Liberalismo conservador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El liberalismo conservador es una ideología de coyuntura política que combina posiciones liberales y conservadores en asuntos sociales, económicos o éticos.[1]​ El liberalismo conservador es una presentación más moderada o gradualista del liberalismo clásico que se aplica como etiqueta a diferentes partidos políticos y posiciones ideológicas de carácter ecléctico y posibilista. En general se trata de partidos de amplio espectro que engloban tanto la centroderecha política del liberalismo como a la derecha conservadora y tradicionalista o la combinación de valores y políticas liberales con posturas conservadoras. Defiende el individualismo filosófico, el mercado libre y destaca la importancia de la moral basada en la religión. Propugnan por un Estado mínimo, bajos impuestos, regulaciones escasas y que el Estado solo intervenga para asegurar los negocios al sector privado.

Los liberales conservadores creen en el libre mercado y las políticas económicas laissez faire, la creencia de que la desigualdad social es inevitable, rechazando el concepto de justicia social, a la vez que tratan de conciliar con fuerzas sociales o idiosincrasias tradicionales, por ejemplo dando importancia utilitaria a la religión como una institución de cohesión del orden social y considerando los valores de la moral tradicional en su mensaje político.

Las corrientes políticas definidas con estos términos suelen conciliar el liberalismo económico y el conservadurismo democrático, y defienden un gobierno limitado junto con la defensa de la continuidad del orden democrático, una vez que este quedó establecido históricamente.

Frente al conservadurismo tradicional, contiene una mayor apertura a temas valóricos y hace a un lado el histórico proteccionismo de este. Frente al liberalismo tradicional, se muestra alejado de los cambios políticos radicales o inmediatos, y apuesta por la estabilidad y el mantenimiento de un orden social heredado, matizado con cambios moderados o graduales (reformismo). El liberalismo conservador tiene posiciones económicas liberales y en favor de la desregulación de la actividad económica, mientras en cuestiones de políticas sociales, derecho de familia, derechos y libertades reproductivos y derechos sexuales, puede tener posturas conservadoras o sugerir cambios graduales.

Visión general[editar]

Según Robert Kraynak, profesor de la Universidad de Colgate, en lugar de "seguir el liberalismo progresista, es decir, el liberalismo social, los liberales conservadores se basan en fuentes premodernas, como la filosofía clásica (con sus ideas de virtud, bien común y derechos naturales. El cristianismo, con sus ideas de la ley natural, la naturaleza social del hombre y el pecado original, y las instituciones antiguas, como el derecho consuetudinario, las entidades corporativas y las jerarquías sociales. Esto le da a su liberalismo una base conservadora. Significa seguir a Platón, Aristóteles, Sócrates, San Agustín, Santo Tomás de Aquino y Edmund Burke más que a Locke o Kant ; por lo general, incluye una profunda simpatía por la política de la polis griega, la República romana y las monarquías cristianas. Pero, como realistas, los liberales conservadores reconocen que la política clásica y medieval no se puede restaurar en el mundo moderno. Y, como moralistas, ven que el experimento moderno de libertad y autogobierno tiene el efecto positivo de realzar la dignidad humana, además de proporcionar una apertura (incluso en medio de la cultura de masas) para los anhelos trascendentes de la eternidad. En su mejor forma práctica, el liberalismo conservador promueve la libertad ordenada bajo Dios y establece salvaguardias constitucionales contra la tiranía. Muestra que un régimen de libertad basado en la moralidad tradicional y la cultura clásica cristiana es un logro del que podemos estar orgullosos, en lugar de meramente a la defensiva, como fideicomisarios de la civilización occidental ".[2]

En el contexto europeo, el liberalismo conservador no debe confundirse con el conservadurismo liberal, que es una variante del conservadurismo que combina puntos de vista conservadores con políticas liberales en lo que respecta a la economía, las cuestiones sociales y éticas. [3]​ Las raíces del liberalismo conservador se encuentran al comienzo de la historia del liberalismo. Hasta las dos guerras mundiales, la clase política en la mayoría de los países europeos, desde Alemania hasta Italia, estaba formada por liberales conservadores. Los acontecimientos como la Primera Guerra Mundial que ocurrieron después de 1917 llevaron la versión más radical del liberalismo clásico a un tipo de liberalismo más conservador, es decir, más moderado.[4]​ Los partidos liberales conservadores han tendido a desarrollarse en aquellos países europeos donde no había un partido conservador laico fuerte, y donde la separación Iglesia-Estado era un problema menor. En esos países, donde los partidos conservadores eran democristianos, se desarrolló este tipo de liberalismo conservador.[5][6]

Argentina[editar]

Para sus detractores, el liberalismo conservador ha sido descrito como la ideología de la dictadura conocida como Proceso de Reorganización Nacional caracterizada por la apertura económica, el desarrollismo económico[7]​ y el fuerte conservadurismo social.[8]​ Los que sostienen esa definición aseguran que, en la actualidad, su principal exponente sería el partido político PRO (Propuesta Republicana), liderado por el expresidente Mauricio Macri y su movimiento conocido como macrismo, influenciado por el populismo de derecha.[9][10][11]

Entre los partidos políticos históricos el Partido Demócrata Cristiano de Argentina original se lo podría calificar como parte del liberalismo conservador y se podría interpretar que en la actualidad tiene esta tendencia, aunque en su larga historia se ha acercado al peronismo y a la centroizquierda. [12][13][14][15]

Perú[editar]

En Perú su máximo exponente ha sido el presidente Alberto Fujimori, orientado hacia el populismo de derecha, el conservadurismo social y el liberalismo económico. Políticamente al fujimorismo se le posiciona en la derecha liberal conservadora, aunque algunos lo ubican en la extrema derecha. Con un fuerte conservadurismo social y una visión liberal en lo económico[16]​ respaldada como la minimización del papel del estado mediante privatizaciones de empresas estatales, la baja de salarios y la apertura económica.[17][18][19][20][21]

Otros países[editar]

También se consideran arquetipos de este movimiento Jimmy Morales en Guatemala, Sebastián Piñera en Chile, Juan Orlando Hernández y su Partido Nacional en Honduras. Donald Trump en los Estados Unidos, Marine Le Pen en Francia y Viktor Orbán en Hungría, El Partido por la Libertad (PVV), del populista de derecha Geert Wilders, el partido Ley y Justicia de Polonia. [22]Lech Kaczyński en Polonia junto a las formaciones Autodefensa de la República de Polonia y la Liga de las Familias Polacas, la Liga Norte en Italia junto a Silvio Berlusconi, Fidesz en Hungría .[23][24]​En Brasil, su principal referente es Jair Bolsonaro[25]​y en Honduras: Porfirio Lobo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Nordsieck, Wolfram. «Parties and Elections in Europe». 
  2. Robert Kraynak, Living with liberalism, The New Criterion, 2005
  3. «Content». Parties and Elections in Europe. 2020. 
  4. R.T. Allen, Beyond Liberalism, p. 13.
  5. M. Gallagher, M. Laver and P. Mair, Representative Government in Europe, p. 221.
  6. «Libéralisme conservateur - WikiPolitique». Archivado desde el original el 23 de junio de 2016. Consultado el 9 de julio de 2019. 
  7. «Nicolás Márquez – La crítica liberal a Martínez de Hoz». Debatime. Consultado el 29 de junio de 2020. 
  8. Morresi, Sergio 2010, no. 27, p. 103-135 Sociohistórica Morresi, S. (2010) El liberalismo conservador y la ideología del Proceso de Reorganización Nacional. Sectores de la derecha opinan que en realidad esa dictadura no fue un gobierno liberal por la obviedad del hecho, pero resaltan que fue un proceso militar que se ideó desde un gobierno peronista y que claramente sus politicas económicas no fueron liberales. Sociohistórica 135.
  9. https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-88564-2007-07-23.html
  10. «Declaración de intelectuales del mundo contra las políticas de Macri». El Destape. 20 de marzo de 2017. 
  11. «Repercusiones del triunfo de Macri en el contexto latinoamericano». QuatroTV. 25 de noviembre de 2015. Consultado el 10 de marzo de 2016. 
  12. Corbière, Emilio J. (Julio - Agosto 1983). «Quién es quién. Los partidos políticos argentinos». Nueva Sociedad Nº67 PP. 123-132. Archivado desde el original el 6 de julio de 2010. Consultado el 20 de octubre de 2016. 
  13. Partido Demócrata Cristiano, Web del PDC de CABA (6 de julio de 2014). «Documento Final del Congreso Ideológico Nacional del PDC». democraciacristiana.com.ar. Archivado desde el original el 1 de octubre de 2015. Consultado el 24 de octubre de 2016. 
  14. Web page, pjn.gov.ar (diciembre de 2011). «Carta Orgánica Nacional del Partido Demócrata Cristiano». Página Web oficial del Poder Judicial de la Nación Argentina. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  15. Zanca, José (2010). «Agitadores jesucristianos. Los católicos personalistas del antifascismo al antiperonismo. Jornada; Jornadas Académicas “Los opositores al peronismo». UdeSA/CONICET. Consultado el 12 de octubre de 2016. 
  16. «¿Existe el fujimorismo?: claves para entenderlo». notimérica. 21 de noviembre de 2018. Consultado el 19 de diciembre de 2020. «[...] apoya su ideología con medidas económicas de corte neoliberal. » 
  17. Reinoso Elias, Alvaro. «El fujimorismo no cambia». Diario Voces. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  18. UGAZ, PAO. «Fujimori acaricia el poder con la promesa del populismo». ABC. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  19. Fowks, Jacqueline. «Fujimori refuerza su populismo con medidas conservadoras». El País. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  20. Jiménez, Beatriz. «El voto de Keiko». El Mundo. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  21. «Keiko Fujimori en carrera a la presidencia de Perú bajo la sombra de su padre». Sputnik. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  22. Kelemen, R. Daniel (2017). «Europe’s Other Democratic Deficit: National Authoritarianism in Europe’s Democratic Union». Government and Opposition (Cambridge: Cambridge University Press) 52 (2): 211-238. ISSN 1477-7053.
  23. Mudde, Cas. «Populist Radical-Right Parties in Europe Today.» En Transformations of Populism in Europe and the Americas. History and Recent Tendencies, de Jhon Abromeit, York Norman, Gary Marotta y B.M Chesterton, 296-307. Londres: Bloomsbury Publishing, 2015.
  24. Antón-Mellón, Joan, y Aitor Hernández-Carr. «El crecimiento electoral de la derecha radical populista en Europa: parámetros ideológicos y motivaciones sociales.» Política y Sociedad, Vol 53, N.º 1, 2016: 17-28.
  25. Soares, José Manoel Montanha da Silveira (2017). «A onda conservadora: ensaios sobre os atuais tempos sombrios no Brasil». Revista Em Pauta (en portugués) 15 (39). ISSN 2238-3786. doi:10.12957/rep.2017.30390.

Enlaces externos[editar]