Quiénes son el príncipe Luis de Baviera y Sophie-Alexandra Evekink, la próxima pareja ‘royal’ que pasará por el altar

El apuesto miembro de la realeza alemana acaba de pedir la mano a su novia holandesa-canadiense, Sophie-Alexandra Evekink, para mayor alegría de su padre.

El príncipe Ludwig de Baviera y Sophie-Alexandra Evekink

Prince Ludwig of Bavaria

Malas noticias si busca marido de sangre azul: queda un príncipe europeo menos con el que casarse. 

El príncipe Luis de Baviera, de 40 años, se ha prometido con Sophie-Alexandra Evekink, una estudiante de doctorado de la universidad de Oxford de 32 años, tras proponerle matrimonio con un anillo de esmeraldas a principios de verano. La pareja cuenta con el beneplácito del padre real, el príncipe Luitpold, que declaró a la prensa alemana: “Luis ha hecho una buena elección. Mi futura nuera es una mujer muy inteligente y educada.” 

El príncipe Luis es tataranieto del último rey de Baviera. Su antepasado homónimo, el rey Luis III, gobernó entre 1913 y 1918. Perdió el trono al término de la Primera Guerra Mundial, cuando se disolvió el Imperio alemán, se creó la República de Weimar y se abolieron todas las monarquías estatales alemanas. Hoy en día, sus descendientes son tan solo ‘pretendientes’ al desaparecido trono y los encargados de representar su historia. 

El príncipe Luis de Baviera y Sophie-Alexandra Evekink

Prince Ludwig of Bavaria

El príncipe Luis, el tercero de cinco hijos y el mayor de los hijos varones, algún día heredará la Casa de Baviera. El primo de su padre, Franz, es el actual duque de Baviera, pero como ni él ni su hermano menor tienen herederos varones, a su muerte, el título pasará al padre de Luis. 

Luis de Baviera se crio en Schloss Kaltenberg y fue al colegio Rhabanus-Maurus-Gymnasium St. Ottilien de Eresing. A instancias de su tío, estudió administración de fincas en la sede familiar del Palacio de Nymphenburg, que algún día heredará. Tras estudiar Derecho, en 2015 fundó Learning Lions, una organización que describe en su página web como un ‘programa de empoderamiento digital que ofrece oportunidades para aprender, ganarse la vida e innovar a jóvenes adultos de las zonas rurales de Kenia.’ Ahora divide su tiempo entre África Oriental y Baviera

Mientras tanto, su futura esposa estudia un doctorado en la Universidad de Oxford sobre justicia para las víctimas de violencia sexual relacionada con los conflictos. Anteriormente trabajó para las Naciones Unidas y escribió sobre terrorismo y la trata de personas en Europa Central y Oriental.

Artículo publicado en Tatler y traducido por Isabel Escribano Bourgoin. Acceda al original aquí.