'Dejar el mundo atrás': La casa que Netflix ha hecho famosa por la película de Julia Roberts y Ethan Hawke