La Historia de los Refugios Alpinos - Arquitectura y Montaña
 

La Historia de los Refugios Alpinos

La Historia de los Refugios Alpinos
Refuge Albert 1er renovado y con la auntigua cabaña aun existente
Los Refugios Alpinos nacen como cabañas para facilitar la aproximación a las ascensiones más recurridas y como construcciones provisionales e improvisadas. Pero pronto se convirtieron en elementos esenciales para el turismo de alta montaña. Vamos a ver cómo la evolución de estos edificios se relaciona directamente con las comunidades alpinas, con sus habitantes y sus costumbres.

Este verano, paseando por Saint-Gervais, un pueblo a las faldas del Mont Blanc, me encontré de casualidad con una curiosa exhibición. Ésta trataba, como ya conté en otro artículo, sobre la historia de los Refugios Alpinos. Saint-Grervais-les Bains es el pueblo donde sale el tren a la ascensión principal del Mont Blanc, es de entender la relación que tienen con la montaña tanto ésta como muchas otras poblaciones del famoso macizo alpino.

Imágenes de la exposición de Refugios Alpinos de Saint-Gervais des Bains

Gracias a esta exhibición, pude contemplar las fotografías, leer historias y conocer como se ha tejido la relación entre habitabilidad y la montaña a lo largo de los años. Pueden parecer términos a priori separados por muchos metros de desnivel, pero que cada vez se van acercando más gracias al nacimiento del Refugio de Montaña.

La existencia de estos lugares ya se asocia inevitablemente con el montañismo, y se mantiene al borde del término primitivo de "refugio". El propio término connota unos valores de solidaridad y de ayuda mutua. Es el eco de aquellos pioneros que pusieron sus pies sobre el macizo del Mont Blanc, soñando un día alcanzar la altura de 4.806 m. Aquellos que construyeron estos lugares, los usaron, los cuidaron, los mantuvieron, y poco a poco los mejoraron. El alpinismo evoluciona con ellos. La técnica y la capacidad de estos exploradores se adapta a la existencia de los refugios.

Mapa ubicado en la exposición donde los puntos rrepresentan los refugios de los Alpes.

El estudio de esta evolución, y la exhibición donde se relata, fue posible gracias a las investigaciones de la facultad de arquitectura de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de Grenoble (ENSAG) y a los archivos del departamento de la Región de Rhône-Alps, así como a los montañeros que más los conocen, sus guardas.

 

Lugar de paso y escondite

Durante años los Alpes han sido cruzados en todas las direcciones por los buscadores de minerales, y los pastores de la zona, o conquistados por los ejércitos de Julio César o Anníbal. Estas montañas se convirtieron durante la Edad Media en arriesgadas rutas de comerciantes, los cuales arriesgaban su vida internándose en "la aventura alpina".

Recorrido de Aníbal hacia Italia
Ilustración de Aníbal cruzando los Alpes

En cambio, se mantuvieron mayoritariamente inexplorados hasta el siglo XVIII. La Ilustración atrajo a los más curiosos a alimentar la imaginación sobre esas áreas alpinas de las que no se tenía ningún registro. Poco a poco, la exploración de los Alpes pasó de ser un sueño a ser una realidad. Las montañas se dejaron de mirar con miedo y se empezaron a ver con deseo.

La historia del montañismo nace de esa fascinación. Se comienza a dar legitimidad a un término que a priori podría ser "la conquista de lo inútil". Los pioneros fueron acercándose poco a poco a las montañas, las cartografiaron, las dibujaron, les dieron nombres y las ascendieron poco a poco. Su techo estaba aun muy alto, "el montañismo" acababa de nacer. En 2019 el montañismo es añadido por la UNESCO a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial.

El concepto de refugio se refiere a un lugar seguro, en un entorno aislado. Su principal función: protegernos de los peligros del entorno. Los Alpes han sido históricamente el lugar favorito para que bandido, criminales y prófugos buscaran un escondrijo. Muchas personas también han tenido que migrar, sin más remedio que atravesarlos. Los primeros refugios, los cuales se acercan más al concepto de la actualidad, fueron los hospicios u hospitales, dando alojamiento a parias, viajeros, migrantes y traficantes. 

El Hospital de San Bernardo el Grande se sitúa en el paso entre Italia y Suiza y data del siglo XI
Hospice du Grand St Bernard
Imagen: François Perrandin

Los hospitales eran lugares llevados por monjes. Se encontraban en los pasos más importantes, y suponían, como su propio nombre indica, un hospicio para los viajeros. Los monjes ofrecían comida, asistencia médica, material y un lugar donde pasar la noche.

 

Del miedo al interés, a la fascinación y al deseo

Durante el siglo XVIII, numerosos aristócratas y burgueses son atraídos por las pinturas del macizo. Esta élite soñó con "conquistar" aquellas montañas, y explorar cada uno de sus rincones. El naturalista y científico suizo, Horace-Bénédict de Saussure, exploró los glaciares de Chamonix en 1760. Su fascinación por el Mont Blanc le llevó a ofrecer una recompensa a quien alcanzara por primera vez su cumbre. Y no es hasta 1786, cuando el guía Jacques Balmat y el doctor Michel Paccard consiguen ser los primeros en llegar a la cima. El año siguiente, es el propio Horace-Bénédict quien llega a la cima con Balmat, además de sus ¡17 porteadores!

Estatua en Chamonix en honor a Horace-Bénédict de Saussure.

Esta gesta en la segunda ascensión supone, para muchos, el nacimiento del montañismo tal y como lo conocemos. Pues a partir de aquí, la exploración alpina eleva enormemente su popularidad. Uno a uno van llegando las grandes ascensiones, como la primera ascensión del Matterhorn por Edward Whymper em 1874 o uno de los últimos picos conquistados en los Alpes: el Grand Pic de la Meije, por Pierre Gaspard y Boileau de Castelnau en 1877.

La primera ascensión, en junio de 1865, llevó a Whymper a la cima. Una gesta manchada por una triste tragedia. 
El Matterhorn (4.478 m) es una de las montañas más famosas del mundo
Imagen: Claude-Olivier marti
   

En las ascensiones más recurrentes, comenzaron a utilizarse cornisas de roca o excavaciones en cuevas, en las que se añadían paredes de piedra para cerrar el espacio. Llegamos al final del siglo XVIII, y únicamente hay construido un único refugio de pastores en los Alpes, cerca de la Mer de Glace apodado "El Castillo de Montenvers"

Durante el siglo XIX, los alpinistas siguen utilizando esos pequeños refugios en la roca para protegerse de las tormentas y descansar. Durante las transhumancia estival, los pastores ascendían a los prados alpinos y dormían en cabañas, también llamados refugios alpinos de pastores.

Los alpinistas Louis Faure y Jules Mathon, refugiados bajo unas rocas.

Estos edificios comenzaron a ser usados también por los alpinsistas en sus ascensiones a finales del siglo XIX. El inicio de la segunda guerra mundial supuso un éxodo rural dejando abandonadas muchas de estas construcciones, y por ello, utilizadas por los montañeros como refugio.

 

Los primeros refugios

Es en 1798 cuando un pionero de la exploración, Marc-Théodore Bourrit, construyó el "Templo de la Naturaleza" en Montenvers, sobre la Mer de Glace. Éste se conoce como el predecesor de lo que conocemos hoy en día como refugio de montaña.

Imagen extraída del libro de Bourrit, "Description des cols: ou passages des Alpes", disponible en la biblioteca online de la Universidad de Hardvard.

El nombre de Horace-Bénédict de Saussure, que aunque complicado, ya nos suena a todos. Se hizo muy importante en el mundo del montañismo. Para organizar sus numerosas exploraciones, propuso la construcción de tres bases en alta montaña:  en Bionnasay (1.330 m), en Grand Mulet (3.050 m) como base para la ascensión del Mont Blanc y en el Paso Theoudul (3.317 m) como parte de la ascensión del Matterhorn y conexión entre Italia y Suiza.

Sobre esas bases, años después, se construyeron numerosos refugios de montaña. Como apoyo su tentativa al Mont-Blanc desde Saint-Gervais, decidió construir en el flanco de L'Aiguille du Gôuter una cabaña de piedra y madera. Promovió la construcción de numerosos refugios.

Sin título
   

Refuge du Gôuter. Primera cabaña en Aiguille du Gôuter cerca de Dôme du Gôuter en 1858. A la derecha el Refuge du Gôuter en la actualidad, en Dôme de Gôuter, paso esencial en las principales vías del Mont Blanc y uno de los Refugios más modernos del mundo.

Refuge des Grands Mulets. El primer refugio de Grand Mulet es construido en 1853 y reemplazado por este en 1898. A la derecha Refugio de Grand Mulets en la actualidad, una vía importantísima para la ascensión del Mont Blanc.
Imagen derecha: Exploring the rockies

 

Sin título

Refuge de la Fare. Primer refugio de mampostería, construido en 1876 por la Sociedad de Turistas del Dauphiné. Está equipado con una litera para diez personas, mantas, una mesa, una estufa y utensilios de cocina básicos. Situado a 2300 metros de altitud, al pie de un espolón rocoso, sirve como punto de partida para la ascensión de las cumbres de la cadena de Grandes Rousses. 

Imagen izquierda (Fuente: http://www.vallouimages.com) Imagen derecha (Fuente: Topexpos Voyages)

Durante el siglo XIX comienzan a ser construidos los primeros refugios. El primero en 1858 en la Aiguille du Goûter y más tarde el Refuge Vallot, en 1890. Para poder llegar más alto, más lejos y poder escalar más, los alpinistas necesitaban pasar más tiempo en la montaña. Optimizar ese tiempo comenzaba por construir estas cabañas en sitios estratégicos.

Estos primeros refugios contaban con una habitación para dormir, comer y calentarse aproximadamente de 5 x 7 m. Según el equipo de Arquitectura de paisajes de Montaña de la Escuela Superior Nacional de Arquitectura de Grenoble, estas construcciones son llamadas "Refugios todo en uno". Eran refugios no guardados, pues era impensable en aquella época, y estaban abiertos todo el año. Estos refugios se construyen primero de piedra, sin ningún tipo de mortero, y más tarde de madera. Son construidos muchísimos de ellos alrededor de los Alpes hasta la comienzos del siglo XX.

 

Refuge du Vallot. Comenzamos a ver construcciones más grandes que una cabaña, con revestimientos de madera  numerosos alpinistas. En la foto de la derecha podemos ver montañeros trabajando en la reconstrucción que tuvo lugar en 1938. Debajo, como luce el Refugio de Vallot a día de hoy.

Los primeros refugios son promovidos por los clubs de montaña. Aquí toma mucho protagonismo el Club Alpin Français fundado en 1874 y los guías de Saint-Gervais. Comenzaron a ser construidos de ladrillo, piedra o estructura de madera y se le añadía siempre un revestimiento de madera. Se construían en los caminos, buscando permanecer cercanos a fuentes de agua, arroyos, manantiales... Se buscaba evitar también lugares con avalanchas y caídas de rocas.

Imagen de la exposición donde se mostraban imágenes e ilustraciones de las distintas etapas que tuvieron los numerosos refugios.

 

Una evolución hacia la comodidad y mejora del servicio

La popularidad del montañismo comenzó a crecer enormemente. Con ello crecieron también las demandas y las necesidades de acomodarse de los alpinistas. Es por ello que se reinventan estos refugios de todo en uno. Nace un nuevo tipo de refugio con espacios comunes separados de las habitaciones, en una superficie mayor, donde cabían muchos más montañeros. 

Y en el fragor de la exploración, a finales del siglo XIX, nace el concepto de "Le Chalet Hôtel". Estos lugares eran resorts y hoteles que se construían en los valles. En pasos de montaña, puertos y puntos estratégicos, los clubes de montaña construyeron alojamientos para eventos de montaña. Éstos tenían más de una planta. Fueron levantados, en un principio, con piedra del lugar. Luego la construcción de madera ganó popularidad, podía crecer varias plantas. La estructura se diseñaba y construía en talleres del valle para luego ser transportada por hombres y mulas, y montada en el lugar elegido. 

En estos hospedajes nace el concepto de Guarda de Refugio. Su función: recibir y hacer la estancia agradable y cómoda a los usuarios. Comienzan a nacer en los refugios espacios privados para los propios guardas. Estos lugares separaban incluso las habitaciones de hombres de las mujeres. Tenían habitaciones para los propios guías así como comedor y cocina.

Al principio, los refugios se concibieron como lugares de paso, con un fin mayor, escalar una montaña. La popularidad creciente durante finales del siglo XIX y principios del XX, provocó que estos refugios ya se convirtieran destinos en sí. Nacen refugios importantísimos como el Refuge Cosmiques o el Refuge Plan Glacier.

Aunque el refugio original es de 1930, ests impresionante estructura es renovada en 1991 para convertirse en el increible refugio que es a día de hoy.
Imagen: Chamonix.net

El guarda del refugio se convierte en el "alma" del lugar. Su presencia hacía más enérgica y despreocupada la estancia de los montañeros. Se encargaban del mantenimiento, controlar las reservas y las estancias, conseguir suministros, preparar las comidas... Muchas veces sus funciones iban más allá, encargándose también de emergencias y de rescates. Estos trabajos eran complicados, la gran altitud, el agua limitada, la electricidad, reemplazar los suministros... Las condiciones y funciones variaban según quien les contrataba.

El lenguaje de los refugios ya se instala en las mentes de todo alpinista. Van a ser lugares donde calentarse, refugiarse y comer. Lugares donde extraños aceptan comer y dormir juntos, en el mismo espacio. Lugares que cuidar y limpiar durante su uso parece casi esencial. Donde las reglas son muy básicas. Respeta a los demás y al entorno. Valores que llevaban impregnados en el montañismo durante años.

 

La importancia social del Alpinismo

Los clubes de montaña nacen en la segunda mitad del siglo XIX. El primero es el inglés, el Alpine Club, fundado en 1857, seguido por el Club Alpino Austriaco (Oesterreichischer Alpeneverein, OEAV), en 1862. El Club Alpino Italiano (CAI) y el Club Alpino Suizo (Schweizer Alpen-Club, SAC) se fundan en 1863 y el Club Aleman (Deutscher Alpenverein, DAV) se funda en 1869. 

Club Alpino Austriaco
Club Alpino Italiano
Club Alpino Alemán
Club Alpino Suizo
Club Alpino Francés

Como hemos visto previamente, uno de los últimos clubes es el francés (Club Alpine Français) que no emerge hasta 1874. Nace tras la derrota en la guerra franco-prusiana, cuya intención era reforzar el patriotismo francés a través de las actividades en montaña, sobre todo en la población joven. Tanto es así, que el propio lema de la CAF era: "Pour la Patrie, par la montagne" (por la patria, a través de la montaña). El Club Alpino Francés, a pesar de su tardía inauguración, pronto se puso a construir refugios de montaña. 

 

Los helicópteros como nuevo paradigma

La utilización de helicópteros en la construcción de refugios de montaña revolucionó su construcción. Comenzó en 1959, con el suministro de leña, comida... Tras su eficacia y seguridad, se comenzaron a elaborar piezas prefabricadas para las estructuras de los refugios que se transportaban en helicóptero, y poco a poco se empezaron a diseñar refugios enteros, prefabricados en el valle, y cuyos elementos se transportarían en helicóptero. 

Helicóptero transportando suministros para el Refugio de Alfred Willis en los Alpes Franceses

Muchos de los refugios se quedaron obsoletos. Nació la necesidad de reformar e incluso rehacer los refugios de montaña más antiguos. Requerían superficies más grandes y se diseñaban la mayoría de dos plantas. Su tipología era la misma. Un vestíbulo con doble entrada para mantener la temperatura interior, un almacén para equipamiento, cocina, despensa y el espacio del guarda y el comedor se encontraban en la parte inferior. En la segunda planta se encontraban las habitaciones. 

Los planos empiezan a ser levantados por ingenieros y arquitectos, con las últimas tecnologías de aislamiento térmico, tratamiento de aguas, acondicionamiento ambiental... Sin embargo, a pesar de la revolución de helicóptero, los vuelos eran muy caros, y suponían una huella de carbón enorme para el medio ambiente.

Planos del Refugio de Sorreiller realizados a mano

 

El refugio, ¿un lugar para todos?

La conquista de las cimas permaneció inmutable tras las guerras mundiales. En las épocas de los 2000, se volvieron muy populares las rutas de senderismo, el esquí, la espeleología y los saltos base... La montaña se acercaba más a otras actividades que no se limitaban únicamente a alcanzar cimas. Todo ello es gracias a la comodidad que ofrecen estos alojamientos en alta altitud.

Esquiador alcanzando la cima del Mont Blanc
Imagen: Elan skis
Salto en traje de alas desde la Aiguille du midi
   

Para los aventureros del siglo XVIII, pasar por estos lugares suponían una comodidad muy limitada para un fin mucho mayor. A día de hoy esa comodidad es tal que para muchos alpinistas ha supuesto un paso atrás en el espíritu de la aventura que poseían aquellos pioneros de la Ilustración.

Muchos de estos refugios ofrecen actividades familiares y para niños, eventos, noturnos, etc. Reinventando la estancia en alta montaña. También ha supuesto que lugares, antes inexplorables, se hayan convertido en zonas turísticas, algo que tiene muy dividida a la comunidad alpina. También es cierto que con ello han acercado la montaña a personas de ciudad, que nunca han podido disfrutar de la montaña o de una enseñanza de la técnica que les permita ascender montañas por sí mismos.

 

La regularización de los refugios

Con el auge de los refugios llegó su estandarización. Era necesario poner normas que limitasen y facilitasen el respeto, el cuidado con el entorno, y el buen hacer de estos lugares. En Francia, el 23 de marzo de 2007 se publica un decreto del Código de Turismo por el cual se regula el concepto de refugio de montaña. Por si alguien le quiere echar un vistazo:

https://www.legifrance.gouv.fr/jorf/id/JORFTEXT000000823107

Se define el refugio de montaña como un lugar con guarda o no, que se encuentra en un lugar remoto, al que no se pueda acceder por carretera o ningún tipo de remonte mecánico. También regula las estancias a no más de 150 personas por noche. Todos ellos deben tener una habitación en la que puedas consumir tu propia comida... Todo ello para velar por la calidad del alojamiento, los equipamientos y del recibimiento de los alpinistas.

La FFCAM (la federación francesa) descendiente de la CAF, se encarga del cuidado y regularización un gran número refugios, los cuales han sido renovados y están siendo renovados a día de hoy. La organización enfoca sus esfuerzos en mantener, mejorar y reconstruir los refugios para sus más de 100.000 miembros (dato del 2019) así como mantener sus los senderos accesibles.

La arquitectura de estos edificios ha ido evolucionando a su vez que evolucionaban estas actividades. Surgen diferentes tipos de concepto según su diseño. Edificios grandes, pensados para albergar mucha gente y que los usuarios reciban un servicio de calidad, refugios más humildes y simples, pensados en tener lo básico, refugios enfocados en revolucionar el diseño arquitectónico alpino... 

Refugio de Monte Rosa, uno de los refugios más modernos del mundo.
Imagen: SAC

 

La cabaña mínima o Bivouac

El vivac en España y en Francia también lo entendemos como dormir a la intemperie, sin nada más que la esterilla y el saco. El concepto de "refugio vivac", nació en los años 30 del siglo pasado, y lo inventó la arquitecta y deseñadora francesa Charlotte Perriand, a la que se le ocurrió una pequeña construcción de aluminio con lo mínimo para albergar vida no más de 3 días. Éste podía montarse fácilmente en prácticamente cualquier lugar. 

El concepto de refugio bivouac nace con los prototipos de Charotte Perriand que posa en la imagen de la izquierda con su proyecto "Bivouac". El Tonneau a la derecha se quedó simplemente ccomo prototipo, aunque fue diseñado hasta el más mínimo detalle constructivo y de sus acabados

Como alpinista, Charlotte se dio cuenta de que los refugios que habían sido construidos durante el siglo XIX y principios del XX, no alcanzaban las expectativas y necesidades de la comunidad alpina. Es por ello que en crea el proyecto Biouvac, que desarrolla junto al ingeniero Pierre Jeanneret y que exhiben en París en 1937. Más tarde crea Tonneau (barril en francés). Diseñado para ensamblarse en cualquier lugar, con capacidad para albergar de diez a treinta y ocho montañeros, mientras que el Biouvac albergaba sólo a seis. El Tonneau permaneció simplemente como un modelo hasta que en 2010 la Exhibición de Arte Contemporáneo de Thônes y los Valles de Thônes se encargó de la construcción del mismo.

Muchos montañeros han redescubierto los últimos años el concepto de refugio bivouac, o simplemente vivac. Los placeres de dormir en lugares totalmente recónditos, donde la construcción de un refugio más grande y con más comodidades resultaría imposible. Estos vivacs, son la mínima expresión de refugio, donde existe un lugar para dormir y para cocinar. Su capacidad de albergar gente se reduce a una noche de paso. Guardan todavía los genes primitivos de la aventura.

Montañero en el Bivouac des Dames Anglaises en la vertienete italiana del Mont Blanc

 

El respeto al entorno como actor principal

Tanto como en la sociedad, como especialmente en la Arquitectura, el término que más rodea a los Refugios de Montaña y a la montaña es el de cambio climático. No es para menos. La construcción de edificios supone un 38% de las emisiones de CO2 a nivel global. Por lo tanto, controlar la construcción, la eficiencia energética y el funcionamiento del refugio se ha convertido en una asignatura esencial. Aunque es innegable la existencia de la mayoría de ellos precisa de un helicóptero para ser suministrados, construidos o renovados.

En ámbitos constructivos, reducir emisiones y buscar la eficiencia energética. La construcción de refugios en los Alpes se ha convertido en un campo de pruebas de materiales y técnicas que puedan convertir estos edificios en totalmente autosuficientes. Los experimentos llevados a cabo sobre impermeabilización, aislamiento, ensamblaje, energías renovables, resistencia al viento, a avalanchas, etc. El campo de pruebas resulta perfecto, pues las condiciones pueden llegar a ser de temperaturas de entorno a -30 ºC o vientos de hasta 150 km/h.

Detalle constructivo de la fachada del Refugio Monte Rosa
Estudio de soleamiento en el Refugio de L'Illa en Andorra
Estudios de la construcción de la Cabaá Gervasutti en el Taller de LEAPFactory.
Planos del proyecto de ejecución del Refugio de Gôuter

De esta manera, podemos entender que la Arquitectura de Alta Montaña, en concreto la Arquitectura Alpina es esencial para la arquitectura global, como un área de pruebas. Las tecnologías desarrolladas a 4000 m de altitud de aislamiento, producción y tratamiento de agua y obtención de energías renovables, entre otros, son un ejemplo para ser utilizadas en lugares mucho menos extremos, consiguiendo edificios que reduzcan ese 38% de huella de carbono. Claro que el concepto de sostenibilidad en arquitectura todavía tiene mucho recorrido por delante.

Por todo lo mencionado anteriormente, el refugio de montaña se ha vuelto esencial a día de hoy. Por su labor social, por su labor educativa, y por su labor pionera. Es impresindible cuidar y mantener estos lugares, que son uno de los mayores legados que dejaremos a las futuras generaciones de alpinsitas.

 

 

 

 

Artículos relacionados:


15 Comentarios Escribe tu comentario

  • #1
    Fecha comentario:
    07/12/2023 10:18
    #1
    Muy instructivo, gracias por compartir . El Refuge Cosmiques, es una pasada, no conocía ese pedazo de construcción.

    :+:

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #2
    Fecha comentario:
    07/12/2023 12:48
    #2
    Excelente report Ignacio :+:

    Pepe

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #3
    Fecha comentario:
    07/12/2023 23:18
    #3
    ¡Chapeau!

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #4
    Fecha comentario:
    07/12/2023 23:24
    #4
    brutal! gracias! 👏

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #5
    Fecha comentario:
    09/12/2023 11:41
    #5
    Muy interesante, me ha gustado mucho!

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #6
    Fecha comentario:
    11/12/2023 09:19
    #6
    muy bueno
    impresionantes lugares :+:

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #7
    Fecha comentario:
    11/12/2023 10:27
    #7
    Muy interesante! :+:

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #8
    Fecha comentario:
    12/12/2023 06:46
    #8
    #1 Sí, ese yo sólo he tenido la oportunidad de verlo desde lejos y es espectacular!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #9
    Fecha comentario:
    12/12/2023 06:46
    #9
    #2 Muchas gracias Pepe!!!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #10
    Fecha comentario:
    12/12/2023 06:47
    #10
    #4 Muchas gracias a vosotros por leerlo!!! ;)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #11
    Fecha comentario:
    12/12/2023 06:47
    #11
    #5 Muchas gracias!!! me alegro que te guste =)

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #12
    Fecha comentario:
    12/12/2023 06:48
    #12
    #6 Son tremendos!! muchas gracias por leerlo!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #13
    Fecha comentario:
    12/12/2023 06:48
    #13
    #7 ME alegro qu te gustae!!! un abrazo

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!
  • #14
    Fecha comentario:
    16/12/2023 01:10
    #14
    Que buen artículo!

    karma del mensaje: 17 - Votos positivos: 1 - Votos negativos: 0

  • #15
    Fecha comentario:
    17/12/2023 22:05
    #15
    #14 Gracias Ines!

    karma del mensaje: 0 - Votos positivos: 0 - Votos negativos: 0

    • Gracias!

Escribe tu comentario





 

Si este mensaje tiene un solo insulto, no te molestes en enviarlo, porque será eliminado.
AVISO: La IP de los usuarios queda registrada

Los comentarios aquí publicados no reflejan de ningún modo la opinión de Arquitectura y Montaña. Esta web se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no considere apropiados para este contenido. AVISO: La IP de los usuarios queda registrada, cualquier comentario ofensivo será eliminado sin previo aviso.



Lo más leído: