Resumen del partido de liga entre el Barcelona y el Real Mallorca. | LPF

24

El Mallorca llegó tarde al partido ante el Barça. Se puso a jugar a falta de diez minutos para terminar el encuentro cuando el marcador era de dos a cero y Raíllo consiguió acortar distancias (2-1). Era el minuto 78. Hasta ese momento el equipo rojillo regaló el encuentro, el campo, el partido y los puntos. Con dos a cero Aguirre puso a jugar a su equipo. Entraron Salva, Kang In y Take y el Malloca dio un paso adelante. Sin embargo, el mensaje del primer tiempo fue echarse atrás y evitar la goleada. Así de claro. Ante el peor Barça desde hace muchos años el equipo rojillo entregó demasiados minutos a un rival que no se pensaba ni en el mejor de sus sueños encontrar a un rival tan entregado. Ahí, donde ganaron Cádiz y Rayo, resultaba más o menos claro que el Mallorca no lo haría.

En la primera parte el choque exhibió el guion previsto. El Mallorca se echó atrás y el Barça aprovechó para ir poco a poco inclinando el campo a su favor. Es lo que tiene este tipo de partidos cuando las intenciones son tan claras en la hoja de alineaciones que presentan los entrenadores la hora antes de que ruede el balón. Con el mensaje claro de salir a no perder, los de Aguirre plantaron el autobús detrás esperando encadenar minutos sin recibir ningún gol y por lo tanto seguir vivos en el choque. Hasta el minuto 24 este tratado de intenciones fue perfecto, pero Memphis lo rompió con el tanto que puso por delante al Barcelona.

Todo lo que ocurrió antes fue un preludio de lo sucedería más tarde. Se lució Sergio Rico a los cinco minutos rechazando un cabezazo a bocajarro de Aubamyang. Salvó el andaluz una oportunidad clarísima, la primera, del conjunto azulgrana. El Mallorca, preocupado por defender primero con la línea de cuatro y después con la de cinco incomodaba el juego rival, pero no amenazaba.

Noticias relacionadas

Cazar una oportunidad de gol era como ganar a la lotería sin jugar y eso sucedió poco antes de los veinte minutos cuando Oliván sacó un centro al corazón del área para que llegara Fer Niño a la carrera y enviara el balón a la grada. El atacante perdonó a puerta vacía. Tal vez llegó forzado y con una velocidad que no le permitió rematar con precisión. Tocaba seguir. A los 22 minutos Araujo marcó en fuera de juego, muy justo, pero el tanto no subió al marcador. Dos minutos después sí lo hizo. Jordi Alba lanzó un centro desde su costado a la zona de centrales del Mallorca, Russo perdió la posición y el hombre, y ahí Memphis se encontró con espacio, metros, césped y balón y con un Maffeo que hizo lo que pudo para detenerle. Todos los esfuerzos resultadron inútiles. El neerlandés entró en el área y fusiló a Sergio Rico. Uno a cero y a remar en contra.

A partir de ahí el escenario no fue para nada cambiante. Piqué se fue lesionado. Este hombre no puede con tanto ajetreo y dejó su lugar a Eric. En el Mallorca lo importante era llegar vivo al final del primer tiempo y no encajar otro gol y eso se consiguió. Un disparo lejano de Frenkie de Jong por encima de larguero y un telegrafiado chut de Antonio Sánchez desde la frontal que no causó excesivos problemas a Ter Stegen sellaron el final del primer tiempo.

El peor Barça en años ganaba sin hacer nada a un Mallorca que durante el primer tiempo quiso jugar a ser el equipo pequeño. En la reanudación los primeros minutos fueron un monólogo azulgrana en su intención de liquidar el partido más o menos por la vía rápida. El Mallorca solo jugó a defender y cuando esto ocurre ante un equipo como el Barcelona lo más normal es que el segundo caiga rápido. Avisó Gavi en un primer aviso a los 49 y a los 53 Busquets, sí, Busquets, que no marca nunca, ayer controló en la frontal del área, buscó y buscó espacio y encontró hueco para chutar y marcar. Rico, tapado por una nube de compañeros, nada pudo hacer. Dos a cero y a esperar que eso se detuviera aquí, que solo fuera una derrota anunciada, esperada y buscada sin llegar al calificativo de humillante.

El Mallorca regala la victoria al Barça

Eso era lo único que en ese escenario se pretendía evitar. Ferran anotó el tercero, pero el VAR anuló la acción por fuera de juego. Solo quedaba agitar el partido con Kang In, Take y Salva en los últimos minutos. Y lo agitó. Salva metió un balón precioso a Raíllo al interior del área para que este marcara y situara el dos a uno en el marcador. Qué tarde era. El Mallorca no supo a partir de ahí incomodar más al Barcelona, no supo meterle el miedo en el cuerpo. Nadie contaba con ganar en el Camp Nou. El que menos, el entrenador. Ahora toca vencer sí o sí al Granada el sábado. Lo del Camp Nou mejor olvidarlo.

Ficha técnica

2 - Barcelona: Ter Stegen; Alves (Lenglet, min.89), Piqué (Eric García, min.28), Araujo, Jordi Alba; Sergio Busquets, Gavi, Frenkie de Jong; Memphis, Ferran (Ansu Fati, min.75) y Aubameyang (Dembélé, min.75).

1 - Mallorca: Sergio Rico; Maffeo, Valjent, Russo, Raíllo, Oliván; Dani Rodríguez (Grenier, min.59), Battaglia (Kang-In-Lee, min.69), Antonio Sánchez (Salva Sevilla, min.69); Fer Niño (Kubo, min.59) y Ángel (Hoppe, min.89).

Goles: 1-0, min.25: Memphis. 2-0, min.54: Busquets. 2-1, min.79: Raíllo.

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Amonestó a Gavi, min.35) y Jordi Alba (min.90+1), del Barcelona; Raíllo (min.62), Grenier (min.64) y Maffeo (min.90+1)

Incidencias: Partido de la jornada 34 disputado en el Camp Nou ante 62.789 espectadores. Antes del partido, los equipos de hockey hielo y voleibol femenino del club han ofrecido sus títulos ligueros. También se guardó un minuto de silencio en recuerdo a Josep Palau, jugador del Barcelona (1968-69) y entrenador y responsable de la Agrupación Barça Veterans