La casa real británica tiene un extenso patrimonio. Casas, castillos y palacios reales que, en su mayoría, pertenecen a la reina Isabel II, pero en el que viven la mayor parte de la familia. Eso sí, no lo hacen gratis, sino que pagan a la soberana mensualmente por estar ahí.

Aunque existen excepciones, como es el caso de los príncipes Carlos y Guillermo junto a sus parejas, Camilla de Cornualles y Kate Middleton, quienes viven gratis en sus residencias, hay otros miembros a los que sí se les cobra una renta, que se gestiona a través de The Crown Estate, la empresa encargada de recaudar todos los arrendamientos de la corona.

Artículo recomendado

La reina Isabel II hace saltar las alarmas de nuevo sobre su salud tras cancelar un acto en Balmoral

La reina Isabel II hace saltar las alarmas de nuevo sobre su salud tras cancelar un acto en Balmoral

Este es el caso del príncipe Andrés, que vive en Royal Lodge, una residencia propiedad de la corona y en la que todavía hoy reside junto a Sara Ferguson. El duque de York tiene un contrato de arrendamiento de 75 años desde 2003 y por el que pagó alrededor de un 1,2 millones de euros, lo que vendría a suponer un poco más de 300 euros a la semana.

Por su parte, los condes de Wessex viven en Bagshot Park junto a sus dos hijos y también tienen un contrato de arrendamiento, que se puede prolongar durante 150 años y por el que la pareja habría pagado cerca de seis millones de euros.

Bagshot Park

Bagshot Park, la residencia en la que vive el príncipe Eduardo junto a Sofía de Wessex y sus dos hijos

GTRES

En el caso de las princesas Eugenia y Beatriz de York, ambas vivieron juntas en el palacio de St. James durante 10 años a razón de 26.000 euros anuales, según ‘Insider’. Un alquiler que, eso sí, pagaba su padre. No obstante, tras su boda, la hija mayor del duque de York se trasladó primero a Ivy Cottage, aunque en la actualidad reside en River Lodge, mientras que su hermana continúa en la residencia que ambas compartían.

Por su parte, la princesa Ana reside en Gatcombe Park, en Gloucestershire, una vivienda que fue un regalo de Isabel II y que está valorada en unos 26 millones de euros, por lo que no paga alquiler a la corona. No obstante, la hija de Isabel II ocupa el castillo de St. James cuando reside en la ciudad y, en este caso, sí se trata de una propiedad real.

Artículo recomendado

Así es James, vizconde de Severs y nieto más joven de Isabel II

Así es James, vizconde de Severs y nieto más joven de Isabel II

En el extremo contrario se encuentran los que no pagan nada. Más allá de Isabel II, que este año ha establecido su residencia en el castillo de Windsor, el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles viven gratis en Clarence House. Junto a ellos, los duques de Cambridge no han desembolsado ni un euro por habitar el palacio de Kensington, lugar que este próximos eptiembre cambiarán por Adelaida Cottage, en el interior del castillo de Windsor y a donde se van a mudar próximamente.