Los asesinatos de políticos que han conmocionado al mundo
Enlaces accesibilidad

De los Kennedy a Shinzo Abe: los asesinatos de políticos que han conmocionado al mundo

  • La muerte del ex primer ministro de Japón se suma a una larga lista de políticos asesinados alrededor del mundo
  • Isaac Rabin, en Israel; Indira Gandhi, en India; o Jovenel Moïse, en Haití, son algunos de ellos

Por
Monumento a la memoria del que fuera presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy EFE/Larry W. Smith

El asesinato a balazos del ex primer ministro nipón Shinzo Abe durante un acto de campaña para las elecciones parlamentarias de este domingo en Japón ha conmocionado a un país con bajos índices de criminalidad en la historia reciente, no acostumbrado a este tipo de actos. Allí, no ocurría algo así desde 1960, cuando fue asesinado Inejiro Asanuma, el entonces presidente del Partido Socialista japonés. Abe se suma, sin embargo, a una larga lista de importantes figuras políticas asesinadas en el ejercicio de sus funciones en distintos países alrededor del globo.

A continuación, algunos de los magnicidios a políticos más sonados de la historia reciente.

Magnicidios en los últimos 20 años

Aunque algunas de las muertes más conocidas ocurrieron en el siglo pasado, no hace falta retroceder tan atrás en el tiempo para encontrar otros ejemplos. En julio de 2021, sin ir más lejos, Haití amanecía con la noticia del asesinato a tiros del entonces líder del país, Jovenel Moïse, por un grupo de hombres armados que accedió de madrugada a su vivienda.

Meses más tarde, en Reino Unido, un joven de 25 años propinó varias puñaladas al diputado conservador David Amess, acabando con su vida en la localidad de Leigh-on-Sea, en el condado británico de Essex. Años antes, en 2016, había sido asesinada la diputada laborista británica Jo Cox, tiroteada y apuñalada en Yorkshire. 

Al inicio de la década de los 2000, fueron otros dos países europeos, Suecia y Países Bajos, los que vivieron de primera mano el asesinato de líderes políticos. En 2003, cuando Suecia se encontraba a punto de votar sobre la entrada del país en el euro, la ministra de Exteriores, Anna Lindht fue apuñalada en un centro comercial de la capital, Estocolmo. Un año antes, en mayo de 2002, el líder de la ultraderecha neerlandesa, Pim Fortuyn, fue asesinado a tiros en Países Bajos. 

Y al otro lado del atlántico, otro ejemplo notorio es México, donde en los últimos años murieron asesinados cerca de un centenar de políticos, algunos de ellos candidatos, con motivo de la campaña electoral por los comicios de 2021. La mayoría de ellos, eran opositores a los gobiernos estatales.

Otros líderes asesinados: Olaf Palme, Isaac Rabin o Indira Gandhi 

En 1986, Suecia ya había sido testigo un magnicidio contra el ex primer ministro Olof Palmeasesinado de un tiro en la espalda mientras regresaba a casa, en una de las principales calles de la capital sueca, acompañado de su mujer, con quien había ido al cine antes.

En la misma década, en 1984, era asesinada en Nueva Delhi, India, la primera ministra del país, Indira Gandhiabatida a tiros por dos de sus guardaespaldas. El asesinato fue la respuesta a la masacre provocada por el Ejército indio meses antes, que acabó con la vida de 900 personas. Bajo órdenes de la lideresa, su Ejército atacó el Templo Dorado de los sikhs, donde estos se atrincheraban para pedir la independencia del estado indio del Punjab. 

Años después se sucedió otro crimen sonado en el continente asiático, el del primer ministro israelí Isaac Rabin, en noviembre de 1995 en la capital de Israel, Tel Aviv. Impulsor de los Acuerdos de Oslo, entre el Gobierno y la OLP en el marco del conflicto palestino-israelí, Rabin recibió dos disparos mortales de un ultranacionalista opuesto a la iniciativa del primer ministro. 

Una sangrienta década de los 60 en EE.UU.

Tres años después del último asesinato a un líder político en Japón, se produjo en Estados Unidos uno de los magnicidios más sonados del país que trascendió a nivel global. En noviembre de 1963, el entonces presidente, John Fitgerald Kennedy, recibió dos disparos mortales mientras circulaba en el vehículo presidencial en la ciudad de Dallas, Texas.

Pese a que Kennedy no era el primer mandatario que moría asesinado en el país, ya habían muerto del mismo modo Abraham Lincon, James Garfield y William McKinley, su muerte supuso un antes y un después en la historia estadounidense. Tan solo cinco años después, su hermano, Robert Kennedy, también murió asesinado durante la campaña electoral en California.

Ese mismo año, en 1968, en plena lucha por los derechos de las personas negras en Estados Unidosmoría de un disparo en la cabeza el activista Martin Luther King mientras saludaba a sus seguidores desde un balcón en Memphis, Tennessee.

De Prim a Carrero Blanco: políticos asesinados en España

España también ha sido testigo de múltiples ataques a políticos nacionales. A finales del siglo XIX destacaron los asesinatos a tiros del general Prim, en 1870, mientras era trasladado en coche a su salida del Congreso de los Diputados; y de Cánovas del Castillo, en 1897, mientras se encontraba descansando en un balneario en Guipúzcoa.

Ya en el siglo XX, en 1912 fue asesinado con tres disparos en plena Puerta del Sol el entonces presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas, mientras se encontraba hojeando una librería de la zona. Una década más tarde, en 1921, la capital también fue testigo de la muerte, también a tiros, mientras circulaba en su coche oficial, de Eduardo Dato, presidente del Consejo de Ministros. 

Una de los ataques más sonados se produjo años más tarde, en los últimos tiempos de la época franquista. El 20 de diciembre de 1973, el entonces presidente del Gobierno designado por Franco, Luis Carrero Blanco, fue víctima de un atentado terrorista perpetrado por la organización terrorista ETA mientras se dirigía en coche a su despacho. Una bomba hizo que el vehículo en el que se encontraba se elevara 30 metros por los aires, provocando su muerte y la de sus dos acompañantes. 

Noticias

anterior siguiente