Alemania, EE UU, Francia y Gran Bretaña muestran unidad en la crisis con Rusia | leonoticias

La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, y el secretario de estado de Estados Unidos, Antony Blinken. / afp

Alemania, EE UU, Francia y Gran Bretaña muestran unidad en la crisis con Rusia

Baerbock y Blinken exigen de Moscú pasos hacia la desescalada

JUAN CARLOS BARRENA Berlín

La ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, y el secretario de estado de Estados Unidos, Antony Blinken, advirtieron este jueves a Rusia contra nuevas agresiones y exigieron de Moscú pasos hacia una desescalada en el conflicto de Ucrania. «Estamos de acuerdo en que la única vía para salir de la crisis es la política y este camino solo se puede seguir a través del diálogo», dijo Baerbock en una rueda de prensa conjunta, tras conversaciones bilaterales y una reunión en Berlín a la que asistieron también el jefe de la diplomacia francesa, Jean Yves Le Drian, y el viceministro de Exteriores británico, James Cleverly. «Si algo ha quedado claro es que la diplomacia de las conversaciones en torno al tema Rusia y Ucrania y la coordinación entre nosotros no podían ser más intensas», señaló Baerbock, quien criticó a Rusia por sus maniobras militares y las señales sobre su desinterés en una solución diplomática del conflicto. «Exigimos de Rusia urgentemente que dé pasos hacia una desescalada», dijo la política verde, quien advirtió de que toda acción agresiva tendrá «graves consecuencias» y subrayó que Alemania de asegurar la paz europea con «un escudo protector».

También Blinken reiteró las advertencias de Estados Unidos al Kremlin y destacó de nuevo que su país y sus aliados están de acuerdo en que Rusia tendrá que contar con rápidos, altos y masivos costes ante cualquier agresión contra Ucrania. El secretario de Estados de EEUU destacó que estudian todo escenario de actuación por parte de Moscú y están preparados para reaccionar ante todos ellos. Blinken reconoció que, además de actuaciones militares, Rusia esconde «otros muchos instrumentos en la manga» y se refirió en concreto a «ataques híbridos y actividades desestabilizadoras». Pero da igual el camino que Rusia escoja, ya que se encontrará fusionados a Estados Unidos y sus aliados, añadió. En cuanto al catálogo de nuevas sanciones que Occidente prepara para el caso de una agresión por parte de Rusia, la jefa de la diplomacia alemana afirmó que se llevarán adelante «aunque esas medidas tengan consecuencias económicas para nosotros». Baerbock hizo referencia así a la posible clausura del gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 y a la amenaza de un bloqueo del suministro de gas ruso a este país.

«El gas no fluye aún» por ese gasoducto, comentó Blinken, quien advirtió al gobierno ruso contra el uso de «la energía como arma» en el actual conflicto. «No podemos decidir el camino que tomará Moscú, pero si dejar claro cuáles serán las consecuencias», declaró el líder diplomático estadounidense, quien destacó que «si tropas rusas rebasan la frontera de Ucrania, actuaremos». Blinken subrayó la unidad de su país con el gobierno federal alemán y alabó instituciones como la Unión Europea, la OTAN y la OSCE. «Nos dan una fuerza de la que Rusia no dispone», señaló, para comentar seguidamente que la cooperación en el conflicto de Ucrania no solo protege a ese país, sino las reglas del orden internacional, que son «la base de décadas de paz, seguridad y bienestar en el mundo».

El encuentro de los máximos responsables diplomáticos de Alemania, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido tuvo lugar horas después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, expresara públicamente su convencimiento de que Rusia acabará invadiendo Ucrania. Biden advirtió a su colega ruso, Vladimir Putin, de que una acción así tendrían consecuencias «catastróficas» para su país. Moscú rechazó este jueves tajantemente las acusaciones de Biden y le acusó de conducir a una mayor escalada de la situación con sus declaraciones. Las tensiones entre el Kremlin y Occidente han aumentado apreciablemente desde el despliegue masivo de tropas rusas en la frontera con Ucrania, una actuación que los observadores militares consideran el paso previo a una invasión. Moscú niega toda intención de asaltar a su vecino, pero exige garantías de la OTAN de que no continuará con una expansión hacia el este y no permitirá el ingreso de Ucrania en la organización, demandas que la alianza defensiva rechaza.

Blinken visitó este miércoles Ucrania donde se entrevistó con su presidente, Volodimir Selenski, para abordar vías para salir de la crisis y al que garantizó el respaldo de Washington en el conflicto. El secretario de Estado norteamericano fue recibido poco después del encuentro con sus colegas europeos por el canciller federal alemán, Olaf Scholz, y este viernes tiene previsto entrevistarse en Ginebra con el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, para tratar de resolver diferencias y quitar leña al conflicto sobre Ucrania.