CULTURA
Literatura

Muere Hilary Mantel, la reina de la novela histórica en el Reino Unido

Actualizado

La editorial HarperCollins ha precisado en un comunicado que Matel ha fallecido "repentinamente pero apaciblemente" rodeada de sus familiares y amigos

Muere Hilary Mantel, la reina de la novela histórica en el Reino Unido
IONE SAIZAR

No volverá a haber otra como ella. Ganadora del Booker Prize con dos libros de la misma trilogía (En la corte del lobo y Una reina en el estrado), capaz de meterse en la piel de Thomas Cromwell para destripar a Enrique VIII, distinguida como "dama" por Isabel II en el 2014 por sus méritos literarios, Hilary Mantel era, sin duda, la reina de la novela histórica.

La autora nacida en el 1952 en Derbyshire murió el jueves a los 70 años, "rápida pero apaciblemente" en el hospital Royal Devon and Exeter, rodeada de familiares y amigos, justo dos semanas después de la muerte de Isabel II. Mantel vivía lejos del mundanal ruido en una luminosa casa con vistas al mar en Budleigh Salterton, junto a su marido, el geólogo Gerald McEwen. Se divorciaron y se volvieron a casar.
"Hemos perdido a un genio de mujer", escribió en las redes JK Rowling, una de sus admiradoras. La historiadora Lucy Worsley recordó así su primer encuentro con ella en el 2009, antes de su salto a la fama. "Apareció de pronto, en una sala de conferencia en Hampton Court, y se puso a tomar notas delante de mí. Entonces no sabía que teníamos a una diosa caminando entre nosotras".

Hilary Mantel arrastró durante décadas problemas de salud y fue diagnosticada con endometriosis. Solía vestir con prendas amplias que le aliviaban y le daban al mismo tiempo un aire etéreo y señorial. En una entrevista concedida a EL MUNDO tras su segundo Booker, por Una reina en el estrado (Destino), Mantel confesaba que el dolor le impedía muchas veces escribir por largos períodos.

Contra viento y marea, y de nuevo con la bendición de crítica y público, consiguió finalizar su trilogía sobre el reinado de Enrique VIII con El espejo y la luz en el 2020. En su última novela, que arranca con la decapitación de Ana Bolena, Mantel ahondaba en los últimos años de Thomas Cromwell, el "hombre a la sombra del rey" que tanto le fascinó desde joven.

"¿Hay vida después de Thomas Cromwell?", le preguntamos en nuestro último encuentro. "Espero que sí, su sombra me persigue". La escritora dio de hecho nueva vida a su personaje predilecto en la serie televisiva de la BBC y luego en la adaptación teatral de su trilogía.

"Cromwell era un poco el Corleone de su tiempo, pasó un tiempo en Italia y tuvo El Príncipe de Maquiavelo como uno de sus libros de cabecera", recordaba. "Digamos que jugaba con fuego y sabía sus riesgos. Yo creo que su sueño era sobrevivir a Enrique VIII y convertirse en el hombre clave en la transición, cuando llegara el heredero. Pero sabía que en cualquier momento podía perder el favor del rey, como le ocurrió a Tomás Moro o al cardenal Wolsey".

En España, y tras el éxito mundial de En la corte del lobo, Mantel publicó en los últimos años Experimento de amor, la novela que la sacó del anonimato hace más de 25 años "cuando tenía excelentes críticas pero muy pocos lectores".

Mantel se consideraba en eterna deuda con nuestro país, porque allí brotó la chispa de su inmortal trilogía. "Me invitaron a un seminario en la Universidad de Alcalá y acabamos haciendo una visita turística con un profesor, que nos llevó hasta la torre donde nació Catalina de Aragón. Al ver mi curiosidad, me dijo: «¿Qué tuvo Catalina que sigue poniendo en estado de alerta a los ingleses?». Esa pregunta se quedó resonando en mí y me hizo pensar: quizás hay un público interesado en saber más sobre Catalina. Todos los libros son las sumas de extrañas coincidencias".

Antes que novelista histórica, Hilary Mantel fue estudiante de Derecho y trabajadora social en un hospital geriátrico, que sirvió de inspiración para su primera novela, Cada día es el día de la madre. Acompañó a su marido en Bostwana y Araia Saudí, y tardó más de 15 año en ver publicada su primera novela histórica, La sombra de la guillotina. "Siempre tuve buenas críticas, pero no suficientes lectores... Tardé tiempo en darme cuenta de que a los británicos les importa un pimiento la Revolución Francesa".
En los últimos años, Mantel saltó a los titulares en su propia tierra por un libro e relatos de título provocativo, El asesinato de Margaret Thatcher, a partir de un encuentro casual que tuvo con la ex premier durante una visita al hospital: "Fue un texto que tardó 30 años en fraguar y tuve que esperar a que se muriera para poder publicarlo". Mantel fue una crítica implacable del Partido Conservador y no dudó en calificar a Thatcher como "una fuerza tremendamente destructiva en este país".

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
SeriesSex Pistols: tachuelas, escupitajos y punk en la casa del ratón Mickey
Asesino en SerieThe Crown: la verdad, la ficción y algunos incómodos silencios de la vida de Isabel II
LiteraturaMuere a los 70 años Hilary Mantel, reina de la novela histórica