Carlos de Inglaterra, el eterno aspirante al trono de Inglaterra, cumple 73 años - Diario de Ibiza
Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aniversario principesco

Carlos de Inglaterra, el eterno aspirante al trono de Inglaterra, cumple 73 años

La longevidad de Isabel II ha hecho que sobre el heredero haya planeado siempre la duda de si realmente algún día llegará a sentarse en el trono o lo hará su primogénito, Guillermo

El príncipe Carlos de Inglaterra, durante una visita a Edimburgo, en octubre del 2021.

Los últimos achaques de salud de Isabel II, que tiene 95 años, han vuelto a poner de actualidad el viejo debate de si realmente su sucesor, Carlos de Inglaterra, llegará o no algún día a sentarse en el trono; o quizá lo haga su hijo, Guillermo. Precisamente este domingo, 14 de noviembre, el príncipe de Gales, el heredero de la soberana británica, la reina infinita, celebra su 73º cumpleaños, siendo el eterno aspirante al trono de Inglaterra.

El duque de Cornualles desde 1952 y príncipe de Gales, desde 1958, es también duque de Rothesay (oficial en Escocia), conde de Carrick, barón de Renfrew y señor de las Islas (asociados al ducado de Rothesay), duque de Edimburgo -título que recibió tras morir su padre, el príncipe Felipe, el pasado mes de abril-, y conde de Chester. Lleva preparándose para ascender al trono desde hace décadas, de hecho, es el heredero presuntivo de mayor duración en la historia de la monarquía británica, camino va de cumplir 70 años como aspirante, habiendo superado a su tatarabuelo Eduardo VII, quien asumió el trono con más de 59 años de edad.

Férrea educación

Nacido en el mismo Palacio de Buckingham, fue el primer nieto de los reyes Jorge VI e Isabel. Sin embargo, por expreso deseo de su padre, asistió a las mismas estrictas escuelas que este adre y asistió también a clases en Australia. Tras graduarse con un título en artes en el Trinity College, sirvió en la Marina Real británica entre 1971 y 1976.

Tras protagonizar varios romances, en 1981, contrajo matrimonio con la joven noble y aristócrata lady Diana Frances Spencer, madre de sus dos hijos: Guillermo de Cambridge y Enrique de Sussex. Un matrimonio en crisis prácticamente desde el noviazgo debido a que Carlos ya estaba comprometido afectivamente con Camilla Shand, quien fue su amante durante todos los años años que estuvo con Lady Di. En 1996, finalmente, se divorció tras un publicitado escándalo de infidelidad de su parte. Diana perdió el tratamiento de Alteza Real, pero conservó el de princesa de Gales. Tan solo un año después, Diana murió en un trágico accidente en París, cuando ella y su entonces pareja, el magnate Dodi Al Fayed, huían a la desesperada perseguidos por los paparazzi. Luego se demostró también que el chófer que los llevaba conducía ebrio. En 2005 Carlos se casó por segunda vez, con Camilla (ex Parker-Bowles), con quien sigue felizmente casado hoy.

Durante todos estos años como heredero, Carlos ha trabajado en varias causas sociales y humanitarias. Fundó The Prince's Trust en 1976, durante un evento caritativo que patrocina su propia fundación The Prince's Charities. Es un férreo defensor de la ecología y ha impulsado la agricultura ecológica, y hasta hace poco tuvo y por más de tres décadas tuvo su propia gama de productos, Duchy Originals, que nació con una galleta de avena.

Planes de austeridad

Carlos, que cuando le toque reinar lo haría como Carlos III; también defiende la medicina alternativa y hasta la criticada homeopatía.

En un documental que grabó para la BBC con motivo de su 70º cumpleaños, el príncipe de Gales explicó su planes cuando fuera rey. Entre otras cosas, el heredero pretende vivir en un pequeño apartamento dentro del palacio de Buckingham. También aseguró que tiene intención de abrir espacios privados reales al público, incluida la apertura de las puertas de Buckingham y del castillo de Balmoral, en Escocia, donde suele veranear la reina. También se prevé que el príncipe Guillermo y su esposa, Kate Middleton, se trasladen de su actual residencia, el Palacio de Kensington, al Castillo de Windsor, una reubicación que se dice que la pareja aceptará encantada.

Al parecer, en el Reino Unido se dice que la reina está en contra de la visión de su hijo de transformar el Palacio de Buckingham en una especie de museo durante todo el año y quiere que el palacio siga siendo una especie de hogar familiar para la realeza.

En la actualidad, el príncipe Carlos de Inglaterra y su mujer dividen su tiempo entre su residencia de Clarence House en Londres y Highgrove House, en el condado de Gloucestershire.

stats