Sonya Yoncheva, en 'Il pirata', de Bellini, que interpretó en el Teatro Real
Sonya Yoncheva, en 'Il pirata', de Bellini, que interpretó en el Teatro Real - Javier del Real

El Teatro Real rescata 'Siberia', una ópera apenas conocida de Umberto Giordano

La soprano Sonya Yoncheva es la protagonista de este título, que se ofrece en versión de concierto

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Umberto Giordano es, como sus contemporáneos Pietro Mascagni y Ruggero Leoncavallo (autores de 'Cavalleria Rusticana' y 'Pagliacci', respectivamente), un autor conocido por una sola ópera: 'Andrea Chenier' (en su caso podría hablarse también de 'Fedora'). Pero no quiere decir que no compusiera ninguna obra más; en su catálogo figuran una docena de títulos, entre ellas 'Siberia', estrenada en la Scala de Milán el 19 de diciembre de 1903 y que llega ahora por primera vez al Teatro Real, que la presenta los días 6 y 9 en versión de concierto. La dirección musical corre a cargo de Domingo Hindoya y el reparto lo encabeza la soprano Sonia Yoncheva, una de las grandes estrellas de la ópera de nuestros días; le acompañan Elena Zilio, Mercedes Gancedo, Murat Karahan, George Petean, Alejandro del Cerro, Albert Casals, Tomeu Bibiloni, Fernando Radó, Moisés Marín y Claudio Malgesini, además del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

Para 'Siberia', Umberto Giordano contó con el libreto escrito por Luigi Illica, con el que ya había colaborado en 'Andrea Chénier' y que trabajó con Puccini en 'La bohème', 'Tosca' y Madama Butterfly'. Se basó para ello en dos libros: 'Recuerdos de la casa de los muertos', de Fiódor Dostoyevski, y 'Resurrección', de Leon Tolstoi. El compositor regresaba así al universo ruso del siglo XIX , que ya hubiera abordado en 'Fedora'. De hecho, la partitura evoca el folclore ruso, e incluye melodías populares como el 'Canto de los remeros del Volga', que también emplearían Falla o Stravinski.

La protagonista de 'Siberia' es la cortesana Stephana -mujer, amante y heroína-, como rezan los tres actos en los que se divide la obra. La mujer ama en secreto al oficial Vassili y cuando éste es condenado a trabajos forzados, por haber herido en un duelo al príncipe Alexis Frouwor, amante de Stephana, se une a él en Siberia, dispuesta a compartir con él el resto de sus días. Pero el destino le es hostil hasta el final: unida a su antiguo protector, el criminal Gleby -que se la había vendido en su día al príncipe-, Stephana será asesinada por los guardias durante un intento de fuga.

A pesar de que 'Siberia' obtuvo en su estreno en Milán y en su posterior presentación en París un notable éxito; de que, según algunos expertos, era el título preferido de su compositor; y de que un compositor como Gabriel Faurè la definió «como una de las obras más interesantes y singulares del panorama musical de principios del siglo XX», la ópera cayó en el olvido. Sopranos como Renée Fleming, Angela Georghiu o Ermonela Jaho han incluido alguna de sus arias en sus grabaciones discográficas, pero la recuperación contemporánea de este título se produjo tan solo hace cinco años en una producción presentada en el Maggio Musicale Fiorentino dirigida escénicamente por Roberto Andò y musicalmente por Gianandrea Noseda. En el reparto, dos de los protagonistas que estarán en el escenario del Teatro Real: la soprano Sonya Yoncheva y el barítono George Petean.

«Aunque actualmente haya algún comentario en contra de su valor musical -ha escrito Fernando Fraga-, acusándola en lo dramático de demasiado oportunista, 'Siberia' tiene todo el interés y muchos de los ingredientes de una ópera tradicional a la italiana: tenor y barítono aman a la misma mujer soprano, mujer de vida un tanto discutible y que por amor busca regenerarse. Una 'resurrección' moral conseguida a costa de su vida que pierde, como corresponde, en brazos del amante y a causa de las malas artes del pérfido barítono».

Ver los comentarios