Quedan menos de dos meses para que Dinamarca conmemora una fecha muy especial. El próximo 14 de enero, la reina Margarita cumplirá 50 años en el trono, medio siglo también desde que Federico IX falleció, por lo que su hija tuvo que asumir el mando de la Corona danesa y convertirse en jefa de Estado de Dinamarca, Groenlandia y las islas Feroe a sus 32 años.

Artículo recomendado

Así serán las celebraciones por el medio siglo de la reina Margarita de Dinamarca en el trono

Así serán las celebraciones por el medio siglo de la reina Margarita de Dinamarca en el trono

Con motivo de esta fecha tan señalada, Dinamarca está preparando varios días de celebraciones, concretamente entre los días 13 y el 16, que se realizarán bajo el lema "La ayuda de Dios, el amor del pueblo, la fuerza de Dinamarca", y se han identificado con un logo diseñado por la firma Kontrapunkt, que combina un moderno M50 que refleja una solemne corona de Dinamarca.

Margarita de Dinamarca
Det Danske Kongehus

La Casa Real también ha estrenado este viernes un nuevo retrato de su monarca. Una imagen tomada tomada durante el verano de 2020 en el Dome Hall del Castillo de Fredensborg por el fotógrafo Per Morten Abrahamsen, y que se ha puesto a disposición de los medios de comunicación, empresas, municipios, organizaciones, tiendas, asociaciones y ciudades que quieran participar en la celebración del próximo aniversario de la soberana.

Junto a ella, además de lo cientos de daneses que celebrarán esta fecha, estarán sus hijos, los príncipes Federico y Joaquín, con sus respectivas familias, así como los mayores representantes royals de Europa, entre los que no faltarán los reyes Felipe y Letizia.

Margarita de Dinamarca Cumpleaños

Para esta imagen histórica la reina Margarita ha lucido un vestido de terciopelo azul con imponentes joyas realizadas a partir de perlas y diamantes. Entre ellas, la tiara Pearl Poiré (Perla Pera), que la ha acompañado a la reina Margarita en todos sus posados oficiales, que data del primer cuarto del siglo XIX, cuando fue encargada para la princesa Luisa de Prusia, esposa de Federico de los Países Bajos. La primera vez fue en su primer retrato oficial tras acceder al trono de Dinamarca, que tuvo lugar en 1972.

La pieza, una de las favoritas de la soberana, consta de 18 perlas que tienen forma de pera y cuelgan de diferentes arcos repletos de diamantes. El conjunto se completa con un collar que supera en tamaño al resto de piezas y unos llamativos pendientes XXL a juego.

[Imágenes: Det Danske Kongehus / Per Morten Abrahamsen]