La misteriosa técnica que María Estuardo utilizó para sellar su última carta antes de ser ejecutada

Cultura

La misteriosa técnica que María Estuardo utilizó para sellar su última carta antes de ser ejecutada

A través de un estudio, se ha especificado cómo la ex reina de Escocia mantuvo seguro el contenido de la última misiva que escribió

Óleo de la reina María I de Escocia presente en la National Portrait Gallery
Óleo de la reina María I de Escocia presente en la National Portrait Gallery

Cuando el internet ni se concebía y las distancias eran más grandes, las personas se comunicaban, cuando estaban lejos, a través de cartas. Una práctica ya bastante perdida, pero que dotaba a la relación entre personas de una magia y un romanticismo especiales. No obstante, con esta vía comunicativa también había una contra, y era la falta de intimidad o, más bien, el riesgo a que una de esas misivas fuera indeseablemente interceptada. Ante esto, existían técnicas de sellado y bloqueo de cartas, de tal manera que el emisario pretendía evitar que se leyera por nadie más que por el receptor. Y es el caso de María I de Escocia, o María Estuardo, ex reina entre 1542 y 1567, única hija legítima de Jacobo V y quien con seis días de edad sucedió a su padre en el trono. Falleció ejecutada, cuando la reina Isabel I de Inglaterra mandó que fuera decapitada en 1587. Pero, antes de esta tragedia, María Estuardo decidió escribir una carta, y utilizó una de esas técnicas de sellado: en particular, la de “bloqueo en espiral”.

Antes de su ejecución, María de Escocia escribió una misiva cuyo contenido quería que permaneciera en secreto, y ahora una investigación publicada en “Electronic British Library Journal” explica sus motivos y técnicas. La monarca utilizó un proceso de bloqueo en espiral para sellar un mensaje que era “una última voluntad y testamento y una apuesta por el martirio”, explican los estudiosos. Así, dirigió estas letras a su cuñado, Enrique III de Francia, la mañana de su ejecución en el castillo de Fotheringhay. Para ello, utilizó una serie de intrincadas técnicas de plegado y corte para cerrar la letra, que los investigadores describen como “uno de los ejemplos más espectaculares de bloqueo en espiral”.

Según explican en la introducción del estudio, el “bloqueo en espiral” es “una técnica de cierre de cartas extremadamente compleja y de gran seguridad”. Un proceso por el que un sustrato de escritura plano se convierte en su propio sobre, sistema de seguridad que fue “vital para asegurar casi todas las cartas enviadas durante siglos, a través de las culturas, las fronteras y las clases sociales, y que desempeña un papel integral en la historia de los sistemas de secreto como el eslabón perdido entre las técnicas de seguridad de las comunicaciones físicas del mundo antiguo y la criptografía digital moderna”. Entre los cientos de variantes de cierre de cartas identificadas hasta la fecha, el método de cierre en espiral es especialmente interesante porque regentes famosos, como Isabel I (1533-1603) y María, reina de Escocia (1542-1587), quienes tuvieron una habilidad excepcional para utilizarlo”, añaden los investigadores.

Si bien la misiva de Estuardo presenta manchas, que los expertos apuntan que podrían derivar de las lágrimas de la reina, también contiene un testimonio “poderoso y conmovedor”: “Señor, mi cuñado, habiendo sido arrojada por voluntad de Dios, por mis pecados creo, al poder de la Reina mi prima, en cuyas manos he sufrido mucho durante casi 20 años, finalmente he sido condenada a muerte por ella y sus estados”, reza la carta, según una traducción realizada por la Biblioteca Nacional de Escocia. “Me ejecutarán como a un criminal a las ocho de la mañana”, añade.

El proceso de bloqueo de cartas fue esencial en la Europa moderna temprana, ante todo para garantizar la seguridad de su contenido antes de que se fabricaran los sobres en el siglo XIX. Fue crucial en la “historia de los sistemas secretos”, permitiendo “la correspondencia global en el periodo moderno temprano, de manera tan fundamental como la codificación informática sustenta la comunicación digital de hoy”, explican los investigadores.