Así fue la historia de amor prohibida entre Eduardo VIII y Wallis Simpson - MDZ Online
Así fue la historia de amor prohibida entre Eduardo VIII y Wallis Simpson

Así fue la historia de amor prohibida entre Eduardo VIII y Wallis Simpson

Wallis Simpson conoció a Eduardo VIII en 1931, cuando ella y su marido de mudaron de Estados Unidos a Londres. En un principio fueron grandes amigos.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Eduardo VIII y Wallis Simpson protagonizaron una de las historias de amor más escándalos de la Corona británica, que llevó al rey a abdicar. Eso generó un cambio en la línea sucesoria que convirtió a una pequeña princesa Isabel en heredera al trono y hoy ya es la monarca más longeva en la historia del Reino Unido.

La estadounidense Wallis Simpson comenzó una relación con su segundo esposo, Ernest Aldrich Simpson, en 1927. Por la Gran Depresión de los años 30 se mudaron a Londres y si bien no eran aristócratas, sí eran millonarios que fueron aceptados por la alta sociedad británica y frecuentaban cócteles, partidos de polo y días de caza.
 

En ese entonces, la joven Thelma Furness era la amante del príncipe Eduardo de Gales y fue a través de ella que Ernest y Wallis Simpson unieron lazos con la Corona. El 10 de enero de 1931, Lady Furness presentó al heredero al trono y al matrimonio Simpson, y rápidamente se hicieron buenos amigos.

Eduardo VIII y Wallis Simpson: un amor incondicional

La caza es una actividad típica de la clase alta británica, aunque una costumbre que con el tiempo se fue perdiendo debido a las proteccionistas que luchan por la vida de los animales. Pero en ese entonces era un motivo de reunión que posteriormente derivaba en una merienda o una cena.

Los Simpson un día fueron invitados, pero Wallis estaba resfriada y con fiebre por lo que no sabía si iba a participar. Cuando llegó el príncipe Eduardo con su traje tweed ella quedó enamorada de esta faceta y finalmente se unió al equipo de caza, algo que los acercó aún más.

Rápidamente surgió el amor mutuamente y se convirtieron en amantes, algo que más tarde derivó en el divorcio entre Ernest y Wallis Simpson. En 1934, el príncipe Eduardo la llevó al palacio de Buckingham y la presentó a su madre, lo que causó la indignación de su padre por su historia marital, ya que los divorciados generalmente eran excluidos de la Corte.

Wallis Simpson y Eduardo ViII en 1934. Fuente: Wikipedia.

El futuro rey le regalaba a su novia dinero, joyas y hacían viajes juntos. Los cortesanos estaban cada vez más alarmados porque el romance comenzó a interferir con las actividades oficiales del príncipe y su padre, Jorge V, empezó a preocuparse por el futuro de la monarquía.

El rey murió el 20 de enero de 1936, a los 70 años, y automáticamente el Príncipe de Gales se convirtió en Eduardo VIII del Reino Unido. En sus primeros meses de reinado le contó al ex primer ministro Stanley Baldwin, su deseo de casarse con Wallis Simpson, pero el político le dijo que era moralmente inaceptable.

Cabe destacar que, como rey, Eduardo VIII ocupaba el puesto de Gobernador Supremo de la Iglesia de Inglaterra, y el clero esperaba que apoyara las enseñanzas de la Iglesia. Finalmente, decidió abdicar por el amor hacia su novia y su hermano, Jorge VI, ocupó su lugar, quien más tarde le dio paso a su hija, que se convertiría en la reina Isabel II.

¿Crees que Eduardo VIII hizo bien en renunciar a la corona por amor?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?