Hollywood Ending (2002): Finales de Hollywood - ochoymedio - revista en línea de cine
Nombre: Hollywood Ending
Categorías: Comedia
Director:
País: Estados Unidos
Año: 2002

Otras reseñas para esta película

Luis Fernando Afanador Perez

Hollywood Ending (2002)

Finales de Hollywood

Una mala película de Woody Allen es mejor que un esfuerzo mediocre de muchos otros directores, dice el notable crítico James Berardinelli a propósito de Hollywood Ending. Aunque yo no llegaría al extremo de afirmar que ésta es una "mala película", coincido plenamente en que algo le falta, en que al final sentimos que nos dieron menos de lo que nos habían ofrecido en un comienzo.

Y es que la historia de Hollywood Ending resulta bastante prometedora. En una reunión clave para decidir quién será el director de La ciudad que nunca duerme, la superproducción de 60 millones de dólares de Galaxy Pictures, Ellis (Téa Leoni), la nueva productora de la compañía, propone que el director sea su ex esposo Val Waxman (Woody Allen). Proposición que cae como una broma de mal gusto ante el staff de Galaxy, del cual hace parte Hal (Treat Williams), actual novio y prometido de Ellis. A pesar de que Val Waxman ha obtenido dos Oscares, tiene la fama de ser un director complicado, neurótico y, por si fuera poco, "artístico". Es decir, es la persona menos indicada para asegurar la recuperación de la cuantiosa inversión. Pero, aunque no lo parezca, el amor también tiene sus influencias en Hollywood: Ellis convencerá al influyente Hal. Y, de paso, a su renuente ex marido -aún resentido por la traición y el abandono- porque no tiene muchas opciones: nadie más le ha ofrecido dirigir y apenas sobrevive haciendo comerciales para televisión.

La tensión con que se inicia el rodaje no es poca. Val Waxman está bajo sospecha; tiene una relación tensa con su ex y única defensora; además, su novia Lori (Debra Messing), pésima actriz, aspira a un papel protagónico. Para complicar aún más este complicado panorama ocurre algo que será el as argumental de la trama: Val Waxman se queda ciego y no tendrá otra opción que dirigir ciego.

Un director ciego dirigiendo una costosa película de Hollywood. Es una gran idea que en sí misma –por lo delirante y absurda- tiene asegurada el efecto cómico. Y como las actuaciones del veterano Woody Allen y Téa Leoni son competentes –no puede decirse lo mismo de Debra Messing- habrá efectivamente escenas muy divertidas. Lo que no convence mucho es el desenlace. Como era de esperar, la película resulta un desastre. Sin embargo, no habrá mayores consecuencias ni nada que lamentar: Val Waxman recuperará la vista y a Ellis, quien nunca había dejado de amarlo.

Lo que prometía ser una parodia feroz al cine made in Hollywood -con el que, en su larga carrera, Woody Allen ha tenido profundas diferencias- se diluye en una comedia feliz a la manera de Hollywood. Aquí hay algo que no cuadra, algo que falló. Por una extraña razón, terminamos viendo la película equivocada. Nos engañaron. Moraleja: no se puede vencer al enemigo usando sus mismas armas.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.