La llegada de Johan II

La llegada de Johan II

FC BARCELONA / HEMEROTECA MD

Se cumplen 50 años del fichaje de Neeskens, casi tan complicado como el de Cruyff an año antes

El clan holandés de los setenta. Johan Cruyff, con guantes de portero en el entrenamiento

El clan holandés de los setenta. Johan Cruyff, con guantes de portero en el entrenamiento

ARCHIVO MD

Un año después del desenlace del laborioso y costoso fichaje de Johan Cruyff, el FC Barcelona se lanzó a por otro Johan, que sería bautizado como Johan II. También la contratación de Neeskens, apadrinada por Rinus Michels y Cruyff, fue complicada. El Ajax puso tantas trabas como le fue posible, igual que había hecho un año antes, pese a la voluntad de Neeskens de ser azulgrana. Johan II vio cumplidos sus deseos hace justo 50 años, en pleno Mundial’74: Medio siglo después, también el mundo está pendiente de Alemania, esta vez para una Eurocopa.

Johan Neeskens, en una foto exclusiva para Mundo Deportivo. la primera con la camiseta azulgrana... y con el '7'

Johan Neeskens, en una foto exclusiva para Mundo Deportivo. la primera con la camiseta azulgrana... y con el '7'

ARCHIVO MD

El 7 de abril de 1974 el Barcelona se proclamó campeón de Liga ganando en el Molinón por 2-4. Michels ya había empezado a pensar en cómo reforzar el equipo para aspirar a la ansiada Copa de Europa y en el momento en que el título de Liga fue matemático comenzaron las gestiones para ejecutar los planes. Así, en pocos días ya surgió en los medios el nombre del principal objetivo de Michels: Neeskens, que mantenía una gran amistad con Cruyff, con quien además compartía representante: Cor Coster.

Josep Lluís Vilaseca, directivo, y Armand Carabén, gerente, viajaron a Amsterdam para cerrar el fichaje

Josep Lluís Vilaseca, directivo, y Armand Carabén, gerente, viajaron a Amsterdam para cerrar el fichaje

ARCHIVO MD

Mundo Deportivo ya informó el 18 de abril, once días después del título, del interés azulgrana. Problemas: Neeskens tenía contrato hasta 1976 y para desligarse del Ajax había que ir al Tribunal de Arbitraje de la KNVB (Federación Holandesa). El segundo obstáculo era la presencia de Sotil como extranjero, al lado de Cruyff. El primer problema, una repetición de las tribulaciones para fichar a Cruyff, se resolvió a base de pesetas. El otro tuvo un final infeliz para el pobre ‘Cholo’.

La selección holandesa, contra Uruguay en el Mundial 74

La selección holandesa, contra Uruguay en el Mundial 74

EFE

En las primeras informaciones se especulaba con que Neeskens no jugaría hasta que el peruano obtuviese la doble nacionalidad. En la práctica fue al revés: Sotil no jugó durante la campaña 74-75 y reapareció en la 75-76, muy lejos de la versión de sí mismo que había asombrado a su llegada.

La fase final de las negociaciones para el fichaje coincidió con el final de los campeonatos ligueros y la preparación para el Mundial de Alemania. Mundo Deportivo publicó el 28 de abril un reportaje exclusivo con Neeskens en Amsterdam, con las primeras fotografías del jugador con la camiseta del Barça (con el número 7, como curiosidad, cuando él siempre lució el 6 en Can Barça), en el que proclamaba su sueño de fichar por el Barça y explicaba que sus compañeros le hacían el vacío desde que trascendió en los medios holandeses que el Barça iba tras él. También manifestaba que estaba dispuesto a ir cedido una temporada.

Cruyff y Neeskens, en 1975 con Hennes Wessweiler. Las cosas no funcionaron entre ellos y el entrenador alemán

Cruyff y Neeskens, en 1975 con Hennes Wessweiler. Las cosas no funcionaron entre ellos y el entrenador alemán

ARCHIVO MD

Michels combinó aquella temporada su cargo de entrenador del Barcelona con el de seleccionador holandés. De manera que, mientras el equipo jugaba la Copa con Rodri en el banquillo, Neeskens trabajaba cada día junto a Cruyff a las órdenes de Michels, quien al mismo tiempo era puntualmente informado de las negociaciones en los despachos por Cor Coster. El 17 de junio, en la concentración holandesa en Alemania, el propio Neeskens atendió a Mundo Deportivo y dio por hecho su fichaje.

Johan Neeskens, en la final de Basilea. En la foto, celebración del primer gol, de 'Tente' Sánchez, con 'Lobo' Carrasco y Asensi, entre otros

Johan Neeskens, en la final de Basilea. En la foto, celebración del primer gol, de 'Tente' Sánchez, con 'Lobo' Carrasco y Asensi, entre otros

ARCHIVO MD

Finalmente, el 20 de junio, en pleno Mundial, Neeskens firmó como azulgrana después de que el club barcelonista abonase al Ajax la indemnización fijada por el Tribunal de Arbitraje de la KNVB para rescindir el contrato, que fue de 290.000 dólares, unos 45 millones de pesetas de la época. Johan II acabó convirtiéndose en uno de los jugadores más queridos de la historia del Barcelona.

Mostrar comentarios
Cargando siguiente contenido...