Kevin Spacey pagará más de US$30 millones a productora de House of cards por pérdidas | Cine y series | La República

Kevin Spacey pagará más de US$30 millones a productora de House of cards por pérdidas

La Corte superior de Los Ángeles determinó que el actor violó su contrato con MRC tras ser despedido de la serie al haber sido acusado de acoso sexual en el 2017.

Kevin Spacey dio vida a Frank Underwood en el 2013. Foto: Netflix
Kevin Spacey dio vida a Frank Underwood en el 2013. Foto: Netflix
Cine y Series LR

Se ha informado que el actor estadounidense Kevin Spacey deberá pagar 31 millones de dólares a la productora de House of Cards, Media Rights Capital (MRC), por incumplimiento de contrato tras las acusaciones de acoso sexual en su contra.

Esta decisión se tomó luego de que un árbitro privado en Estados Unidos determinara que el intérprete falló al seguir las políticas que establece la compañía que desarrolló el éxito televisivo de Netflix.

PUEDES VER: Kevin Spacey reaparece y habla sobre denuncias de abuso y House of Cards

“En una decisión se concluyó que Spacey violó repetidamente las obligaciones contractuales de brindar servicios ‘de manera profesional’ y ‘de acuerdo con las instrucciones, prácticas y políticas razonables de MRC, incluidas las políticas contra el acoso sexual”, publicó como parte del informe The New York Times.

Lazy loaded component

Esta información fue compartida a los medios locales tras una petición presentada el lunes en la Corte superior del condado de Los Ángeles, en la que MRC pide “que se confirme el laudo a su favor y se emita una sentencia contra Spacey y sus empresas de producción”.

MRC mencionó que tras la renuncia de Kevin Spacey a House of cards, se “reescribió la temporada que debía emitirse para omitir el personaje de Frank Underwood. Así también, se acortó el ciclo seis de 13 a 8 episodios para cumplir con el contrato con Netflix”.

Mientras se filmaba la sexta y última temporada de la serie en 2017, el actor Anthony Rapp acusó a Spacey de acosarlo sexualmente en 1986. Tras el informe, MRC y Netflix suspendieron la producción de la serie mientras investigaban los hechos. Días después, el actor de 62 años fue despedido de la producción.