Victoria Beckham solo comió verduras, caramelos de menta y agua de coco en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio | Gente | EL PAÍS

Victoria Beckham solo comió verduras, caramelos de menta y agua de coco en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

El chef Dani García ha contado en ‘El Hormiguero’ que la creación del menú para el futbolista y la presentadora fue “un esfuerzo brutal”, pero que hubo dos invitados que mostraron problemas: la diseñadora británica y Pablo Motos

Victoria y David Beckham a su llegada a la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio, celebrada en Sevilla el 15 de junio de 2019.
Victoria y David Beckham a su llegada a la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio, celebrada en Sevilla el 15 de junio de 2019. / Cordon Press / Cordon Press

A mediados de junio de 2019, Sevilla se paralizaba ante un multitudinario enlace: el de Sergio Ramos y Pilar Rubio. El futbolista y la presentadora se casaban en la catedral hispalense ante casi 500 invitados, entre ellos cantantes, toreros, rostros televisivos y muchos futbolistas. Entre los más esperados estuvieron David y Victoria Beckham, que tras la celebración religiosa también acudieron a la fiesta y a la cena posterior celebrada en la finca La Alegría, propiedad de Ramos en la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación, para la que el chef Dani García preparó un completo menú.

Ha sido ahora, tres años después y durante una visita al programa de Antena 3 El Hormiguero, cuando el cocinero ha explicado cómo fue preparar aquella cena y ha desvelado algunos detalles que le llamaron la atención y lo melindrosos que se mostraron algunos invitados. En concreto, el chef malagueño ha contado que hubo dos personas que fueron quisquillosas con el menú que había diseñado: el propio presentador del programa, Pablo Motos, y la diseñadora británica Victoria Beckham.

García ha querido dejar claro que quedó “encantado” con el diseño de la cena y con cómo se gestionó todo. “Fue increíble. Ya no digo una boda. Creo que no haré un evento jamás en la vida de ese nivel tan sumamente personalizado”, aseguró. Sin embargo, también reconoció que todo aquello fue “un marrón”: “A nivel creativo fue un esfuerzo brutal”. Por eso le resultó chocante el cambio que la ex Spice Girl quiso hacer con prácticamente todo. “Fue muy raro, cambió todo el menú”, recordaba. “Te da pena porque cuando haces un menú, hay un esfuerzo, no solo nosotros, sino los novios, todo el equipo, por hacer un menú único...”. Pero al parecer el de la diseñadora era “totalmente diferente”. “Solo a base de verduritas y tal”, contaba. “Era muy curioso, tenía agua de coco siempre, constantemente, y un bol de caramelos de menta. De verdad que no lo he visto en mi vida”, relataba sorprendido. Además, contó que al otro lado de la mesa tenía gel hidroalcohólico, en una época antes de la pandemia de covid-19 en la que el gesto de usarlo con frecuencia no era nada habitual. “Fue complejo darle el menú”, rememoró.

Esta no es la primera vez que alguien habla con conocimiento de causa de las restricciones alimenticias de la creadora británica. En septiembre, durante una entrevista para el podcast River Cafe Table 4, ella misma se calificó de “pesadilla” como comensal en los restaurantes, puesto que no toma carne, lácteos, aceite, salsas ni mantequilla. En el mismo programa su marido, David, explicó con humor que “desafortunadamente” está casado “con alguien que ha comido lo mismo durante los últimos 25 años”. Contó que Victoria siempre consume lo mismo: pescado a la parrilla y verduras al vapor, y que casi nunca “se desvía de eso”, algo que para él no es fácil como amante de la buena mesa que es. “La única vez que probablemente compartió algo que estaba en mi plato fue cuando estaba embarazada de Harper y fue lo más increíble. Fue una de mis veladas favoritas. No recuerdo qué era, pero sé que no lo ha comido desde entonces”, rememoraba.

Por otra parte, durante la charla en El Hormiguero, Dani García también arremetió sutilmente y entre risas contra Motos. “Después de currarme una hamburguesa de wagyu con mi salsa, que es lo mejor que tenemos, que es brutal, dice: ‘Bueno, no, quiero la salsa aparte, la guarnición’. Como un niño pequeño”, reía el chef. “Tampoco te di tanto por saco, ¿no? Al final, ¿qué hice? ¿Quitar ingredientes?”, preguntaba Motos. “Es difícil”, afirmaba el cocinero. “Nosotros intentamos hacer feliz a todo el mundo”, a lo que el presentador aseguraba: “A mí me hiciste feliz”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS

Inicia sesión o regístrate gratis para continuar leyendo en incógnito

Suscríbete y lee sin límites

Ver opciones de suscripción