Jorge I de Gran Bretaña - Enciclopedia de la Historia del Mundo

Jorge I de Gran Bretaña

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2758 / $18000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 18 enero 2023
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
George I of Great Britain by Lafontaine (by Georg Wilhelm Lafontaine, Public Domain)
Jorge I de Gran Bretaña por Lafontaine
Georg Wilhelm Lafontaine (Public Domain)

Jorge I de Gran Bretaña, quien reinó de 1714 a 1727, sucedió al último de los monarcas Estuardo, la reina Ana de Gran Bretaña, quien reinó de 1702 a 1714, porque era el pariente protestante más cercano de Ana. La Casa de Hannover aseguró su posición como nueva familia reinante derrotando varias rebeliones jacobitas que apoyaban a la antigua línea Estuardo.

Puede que el rey Jorge tuviera problemas tanto con los ingleses como con los alemanes, y que a menudo prefiriera sus apegos en Alemania, pero su reinado fue relativamente estable. Su mayor legado fue como mecenas de las artes, en particular, su apoyo a músicos como Haendel y a instituciones culturales duraderas como la Real Academia de Música. Le sucedió su hijo Jorge II de Gran Bretaña, quien reinó de 1727 a 1760.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sucesión: La Casa de Hannover

La Revolución Gloriosa de 1688 puso fin al reinado de los Estuardo varones y colocó en el trono a Guillermo, príncipe de Orange, como Guillermo III de Inglaterra, quien reinó de 1689 a 1702, con su esposa, la hija del exiliado Jacobo II de Inglaterra (quien reinó de 1685 a 1688), convertida en María II de Inglaterra, quien reinó de 1689 a 1694. La hermana de María se convirtió en la monarca reinante en 1702 como Ana, reina de Gran Bretaña. La muerte de Ana puso fin a la línea real de los Estuardo, que había comenzado con Roberto II de Escocia, quien reinó de 1371 a 1390.

La reina Ana sobrevivió seis años a su marido, el príncipe Jorge de Dinamarca (1653-1708); murió a la edad de 49 años el 1 de agosto de 1714 en el palacio de Kensington tras sufrir dos infartos cerebrales. La reina Ana había tenido muchos hijos, pero todos murieron en la infancia. La mayor esperanza de un heredero había sido Guillermo, duque de Gloucester (nacido en 1689), pero murió en 1700, a la edad de 12 años. Los herederos oficiales de Ana, la familia Hannoveriana, fueron seleccionados como tales en la Ley de Instauración de 1701.

Eliminar publicidad
Publicidad
Jorge era Elector de Hannover, un pequeño principado de Alemania.

Los Hannover estaban vinculados a la línea real británica como descendientes de Isabel Estuardo (m. 1662), hija de Jacobo I de Inglaterra (quien reinó de 1603 a 1625) y breve reina de Bohemia a través de su esposo Federico V del Palatinado. La sucesora elegida (aunque Ana no le permitió siquiera visitar Inglaterra) fue la hija de Isabel Estuardo, Sofía (1630-1714), esposa del duque de Brunswick y Elector de Hannover (un pequeño principado en Alemania del tamaño de Yorkshire). Sofía de Hannover era la pariente más cercana de la reina Ana de fe protestante, una consideración vital dado que el Parlamento ya había aprobado una ley que prohibía a un católico acceder al trono. Por este motivo, más de 50 aspirantes al trono habían sido considerados inadecuados. Cuando Sofía murió en 1714, su hijo, Jorge Luis, asumió el papel de heredero al trono británico.

Family Tree of the Royal House of Stuart 1603-1714
Árbol genealógico de la Casa Real de Estuardo, 1603-1714
Simeon Netchev (CC BY-NC-ND)

Juventud y familia

Georg Ludwig (más tarde anglicizó su nombre de pila) nació el 28 de mayo de 1660 en Osnabrück, Baja Sajonia, Alemania. Su padre era Ernesto Augusto, duque de Brunswick y elector de Hannover, y su madre Sofía Estuardo, hija de Federico, elector palatino. Jorge heredó el título de su difunto padre el 23 de enero de 1698. Jorge era luterano y adquirió experiencia militar y diplomática defendiendo los intereses de Hannover. Un historiador describe su carácter como "sólido y poco comunicativo, perjudicado por un modesto dominio del inglés y obstinado en sus costumbres" (Cannon, 315). C. Philips es igual de negativo: "Era bajo, con sobrepeso, malhumorado y carente tanto de modales como de encanto" (176).

Eliminar publicidad
Publicidad
La exesposa de Jorge, Sofía, fue desterrada por el resto de su vida a la casa Ahlden en Celle.

El 22 de noviembre de 1682, según lo dispuesto por su padre, Jorge se casó con su prima Sofía Dorotea de Celle (1666-1726), hija de Georg Wilhelm, duque de Lüneburg-Celle en Alemania. La pareja tuvo dos hijos: Georg August (n. 1683) y Sophia Dorothea. La hija de la pareja llegó a ser reina de Prusia por matrimonio. Jorge padre y Sofía se divorciaron en diciembre de 1694 tras descubrirse que ella había mantenido una relación con el conde sueco Philip von Königsmarck. El conde desapareció misteriosamente, y Sofía fue desterrada por el resto de su vida a la casa Ahlden en Celle, donde ya no se le permitió ningún contacto con sus hijos. Jorge tuvo una amante notable, Melusine von der Schulenburg (1667-1743), a la que hizo duquesa de Kendal en 1719. Es posible que la pareja se casara en secreto, pero en cualquier caso, Melusine era tratada como la esposa del rey en la corte. La pareja tuvo tres hijas ilegítimas. Otra de las amantes habituales del rey fue Charlotte Sophia Kellmanns, de quien se rumoreaba maliciosamente que era hermanastra de Jorge.

El 1 de agosto de 1714, Jorge, que solo había visitado Inglaterra una vez (hacia 1680), se convirtió en el rey Jorge I de Gran Bretaña e Irlanda. A los 54 años, se convirtió en el monarca de mayor edad en ocupar el trono. No hubo una oposición inmediata y organizada a este cambio de casas reales. La coronación de Jorge se celebró en la abadía de Westminster el 20 de octubre de 1714, pero al año siguiente se produciría un desafío a su trono.

James Francis Edward Stuart
Jacobo Francisco Eduardo Estuardo
Antonio David (Public Domain)

Las rebeliones jacobitas

A pesar de la selección oficial o la prohibición de un católico en el trono, hubo un serio desafío a la sucesión de Jorge en 1715. Los jacobitas eran quienes apoyaban la reivindicación del trono británico a través del hijo exiliado de Jacobo II, Jacobo Francisco Eduardo Estuardo (1688-1766), también conocido como el Viejo Pretendiente (de la palabra francesa pretendant). El que iba a ser rey se negó a renunciar a su catolicismo para resultar más atractivo a sus futuros súbditos, de todos modos no era el líder más inspirador, y Francia, cansada de guerras, por una vez no estaba interesada en involucrarse en los asuntos británicos. Como consecuencia de estas debilidades, el levantamiento jacobita resultó ser un acontecimiento inútil y fue debidamente reprimido en Escocia en la batalla de Preston el 14 de noviembre de 1715, antes incluso de que el Viejo Pretendiente llegara a Escocia. El Viejo Pretendiente pasó seis semanas deprimentes soportando el invierno escocés y luego se retiró a Europa continental. Otras dos conspiraciones jacobitas, una en 1719 con apoyo español y otra en 1722 con la improbable ambición de tomar Londres, también quedaron en nada gracias al mal tiempo en el primer caso y a la traición en el segundo.

Eliminar publicidad
Publicidad

Política de partidos

Había dos grupos principales en el Parlamento: los whigs y los tories. Los whigs eran una mezcla de ricos terratenientes, empresarios y especuladores financieros. Defendían a ultranza los poderes parlamentarios, por lo que solo deseaban una monarquía muy limitada. Los tories eran más reaccionarios y estaban formados en gran parte por la nobleza rural que creía en las dos grandes tradiciones de la monarquía y la Iglesia. A ambos partidos no les complacía en absoluto tener un monarca extranjero, por lo que se impusieron ciertas limitaciones adicionales a Jorge I, como resume aquí J. Miller: "Se le prohibió abandonar los tres reinos sin permiso del Parlamento, o embarcarse en guerras en interés de un Estado extranjero (Hannover), o nombrar a cualquier extranjero para un cargo" (339).

El rey formaba parte, pues, de una monarquía constitucional en la que el Parlamento tenía importantes poderes, sobre todo en el ámbito fiscal. Solo el Parlamento podía declarar la guerra, y ningún monarca podía destituirlo, como había sucedido tan a menudo bajo los reyes Estuardo. Aunque el inglés de Jorge era deficiente, dominaba otros idiomas, por lo que a menudo dirigía el gobierno de su nuevo reino utilizando el francés y el latín. El rey seleccionaba a sus consejeros de ambos partidos, aunque se sospechaba que algunos tories simpatizaban con los jacobitas, y varios lo hacían abiertamente, el principal de ellos el conde de Mar. Los periódicos whigs tenían mucho interés en describir siempre a sus oponentes como "jacobitas" y no como "tories". Este sesgo significaba que, a largo plazo, los hombres que buscaban el poder optaban por pertenecer al partido whig y desvincularse de los desacreditados tories. Los whigs ganaron las elecciones generales de 1715 y se mantuvieron en el poder durante los 100 años siguientes.

George I of Great Britain by Kneller
Jorge I de Gran Bretaña por Kneller
Godfrey Kneller (Public Domain)

Política exterior

En 1713-15, el Tratado de Utrecht puso fin a la Guerra de Sucesión española y dio lugar a una ampliación de las colonias británicas en Norteamérica (Terranova y Nueva Escocia) y a un lucrativo contrato de monopolio para enviar esclavos desde África a las colonias del Imperio español. El rey Jorge no estaba satisfecho con el tratado, ya que esperaba que la guerra continuara contra Francia y así aumentar los dominios de Hannover. El rey nunca perdonó al gobierno tory la firma del tratado. De 1718 a 1719, Gran Bretaña estuvo en guerra con España por la expansión de esta en el Mediterráneo. Una flota española fue destruida, pero en 1726 estalló otro conflicto entre las dos potencias rivales cuando España intentó y fracasó en su intento de retomar Gibraltar. En 1729 se firmó un tratado de paz que confirmaba a Gibraltar como posesión británica y permitía el comercio británico con las colonias de la América española.

Eliminar publicidad
Publicidad

El rey Jorge deseaba utilizar su nuevo reino para fomentar la prosperidad de Hannover. Uno de los métodos era utilizar la poderosa Marina Real para adquirir Bremen y Verden, ambas muy codiciadas por Suecia. Su adquisición daría a Hannover, sin salida al mar, un acceso crucial al Mar del Norte. La estrategia (poco más que una amenaza de intervención naval) tuvo éxito, y los dos territorios fueron adquiridos por Hannover en un tratado de paz en 1719. Mucho menos exitosa fue la inversión del rey en la burbuja de los mares del Sur en 1720-21, cuando una sociedad anónima que comerciaba con los hipotéticos beneficios futuros del comercio de esclavos entre África y América quebró estrepitosamente.

Desencuentro con el heredero

En 1717, Jorge se enemistó con su hijo y heredero. La explosión se produjo en el bautizo del nieto del rey, con un malentendido en el que se vio implicado el duque de Newcastle, quien, elegido para ser padrino, pensó que el príncipe Jorge lo estaba retando a un duelo. Este desafortunado incidente pudo haber sido el acto final de un largo y latente resentimiento entre ambos desde que el rey Jorge se divorció y trató tan duramente a la anterior reina. Tras la disputa pública, el rey desterró a su heredero del palacio de St. James e incluso se quedó con la custodia de sus nietos, y solo les permitió una visita semanal con sus padres. El príncipe Jorge estableció entonces una corte rival centrada en Leicester House. La corte del príncipe atrajo a conspiradores, tories desacreditados y al político whig Robert Walpole, entre otros. Las relaciones reales se restablecieron en abril de 1720, pero el vínculo entre rey y heredero nunca volvió a ser el mismo.

Arte y arquitectura

A partir de 1721, el rey Jorge, a medida que su salud se debilitaba, adoptó una actitud más distante, y prefirió dejar los asuntos de gobierno a su muy capaz primer ministro Walpole (de nuevo en el candelero gracias a su gestión de las consecuencias del fiasco de las Burbujas del Mar del Sur). George, en cambio, se dedicó a otros intereses como la jardinería (por ejemplo, en los jardines de Kensington), la caza y la ciencia (apoyó las primeras vacunas contra la viruela y se convirtió en patrón de la Royal Society en 1727).

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Handel & George I
Handel y Jorge I
Edouard Jean Conrad Hamman (Public Domain)

Otro gran interés era la música. El rey animó al compositor George Frideric Handel (1685-1759), y en 1717 le encargó la célebre suite de movimientos orquestales que más tarde se llamaría colectivamente Música acuática de Handel. Esta música fue interpretada por una orquesta de 50 músicos mientras la comitiva real navegaba por el río Támesis para asistir a un picnic y regresar de nuevo a Whitehall. El rey contrató a Haendel para que enseñara música a sus nietas. El apoyo de Jorge I a la música se manifestó también en su cuantiosa donación para fundar la Real Academia de Música de Haendel.

La arquitectura se promovió y desarrolló durante el reinado de Jorge I. Surgieron tantos edificios de calidad que el nuevo estilo se conoció como "georgiano". Este estilo, en el que se enfatizan la simetría y la proporción, perduró durante los reinados de los tres sucesores de Jorge I. El estilo, más bien austero, fue una especie de reacción contra el estilo barroco altamente decorativo que se veía en la Europa continental, y terminó evolucionando hasta convertirse en el estilo neoclásico, en el que se utilizaron elementos de los órdenes dórico y jónico de la antigua arquitectura griega y romana con un nuevo enfoque atenuado para crear edificios uniformes, plazas y avenidas enteras de casas callejeras. La casa real de Hanover Square, en Londres, es uno de los primeros ejemplos de este estilo. Se construyeron 50 nuevas iglesias, entre ellas la de Santa Ana de Limehouse, en Londres.

El estilo georgiano (o, quizás más exactamente, los estilos georgianos) en arquitectura se extendió a las artes visuales, sobre todo en la cerámica de aspecto limpio (por ejemplo, Wedgwood), los muebles curvilíneos (por ejemplo, Chippendale) y el rico diseño de interiores (especialmente el papel pintado decorativo). Por último, la literatura floreció durante el reinado de Jorge. Entre las obras famosas publicadas en este período destacan Robinson Crusoe (1719) y Moll Flanders (1722), de Daniel Defoe, así como Los viajes de Gulliver (1726), de Jonathan Swift.

St. Anne’s Church, Limehouse
Iglesia de Santa Ana, Limehouse
The wub (CC BY-SA)

El rey permaneció leal a Hannover y lo visitó seis veces durante su reinado, pero estas largas estancias no le ganaron el cariño de la aristocracia inglesa, que, en su mayoría, siguió considerándolo un forastero bastante aburrido que poseía poca pasión por gobernar Gran Bretaña. El "Jorge el Alemán" tuvo ciertamente dificultades para ganarse a sus súbditos, pero al menos había guiado a la Casa de Hannover hacia un comienzo estable y seguro de su largo reinado británico.

Muerte y sucesor

El rey sufrió problemas de salud en sus últimos años, ya que la obesidad y la gota conspiraron para provocarle desmayos con regularidad. El rey Jorge murió a la edad de 67 años de un ataque al corazón o un derrame cerebral el 11 de junio de 1727 en Osnabrück. Fue enterrado en la iglesia de Leineschloss, en Hannover, antes de ser trasladado al palacio de Herrenhausen, residencia de verano de los Electores de Hannover. El único hijo de Jorge se convirtió en su sucesor como Jorge II. El segundo Jorge fue tan aburrido como su predecesor, aunque un poco más popular. También tuvo que enfrentarse a una rebelión jacobita, esta vez en 1745, cuando los rebeldes se reunieron en torno al hijo del Viejo Pretendiente, Carlos Eduardo Estuardo, alias "Bonnie" Prince Charlie (1720-88). Esta rebelión cobró gran fuerza gracias al carisma de Carlos, pero fue, como todas las anteriores, finalmente reprimida. La causa Estuardo murió en la batalla de Culloden en 1746. Más lejos, hubo varias decepciones en guerras extranjeras en América y Europa, pero más tarde llegaron los éxitos en Canadá y la India.

La dinastía de Hannover tuvo unos primeros monarcas desagradables que lucharon por ser tomados totalmente en serio por su nación de adopción. Los Hannover lograron perdurar mientras Gran Bretaña construía su imperio gracias a sus políticos y ejércitos más que a sus soberanos. La relación directa de Gran Bretaña con Hannover terminó cuando la reina Victoria subió al trono en 1837, ya que no se permitía que una mujer gobernara el reino alemán.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué era conocido el rey Jorge I?

El rey Jorge I fue conocido por ser el primer monarca británico de la Casa de Hannover.

¿Qué relación tenía la reina Ana con Jorge I?

La reina Ana estaba emparentada con Jorge I, ya que compartían el mismo antepasado: Jacobo I de Inglaterra.

¿Cómo llegó Jorge I a ser rey?

Jorge I se convirtió en rey de Gran Bretaña porque la reina Ana murió sin descendencia, y él fue elegido como su pariente más cercano que era protestante.

¿Qué rey inglés sólo hablaba alemán?

A menudo se dice que Jorge I era el rey que no sabía hablar inglés, pero hablaba un poco y, en cualquier caso, se comunicaba con sus ministros en francés.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2023, enero 18). Jorge I de Gran Bretaña [George I of Great Britain]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21441/jorge-i-de-gran-bretana/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Jorge I de Gran Bretaña." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación enero 18, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21441/jorge-i-de-gran-bretana/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Jorge I de Gran Bretaña." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 18 ene 2023. Web. 18 jul 2024.

Afiliación