Jane Fonda asegura que Jennifer López salvó su carrera

Jane Fonda asegura que Jennifer López salvó su carrera

·2 min de lectura
Jane Fonda credit:Bang Showbiz
Jane Fonda credit:Bang Showbiz

Jane Fonda atribuye a Jennifer López el mérito de haber resucitado su carrera después de 15 años sin conseguir un papel.

La actriz, de 84 años, hizo la afirmación mientras hablaba de su larga trayectoria artística como intérprete, activista y gurú del fitness.

Y es que, a pesar de su estatus de icono, Jane dijo que no fue hasta su papel junto a JLo, de 53 años, en la película de 2005, 'Monster-in-Law', que su carrera tomó un nuevo vuelo.

Aunque la crítica se mofó de ella, Jane consideró sorprendentemente que la cinta era "lo único inteligente" que había hecho en su carrera laboral.

Antes de ella, no había protagonizado una película desde 1990, cuando interpretó el personaje principal de 'Stanley e Iris', junto a Robert De Niro.

La ganadora de dos premios de la Academia fue citada en el Daily Mirror diciendo: "El mayor golpe de suerte fue conseguir el papel en 'Monster-in-Law' en un momento de mi carrera en el que llevaba 15 años o más sin actuar. Fue con Jennifer López y significó un gran regreso para mí. Tenía casi 65 años cuando recibí este guión de la nada. Fue lo único inteligente que hice en mi carrera. Pensé: 'La gente va a ver la película por JLo, pero redescubrirán a Fonda', y así fue".

Tras el papel junto a Jennifer, la actriz consiguió papeles como el de Nancy Reagan, en 'El mayordomo' y Grace Hanson, en 'Grace y Frankie’, de Netflix.

Jane también ha dicho que se siente más joven a los 84 años que a los 20. Recientemente admitió que se sentía "perdida" cuando era más joven y era "muy infeliz, vieja y no sentía que fuera a vivir mucho tiempo".

Pero ha dicho que se arrepiente de haberse sometido a un lifting en una batalla por revertir los efectos del tiempo en su rostro.

La estrella de Hollywood admitió que "no está orgullosa" de la operación y que no volvería a someterse a una: "Me hice un lifting y dejé de hacerlo porque no quiero tener un aspecto distorsionado. No estoy orgullosa de haberme hecho uno. Ahora, no sé si tuviera que volver a hacerlo si lo haría. Pero lo hice. Lo admito".