¿De qué murió la reina Isabel II de Inglaterra?
Global

¿De qué murió la reina Isabel II de Inglaterra? Teoría apunta al covid

¿De qué murió la reina Isabel II? Se sabe que la monarca tenía una salud de hierro y a sus 96 años se le pódía ver fuerte en el trono.

E. Morales / Excélsior Digital / Ciudad de México | 08-09-2022
Reina Isabel II
Por el momento se sabe que Isabel II murió a causa de un deterioro progresivo de su salud tras contagiarse de covid. Foto: Reuters

Isabel II murió este 8 de septiembre de forma repentina a la edad de 96 años y en redes se habla sobre sus causas de fallecimiento.

Apenas esta mañana los médicos de Isabel II habían mostrado su preocupación por la salud de la reina más longeva en la historia del Reino Unido, desde hace varios meses ya había presentado problemas para caminar.

¿Qué enfermedad tenía Isabel II?

El Palacio de Buckingham se mantuvo muy hermético sobre la salud de Isabel II y sus familiares evitaban dar declaraciones a la prensa.

Hasta el momento se sabe que Isabel II murió tras un gradual deterioro en su salud, condición que se complicó tras contagiarse de coronavirus.

Familiares cercanos de Isabel II se reunieron con ella para acompañarla en sus últimos momentos.

Isabel II, una reina con salud de hierro

El reinado de Isabel II duró más de 70 años, durante todo ese tiempo vio llegar conflictos y personajes internacionales.

La reina de Inglaterra era famosa por tener una salud de hierro, en muy pocas ocasiones se enfermó y hasta se llegó a hablar sobre sus secretos de longevidad.

Isabel se convirtió en monarca en una época en la que Reino Unido aún conservaba gran parte de su antiguo imperio. Salía de los estragos de la Segunda Guerra Mundial, con un racionamiento de alimentos aún en vigor.

En las décadas siguientes, Isabel fue testigo de enormes cambios políticos y de la agitación social en su país y en el extranjero. Las tribulaciones de su propia familia, sobre todo el divorcio de Carlos y su primera esposa, Diana, se produjeron en plena luz pública.

Sin dejar de ser un símbolo duradero de estabilidad y continuidad para los británicos en una época de relativo declive económico nacional, Isabel también intentó adaptar la antigua institución de la monarquía a las exigencias de la era moderna.

 

emb

Te recomendamos:
TAGS
Comparte en