El aviso de un camionero español: "Solo iría a Reino Unido a golpe de talonario"

Un destino a evitar

El aviso de un camionero español: "Solo iría a Reino Unido a golpe de talonario"

Las interminables horas de espera en las aduanas provocan que los transportistas únicamente acepten encargos si la remuneración duplica a la de otros países pertenecientes a la Unión Europea.

Camiones Frontera
El aviso de un camionero español: "Solo iría a Reino Unido a golpe de talonario".
La Información

Juan es un camionero de Aragón que hasta la llegada del Brexit solía ir con asiduidad al Reino Unido. Pero ahora todo ha cambiado. Su último encargo en el país, en el mes de diciembre, ya estuvo acompañado de "unas retenciones espantosas". Y desde entonces ni ha vuelto, ni espera hacerlo hasta que se le presente una oportunidad que sea atractiva económicamente.

El transportista cuenta a La Información que Francia, en representación de la Unión Europea, pone infinidad de trabas burocráticas a todos los camiones que van o llegan de Reino Unido. Ello provoca que por cada trayecto al país se pierdan, de media, 5 días. Y, como en cualquier profesión, Juan recuerda que "los camioneros tenemos que rodar. Si no rodamos, no ganamos. Cada día que estoy parado, yo pierdo 600 euros". 

"O 9.000 euros o no voy a Reino Unido"

Y el de las esperas no es el único problema que esconde Reino Unido para los camioneros. Juan detalla que para el gremio, el país es peligroso en términos de seguridad: "Hay vehículos que han desaparecido en Reino Unido. También hay casos en los que migrantes entran en el camión y la responsabilidad penal es para el transportista. Si te pones a sumar, son demasiados los riesgos".

Por todas esas razones, este camionero aragonés lo tiene claro, "aquí no hay ayudas, ellos son los que han querido irse sí o sí de la Unión Europea. Yo me muevo por dinero, y no voy a estar perdiendo el tiempo en aduanas. Si antes me pagaban 3.000 euros por ir de Zaragoza a Manchester, ahora pido 8.000 o 9.000 euros. Y con esa cifra, si no tienes problemas, te lo ganas, si los tienes, al menos lo amortizas. Pero, en la situación actual, es más probable amortizarlo que ganarlo". Y ni siquiera con esa suma de dinero es una propuesta del todo atractiva: "Por muy bien pagado que esté un viaje al Reino Unido, en el mismo tiempo puedes hacer dos viajes al norte de Francia, te pagan una cantidad similar, y no asumes tantos riesgos".

"La única solución es que vuelvan a la Unión Europea"

Hay tres claves que resumen el problema de abastecimiento que está experimentando el Reino Unido: las largas esperas en las aduanas, la obligación de duplicar el pago a los camioneros españoles y europeos si quieren sus servicios (teniendo en cuenta que los productos tienen el mismo valor que antes del Brexit) y la peligrosidad del país para los transportistas.

Juan afirma que "este problema ya se veía venir y no se va a solventar. Entiendo que quieran recurrir hasta a los militares. De hecho, la situación aún puede empeorar. Si el valor de las cargas acaba siendo inferior al de los portes, más problemas aún habrá. Y el precio de los portes, por todo lo que conllevan, se está disparando. La única solución sería que volvieran a la Unión Europea pero eso, únicamente por orgullo, es totalmente descartable que pase".

Y las dificultades no quedan aquí. No solo se necesitan camioneros en el Reino Unido, hacen falta transportistas en toda Europa. Hay un problema generalizado de relevo generacional en el gremio, se jubilan más camioneros que los nuevos jóvenes que se decantan por entrar en la profesión. Por lo que la escasez de transportistas en Reino Unido ya no es solo exterior sino también interior.

Mostrar comentarios