La reina Isabel asiste al bautizo de su bisnieta Mia, la hija de Zara Phillips y Mike Tindall en Gloucestershire

La reina Isabel asiste al bautizo de su bisnieta Mia, la hija de Zara Phillips y Mike Tindall en Gloucestershire

por hola.com

La sempiterna tranquilidad de Gloucestershire cedió por una vez a un gran bullicio. El motivo: el bautizo de la bisnieta menor de la reina Isabel, Mia, hija de Zarah Phillips y Mike Tindall. La pequeña, que nació el pasado enero, recibió las aguas bautismales en una pequeña iglesia de campo en Cherington (Gloucestershire) ante la presencia de la Reina. La soberana estuvo acompañada por su esposo, el Duque de Edimburgo; su nieto el príncipe Guillermo, y por la princesa Ana, abuela de la criatura.


VER GALERÍA



La Casa Real no había anunciado la ceremonia, pero un periodista paseaba por la zona y pudo hacer fotografías y grabar vídeo de la llegada de la Familia Real inglesa a la iglesia. El bautizo se celebró después de que el grupo almorzara en Gloucestershire, donde residen tanto la princesa Ana como la familia Tindall. Zara y su marido, el exjugador de rugby, fueron los primeros en llegar al templo, junto con Iain Balshaw, íntimo amigo del deportista. No hubo señales de la Duquesa de Cambridge ni de su pequeño, el príncipe George, para disgusto de sus muchos admiradores.

Y es que decenas de lugareños se congregaron en las inmediaciones de la pequeña iglesia para ver llegar a los miembros de la Familia Real inglesa. Su paciente espera fue recompensada cuando la Reina, siempre detallista y atenta con sus conciudadanos, les dedicó desde la distancia un considerado saludo instantes antes de entrar. El vicario, que es relativamente nuevo en las redes sociales, se confesaba "nervioso" ante la celebración de tan magno acontecimiento.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie