Shakira abandona España y huye a Miami junto a sus hijos

Gente

Shakira abandona España y huye a Miami junto a sus hijos

La colombiana está atravesando un momento complicado con la justicia

Shakira
Shakira FOTO: Europa Press

Shakira se ha ido unos días a Miami junto a sus dos hijos pequeños y ha puesto tierra de por medio evadiéndose de sus problemas con Hacienda. La artista colombiana ha cogido un vuelo privado acompañada de Milan, Sasha, y su hermano Tonino, su mayor apoyo, para pasar unos días en la que va a ser la futura residencia de la familia el año que viene. La colombiana quiere, con este viaje, que sus retoños se familiaricen con su futuro hogar y tomen una primera contacto con la ciudad estadounidense, incluido el colegio internacional al que irán el próximo curso escolar.

La cantante está deseando establecerse en Miami y comenzar su nueva vida alejada de Barcelona y de Gerard Piqué y es muy probable que, a principios de 2023, Shakira se mude con sus hijos definitivamente a Estados Unidos. Los dos pequeños cursan en un colegio internacional y no tendrían ningún problema en cambiarse de centro de estudios a mitad del año escolar ya que ambos colegios tienen un plan de estudios similar.

Shakira tiene muy claro que no quiere tener cerca a Gerard Piqué y ha elegido una residencia nueva residencia bien lejos del futbolista. Además, según ‘Informalia’, una de las clausulas exigidas por la cantante en el acuerdo sobre la custodia de los hijos es que el deportista no establezca su lugar de residencia en Miami, impidiendo así que Piqué se mude cerca de ella y asegurándose la distancia con él. A pesar de esto, el convenio estipula que Piqué podrá pasar 10 días al mes con sus hijos y, por eso, está ya mirando casas en la ciudad estadounidense para poder hospedarse el tiempo que vaya a disfrutar con sus pequeños.

Mientras tanto, en mitad de este conflicto, Shakira va a tener que enfrentarse en los próximas días a la justicia. La cantante será reclamada en los próximos días por la Audiencia Nacional de Barcelona para sentarse en el banquillo de los acusados por un delito contra la Hacienda Pública por defraudar 14,5 millones de euros en el que le piden 8 años de cárcel y una sanción económica de 23,8 millones de euros.