Memphis y Sergio Busquets le dan la victoria al Barsa en el regreso de Ansu Fati

Memphis y Sergio Busquets le dan la victoria al Barsa en el regreso de Ansu Fati

El FC Barcelona ganó su partido contra el Mallorca tras caer tres veces seguidas en el Camp Nou con goles de Memphis y Busquets en el regreso de Ansu Fati a las canchas.

Publicado el
El centrocampista del FC Barcelona Sergio Busquets (2i) celebra el gol conseguido ante el Mallorca, durante el partido de Liga en Primera División que disputan FC Barcelona y RCD Mallorca. Foto Prensa Libre (EFE)
El centrocampista del FC Barcelona Sergio Busquets (2i) celebra el gol conseguido ante el Mallorca, durante el partido de Liga en Primera División que disputan FC Barcelona y RCD Mallorca. Foto Prensa Libre (EFE)

El Barça se impuso por 2-1 al Mallorca en el Camp Nou con un gol de Memphis Depay en el primer tiempo y otro de Sergio Busquets en el segundo y dejó en una anécdota el tanto de Antonio Raíllo en el tramo final del encuentro.

Regresaba el Barsa al Camp Nou, un templo maldito en los últimos tres partidos ante el Eintracht Fráncfort, el Cádiz y el Rayo Vallecano. Y lo hacía sin Dembélé, renqueante en el banquillo por una amigdalitis. Xavi sorprendió con un alineación sin extremos puros, algo que desde su llegada al banquillo del Camp Nou pocas veces había sucedido.

Memphis se situó en la izquierda y Piqué, que en las últimas tres derrotas no había jugado aquejado de sus molestias en el aductor, en el eje defensivo. Duro 28 minutos encima del césped el central barcelonés, pero su jerarquía la agradeció su equipo ante un Mallorca que visitó el Camp Nou con hasta cinco cambios en la alineación.

El delantero neerlandés hizo el primero en el minuto 25 al fusilar a Sergio Rico tras un pase largo de Jordi Alba y el español recuperó una pelota en la frontal del área y la cruzó para hacer el 2-0 en el 54. En el minuto 75, reapareció en el terreno de juego Ansu Fati, que no disputaba un partido desde el 20 de enero a causa de una lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Desde que Ansu Fati se rompió el menisco interno de la rodilla izquierda el 7 de noviembre en partido de Liga ante el Betis en el Camp Nou tan solo ha podido jugar, con el de este domingo ante el Mallorca, 11 de los 93 partidos oficiales disputados por el Barsa. Es decir, un 10,23% de los encuentros.

Además, el pasado verano se perdió la posibilidad de disputar la Eurocopa con la selección española absoluta y de formar parte de la convocatoria para los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que España logró la medalla de plata.

Su último percance fue el 20 de enero en San Mamés. Era el segundo partido que disputaba desde su última reaparición, que tuvo lugar en las semifinales de la Supercopa de España ante el Real Madrid en Riad (Arabia Saudí).

Por su parte, el Mallorca recortó distancias en el minuto 79 cuando Antonio Raíllo se estiró dentro del área para rematar un centro a balón parado de Salva Sevilla.

Consciente de que su batalla por la permanencia se jugará en las próximas cuatro jornadas, Aguirre movió el banquillo y vitaminó a su equipo, que avanzó líneas para apretar al Barsa en la salida del balón. Su valentía tuvo premio. A diez minutos para el final, Raíllo cazaba con el muslo una falta servida por Salva Sevilla. El Barsa no titubeó para cerrar la ansiada victoria.