Reino Unido: El puente de Londres ha caído / Por Jorge Luis Borboa
4 de Diciembre de 2022
 

Reino Unido: El puente de Londres ha caído / Por Jorge Luis Borboa

 

 

El mundo ha presenciado uno de los acontecimientos más relevantes de la década como la muerte de una mujer que hizo historia y se trata de Isabel II del Reino Unido, la monarca que tendría el segundo reinado más largo de la historia, vio construirse y caer el muro de Berlín, presenció la disolución de la Unión Soviética, así como el nuevo milenio, vio los cambios tecnológicos, políticos, sociales y económicos pasar durante la mayor parte del siglo XX y dos décadas del XXI, algo que es asombroso, tomando en cuenta que ella fue parte de esas figuras que representaron en su momento el paso de la historia.

El 8 de septiembre de 2022 será recordado como el fin de una era para los británicos ya que por 70 años tuvieron una monarca, cosa que no veían desde la reina Victoria, además de que les costará adaptarse al cambio, pues su hijo, el ahora Rey Carlos III del Reino Unido asumirá la corona con 73 años, algo que rompe record en cuanto a la espera para reinar, por lo cual es preciso detallar lo que sigue para los ingleses.

Como la reina murió, el protocolo indica luto nacional tanto Reino Unido como en los países de la Mancomunidad de naciones, empezando con los discursos, la despedida y por último el funeral de Isabel II, siendo proclamado Carlos III como el nuevo rey de los británicos, así como su esposa Camilla Parker como su reina consorte, algo que ha sido polémica por la relación peculiar con su ahora esposo, recordando que tuvo su amorío por 30 años con el príncipe hasta su matrimonio en 2005, pero lo más interesante es la recordada disputa con la inolvidable Diana de Gales, quien fue la esposa del ahora rey por 15 años, dejando ver que Camilla siempre fue la tercera en discordia, obteniendo una reputación cuestionable, incluso negativa cuando menos a los ojos de los británicos que nunca perdonaron esa situación que hizo sufrir la llamada Reina de Corazones es decir Diana, la princesa del pueblo.

En cuanto a la línea de sucesión, está estipulado que el príncipe Guillermo de Cambridge junto con su esposa, serán eventualmente los príncipes de Gales, obteniendo la mayoría de títulos que ostentaba su padre, además de que los deberes reales cambiarán para ellos pues a medida que suben de rango real, sus responsabilidades aumentan de forma considerable.

En cuanto a los siguientes en la línea de sucesión serán los hijos de los todavía duques de Cambridge, George, Charlotte y Louis, dejando más tras a los duques de Sussex y sus respectivos hijos, consolidando así una línea segura para la descendencia del Rey Carlos, con lo que a partir de estos días se verá el cambio.

En cuanto a la situación del país, es algo turbulento que la reina dejara esta vida viendo a su país en varios problemas, además de que solamente un día antes había conocido a la nueva ministra británica, cosa que indica definitivamente el fin de una era.

Mucho se habló de la longevidad de Isabel II, pues al parecer es de familia ya que su madre Isabel Bowes-Lyon rebasó los 102 años, mientras que su esposo, Felipe de Edimburgo llegó a los 99, algo que indica la longevidad de la familia real pero se debe mencionar que Carlos puede estar varios años pero su edad ya es un antecedente de que un largo reinado quedará en duda.

A partir de ahora la monarquía estará a prueba ya que con un nuevo rey y más con las características de Carlos III por lo que le serán de ayuda su hijo y nuera los nuevos príncipes de Gales, además del apoyo de su esposa, la polémica Camilla Parker.

En conclusión, Isabel II dejó un gran vacío para los británicos por su estilo de hacer política en cuanto a una imagen real protocolaria desempeñando el estilo inglés de antaño que siempre la caracterizó que era sonreír y callar algo que casi siempre le funcionó menos en aquel septiembre de 1997 cuando murió la Princesa Diana de Gales, dejando antecedentes de que la monarquía se adapta a lo que sea.

La reflexión en esta ocasión se basa en cómo una monarquía, algo ajeno en América puede ser de impacto para varios millones de personas pero que al final no significa que sea mala ya que es una forma de vida para muchos europeos, tomando en cuenta que la mayoría son parlamentarias por lo que el puebla cuando quiera la puede quitar, es por ello que debemos pensar que deben sentirse a gusto con esa forma de gobierno, o ¿Qué opinas?



Lo último en el Heraldo