CELEBRITIES
UK
El mejor negocio, casar a las hijas

Carole y Michael Middleton: el millonario pufo de los padres de la futura reina de Inglaterra

Actualizado

Los acreedores acosan a los Middleton despu�s de que vendiesen su empresa, Party Pieces. Han pegado carteles en los que piden a Carole que pague las deudas que hab�a contra�do como "madre de la futura reina". Los proveedores les fiaban y ellos no han pagado.

Carole y Michael Middleton, los padres de Kate.
Carole y Michael Middleton, los padres de Kate.GTRES

Carole (68) y Michael (74) Middleton, los padres de la princesa de Gales (41), se han convertido en el blanco de una cruel campa�a de carteles pegados en �rboles y farolas alrededor de su finca en Bucklebury, en Berkshire. Los carteles hacen referencia al impago de 2,5 millones de libras (2,8 millones de euros) que la pareja nunca pagar� a quienes fueron los proveedores de su empresa, Party Pieces.

Todo comenz� en junio, cuando los Middleton dieron la noticia de que hab�an vendido su empresa en crisis por 180.000 libras (206.154 euros) a un empresario escoc�s llamado James Sinclair, m�s conocido como Millonaire clown (payaso millonario) o Mr. Partyman, que preside el conglomerado empresarial Partyman Group -que incluye guarder�as, �reas de juegos infantiles y tiendas de helados-.

Party Pieces debe dinero a bancos, proveedores y tambi�n al Gobierno. Muchos de estos acreedores son los que han impreso los carteles en los que denuncian p�blicamente que Carole Middleton les pidi� un cr�dito personalmente y que muchos de ellos confiaron en su palabra por ser la madre de la futura reina. "Carole, necesitas pagar tus deudas", reza uno de los carteles. Otros se�alan su mala gesti�n financiera. En lo que todos coinciden es en que Carole les llam� desde su tel�fono m�vil personal para disculparse y prometerles que pagar�a las deudas, pero que ten�an que seguir suministr�ndole material y servicios para que pudiese hacer frente a ellas.

Carole Middleton con sus hijas, Pippa y Kate.
Carole Middleton con sus hijas, Pippa y Kate.EFE

Pero tanto los pr�stamos bancarios, gubernamentales o las deudas a los peque�os empresarios que suministraban a los Middleton globos, juguetes o bolsas para fiestas tienen escasas probabilidades de recibir el dinero adeudado porque el comprador de la empresa no asumi� las deudas cuando hizo la compra. Party Pieces se vendi� a Sinclair como pre-pack concursal mediante un acuerdo, seg�n el cual le permit�a no asumir la responsabilidad de sus obligaciones.

La situaci�n de la empresa antes de cerrarla era de p�rdida absoluta. La se�al del desastre que se les avecinaba surgi� cuando uno de sus tres socios, Steven Bentwood, director ejecutivo de la empresa, renunci� a su puesto el 23 de marzo y, un d�a despu�s, le sigui� el otro socio, Darryl Eales, ambos contratados en 2019. En ese momento los Middleton decidieron vender su empresa y contactaron con m�s de cien compradores potenciales antes de que Sinclair aceptase su oferta. Eso s�, negociando, porque los Middleton inflaron sus activos en los libros y los contables de Sinclair le aclararon las cuentas.

Para saber m�s
Para saber m�s

Party Pieces ten�a un activo de 197.739 libras (226.000 euros) y en los libros figuraban activos por 589.804 libras (676.000 euros) que, obviamente, correspond�an a una sobrevaloraci�n de la empresa de 392.065 libras (449.000 euros) que el fiestero no estaba dispuesto a financiar. Un ejemplo de estos activos extra�do del informe oficial son: seg�n los Middleton, la propiedad intelectual, ordenadores, fondo de comercio... estaban valorados en 214.479 libras (245.000 euros), pero su valor real era de 60.000 libras (68.700 euros). Tambi�n valoraron el stock en 307.590 libras (352.500 euros) muy por encima de su valor real (120.000 libras).

El documento oficial muestra tambi�n el pasivo. Pr�stamos y acreedores: 2.181.440 libras (2,5 millones de euros). Empleados y agencia tributaria: 612.686 libras (702.000 euros). El total del pasivo asciende a 2.794.126 libras (3,2 millones de euros). Restando la cantidad de activo 197.739 libras a la cantidad del pasivo, 2.794.126 libras, al final los Middleton deben 2.596.387 libras (casi tres millones de euros) entre proveedores que les suministraban material, empresas de servicio y pr�stamos.

Entre sus acreedores hay empresas de mayor tama�o, como Amtrol-Alfa, con sede en Portugal y que suministraba a Party Pieces infladores para globos, pasando por el pr�stamo gubernamental Covid que solicitaron a Royal Bank of Scotland de 218.749 libras (250.600 euros) a los que tendr�n que hacer frente los contribuyentes al estar respaldados por el erario p�blico.

Solo hace falta echar un vistazo a las cuentas de a�os anteriores para entender lo que ha pasado. Party Pieces llevaba a�os pasando apuros financieros y el negocio funcionaba apoyado por nuevos inversores que aportaban algo de dinero a una empresa mal administrada. Despu�s lleg� el Covid y la empresa acab� de hundirse. No hab�a dinero para invertir en celebraciones y el castillo de naipes en el que estaban basadas las finanzas se derrumb�.

La casa de los Middleton,  en Bucklebury.
La casa de los Middleton, en Bucklebury.GTRES

Los Middleton acumulan propiedades inmobiliarias de gran valor, y son muchos los acreedores que se preguntan por qu� no han vendido algunos de los inmuebles y han hecho frente a sus deudas. Esa pregunta queda en el aire por el momento.

Lo que s� sabemos, es que en el a�o 2012 el matrimonio compr� una finca, Bucklebury Manor, en Berkshire, catalogada en Grado II y valorada en casi cinco millones de euros. La mansi�n principal cuenta con siete dormitorios, una biblioteca, ocho ba�os, cinco salas de recepci�n, sal�n y sala de estar. Todo ello rodeado de 7,28 hect�reas de terrero ajardinado que incluye un enorme invernadero donde su segunda hija, Pippa Middleton (40 a�os), celebr� su matrimonio, y donde el pr�ncipe George (10 a�os) pas� los primeros meses de su vida.

Los Middleton tambi�n poseen una casa de seis habitaciones, Oak Acre House, valorada en 1,6 millones de libras, y que fue el hogar de la infancia de sus tres hijos: Kate, Pippa y James. De all� se mudaron en 2012, un a�o despu�s de que Kate contrajese matrimonio con el pr�ncipe Guillermo.

Propiedades s� tienen. El por qu� no han vendido alguno de los inmuebles para hacer frente a sus deudas ya es otro cantar.