"Endgame": el día que "los racistas" de Palacio quedaron al descubierto

Polémica royal

"Endgame": el día que "los racistas" de Palacio quedaron al descubierto

En la versión holandesa del libro, se mencionó a dos personas que hablaron sobre el tono de piel del pequeño Archie

Meghan Markle en Sudáfrica en 2019
Meghan Markle en Sudáfrica en 2019Doug PetersGTRES

El polémico libro de Omid Scobie ha causado gran revuelo después de que la versión de Holanda mencionara los nombres de la Familia Real que realizaron los supuestos comentarios racistas cuando Meghan estaba embarazada de su primer hijo. Se tratan de Carlos III y Kate. Estos párrafos han sido eliminados de la versión inglesa. Desde que los Sussex concedieran la entrevista con Oprah en 2021 la gran pregunta es quién había mostrado su preocupación ante el color de piel que tendría el bebé. El autor asegura que los nombres se incluyeron en la edición holandesa por un «error de traducción» y negó que se tratara de un truco publicitario para vender libros. El editor holandés, Xander Uitgevers, también aludía a un error en traducción, pero ahora añade que el asunto «se está investigando».

La verdad es que la teoría no tiene mucho sentido. Los expertos cuestionan cómo los nombres se insertan por accidente. Un texto se traduce cuando pasa de un idioma al otro. Ahí puede haber error. Pero cuando el mismo libro añade en una versión cosas que obvia en otra, es algo diferente. Los libros han sido retirados en Holanda de las librerías, pero los primeros ejemplares se están vendiendo en subastas online por 185 euros. El periodista Piers Morgan fue el único que se atrevió a dar los nombres en el Reino Unido. «Francamente, si los holandeses que pasean por una librería pueden coger el libro y ver esos nombres, entonces ustedes, los británicos, que pagan por la familia real británica, también tienen derecho a saberlo», aseguró en su programa de máxima audiencia.

Portada de "Endgame"
Portada de "Endgame"Harper Collins Publ. USA

Morgan no es precisamente admirador de los Sussex. Su animadversión hacia Meghan es más que conocida. Cuando la que fuera actriz habló en 2021 de sus pensamientos suicidas, la llamó «Princesa Pinocho». Aquello le supuso su despedido de ITV. Aunque, según el propio libro de Scobie, le valió en privado un agradecimiento de Camilla, algo que él niega.

«¿Quién puso los nombres en la versión holandesa de su libro? ¿El ratoncito Pérez? ¿Papá Noel? ¿Pinocho?», aseguró en redes sociales. Tras su sonado monólogo, Buckingham está considerando emprender acciones legales. Morgan denuncia en redes que el silencio de los Sussex «es cada vez más condenatorio».«Normalmente se apresuran a denunciar y demandar a cualquiera que revele detalles de su correspondencia privada. ¿Por qué se hace con Scobie una excepción? ¿Se lo pasaron ellos?», plantea. Está claro que la saga Megxit tienen aún grandes capítulos.