciones. Editorial Espasa, Grupo Planeta (2013), 160 pp.

Enlaces externos[editar]