Álvaro Morata se vistió de héroe para llevar a España al Final Four de la Nations League