El primer vestido de novia de Teresa Andrés, al detalle: del estilo fallera a las joyas vintage
Por fin ha llegado el gran día de la influencer Teresa Andrés Gonzalvo e Ignacio Ayllon, que este viernes, 8 de julio, por fin han cumplido su sueño de caminar hacia el altar y consolidar su relación en el imponente Monasterio de El Puig de Santa María, ubicado cerca del centro de Valencia.

Un enclave en el que siempre soñaron dar este paso que la valenciana ha planeado hasta el último detalle. Cientos de invitados, entre ellos rostros de lo más conocidos de las redes sociales (María Pombo, Dulceida, Laura Escanes…), escenarios de ensueño y hasta tres vestidos de novia firmados por Navascués marcarán este día que todos podremos seguir casi en riguroso directo desde Instagram, donde muchos de sus compañeros de profesión llevan horas colgando contenido desde dentro para gran deleite de sus fans.

¿Lo más deseado? El esperadísimo (y también ultra secreto) primer vestido de novia de Teresa que, como el de la preboda, fue diseñado con cariño y dedicación por Cristina Martínez-Pardo, alma mater de la marca.

Entrada de Teresa Andrés. (dacapo.music.oficial) © Proporcionado por Vanitatis Entrada de Teresa Andrés. (dacapo.music.oficial) Entrada de Teresa Andrés. (dacapo.music.oficial)

Pues bien, por fin tenemos la primera foto de Teresa camino al altar, del brazo de su hermano Toño y al son de la banda sonora de Gladiator. Para esta primera parte de la boda, la influencer se ha decantado por un vestido que a simple vista podría parecer un dos piezas compuesto por una falda de corte recto (uno de sus cortes favoritos) y un corpiño con manga larga y escote triangular inspirado en el del traje de fallera. Completamente envarillado y armado, sin duda refleja su pasión por esta fiesta que con tanto orgullo ha celebrado desde pequeña.

En los pies, de nuevo el clasicismo que la caracteriza: el famoso modelo Hangisi de Manolo Blahnik, en color blanco, con el que Sarah Jessica Parker en su papel de Carrie Bradshaw caminó al altar.

La historia de su velo royal

No obstante, el plato fuerte estaba en el velo elegido: una fabulosa mantilla que perteneció a una de las casas reales más importantes de Europa. Confeccionado en 1832 con la técnica del encaje de Bruselas y el punto de aguja tiene unas medidas muy poco habituales: se trata de una pieza única más de 3 metros de ancho. Los expertos apuntan a que cada centímetro cuadrado tardó en bordarse una media de 50 horas.

Su dueña, de la que no ha trascendido la identidad, lo preservó con tal dedicación que cinco generaciones después fue adquirido por la socialité y aristócrata estadounidense Bárbara Hutton para casarse en 1933 con el príncipe de Georgia Alexis Mdivani en una de las grandes bodas de la época. Lamentablemente, tan solo estuvieron casados tres años por lo que el velo fue cambiando de manos hasta que Antigüedades Me Encanta (los mismos que cada año la visten de fallera) se lo hiceron llegar a Teresa que emocionada, lo ha lucido hoy en su boda.

Detalle del velo. (Redes) © Proporcionado por Vanitatis Detalle del velo. (Redes) Detalle del velo. (Redes)

Un trozo del velo de Eugenia de Montijo

Este no será el único velo que ha lucido en su gran día. Uno de los sueños de Teresa era llevar a cabo el emotivo rito del velo durante la ceremonia religiosa y lo ha hecho con una pieza de coleccionista: un trozo del velo de encaje de Bruselas que lució la emperatriz Eugenia de Montijo durante su boda con Napoleón III y que fue recuperado de una de las herencias que pasaron de mano en mano hasta nuestros días por este mismo anticuario.

Sus bordados, en los que se aprecia un dibujo que imita ramos de flores y hojas, no dejan lugar a dudas de a quién perteneció: en los laterales, el dibujo borda intrincadas “e” mayúsculas, en honor a la emperatriz que lució en su gran día.

Joyas vintage los años 50

Teresa se ha decantado por una exclusiva pieza de joyería vintage que se remonta a los años 50 de Joyas Antiguas Sardinero. No es la primera vez que Gonzalvo confía en los diseños de la firma para elevar su estilismo.

En este caso, las joyas que han embellecido el impecable vestido de Navascués han sido unos preciosos pendientes vintage con montura de cuatro garras realizados en oro blanco de 18 quilates. El diseño cuenta con dos diamantes naturales talla brillante de 0,40 quilates.

Pendientes de Teresa Andrés. (Cortesía Joyerías Sardinero) © Proporcionado por Vanitatis Pendientes de Teresa Andrés. (Cortesía Joyerías Sardinero) Pendientes de Teresa Andrés. (Cortesía Joyerías Sardinero)

Un look de sobresaliente que la influencer remató con un maquillaje y peinado impecables. Apostando, como siempre, por la naturalidad en sus maquillajes con ese efecto ‘sun kissed’ tan favorecedor para su piel, la influencer no ha querido arriesgar con el maquillaje en el que será uno de los días más importantes de su vida y ha optado por tonos naturales y nude con los que se siente más cómoda en su día a día. Su maquilladora habitual, Mara Fervi, se ha decantado por un look en el que destacan el rostro iluminado, ojos ahumados y labios nude; realizado con productos de Dior Beauty.

Teresa Andrés Gonzalvo. (Dior Beauty) © Proporcionado por Vanitatis Teresa Andrés Gonzalvo. (Dior Beauty) Teresa Andrés Gonzalvo. (Dior Beauty)
Microsoft y los asociados pueden obtener una compensación si compras algo mediante los vínculos recomendados de esta página.
TEMAS PARA TI
Danos tu opinión

¿Te gustó la historia?

Indica que te gusta en Facebook para ver historias similares


Cuéntanos tu opinión de MSN

Agradecemos tus comentarios.

Indica una valoración global para el sitio: