Catalina Parr. La sexta esposa de Enrique VIII. Breve resumen. Hoy 5 de septiembre de 1548 fallece Catalina Parr — Español Efemérides Pedro Beltrán

Catalina Parr. La sexta esposa de Enrique VIII. Breve resumen. Hoy 5 de septiembre de 1548 fallece Catalina Parr

Nació en fecha indeterminada de 1512 y murió el 5 de septiembre de 1548.

Detalles del evento

Cuándo

05/09/2015
de 17:35 a 17:35

Agregar evento al calendario

Catalina Parr es la sexta y última esposa de Enrique VIII. Cuando Enrique murió estaba casado con ella.

Catalina fue la tercera de las Catalinas del rey. La primera y la quinta también se llamaban Catalina, la segunda y la cuarta se llamaban Ana.

El perfil de Catalina fue completamente distinto de las esposas anteriores del rey. No tenía nada que ver con ninguna de ellas.

Para empezar era una mujer mucho más mayor que todas las anteriores. La edad media de los otros cinco matrimonios estaba en 17-18 años por parte de las mujeres cuando se casaron. Catalina tenía 32. Había una diferencia grande de edad porque el rey tenía 55. Por tanto eran 23 años pero la diferencia no era tan escandalosa como la de Enrique con su quinta esposa que tenía 17 años quince menos que la sexta.

Otra diferencia fundamental es que debido a su edad Catalina tenía mucha más experiencia. Había estado casada dos veces.

Sus maridos habían muerto. Cuando Enrique la conoció siguiendo su práctica habitual se enamoró a primera vista el mismo día que la conoció. Y ese mismo día le envió valiosos regalos, siguiendo también su costumbre. El problema es que Catalina estaba casada, pero su marido era muy viejo y enfermo. Enrique tuvo suerte porque pocos meses después falleció el marido de Catalina. Inmediatamente el rey le pidió matrimonio. Enrique no sabía que Catalina era amante de Thomas Howard, hermano de su tercera esposa Jane y tío por tanto de Eduardo, el heredero a la corona de Inglaterra que después sería Edward VI.

Catalina no estaba ilusionada con el matrimonio con el rey y desde luego no estaba enamorada de él. Además los antecedentes del rey le daban mucho miedo. Hacía poco que el rey había ejecutado a su quinta esposa y estaba viva en la memoria la famosa ejecución de Ana Bolena.

Si las mujeres en general buscan un matrimonio estable los antecedentes de Enrique no eran ideales y casarse era poner en riesgo su propia vida en caso de que el matrimonio funcionara mal.

Pero Catalina también sabía que no podía decirle no al rey. Y por otra parte, aunque no le gustaba Enrique sí le gustaba la posición de poder que podría significar convertirse en reina de Inglaterra, especialmente para favorecer la causa del protestantismo y expandirlo en Inglaterra.

Otra diferencia con las mujeres anteriores es que Catalina era muy rica. Su marido era una de las personas más ricas de Inglaterra y también tenía una considerable fortuna por la herencia de sus padres. Era una persona autónoma que no podía quedar igual de deslumbrada con los regalos del rey que las otras cinco reinas.

Y otra diferencia esencial es que se trataba de una persona muy culta. Con 32 años había leído muchísimo, tenía una sólida formación humanística y religiosa, de hecho cuando Enrique se fue a luchar a Francia durante cuatro meses ella asumió las tareas de Gobierno y se convirtió en la reina de Inglaterra, pero no como reina consorte sino como reina verdadera. Esto hubiera sido inimaginable en el caso de las anteriores esposas. La sexta esposa Catalina no tenía absolutamente nada que ver con la quinta esposa Catalina.

Otra diferencia más es el gran ascendiente que ejercía sobre el rey. El rey la escuchaba con interés y atendía sus opiniones políticas y religiosas. Seguía a menudo sus consejos. Incluso la escuchó cuando le pidió que trajera a la Corte a sus hijas Elisabeth y Mary y que las volviera a poner en la línea de sucesión. Tanto Elisabeth como Mary habían estado en la práctica abandonadas por su padre y no habían vivido con él. Volvieron a la Corte y Enrique vivió unos años felices y tranquilos en familia. Fue su matrimonio más feliz junto al tercero que tuvo una duración breve.

Estuvieron cuatro años casados, sin conflictos y sin que el rey tuviera otras amantes ni mostrara ningún deseo de divorciarse. El matrimonio se terminó simplemente porque el rey murió.
No tuvo hijos con ella.

Sólo seis meses después de la muerte de Enrique, Catalina Parr se casó con Thomas, el hermano de Jane. Se trata de la única reina de Inglaterra que se ha casado cuatro veces, ya que antes del matrimonio con el rey había estado casada dos veces, el tercero fue su matrimonio con Enrique y el cuarto con el hermano de Jane la tercera esposa del Rey,

Catalina, a pesar de que era muy joven (36 años) murió un año después de casarse con Thomas. Los dos hermanos Thomas y Edward fueron ejecutados por traición.

En la imagen Katherine Parr en la serie de televisión "The Tudors".

¡¡¡¡¡Absoluta recomendación de la serie¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

archivado en:

Si lo desea, elija otra fecha: