Un viaje al fondo de las cárceles de Libia, en donde se tortura y convierte en despojos a los migrantes