ESTUDIO CIENTÍFICO | Un CSI prehistórico resuelve un asesinato ocurrido hace 5.200 años

ESTUDIO CIENTÍFICO

Un CSI prehistórico resuelve un asesinato ocurrido hace 5.200 años

Durante décadas, sus restos se convirtieron en una reliquia para la comunidad científica

Cráneo del hombre de Vittrup, asesinado en Dinamarca hace 5.200 años.

Cráneo del hombre de Vittrup, asesinado en Dinamarca hace 5.200 años.

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Hace poco más de un siglo, allá por el 1915, en el fondo de un humedal danés se encontraron los restos de un brutal asesinato. La víctima, un hombre. Y las pruebas del crimen, un puñado de huesos, un cráneo completamente fragmentado y un garrote de madera. En un primer momento, los forenses creyeron que se trataba de una muerte relativamente reciente. Pero tras unos análisis más en profundidad llegó la sorpresa. Ese hombre había sido asesinado, sí, pero hace 5.200 años. Durante décadas, sus restos se convirtieron en una reliquia para la comunidad científica. Y ahora, milenios más tarde, varios estudios han conseguido resolver el misterio tras la vida y la muerte del llamado 'hombre de Vittrup'.

Los restos del hombre de Vittrup, hallados junto a garrote de madera, mostraban signos de violencia extrema

Como todo buen análisis de 'CSI prehistórico', el primer paso para resolver este misterio era entender quién era exactamente la víctima. Según publica la revista científica 'Nature', un reciente análisis de 317 esqueletos antiguos descubiertos en Dinamarca descubrió que, contrariamente a lo que se esperaba, los genes del hombre de Vittrup no tenían mucho que ver con los de sus contemporáneos. Una vez descubierta esta anomalía, un análisis individual de sus restos óseos confirmó que, efectivamente, este hombre no era originario de las tierras danesas sino que era un migrante. Los expertos, de hecho, creen que nació y creció a lo largo de la costa escandinava, probablemente en Noruega o Suecia, y que ya de adulto migró hacia Dinamarca.

Un estudio adicional de su esmalte y sarro dental, así como de los restos óseos, publicado esta misma semana en la revista 'PLOS ONE', también desveló más datos sobre su vida. Todo apunta a que el hombre de Vittrupp pertenecía a una comunidad de cazadores-recolectores. Desde pequeño, se acostumbró a migrar en busca de alimentos. Y hasta hay indicios que sugieren que se alimentaba, entre otras cosas, de peces, focas y ballenas.

La principal hipótesis es que murió víctima de un sacrificio ritual, aunque también hay quien cree que pudo haber sido asesinado

Pero algo ocurrió cuando cumplió los 18 años porque, tal y como argumentan los expertos, parece que llegó a Dinamarca. Y allí abandonó la vida nómada, se convirtió en granjero y empezó a alimentarse de ovejas y cabras. Hay quien cree que el hombre de Vittrupp pudo haber sido un esclavo vendido a un habitante de tierras danesas o simplemente un comerciante que acabó asentándose por allí.

¿Ritual o crimen a sangre fría?

Habiendo aclarado la identidad de la víctima, así como algunos de sus vaivenes vitales, los científicos se centraron en investigar su muerte. La principal hipótesis es que el hombre de Vittrup murió cuando tenía entre 30 y 40 años. Probablemente, fruto de un sacrificio ritual. Según explican los expertos, este tipo de prácticas eran muy habituales en la región durante la Edad de Piedra. Y también era bastante común arrojar los cadáveres a los pantanos y humedales de la zona como parte de las prácticas rituales. Así que en cierto modo, tiene sentido pensar que fue asesinado como un sacrificio a los dioses. Quizás, porque ya no era apto para realizar trabajos físicos.

¿Pero justifica eso un asesinato tan extremadamente violento? Los expertos señalan que otras víctimas de sacrificios rituales fueron halladas con tiros de flecha o estranguladas y sin demasiados signos de violencia extrema. Pero la autopsia del hombre de Vittrup sugiere que recibió al menos ocho golpes violentos en la cabeza que acabaron dejándole el cráneo hecho añicos. Por eso también hay quien cree que, quizás, esta persona fue víctima de un asesinato a sangre fría, ya fuera premeditado o accidental, y que finalmente fue arrojado al pantano para ocultar su muerte. Por ahora, según apuntan los últimos estudios, la hipótesis más probable sigue siendo la del sacrificio ritual. Y con esto, al menos por ahora, parece que quedaría resuelto el expediente de una muerte que ocurrió hace 5.200 años.