De la frialdad con Carlos a su 'favorito' Andrés: la compleja relación de Isabel II con sus cuatro hijos

De la frialdad con Carlos a su 'favorito' Andrés: la compleja relación de Isabel II con sus cuatro hijos

La Reina Isabel II se convirtió en madre hace más de 70 años, cuando dio la bienvenida a su primer hijo, Carlos, en 1948. Después tuvo a la Princesa Ana y a los príncipes Andrés y Eduardo

Isabel II, última hora sobre la Reina de Inglaterra, en directo

Qué es la operación 'London Bridge' que se activará si Isabel II muere

Isabel II con sus cuatro hijos y su marido Archivo

Esta funcionalidad es sólo para registrados

08/09/2022

La reina Isabel II se convirtió en madre hace más de 70 años, cuando dio la bienvenida a su primer hijo, Carlos, en 1948. A continuación, la reina dio a luz a la princesa Ana en 1950, solo tres años antes de llegar a una de las posiciones más destacadas del mundo como monarca reinante de Reino Unido y jefa de la Commonwealth.

Después de sus dos primeros hijos, la reina Isabel II esperó más de una década antes de tener más. Ella y el Príncipe Felipe dieron la bienvenida a su tercer hijo, el príncipe Andrés, en 1960, y al más joven, el príncipe Eduardo, en 1964.

Esto es lo que sabemos sobre la relación de la Reina con cada uno de sus hijos.

El Príncipe Carlos

La relación entre la Reina y su heredero ha sido fuente de mucho debate. Los deberes reales oficiales de la monarca comenzaron cuando sus dos primeros hijos aún eran muy pequeños y ella era parte de una generación y clase que habitualmente dejaba el cuidado diario de los niños pequeños en manos del personal doméstico.

Esto ha llevado a sugerir que Carlos no formó un vínculo tan fuerte con su madre como lo hizo con las niñeras y su abuela. Según el historiador Robert Lacey, quien es el autor de 'The Crown: The Official Companion', la Reina creía que era mejor dejar a los niños al cuidado de las niñeras, en lugar de arrastrarlos por todo el mundo. «Después de todo, ella misma había sido criada en ese estilo, con sus padres dejándola en casa y confiando toda su educación a una institutriz y tutores en el hogar», dijo Lacey a la revista 'Town & Country'.

En su controvertida biografía autorizada del príncipe Carlos de 1994, Jonathan Dimbleby cita al príncipe de Gales diciendo que fue «inevitablemente el personal de la guardería» quien le enseñó a jugar, fue testigo de sus primeros pasos y le castigó y recompensó.

El príncipe Carlos también tenía la tensión añadida de ser el heredero de su madre. Solo puede asumir el cargo de Rey una vez que su madre muera, creando una dinámica única entre madre e hijo, que pocos pueden entender.

En el funeral de su abuela, la Reina Madre en 2002, con quien tenía una relación muy estrecha, el Príncipe Carlos dio un emotivo homenaje: «Para mí, ella significaba todo y había temido este momento junto con, lo sé, muchos otros. De alguna manera, nunca pensé que llegaría. Ella parecía gloriosamente imparable y, desde niño, la adoré».

El heredero dedica gran parte de su tiempo a obras de caridad y organizaciones sin fines de lucro, apoyando a la Reina y emprendiendo giras reales internacionales.

La Princesa Ana

La Princesa Ana es la única hija de la Reina y comúnmente se la conoce como la 'Princesa Real'. Desde temprana edad, la princesa Ana mostró interés en los deportes al aire libre como la equitación, e incluso compitió en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976, lo que la convirtió en la primera realeza británica en hacerlo en la historia de los Juegos.

La Princesa Real, que ocupa el puesto 17 en la línea de sucesión al trono, ahora está casada con Sir Timothy Laurence después de haber estado casada anteriormente con el Capitán Mark Phillips durante casi dos décadas. Tiene dos hijos, Zara Philips y Peter Phillips, y fue la primera madre real en dar a luz en un hospital.

Según el historiador Robert Lacey, «Ana desarrolló una relación especialmente estrecha con su madre durante su adolescencia, dándole consejos sobre moda y ropa».

Lacey señala que Lord Mountbatten, el tío del Príncipe Felipe, marido de Isabel II, dijo una vez que la noche favorita de la semana de la Reina era «la noche libre de Mabel» (Mabel era la niñera de Carlos y Ana cuando eran niños). «Cuando la niñera Mabel estaba fuera de servicio, Isabel podía arrodillarse junto al baño, bañar a sus bebés, leerles y acostarlos ella misma», agregó.

El Príncipe Andrés

El tercer hijo de la reina, el príncipe Andrés, Duque de York, es comúnmente conocido como su 'favorito'.

Se unió a la Royal Navy. Además de su carrera militar, el príncipe representó al Reino Unido como Representante Especial para el Comercio Internacional y la Inversión hasta 2011. El Príncipe es el noveno en la línea de sucesión real.

Cuando Andrés nació en 1960, la Reina llevaba en el trono 8 años y, como señala Lacey, «la evidencia sugiere que se volvió más cálida y flexible a medida que pasaba el tiempo».

«A principios de la década de 1960, Su Majestad decidió que había cumplido con su deber para con su país y se tomó la mayor parte de 18 meses libres para disfrutar de su 'segunda familia', los jóvenes príncipes Andrés y Eduardo, nacidos en 1960 y 1964 respectivamente», dice Lacey.

En los últimos años, el lugar de Andrés dentro de la familia real se han visto complicados por sus vínculos con el empresario Jeffrey Epstein, que fue encarcelado por agresión sexual.

En el otoño de 2019, después de una ola de críticas por la entrevista televisada de Andrés sobre Epstein, el Príncipe anunció que «retiraría sus funciones públicas en el futuro previsible». Sin embargo, la Reina se ha mantenido a su lado.

El Príncipe Eduardo

El príncipe Eduardo, conde de Wessex, es el hijo menor de la Reina y ocupa el puesto 14 en la línea de sucesión real. Es uno de los miembros menos visibles de la familia real; sin embargo, ha comenzado a asumir muchas de las responsabilidades y compromisos de su difunto padre.

En 2002, el Príncipe Eduardo anunció que se concentraría en apoyar a la Reina a tiempo completo, durante su año del Jubileo de Oro y más allá.

El conde de Wessex se casó con Sophie Rhys-Jones en 1999 y desde entonces ha tenido dos hijos: Lady Louise Windsor y James, vizconde Severn. La pareja vive en Bagshot Park en Berkshire.

La Reina ha mantenido una relación especialmente estrecha con su cuarto hijo. Hace solo unos años, antes de las celebraciones de su 90 cumpleaños, el príncipe Eduardo y su esposa Sophie, condesa de Wessex, le dijeron a Sky News que pasaban tiempo con la Reina y el duque de Edimburgo la mayoría de los fines de semana y que ella es parte activa de la vida de sus nietos.

Esta funcionalidad es sólo para suscriptores

Suscribete
Comentarios
0
Comparte esta noticia por correo electrónico

*Campos obligatorios

Algunos campos contienen errores

Tu mensaje se ha enviado con éxito

Reporta un error en esta noticia

*Campos obligatorios

Algunos campos contienen errores

Tu mensaje se ha enviado con éxito

Muchas gracias por tu participación