María José de Bélgica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
María José de Bélgica
Marie-Jose of Belgium, Queen of Italy.jpg
La reina María José en 1946.
Coat of arms of the House of Savoy.svg
Reina consorte de Italia
9 de mayo-12 de junio de 1946
(34 días)
Predecesor Elena de Montenegro
Sucesor Abolición de la monarquía
(Marina Doria como reina titular)
Información personal
Nombre secular María José Carlota Sofía Amelia Enriqueta Gabriela
Otros títulos
Nacimiento 4 de agosto de 1906
Bandera de Bélgica Villa Osterrieth, Ostende, Reino de Bélgica
Fallecimiento 27 de enero de 2001 (94 años)
Bandera de Suiza Thônex, Suiza
Sepultura Abadía de Hautecombe
Religión Catolicismo
Familia
Casa real Sajonia-Coburgo y Gotha
(hasta 1920)
Bélgica (desde 1920)
Padre Alberto I de Bélgica
Madre Isabel de Baviera
Consorte Humberto II de Italia (matr. 1930; viu. 1983)
Hijos
Armoiries Princesse Marie José de Belgique Reine d'Italie.svg
Escudo de María José de Bélgica

María José de Bélgica (en francés, Marie-José de Belgique; Ostende, 4 de agosto de 1906 - Thônex, 27 de enero de 2001), nacida princesa de Bélgica, fue reina consorte de Italia.

Primeros años de vida[editar]

La princesa María José, en 1915.
El rey Humberto II y la reina María José junto al resto de la Familia Real visitan al Papa Pio XII. A la derecha, el Conde Ciano, Ministro de Relaciones Exteriores.
La Princesa de Piamonte, María José de Bélgica, en la década de los '30. En ese tiempo, María José era considerada una de las princesas más elegantes del mundo, al mismo tiempo, que mantenía contacto con opositores al fascismo.

Fue hija del rey Alberto I de Bélgica y de la duquesa Isabel de Baviera y hermana del también rey Leopoldo III. También fue sobrina nieta de Carlota de Bélgica, última emperatriz de México.

Matrimonio e hijos[editar]

En 1930 contrajo matrimonio con el Príncipe heredero de Italia, Humberto (luego Rey de Italia con el nombre de Humberto II) en Roma. De esta unión nacieron cuatro hijos:

Vida pública[editar]

Fue una opositora del fascismo italiano liderado por Benito Mussolini, tal como lo muestran los últimos estudios históricos sobre la caída del régimen y los dramáticos sucesos de la rendición de Italia en 1943.

María José, como princesa heredera de Italia, tuvo un alto perfil público durante la primera década de su permanencia en Italia bajo la dictadura fascista. Sin embargo, mantuvo encuentros secretos con los principales opositores al régimen a través de sus amistades y de contactos realizados como consecuencia de sus amplias inquietudes intelectuales.[1]

Formada en una familia liberal y con una férrea conciencia sobre el papel de la monarquía constitucional, en su fuero interno, María José adoptó una posición de sutil hostilidad al fascismo. Reportes diplomáticos británicos provenientes de Egipto, en 1938, informaron de un supuesto complot para derribar a Mussolini, en el cual estaba involucrada María José, junto a políticos monárquicos, liberales y dirigentes fascistas enemistados con el Duce. Según esos reportes, el golpe de estado, realizado con el apoyo del ejército y la polícia, implicaría la detención de Mussolini, la abdicación de Víctor Manuel III, y la renuncia sucesiva de su esposo Humberto al trono, para convertir a María José en regente, de su pequeño hijo Víctor.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, e Italia ingresó en la contienda, mantuvo contactos por intermedio de la diplomacia del Vaticano, principalmente con la ayuda Monseñor Giovanni Montini (futuro Papa Pablo VI ), con representantes de las Potencias Aliadas a fin de transmitir a su suegro, el rey Víctor Manuel III, un mensaje del dictador de Portugal, António de Oliveira Salazar. Este mensaje, transmitido en 1942, advertía sobre la posibilidad de que los Aliados tendrían un trato benevolente con Italia, si esta rompía su alianza con el Eje.[2]​ Estas gestiones provocaron el disgusto del gobierno italiano y de la Familia Real, siendo María José enviada al norte del país junto con sus hijos,para luego refugiarse en Suiza, mientras se desarrollaba la invasión de los alemanes y de los aliados al territorio italiano. Ante el peligro de que fuesen capturados por fuerzas alemanas, María José y su familia, se trasladaron a Suiza, permaneciendo bajo una fuerte vigilancia por parte del gobierno helvético.

Durante este periodo, apoyó a los partisanos que luchaban contra los nazis en la Lombardía. Su conducta, abiertamente opositora al régimen fascista, a espaldas de su esposo, Humberto, fue descrita en palabras de un diplomático británico en el Vaticano en el sentido de que María José era "el único hombre de toda la Casa de Saboya".[3]

Ante la derrota del Eje, y la subsiguiente abdicación de su suegro, el Rey Víctor Manuel III ocurrido en 1946, se convirtió en la reina de los italianos junto a su marido Humberto II. Regresó a Roma, pero su reinado fue efímero pues duró solo 33 días debido al plebiscito en que el pueblo italiano optó por la república que reemplazó a la monarquía ante la impopularidad de la Corona y el desempeño de Víctor Manuel III de Italia frente a la dictadura de Mussolini.

María José abandonó Italia con la familia real para exiliarse en Portugal, luego en Suiza. Al abolirse la monarquía en Italia, y al no tener responsabilidades oficiales, se separó de su marido para instalarse durante un largo periodo en la ciudad de Cuernavaca, México, donde sobresalió como protectora de jóvenes músicos.

María José fue conocida como la Reina de Mayo, debido a la brevedad de su reinado como consorte.

Poco tiempo antes de la muerte del Rey Humberto II en 1983, el parlamento italiano aprobó el decreto en que permitió a la última reina regresar definitivamente a Italia, pero ella no aceptó esa invitación formulada por el Primer ministro de Italia alegando que no ingresaría a ese país si no se cambiaba la ley de la Constitución Política que prohibía el retorno de los varones descendientes del último rey al territorio italiano. Aseguró que solo podría volver permitiendo también a su único hijo varón Víctor Manuel de Saboya, Príncipe de Nápoles, deseo que no se cumplió ya que María José falleció el 27 de enero de 2001 en Ginebra, Suiza.

Fue sepultada en la Abadía de Hautecombe, en la Saboya francesa junto a su esposo, Humberto II.

Títulos, tratamientos y distinciones honoríficas[editar]

Monograma de la reina María José de Italia

Títulos y tratamientos[editar]

  • 4 de agosto de 1906 - 8 de enero de 1930: Su Alteza Real la princesa María José de Bélgica
  • 8 de enero de 1930 - 9 de mayo de 1946: Su Alteza Real la princesa del Piamonte
  • 9 de mayo de 1946 - 12 de junio de 1946: Su Majestad la reina consorte de Italia
  • 12 de junio de 1946 - 27 de enero de 2001: Su Majestad la reina María José de Italia

Distinciones honoríficas[editar]

Ancestros[editar]


Predecesor:
Elena de Montenegro
Armoiries Princesse Marie José de Belgique Reine d'Italie.svg
Reina consorte de Italia

1946
Sucesor:
Monarquía abolida
(Marina Ricolfi-Doria como reina titular)

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

(En inglés)