Ciudad de México. Rumbo a la renovación en la Dirección General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para las elecciones en marzo del 2022, la exministra de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, una de los cinco aspirantes al cargo, visitó México el pasado 22 de noviembre para presentar sus propuestas.

Durante su visita se reunió con la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, con quien compartió sus propuestas y, al mismo tiempo, escuchó las prioridades mexicanas en materia laboral.

“En el marco del cambio de dirección en la Organización Internacional del Trabajo, recibimos a la Dra. Kang Kyung-wha, una de las 5 postulantes para presidir la organización”, informó en Twitter la dependencia dirigida por Luisa María Alcalde.

“Agradecemos su disposición para presentar sus propuestas al gobierno de México y conocer nuestras prioridades en materia laboral”, agregó.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó en la misma red social que la candidata también conversó con la subsecretaria y Carmen Moreno Toscano.

“Conversaron sobre cooperación bilateral y la presentación de ideas para fortalecer a la Organización Internacional del Trabajo hacia el futuro. México seguirá escuchando a las y los candidatos que se han presentado”, indicó.

El 1 de octubre la exministra Kang Kyung-wha presentó su candidatura para el puesto de directora general de la agencia de la ONU a través de la Misión Permanente de Corea del Sur en Ginebra.

Si es elegida, Kang será la primera mujer en convertirse en cabeza de la OIT.

Perfil

La cancillería surcoreana destacó que Kang posee liderazgo, calidad y competencia para liderar las principales agendas de la OIT, como la recuperación de empleos en la era poscoronavirus, superar la crisis económica y propagar el espíritu del beneficio mutuo y solidaridad a través del trilateralismo entre sindicatos, patronales y los Gobiernos.

“El diálogo entre gobiernos, empleadores y empleados dentro de la OIT está actualmente paralizado, por ende resulta necesario hacer esfuerzos para reactivar la comunicación y resolver las cuestiones clave. En este sentido, yo tomaré la posición de una mediadora imparcial, que conduzca la estructura tripartita única de la OIT a un diálogo más eficaz”, declaró la aspirante. 

Como parte de su visión también destaca que es importante cooperar con varias instituciones financieras internacionales y organizaciones de desarrollo regional, incluido el Banco Mundial.

“Es hora de que la OIT se aleje de lo masculino y europeo y en este sentido yo, mujer y no europea, soy la candidata más apta”.

geopolitica@eleconomista.mx