Quién es Carlos III de Inglaterra, el sucesor en el trono de Isabel II
Newtral
Carlos III de Inglaterra, el rey que más ha esperado para acceder al trono

Carlos III de Inglaterra, el rey que más ha esperado para acceder al trono

Accede al trono con 73 años, lo que lo convierte en el segundo heredero británico más longevo de la historia, solo superado por la princesa Sofía de Hannover

Newtral I Carlos III de Inglaterra

Tras la muerte de la reina Isabel II, su hijo Carlos de Inglaterra (73 años) la sucederá en el trono bajo el nombre de Carlos III. El largo reinado de su madre lo ha convertido en el segundo heredero británico que más ha esperado para acceder al trono de la historia, solo superado por la princesa Sofía de Hannover, que debía suceder a la reina Ana I pero que murió con 83 años en 1714 (solo dos meses antes que la monarca) sin haber accedido al trono.

El rey Carlos III será oficialmente proclamado el sábado 10 de septiembre a las 11.00 horas (hora española) en el Consejo de Adhesión en el Palacio de Saint James, según un comunicado emitido por el Palacio de Buckingham. A continuación, tendrá lugar la Proclamación Principal, que se leerá a las 12 horas (hora española) desde el balcón del Palacio de Saint James con vista a Friary Court.

El príncipe de Gales, primogénito de Isabel II

Carlos III nació el 14 de noviembre de 1948 en el Palacio de Buckingham, en Londres. Por aquél entonces, su madre todavía no había accedido al trono, el cual ostentaba su abuelo Jorge VI. Isabel II se convirtió en reina tan solo tres años después de su nacimiento, lo que lo convirtió en heredero al trono de primera línea.

El ya monarca de Reino Unido es el mayor de cuatro hermanos. Fue el primer príncipe británico en acudir a una escuela en vez de educarse con un tutor privado en el Palacio. Su etapa educativa la pasó entre prestigiosas escuelas de Inglaterra, Escocia y Australia. En Cambridge estudió arqueología, antropología e historia -convirtiéndose en el primer miembro de la corona británica en obtener un título universitario– y en la universidad de Aberystwyth (Gales) aprendió el idioma de su principado, que da nombre a su título más conocido: príncipe de Gales, obtenido en 1969. Militarmente se formó en las Fuerzas Aéreas Británicas, así como en la Marina Real.

Sus matrimonios con Diana de Gales y Camilla Parker Bowls

Durante su juventud, a Carlos de Inglaterra se le relacionó con varias jóvenes, entre ellas la hermana de su futura primera esposa, Sarah Spencer, y su actual mujer, Camilla Shand. La prensa británica llegó incluso a anunciar un supuesto compromiso con la princesa María Astrid de Luxemburgo, algo que fue rápidamente desmentido por la Casa Real.

Finalmente, Carlos se casó con Diana Spencer en 1981. Los por aquel entonces reyes de España, Juan Carlos I y Sofía, no acudieron al enlace real debido a que los príncipes británicos habían incluido Gibraltar en su itinerario del viaje de novios.

La pareja se separó en 1992 tras tener dos hijos (William y Harry), aunque el divorcio oficial no llegó hasta 1996. Un año después, Diana murió en París cuando el coche en el que viajaba con su pareja, el empresario Dodi Al-Fayed, se estrelló mientras huían de los paparazzi.

En 2005, Carlos se casó en segundas nupcias con su actual esposa, Camilla Parker Bowls (apellido adoptado por su primer matrimonio), con quien el ya rey había sido infiel a Diana, según confesó en una entrevista en 1994.

El futuro de la monarquía con Carlos de Inglaterra al frente

A día de hoy, la monarquía británica aún reina en 15 Estados de la Commonwealth: Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, las Islas Salomón y Tuvalú. 

Otro de los grandes países que mantiene la monarquía británica es Canadá. Un informe de 2005 recogió que la población estaba dividida respecto a la monarquía, con un empate del 47% a favor y en contra, y un 6% de indecisos. Sin embargo, los canadienses no tenían tantas dudas respecto a Carlos de Inglaterra: el 71% no querría tenerlo como rey.

La popularidad de la monarquía en algunos de los reinos de la Commonwealth se ha resentido en los últimos años. En Australia, donde en los años noventa la monarquía ganó un referéndum con un 54,87% de los votos, varios políticos como el ex-primer ministro australiano Marcolm Turnbull han expresado sus dudas sobre mantener la corona tras el reinado de Isabel II. Tras su independencia, antiguas colonias como Ghana, Sudáfrica, y Gambia celebraron referendos sobre la monarquía en los que la república se impuso. 

¿Quieres comentar?

Siguiente