Carlos III y sus hermanos, en la despedida a Isabel II en Escocia

Fallecimiento de la monarca británica

Carlos III, acompañado de Camilla, sus hermanos y sus cuñados asiste a la despedida de Isabel II en Escocia

Los hijos de la soberana han acudido a una ceremonia de acción de gracias por la vida de su madre en la Catedral de St. Giles de Edimburgo

Por Beatriz Castrillo

Las despedidas oficiales a Isabel II ya han comenzado. El primero de los homenajes solemnes a la monarca más longeva del Reino Unido se ha llevado a cabo en la catedral de St. Giles de Edimburgo (Escocia), donde ha tenido lugar un servicio de acción de gracias por la vida de la Reina, que murió el 8 de septiembre a los 96 años tras siete décadas en el trono. El rey Carlos III, acompañado por su esposa - la reina consorte Camilla - y sus hermanos, ha accedido al templo después de acompañar a pie el féretro que contenía los restos mortales de la soberana en un solemne cortejo fúnebre que ha partido desde del Palacio de Holyroodhouse. 

Loading the player...

VER GALERÍA

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DE LA GALERÍA

Junto al nuevo monarca, vestido con el uniforme de gala de la Guardia Real de Escocia, han estado, además de Camilla, la princesa Ana, acompañada por su esposo, el vicealmirante Sir Tim Laurence; el príncipe Andrés -el único que  ha ido vestido de civil ya que se le retiraron sus títulos militaresy el príncipe Eduardo, conde de Wessex, con su esposa, Sohpie, que en ocasiones sacó su pañuelo para enjugarse las lágrimas por la emoción. Todos ellos han ocupado sus sitios frente al féretro, custodiado por la guardia de honor de la Compañía Real de Arqueros, sobre el que se ha dispuesto un arreglo floral compuesto por rosas blancas, fresias, crisantemos, romero y brezo blanco de Balmoral, el castillo en el que falleció la Reina. También se ha colocado la corona de Escocia, una de las joyas más antiguas de Reino Unido con casi 500 años de antigüedad, realizada para el rey Jacobo V realizada en oro escocés con 42 gemas y piedras preciosas y 70 perlas escocesas. En el resto de bancos, diversas personalidades de la sociedad y la política escocesas como la primera ministra británica, Lizz Truss.

VER GALERÍA

A cargo de la música ha estado el coro de la Catedral de St. Giles, dirigido por el maestro Michael Harris, acompañado al órgano por Jordan English, organista de la Catedral, que han interpretado piezas de Bach, James MacMillan, Herbert Howells, Henry Pucell o Edgar Bainton, entre otros. Se han incluido piezas en inglés y otras en gaélico escocés. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

- Comunicado del príncipe Harry: 'Abuelita, te estaré agradecido por el momento en que conociste a mi querida esposa y a tus bisnietos'

- ¿Quién se quedará con los queridos corgis de la reina Isabel?

Durante el servicio de acción de gracias, en el que también se ha querido destacar la conexión de la reina Isabel mantenía con Escocia, se ha recordado que el Reino Unido es hoy “una nación afligida, pero recordamos con gratitud la larga vida y reinado de tu sierva Isabel, nuestra Reina, y por los muchos dones y gracias con que la dotaste, por su fidelidad al encargo que le encomendaste, y por todos los beneficios que por medio de ella habéis concedido a este pueblo”. Después, ha tenido lugar la primera lectura correspondiente al libro del Eclesiastés. El reverendísimo Leo Cushley, arzobispo católico de St. Andrews y Edimburgo, pronunció la epístola de los Romanos. 

VER GALERÍA

El Evangelio (San Juan 14: 1-4, 6, 27)  ha sido leído por el reverendísimo Mark Strange, obispo anglicano de Moray, Ross y Caithness y primus de la Iglesia Episcopal escocesa, al que le ha seguido la homilía a cargo del reverendísimo Iain Greenshileds, moderador de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia

VER GALERÍA

VER GALERÍA

También en este servicio se ha pedido por el nuevo Rey “mientras asume el cargo al que le has llamado. Dónalo de ese espíritu con el que bendijiste y guiaste a la Reina durante tantos años, para que camine en el gozo de tu fuerza y sea afirmado por el amor de su pueblo en todo este reino”, ha dicho el ofciante. Además de miembros de la Iglesia, el oficio religioso ha contado con la presencia de miembros de la Commonwealth. El acto ha finalizado con el himno nacional (God save the King) entonado por todos los presentes. 

VER GALERÍA

La imponente catedral de St. Giles, en el centro de Edimburgo, enclava sus orígenes en el siglo XII y destaca por su cúpula en forma de corona real y se considera como la iglesia madre del presbiterianismo y de la iglesia de Escocia. Aunque no tiene oficialmente el título de catedral, por ausencia de estas en la Iglesia de Escocia sí que llevó este título en el pasado y es conocida como tal. La catedral que conocemos en la actualidad es del siglo XIV y fue restaurada en el XIX  y está consagrada al patrón de la ciudad. 

Los restos de Isabel II estarán 24 horas en Escocia

Los ciudadanos de Escocia tendrán la oportunidad de despedir a la Reina ya que sus restos mortales permanecerán en la Catedral de St. Giles durante 24 horas para que todos aquellos que quieran puedan presentar sus respetos. Ya por la tarde, el monarca ha tenido audiencias con los líderes políticos escoceses, entre ellos, con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, a la que ha recibido en el Palacio de Holyroodhouse.  En compañía de la Reina consorte ha participado en una moción de condolencia en el parlamento escocés, donde ha pronunciado un discurso.