Un ataque de Isabel II a Meghan Markle se vuelve una popular camiseta en Reino Unido

Un ataque de Isabel II a Meghan Markle se vuelve una popular camiseta en Reino Unido

La Reina Isabel II junto a la esposa de su nieto Harry, Meghan Markle.
La Reina Isabel II junto a la esposa de su nieto Harry, Meghan Markle.
GTRES

A decir verdad, no hay nada que haga pensar que Isabel II no se lleva bien con Meghan Markle. Es algo que se ha vuelto vox populi y que sin embargo no está basado en declaraciones reales y constatables, sino en fuentes y dimes y diretes. Pero es algo que ha calado a la hora de hablar de la familia real británica: que la monarca no soporta a la esposa de su nieto, el príncipe Harry, como en su momento no soportó a su madre, Lady Di.

Por eso es más curioso aún lo que ha ocurrido en apenas un par de días, desde que el periódico matinal del domingo pasado, 17 de julio, del diario The Sun publicase entre sus páginas algunos de los detalles más jugosos que trae consigo uno de los próximos libros sobre la relación entre los duques de Sussex y Buckingham Palace.

Se trata de Revenge: Meghan, Harry and the war between the Windsors ('Venganza: Meghan, Harry y la guerra entre los Windsor'), la última obra del polémico Tom Bower, conocido por sus biografías no autorizadas y sus investigaciones como periodista y productor de televisión en la cadena BBC. En un momento dado, Bower le pone a la soberana unas palabras en la boca que se han hecho muy populares.

Se trata del alivio de Isabel II al descubrir que la duquesa, que por entonces no debía volar debido al nacimiento reciente de la pequeña Lilibet, no iba a asistir al funeral del duque de Edimburgo. "Thank Godness, Meghan is not coming" ("Gracias al cielo, Meghan no viene" en español) fue la frase que dijo al ser informada de la noticia mientras se preparaba para acudir a la capilla de San Jorge, según Bower.

La sentencia ha calado tanto entre quienes tienen animadversión por la duquesa que en tiempo récord se han creado camisetas con la sentencia que están siendo un éxito. Así sea blanca o negra, la clave son las letras en blanco -a excepción del "is not", en amarillo- sobre la Union Jack, las prendas tienen un coste de 24 euros.

Aparte de que hay tanto para hombre como para mujer, las diferentes páginas que las están vendiendo también está comercializando tazas, sudaderas y hasta imanes con la supuesta frase de la reina. Así las cosas, a pesar de llevar ya años fuera, Meghan sigue siendo una mina de oro para Reino Unido.

Mostrar comentarios