Reino Unido vuelve a retrasar los controles del 'Brexit'
Enlaces accesibilidad
'Brexit'

El desabastecimiento y la pandemia obligan a Reino Unido a retrasar por segunda vez los controles del 'Brexit'

  • La obligación de realizar declaraciones y controles aduaneros completos ha sido aplazada hasta el 1 de enero de 2022
  • La escasez de trabajadores en logística deja a supermercados y restaurantes sin acceso a toda su gama de productos

Por
Desabastecimiento y falta de mano de obra: principales consecuencias del 'Brexit'

Reino Unido ha decidido este martes retrasar por segunda vez algunos de los controles de importación post-Brexit debido a los problemas de desabastecimiento que afronta el país. El país no dispone de suficientes trabajadores en el sector de la logística para renovar de forma eficiente el stock de supermercados y restaurantes.

Los estragos de la pandemia y parte de las medidas aduaneras que se comenzaron a aplicar este año están ejerciendo una fuerte presión sobre las empresas británicas.

Fuentes de la industria del sector logístico y aduanero han afirmado a Reuters que la infraestructura del gobierno no está preparada para llevar a cabo todos los controles antes del 1 de octubre. Por esa razón, la obligación de realizar declaraciones y controles aduaneros completos ha sido retrasada hasta el 1 de enero de 2022 y las declaraciones sobre seguridad y protección serán requeridas a partir del 1 de julio del mismo año.

Aunque la medida es bien recibida por algunos miembros del sector logístico, el sector de la alimentación y las bebidas ha criticado al Gobierno por el retraso en el anuncio. Los nuevos controles de los productos alimentarios debían entrar en vigor dentro de 17 días.

"El reiterado fracaso en la aplicación del Reino Unido de los controles fronterizos completos de las importaciones de la UE desde el 1 de enero de 2021 socava la confianza entre las empresas", ha defendido Ian Wright, director de la Federación de Alimentos y Bebidas (FDF, por sus siglas en inglés) que representa a más de 800 empresas. "Peor aún, en realidad ayuda a los competidores", denuncia.

Supermercados y restaurantes, bajo mínimos

Las empresas británicas y los clientes se han quejado en los últimos meses de que la escasez de trabajadores en logística, conducción y almacenes ha provocado grandes retrasos en las entregas, y algunos supermercados y restaurantes tienen dificultades para abastecerse de toda la gama de productos.

La FDF cree que Reino Unido podría sufrir una escasez permanente de productos, si bien considera que nunca se llegará al desabasteciendo total. Como el gran problema actual es la falta de conductores de vehículos pesados, los establecimientos deben elegir qué productos prefieren que les sean entregados antes, siendo imposible mantener un stock completo.

Una falta de trabajadores en el sector logístico que relacionan de forma directa con los ciudadanos de la UE que abandonaron el país tras el Brexit, unido a las medidas anticovid.

Por ello, Wright ha propuesto la aplicación piloto de 30.000 visas para que los trabajadores vayan al Reino Unido por hasta seis meses, así como un paquete de medidas para ayudar a abordar la escasez de conductores de vehículos pesados ​​que pueda agilizar el proceso para obtener una licencia.

Reportajes 5 Continentes - Brexit: seis meses de la desconexión definitiva - Escuchar ahora

Pérdida de competencia con la UE

La industria británica argumenta que mientras los productores europeos pueden seguir vendiendo a Reino Unido sin el coste adicional y las molestias de una frontera aduanera completa, los productores británicos se enfrentan a lo contrario. En el primer semestre de 2021, las ventas de alimentos y bebidas a Alemania, España e Italia se han reducido a la mitad en comparación con 2019.

El ministro para el Brexit, David Frost, ha defendido la labor del Gobierno argumentando que había introducido un nuevo calendario "pragmático" para dar tiempo a las empresas a recuperarse de la pandemia.

Este retraso de los controles post-Brexit se debe a la elección de Reino Unido por una frontera aduanera completa, con controles de mercancías y un largo papeleo, eligiendo la plena autonomía sobre sus asuntos reglamentarios, en lugar de un alineamiento más estrecho con el bloque europeo.

Noticias

anterior siguiente