PUBLICIDAD

LETRAS

10 poemas escritos por pintores famosos que todo amante del arte debería leer

“La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega” – Leonardo Da Vinci

En ciertas ocasiones las palabras no alcanzan para describir lo que nos gustaría pintar en un lienzo, o las figuras y dibujos sobre un papel son insuficientes para ilustrar lo que queremos expresar al mundo. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para esas ocasiones tenemos dos artes hermanas, pues una le toma el brazo a la otra a falta de palabras o imágenes para expresar lo que el artista tiene en su mente y desea plasmar. La poesía y la pintura no están peleadas, ya que ambas desean transmitir lo mismo: el alma del creativo.

Muchos grandes artistas, desde Leonardo Da Vinci hasta Edvard Munch, han usado ambas para reflejar los párrafos y bocetos de sus corazones, y creemos que vale la pena explorar esa otra faceta desconocida de los grandes pintores: su poesía.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

La mariposa y la llama

Leonardo Da Vinci

Una mariposa multicolor estaba volando en la noche cuando vio, a lo lejos, una luz. Inmediatamente voló en esa dirección y acercándose a la llama comenzó a rodearla, mirándola con asombro.

¡Cómo era bonita!

No satisfecha con admirarla, la mariposa decidió hacer lo mismo que hacía con las flores fragantes. Se alejó y en seguida voló hacia la llama y pasó cerca de ella.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se había caído de repente, aturdida por la luz y muy sorprendida al ver que las puntas de sus alas estaban chamuscadas.

"¿Qué me pasó?" - Pensó.

Pero no podía entender. Era imposible creer que una cosa hermosa, como la llama podría causarle daño. Y así, después de juntar un poco de fuerza, sacudió sus alas y emprendió el vuelo otra vez.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Giró en círculos y una vez más fue al fuego, con la intención de aterrizar en él. Y luego cayó, quemada en el aceite que alimentaba la llama brillante y minúscula.

- ¡Maldita luz! - murmuró la mariposa agonizante - pensé que encontraría en ti la felicidad y en vez de eso encontré la muerte. Lamento este deseo absurdo, pues me di cuenta, demasiado tarde, para mi desgracia, qué tan peligrosa eras.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

- ¡Pobre mariposa! – respondió la llama - No soy el sol, como pensabas tontamente. Soy sólo una luz. Y aquellos que no consiguen acercarse con precaución, son quemados.

Esta fábula está dedicada a aquellos que, como la mariposa, se sienten atraídos por los placeres del mundo, haciendo caso omiso de la verdad. Entonces, cuando se dan cuenta de lo que han perdido, ya es demasiado tarde.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

CVII

Miguel Ángel Buonarroti

Mis ojos, que codician cosas bellas

como mi alma anhela su salud,

no ostentan más virtud

que al cielo aspire, que mirar aquellas.

De las altas estrellas

desciende un esplendor

que incita a ir tras ellas

y aquí se llama amor.

No encuentra el corazón nada mejor

que lo enamore, y arda y aconseje

que dos ojos que a dos astros semejen.

 

 A la estrella nocturna

William Blake

¡Tú, ángel rubio de la noche,

ahora, mientras el sol descansa en las montañas, enciende

tu brillante tea de amor! ¡Ponte la radiante corona

y sonríe a nuestro lecho nocturno!

Sonríe a nuestros amores y, mientras corres los

azules cortinajes del cielo, siembra tu rocío plateado

sobre todas las flores que cierran sus dulces ojos

al oportuno sueño. Que tu viento occidental duerma en

el lago. Di el silencio con el fulgor de tus ojos

y lava el polvo con plata. Presto, prestísimo,

te retiras; y entonces ladra, rabioso, por doquier el lobo

y el león echa fuego por los ojos en la oscura selva.

La lana de nuestras majadas se cubre con

tu sacro rocío; protégelas con tu favor.

 

Ver

Wassily Kandinsky

Lo azul, lo azul se elevó, se elevó y cayó.

Lo puntiagudo, lo sutil silbó y penetró, pero no perforó.

En todos los rincones retumbó.

Lo pardo espeso permaneció suspendido aparentemente por

toda la eternidad.

Aparentemente, aparentemente.

Debes separar más tus brazos.

Separarlos más. Separarlos más.

Y cubre tu cara con rojo paño.

Puede que ello no se perturbe en modo alguno y que sólo tú

te perturbes.

Blanco salto, después de blanco salto.

Y después de ese blanco salto, un blanco salto.

No está precisamente bien que no veas lo turbio: en lo turbio

estribas justamente eso.

Pues allí comienza todo —

— reventó.

 

 Las Sinfonías del Popocatépetl

Gerardo Murillo (Dr. Atl)

Sobre tu altura suprema todo es puro, oh Montaña: tus hielos, la atmósfera, mi pensamiento. De tu cúspide adormecida en el silencio de la noche, el hombre como sobre un pedestal, levanta una gigantesca estructura y sumerge en las lejanas promesas del firmamento constelado la inquietud de la mirada.

El Universo entero derrama sobre el Volcán el imponderable fluido —llueve luz— llueve luz del Cosmos sobre el Mundo y la Montaña baña su cima nebulosa infinita del Caos pulverizado en soles.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

[septiembre de] 1936

Pablo Picasso

si el enternecedor recuerdo del cristal roto en su ojo no diera la hora en las campanadas que perfuman el azul tan cansado de amar del vestido que susurra que lo envuelve el sol puede en cualquier momento estallar en su mano pero esconde las garras y se duerme a la sombra que proyecta la mantis religiosa mordisqueando una hostia mas si la curva que agita la canción colgada en la punta del anzuelo se enrosca y muerde en su centro el cuchillo que la seduce y colorea y el ramo de estrellas de mar grita su desamparo el pisto trágico del ballet de moscas sobre la cortina de llamas que hierve en el borde de la ventana

 

Anémic Cinéma

Marcel Duchamp y Man Ray

Luna estática, eje que no perturba el movimiento.

Gira el engrane del mundo,

la forma de todas las formas

se da cita en el vaivén cíclico

que va desnudando al personaje.

Espiral que emprende su destino,

famélico obús desgastado por el tiempo.

Excavemos la exquisita éxtasis del extraño extremo,

la forma circular en donde se desarticulan las palabras.

 

Metamorfosis de Narciso

Salvador Dalí

Fuente de vida

 de noches sin mañanas

yo puedo llegar al surtidor

donde he visto súbitamente

la imagen tan amada

que llevaba grabada

en el fondo de mis entrañas.

 

Yo sé dónde está

el pan de vida

tan blanco es

que cerrando los ojos

lo continuo a ver por transparencia

pan de vida

yo sé dónde está el horno

en las llamas del cual

he visto prefigurada

la imagen tan amada

de Gala tan amada

horno que las totémicas guirnaldas

le sirven de adorno.

 

Yo sé dónde está

en el fondo de la tierra

el bloque de mármol

donde está contenida

la imagen de Gala tan amada.

Cuatro elementos obsesionan mi Gala

aire, agua, fuego y tierra

que corresponden a mi Gala

que conocí antes de nacer.

¡Aire, aire! es el que respiro

de noche y de día

veo sin cesar la imagen de mi Gala tan amada

el recuerdo de mi Gala tan amada

donde respiro sin cesar

de noche y de día

¡el aire, el aire!

de mi Gala tan amada.

 

En el fondo sin mañanas

el agua se vierte sin fin

en el surtido del jardín

donde he visto detalladamente

el rostro de mi Gala

tan poco amada.

 

 

Frida Kahlo

Si tan solo tuviera cerca

de mí su caricia

Como a la tierra el aire se la da

la realidad de su persona, me haría

más alegre, me alejaría

del sentido que me llena

de gris. Nada ya sería

en mi tan hondo, tan

final. Pero ¡cómo le explico

mi necesidad enorme de ternura! Mi soledad de años

Mi estructura inconforme

por inarmónica

por inadaptada

Yo creo que es mejor irme, irme y no escaparme.

Que todo pase en un instante

Ojalá.

 

Edvard Munch

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

"Paseaba por el camino/ con dos amigos/ cuando se puso el sol/ De pronto el cielo se tornó rojo sangre/ Me paré, me apoyé sobre la valla/ extenuado hasta la muerte/ sobre el fiordo y la ciudad negros azulados/ la sangre se extendía en lenguas de fuego/ Mis amigos siguieron y yo me quedé atrás temblando de angustia y sentí que un inmenso grito infinito recorría la naturaleza.”

 

Los senderos del arte se combinan, se encuentran y se alejan después; se nutren entre sí y marcan a otros tipos de creaciones, pues la creación artística tiende a la metamorfosis, por eso no es extraño que quienes se dedican a ello incursiones en otras disciplinas para intentar verter su espíritu a través de otro tipo de expresiones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La poesía toca a todos los corazones, incluso a aquellos que parecerían impenetrables, como el de estos hombres imbricados en la política que escribieron hermosos poemas dignos de la ilusión y asombro del espíritu.

**

Las imágenes que acompañan este artículo pertenecen a la artista Julie de Waroquier, conoce más sobre su trabajo en su página oficial

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD