Aceite del Monte de los Olivos, el simbolismo en la coronación de Carlos III
Crisma real

Aceite del Monte de los Olivos, el simbolismo en la coronación de Carlos III

El patriarca ortodoxo de Jerusalén consagra el aceite destinado para la coronación de Carlos III

El patriarca ortodoxo de Jerusalén consagra el aceite destinado para la coronación de Carlos III

El óleo con el que será ungido en su coronación Carlos III el 6 de mayo ha sido bendecido y enviado a Londres. La tradición de los reyes se perpetúa en esta ceremonia en Westminster donde el hijo de Isabel II recibirá en su frente el aceite de oliva como símbolo del oro. Un aceite del Monte de los Olivos, de Getsemaní, donde permanecen árboles de los tiempos de Cristo (monte de la unción de sangre y lágrimas en la víspera de la Pasión de Jesús). Es un lugar sagrado de Jerusalén que tiene templos y monasterios con significado. En uno de los monasterios ortodoxos, el de María Magdalena, reposa Alicia de Battenberg, princesa griega madre de Felipe de Edimburgo.

La ceremonia de la consagración del óleo que recibirá en su frente el nuevo rey británico se ofició hace algo más de una semana en la basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén a cargo de las dos máximas autoridades religiosas ortodoxa y anglicana de la histórica ciudad. En el Santo Sepulcro se venera el lugar donde estuvo crucificado Cristo, en el monte Gólgota, y la cueva donde fue inhumado y donde resucitó.

El rey británico, Carlos III El rey británico, Carlos III

El rey británico, Carlos III

Carlos III es coronado como rey pero también es cabeza de la religión anglicana por lo que tiene más trascendencia todo el simbolismo en torno a la confirmación de su responsabilidad. Junto a su mujer, la reina consorte Camila, y los príncipes de Gales, Guillermo y Catalina, presidió este lunes los actos del Día de la Commonwealth, con la misa también celebrada en Westminster.

En el simbolismo del crisma de la coronación, el aceite fue recogido en el mencionado monasterio de la Magdalena y el de la Ascensión. Y sin presencia animal, se la ha añadido esencias de azahar, rosa, jazmín, sésamo, canela, ámbar que perfuman el óleo de semejante fórmula al que han recibido otros reyes.

Ante los preparativos de la coronación, el gran momento de su vida, Carlos de Inglaterra está cerrando conflictos familiares para contar con un clima de paz de cara a la celebración. A los hijos del príncipe Enrique, sus nietos Archibald y Lilibet, les ha concedido el título de príncipes y parece que se ha quedado en el aire el desalojo de Frogmore Cottage como residencia de los duques de Sussex y se buscaría una solución para el cambio de mansión de Andrés de Inglaterra.

Al hermano menor del rey, Eduardo, se le ha concedido su deseo de tener el título de duque de Edimburgo y seguir la representación que tenía su padre a título individual.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios