Irene de Grecia
Irene de Grecia - ABC

Irene de Grecia, la Princesa en la sombra, cumple 80 años

La hermana de Doña Sofía vive en España desde hace 40 años y es su gran apoyo

Doña Sofía: Así es hoy la vida de la Reina

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Irene de Grecia, la hermana, confidente y fiel escudera de Doña Sofía, cumple 80 años. Siempre discreta y en un segundo lugar, la tía del Rey es la figura en la sombra del Palacio de la Zarzuela, ese donde vivía la Familia Real y que ahora solo ocupan Irene y Sofía de Grecia. A sus 80 años, la hermana de Constantino, lleva en España desde 1968 aunque no fue hasta 2018 cuando el Ministerio de Justicia le concedía la nacionalidad española. Amante de la cultura indú, sigue practicando yoga, es vegana y no lleva accesorios de piel. Siempre a la sombra de la madre del Rey, no le gusta llamar la atención y sus estilismos suelen ser sobrios, no lleva maquillaje ni le gusta acudir a la peluquería.

Las Princesas Irene, la Reina Sofía y su hermano el Rey Constantino
Las Princesas Irene, la Reina Sofía y su hermano el Rey Constantino - ABC

La Princesa Irene nació en 1942 en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), cuando su familia vivía en el exilio durante la Segunda Guerra Mundial; entonces, Grecia sufría la invasión de italianos, primero, y de alemanes, después. La valentía y el esfuerzo de la Familia Real griega ayudó a restablecer la paz y a evitar que el país se convirtiera en uno más tras el telón de acero.

Irene creció junto a sus dos hermanos, Sofía y Constantino, en la finca de Tatoi, a poca distancia de Atenas, y se educó en el Colegio Arsakio. También estuvo en el mismo internado que su hermana, en Salem (Alemania), y siempre cerca de un piano. Cuando el Rey Constantino abandonó Grecia durante la Junta Militar, en diciembre de 1967, siguió a su familia en el exilio, pasando largas temporadas con su madre en la India. Quienes la conocen y la quieren, saben que estuvo enamorada y que quiso casarse, pero la Reina Federica no consintió esa unión. Finalmente no se casó, pero le encantan los niños y es madrina de numerosos sobrinos e hijos de amigos.

Dicen de ella que todo le interesa: desde la medicina alternativa hasta las particularidades de un lugar lejano o cercano. Y sus comentarios están siempre llenos de sentido común y de originalidad.

Como a sus hermanos, le encanta el deporte y el movimiento olímpico. No en vano, el Rey Constantino fue campeón olímpico de vela (obtuvo un Oro en Roma, en 1960) y es Miembro Honorífico del COE; y la Reina Doña Sofía no se pierde unos Juegos. Junto a ellos, en Londres, disfrutó desde la grada, aplaudiendo con entusiasmo y felicitando a los ganadores, especialmente si eran griegos.

Ver los comentarios