Los reyes Felipe y Letizia dan la bienvenida al presidente de Italia Sergio Mattarella y a su hija Laura
Sergio Mattarella y su hija Laura con los Reyes

Laura Mattarella desempeña las funciones de primera dama desde 2015

Los reyes Felipe y Letizia reciben con honores al presidente de Italia, Sergio Mattarella, y su hija Laura

La plaza de la Armería del Palacio Real ha sido escenario de esta bienvenida al mandatario italiano, que pasará dos días en España

por M. J. Somoza

La visita del presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, a nuestro país ha comenzado con el recibimiento oficial de los reyes Felipe y Letizia, una bienvenida con Honores Militares que ha tenido como escenario el Palacio Real de Madrid. Arranca así la primera jornada de este viaje de Estado del mandatario en el que recibirá, entre otros reconocimientos, la Llave de Oro de Madrid, las medallas de Congreso y Senado y el Collar de Isabel la Católica. Es sin duda una visita con un significado un tanto especial pues será previsiblemente la última que haga a nuestro país de manera oficial el político, de 80 años, antes de que finalice su mandato el próximo mes de febrero. Está acompañado en este periplo por su hija Laura, que acudirá junto a su padre a los actos previstos en la agenda de las próximas horas. Laura, de 52 años, desempeña las funciones que corresponde a una primera dama en Italia, ya que la esposa de Mattarella, Marisa Chiazzese, falleció de cáncer en 2012. Cuando su padre fue elegido en 2015 para ocupar el puesto de presidente de la República, esta abogada, casada y con tres hijos, dejó su trabajo para acompañar a su padre en las responsabilidades del cargo.

Loading the player...

La Reina recupera su vestido misterioso de 'tweed' y lo transforma con una capa

El divertido momento del rey Felipe al intentar subirse a un autobús de dos pisos

VER GALERÍA

PINCHA SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Como marca el protocolo vigente desde 2017, la Guardia Real ha escoltado al presidente italiano y su hija en la Plaza de la Armería, hasta donde ha llegado en un Rolls Royce de Patrimonio Nacional. Tras bajar del automóvil, don Felipe y doña Letizia les han saludado y los cuatro han conversado brevemente, mientras se trasladaban a la tribuna. A continuación, se ha dado paso a los himnos nacionales y al disparo las salvas de artillería. Seguidamente, el Rey y el jefe de Estado italiano han pasado revista al batallón de honores de la Guardia Real, han saludado a las delegaciones y, ya junto a doña Letizia y Laura Mattarella, presenciaron el desfile de la Compañía de Honores antes de trasladarse a su siguiente compromiso. Además del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, han participado en la ceremonia la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el del Senado, Ander Gil; el del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. También han asistido el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, entre otras autoridades. Mattarella ha viajado a España con el ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio.

VER GALERÍA

Después de este recibimiento, los Reyes y Mattarella se han trasladado al palacio de la Zarzuela donde, tras un breve encuentro entre don Felipe y el político italiano, está previsto un almuerzo. En la jornada de hoy Mattarella se reunirá en Moncloa con Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, con quien tratará diversas cuestiones, y visitará el Ayuntamiento de la capital, donde será homenajeado. Ya por la noche tendrá lugar una de las citas más esperadas, la cena de gala ofrecida en honor de Mattarella, una tradición que se celebra por segunda vez tras los meses de restricciones a los que ha obligado el coronavirus y en la que todas las miradas estarán puestas en la Reina y Laura Mattarella, pues se espera que recupere el boato y los atuendos de gala típicos de estos eventos. 

VER GALERÍA

Una esperada cena de gala

La última vez que se celebró una cena de estas características fue con motivo de la visita de Estado del presidente de la República de Corea, Moon Jae-in, y su esposa, Kim Jung-sook el pasado mes de junio a España. Aunque normalmente estas veladas suponen un gran despliegue protocolario, con las mujeres vestidas de largo y con grandes joyas y los hombres de esmoquin, dada la situación pandémica se prefirió entonces un término medio con una etiqueta algo diferente y mucho más sobria, con vestido corto para las damas y traje para los caballeros. La última vez que pudimos ver a doña Letizia con tiara en nuestro país fue en febrero de 2019, cuando el entonces presidente de Perú, Martín Vizcarra, realizó un viaje de Estado a España. En esa ocasión, la Reina lució un vestido morado de Felipe Varela, que había llevado en la cena de preboda del príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge.

VER GALERÍA

El miércoles don Felipe y los presidentes de Italia, Sergio Mattarella, y de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, se reunirán en Málaga, donde se celebra la XIV edición de la reunión sobre innovación COTEC-Europa. Entre los reconocimientos que se otorgarán al político en este viaje oficial, está el Collar de la Orden de Isabel la Católica, una prueba del "aprecio" de don Felipe y a propuesta del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. Su hija Laura, por su parte, recibirá la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al igual que el ministro de Exteriores italiano, el secretario general de la Presidencia de la República, Ugo Zampetti, y el actual embajador italiano en Madrid, Riccardo Guariglia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie