(PDF) Historia universal - Delgado | HECTOR Cisneros - Academia.edu

Historia universal - Delgado

This Paper
A short summary of this paper
37 Full PDFs related to this paper
La Revolución Industrial coincide con la llamada “Era de la razón”, en la que los filósofos ilustrados defendieron tanto el derecho a la libertad como la igualdad entre los seres humanos. Estos sucesos, ocurridos hace más Delgado de dos siglos en Europa Occidental, proporcionaron una nueva visión de la realidad y, a pesar de todos los conflictos que han perturbado la paz desde entonces, sirven aún de estímulo a los habitantes de lo que hoy De la era de las revoluciones al mundo globalizado se llama la “aldea global”, para perseverar en la búsqueda de un mundo mejor, más igualitario y más justo. El contenido de Historia Universal se fundamenta en las tendencias más recientes de la investigación histórica en Occidente, las cuales reconocen y destacan la importancia de vincular pasado, presente y futuro, de acuerdo con la idea de que no hay acontecimiento del pasado que no tenga rela- ción con el presente, y que es en éste donde se establecen las bases del futuro. Desde esta perspectiva, en esta obra se presentan los sucesos desde la Revolución Industrial hasta la actualidad. Para tener un panorama completo de la historia, al inicio del libro se en- cuentra un resumen desde la Prehistoria hasta el Renacimiento; también se incluye un capítulo con los rasgos esenciales de la historia, sus conceptos y propósitos fundamentales, las principales escuelas de inter- pretación de los hechos históricos, así como los diferentes pasos y enfoques implicados en la investigación de esta ciencia social. TERCERA EDICIÓN Visítenos en: www.pearsoneducacion.net Gloria M. Delgado de Cantú 13_Preliminares_Historia Universal.indd ii 12/1/09 1:04:52 AM Historia un versa De la era de las revoluciones al mundo globalizado 13_Preliminares_Historia Universal.indd i 12/1/09 1:04:52 AM 13_Preliminares_Historia Universal.indd ii 12/1/09 1:04:52 AM Historia un versa De la era de las revoluciones al mundo globalizado Tercera edición Gloria M. Delgado de Cantú Licenciada en Antropología social Maestra en Metodología de la Ciencia Maestra emérita de la Preparatoria Eugenio Garza Sada Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Asesoras pedagógicas Arq. Julieta de Jesús Cantú Delgado Lic. Yolanda Ramírez Magallanes Prentice Hall 13_Preliminares_Historia Universal.indd iii 12/1/09 1:04:52 AM Datos de catalogación bibliográfica DELGADO DE CANTÚ, GLORIA M. Historia Universal De la era de las revoluciones al mundo globalizado Tercera edición PEARSON EDUCACIÓN, México, 2010 ISBN: 978-607-442-502-4 Área: Ciencias Sociales Formato: 21 ⫻ 27 cm Páginas: 616 Editora: Leticia Gaona Figueroa e-mail: leticia.gaona@pearsoned.com Editor de desarrollo: Felipe Hernández Carrasco Supervisor de producción: Gustavo Rivas Romero Fotografía de portada: U.S. National Archives TERCERA EDICIÓN VERSIÓN IMPRESA, 2010 PRIMERA EDICIÓN E-BOOK, 2010 D.R. © 2010 por Pearson Educación de México, S.A. de C.V. Atlacomulco 500-5o. piso Col. Industrial Atoto C.P. 53519, Naucalpan de Juárez, Edo. de México Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana. Reg. Núm. 1031. Prentice Hall es una marca registrada de Pearson Educación de México, S.A. de C.V. Reservados todos los derechos. Ni la totalidad ni parte de esta publicación pueden reproducirse, registrarse o transmitirse, por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea electrónico, mecánico, fotoquímico, magnético o electroóptico, por fotocopia, grabación o cualquier otro, sin permiso previo por escrito del editor. El préstamo, alquiler o cualquier otra forma de cesión de uso de este ejemplar requerirá también la autorización del editor o de sus representantes. ISBN VERSIÓN IMPRESA: 978-607-442-502-4 ISBN E-BOOK: 978-607-442-649-6 Impreso en México. Printed in Mexico 1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 - 13 12 11 10 Prentice Hall es una marca de www.pearsoneducacion.net ISBN: 978-607-442-502-4 13_Preliminares_Historia Universal.indd iv 12/1/09 1:04:54 AM Contenido Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xix Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xx 1. Prehistoria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xx 1.1 Etapas de la Prehistoria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xx Paleolítico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .xxi Mesolítico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxii Neolítico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxii 1.2 Calcolítico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .xxiii 2. Edad Antigua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .xxiii 2.1 Las civilizaciones de la Antigüedad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .xxiii Mesopotamia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .xxiii Egipto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxiv Grecia Antigua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxvi Civilización romana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxviii India . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxx China . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxi 3. Edad Media . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxii 3.1 La formación de Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxii Las invasiones bárbaras de los siglos IX y X . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxiii El papel de la Iglesia católica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxiii Las Cruzadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxiv Impulso del comercio y desarrollo de las ciudades . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxiv 4. Edad Moderna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxv 4.1 El Renacimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxvi El humanismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxvi Formación del Estado-nación moderno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxvi Exploraciones geográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxvii Reforma protestante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxvii Absolutismo monárquico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxxviii Capítulo 1 La historia Conceptos, metodología y didáctica 1 1. Conceptos importantes en el estudio de la historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 1.1 Caracterización de la historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 13_Preliminares_Historia Universal.indd v 12/1/09 1:04:54 AM vi 1.2 Categorías de la historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Hecho histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Los sujetos de la historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 La interrelación entre los aspectos de la vida social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 El marco conceptual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 El tiempo histórico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6 El espacio geográfico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 1.3 Grupos humanos y regiones en el estudio de la historia . . . . . . . . . . . . . . . . 7 1.4 Temas y actividades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 2. La historia y su interrelación con otras ciencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 2.1 Ciencias sociales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 2.2 Disciplinas humanísticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 2.3 Ciencias naturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 2.4 Ciencias formales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 3. La utilización de fuentes en historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15 4. Métodos de interpretación histórica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 4.1 Principales escuelas de interpretación de los hechos históricos . . . . . . . . . . 18 La historiografía del siglo XIX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 El siglo XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 Conclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 4.2 Metodología de la investigación histórica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Selección del tema de investigación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Planteamiento del problema . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Construcción del marco teórico: formulación de hipótesis . . . . . . . . . . . . . 26 Recopilación de datos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26 Selección de las fuentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26 Análisis y procesamiento de los datos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Síntesis y conclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 Redacción final . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 5. Periodización de la historia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 31 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 1. Revolución Industrial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 1.1 Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 1.2 Factores que dieron origen a la Revolución Industrial en Gran Bretaña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 1.3 Características de la Revolución Industrial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35 1.4 Transformaciones socioeconómicas en Gran Bretaña como resultado de la Revolución Industrial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38 1.5 Fundamentación teórica del capitalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38 1.6 Extensión de la Revolución Industrial a otros países . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 2. La Ilustración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 2.1 Ambiente sociocultural en el que surgió la Ilustración . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 2.2 Características generales del pensamiento ilustrado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 2.3 Influencia de John Locke . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45 13_Preliminares_Historia Universal.indd vi 12/1/09 1:04:54 AM Contenido vii 2.4 Representantes de la Ilustración francesa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46 2.5 El despotismo ilustrado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 3. La independencia de las Trece Colonias de Norteamérica . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 3.1 Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 3.2 El proceso de independencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 3.3 Guerra e independencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52 3.4 Hacia la formación del nuevo Estado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55 4. La Revolución Francesa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 4.1 Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 La sociedad francesa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 La situación económica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 4.2 El proceso hacia la Revolución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 La reunión de los Estados Generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 4.3 Estallido de la Revolución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 4.4 La Asamblea Constituyente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 La Asamblea Legislativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 4.5 Intervención extranjera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62 4.6 Triunfo de los radicales y “Régimen del terror” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62 4.7 La época del Directorio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 4.8 El Imperio napoleónico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 Napoleón Bonaparte: su ascenso al poder . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 El Consulado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 65 El gobierno imperial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67 Expansión del Imperio y guerras napoleónicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 El sistema continental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 La caída del Imperio francés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 5. La independencia de Iberoamérica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 5.1 Causas de las revoluciones de independencia en América Latina . . . . . . . . 73 Causas internas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 Causas externas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74 5.2 Movimientos de independencia en las colonias españolas . . . . . . . . . . . . . 74 México y América central . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 La América del sur española . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 5.3 La independencia de la colonia portuguesa de Brasil . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 5.4 Formación de los Estados independientes iberoamericanos . . . . . . . . . . . . . 81 Problemas generales en el camino hacia el Estado nacional . . . . . . . . . . . . 81 Los problemas regionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83 Capítulo 3 Movimientos sociales y políticos del siglo XIX (1814-1871) 93 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 1. La Restauración y la lucha entre liberales y monarquistas . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 1.1 Preámbulo. Conservadurismo y liberalismo en Europa . . . . . . . . . . . . . . . . 95 Liberalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 13_Preliminares_Historia Universal.indd vii 12/1/09 1:04:54 AM viii 1.2 La Europa de la Restauración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 Los tratados de paz y el Congreso de Viena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 1.3 Las naciones de Europa en la época de la Restauración y las revoluciones liberales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101 Reino Unido de Gran Bretaña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101 Francia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102 España . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104 Rusia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104 Austria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105 Prusia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106 Italia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106 Bélgica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107 Grecia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108 2. Los movimientos obreros, socialista y anarquista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 2.1 Situación socioeconómica en la Europa industrializada . . . . . . . . . . . . . . . 111 Crecimiento demográfico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 Movimientos sociales y organizaciones obreras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 2.2 Las ideologías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112 Idealismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112 El positivismo, nueva tendencia racionalista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114 Las ideologías socialistas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115 3. Los movimientos nacionalistas y los procesos de unificación en Italia y Alemania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119 3.1 Unificaciones de Alemania e Italia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119 La unificación alemana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119 Unificación italiana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122 Capítulo 4 El imperialismo 127 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130 1. La segunda revolución científico-tecnológica y el fortalecimiento del capitalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130 1.1 Características de la Segunda Revolución Industrial . . . . . . . . . . . . . . . . . 130 Progreso tecnológico y revolución científica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130 La concentración en el sistema capitalista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133 1.2 Los países europeos en la era industrial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135 Gran Bretaña y Francia, potencias hegemónicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135 El problema de Irlanda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135 La sociedad victoriana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136 Francia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 El Segundo Imperio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 Tercera República francesa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139 Europa oriental: Rusia, Austria-Hungría y el Imperio Otomano . . . . . . . . . 140 Austria-Hungría . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144 Imperio Otomano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145 1.3 La era industrial en otros países . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 El desarrollo de Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 13_Preliminares_Historia Universal.indd viii 12/1/09 1:04:54 AM Contenido ix 2. El imperialismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 2.1 Generalidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 2.2 Causas del imperialismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 Las crisis económicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 Crecimiento demográfico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 Factores políticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153 Factores ideológicos y morales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154 3. El reparto colonial de África, Asia y Oceanía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 3.1 Las potencias imperialistas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 Imperio británico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 Imperio francés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 3.2 Otros países imperialistas de Europa Occidental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 Bélgica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 Holanda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 Alemania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 Portugal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 3.3 Otros imperios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 Rusia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 Japón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 3.4 Consecuencias del imperialismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 Relación desigual de intercambio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 La repercusión sobre los países colonizados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 4. Expansionismo imperialista de Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 4.1 Características de la expansión territorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 4.2 América Latina en la etapa imperialista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 La política en aras del progreso económico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 Capítulo 5 Primera Guerra Mundial y Revolución Rusa 171 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 1. Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 1.1 El ambiente internacional en Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 Intereses de las grandes potencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 1.2 Los sistemas bismarckianos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175 Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175 Los sistemas de alianzas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 176 1.3 Causas profundas de la Primera Guerra Mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177 2 Estallido del conflicto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179 2.1 Causas circunstanciales o inmediatas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179 3. Desarrollo de la guerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182 3.1 La fase europea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182 Situación interna en los países europeos en guerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . 185 3.2 La fase mundial de la guerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 188 3.3 Etapa final . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 191 Tratados de paz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192 13_Preliminares_Historia Universal.indd ix 12/1/09 1:04:54 AM x 4. Consecuencias de la Primera Guerra Mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 4.1 Consecuencias políticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 4.2 Consecuencias económicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196 4.3 Consecuencias sociales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196 5 La Revolución Rusa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 197 5.1 Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 197 Autocracia zarista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 197 La sociedad en la Rusia anterior a 1914 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198 Situación económica y crisis social . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 198 Las ideologías políticas y sociales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199 5.2 La Revolución de febrero de 1917 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200 Causas inmediatas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200 La caída del régimen zarista. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 Primera etapa del gobierno provisional bajo el príncipe Lvov . . . . . . . . . . 202 Segunda etapa del gobierno provisional bajo la presidencia de Kerenski . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 204 5.3 La Revolución bolchevique de octubre de 1917 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 205 5.4 El régimen bolchevique . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 205 Primeros decretos del nuevo régimen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 205 Conflictos políticos en el nuevo Estado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206 Creación del Estado soviético federal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206 5.5 Guerra civil e intervención extranjera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 207 Comunismo de guerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 210 Capítulo 6 Periodo entreguerras 215 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218 1. La situación de Europa a partir de 1919 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218 1.1 La política internacional en la década de 1920 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218 1.2 Ajustes territoriales y nuevos Estados europeos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218 Alemania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218 Austria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 219 Hungría . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 219 Polonia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220 Yugoslavia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220 Rumania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220 Checoslovaquia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221 Turquía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221 Los países bálticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221 1.3 El problema de las reparaciones y el desarme alemán . . . . . . . . . . . . . . . . 221 1.4 La Sociedad de Naciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 224 1.5 El sistema de mandatos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1.6 El espíritu de Locarno y la distensión internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225 1.7 Recuperación económica y nuevos proyectos de paz . . . . . . . . . . . . . . . . 226 1.8 Las potencias occidentales. Francia y Gran Bretaña . . . . . . . . . . . . . . . . . 227 Francia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 227 Gran Bretaña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228 13_Preliminares_Historia Universal.indd x 12/1/09 1:04:55 AM Contenido xi 1.9 La Europa de la crisis democrática. Alemania e Italia . . . . . . . . . . . . . . . . 231 Alemania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 231 Italia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 233 2. El surgimiento de la Unión Soviética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237 2.1 Nueva Política Económica (NEP) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237 2.2 Constitución del Estado soviético . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237 Formación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) . . . . . . 237 3. La crisis de 1929 y sus consecuencias en Europa y América. . . . . . . . . . . . . . . 238 3.1 Antecedentes: Estados Unidos en la década de 1920 . . . . . . . . . . . . . . . . 238 La política estadounidense en la década de 1920 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239 3.2 La Gran Depresión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 Signos precursores de la crisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240 3.3 Extensión de la crisis económica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243 Gran Bretaña durante los años de la Depresión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243 Francia, depresión económica y gobierno del Frente Popular . . . . . . . . . . 244 Efectos de la Gran Depresión en América Latina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245 El New Deal: respuesta a la crisis en Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . . 246 4. Los regímenes totalitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249 4.1 La Italia fascista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 249 Orígenes del fascismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250 Gobierno de Mussolini . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 250 Postulados del fascismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 251 La política económica del Estado fascista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253 El corporativismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253 La política exterior del régimen fascista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253 4.2 La Alemania nacionalsocialista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255 Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255 Orígenes del nacionalsocialismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255 El ascenso del Partido Nazi al poder . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 257 Gobierno de Hitler . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 257 El Tercer Reich, Estado totalitario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 258 Política económica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 260 Política exterior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261 4.3 El régimen de Stalin en la Unión Soviética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265 El terror del régimen estalinista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265 La economía planificada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266 La Constitución de 1936 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 267 Política exterior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 269 4.4 Países asiáticos en la década de 1920 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 269 Japón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 269 China . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 272 5. La guerra civil española . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276 5.1 Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276 Caída de la monarquía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277 La Segunda República . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277 5.2 La guerra civil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279 Orígenes y desarrollo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 280 Caída de la monarquía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277 La Segunda República . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277 13_Preliminares_Historia Universal.indd xi 12/1/09 1:04:55 AM xii Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 291 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 294 1. Las democracias, el totalitarismo y el socialismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 294 2. La guerra en Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295 2.1 Primera fase . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295 Invasión a Polonia, causa inmediata . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295 El primer periodo: septiembre de 1939 a junio de 1940 . . . . . . . . . . . . . . 295 Segundo periodo: junio de 1940 a diciembre de 1941 . . . . . . . . . . . . . . . 298 2.2 Segunda fase. Intervención de Japón y Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . 300 3. La guerra en el Pacífico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 302 La batalla del mar de Filipinas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 302 4. El final del conflicto y la formación del nuevo orden internacional . . . . . . . . . 303 4.1 Fase final de la guerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303 La derrota de Alemania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 305 La derrota de Japón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309 4.2 Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 310 Balance de la guerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 310 4.3 Formación del nuevo orden internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 314 Diseño y organización de la paz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 314 Creación de organismos supranacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 316 Panorama político en la posguerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 319 La posguerra en Asia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324 4.4 El camino hacia la formación del sistema bipolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327 El rompimiento de la colaboración aliada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327 Las iniciativas estadounidenses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 329 La respuesta soviética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330 Los primeros enfrentamientos y la creación de la OTAN . . . . . . . . . . . . . . . 331 Capítulo 8 El nuevo orden internacional. El conflicto entre capitalismo y socialismo 339 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 342 1. La Guerra Fría . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 342 1.1 Conceptualización y características . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 342 2. Los bloques de poder . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 343 2.1 Relaciones internacionales en el mundo bipolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 343 Procesos de cooperación y enfrentamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 343 La Guerra de Corea, primer conflicto-tipo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 343 La creación del Estado de Israel, factor de conflicto en el mundo bipolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 345 13_Preliminares_Historia Universal.indd xii 12/1/09 1:04:55 AM Contenido xiii 2.2 Hacia una nueva fase en la relación bipolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 347 Cambios políticos en los dos bloques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 347 2.3 La etapa de coexistencia pacífica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 350 El segundo conflicto-tipo: la crisis de los misiles en Cuba . . . . . . . . . . . . . 351 2.4 Distensión y crisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 352 Las respuestas al peligro de guerra nuclear . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 352 La Guerra de Vietnam, último conflicto-tipo del periodo . . . . . . . . . . . . . . 353 2.5 El socialismo real en la urss y en la Europa Central y Oriental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 356 La Unión Soviética. Gobiernos de Kruschev y de Brezhnev . . . . . . . . . . . . 356 Las democracias populares europeas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358 2.6 Democracias parlamentarias en Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 360 Gran Bretaña (Reino Unido) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 360 Francia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 363 República Federal Alemana (RFA) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 365 Los socialdemócratas en el poder . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 365 Italia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367 2.7 Estados Unidos y su esfera de influencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 370 Estados Unidos en la segunda posguerra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 370 América Latina durante la Guerra Fría . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 374 El agotamiento del modelo de crecimiento hacia dentro . . . . . . . . . . . . . . 377 La década de 1970: hacia la crisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 378 Proceso de integración económica de América Latina . . . . . . . . . . . . . . . . 378 3. Las luchas de liberación nacional en Asia, África y América Latina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 382 3.1 El tercer mundo en el contexto de la bipolaridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 382 La política de neutralidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 382 3.2 La descolonización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 385 Características generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 385 Las fases del proceso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 385 Los factores de la descolonización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 385 La descolonización de los pueblos islámicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 387 La descolonización en Asia meridional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 390 La descolonización en Oceanía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 395 La descolonización de los pueblos africanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 396 América Latina. La Revolución Cubana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 396 Capítulo 9 El mundo globalizado 403 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406 1. La caída del sistema soviético y la problemática de Europa . . . . . . . . . . . . . . . 406 1.1 Últimas etapas de la Guerra Fría. Crisis y transformaciones en el ámbito internacional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406 La crisis del petróleo y sus efectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406 El camino de la distensión: los Acuerdos de Helsinki . . . . . . . . . . . . . . . . 407 13_Preliminares_Historia Universal.indd xiii 12/1/09 1:04:55 AM xiv Historia universal Nuevo deterioro en las relaciones bipolares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 407 Nuevas tensiones en la relación bipolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 409 1.2 La segunda Guerra Fría . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 409 La administración Reagan y la Guerra de las Galaxias . . . . . . . . . . . . . . . 409 El bloque soviético: hacia un nuevo liderazgo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 411 Signos de cooperación en la relación Oriente-Occidente . . . . . . . . . . . . . 413 1.3 El fin de la Guerra Fría (1989–1991) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 413 Las revoluciones de 1989 en Europa Central y Oriental . . . . . . . . . . . . . . . 413 1.4 Las dos superpotencias: situación interna entre 1980 y 1991 . . . . . . . . . . . . . 414 Estados Unidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 414 La Unión Soviética hacia la desintegración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 416 1.5 La caída del comunismo en la Europa Central y Oriental . . . . . . . . . . . . . 420 Factores en el proceso hacia el abandono del comunismo . . . . . . . . . . . . 420 El proceso de cambio: países que no alteraron su orden territorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 420 Estados donde la transición alteró el orden territorial . . . . . . . . . . . . . . . . . 424 1.6 Evolución política en las potencias de Europa Occidental . . . . . . . . . . . . . 428 Gran Bretaña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 428 1.7 El nuevo orden mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 432 Definición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 432 Realidades en el nuevo orden mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 432 La regionalización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 432 Los nuevos actores internacionales del nuevo orden mundial . . . . . . . . . . 433 La aldea global . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 434 2. El mundo globalizado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 436 2.1 La nueva Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 436 La Comunidad de Estados Independientes (CEI) y la nueva Rusia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 436 Los nuevos Estados de Europa Central y Oriental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 437 Las potencias de Europa Occidental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 443 La unidad europea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 447 2.2 Estados Unidos en el nuevo orden mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 449 La administración Bush . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 449 La presidencia de William Clinton . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 451 Presidencia de George W. Bush . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 453 2.3 América Latina: de la crisis al neoliberalismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 455 Situación económica. La difícil década de 1970 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 455 Los 80. La década perdida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 455 Integración y democratización: las reuniones internacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 457 3. El socialismo actual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 460 3.1 China después de Mao . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 460 Reformas hacia el socialismo de mercado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 460 3.2 Vietnam . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 462 3.3 Corea del Norte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 464 3.4 Cuba tras la caída de la Unión Soviética . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 466 3.5 Nicaragua: de la revolución a la democracia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 468 13_Preliminares_Historia Universal.indd xiv 12/1/09 1:04:55 AM Contenido xv Capítulo 10 La globalización en el siglo XXI 475 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 478 1. El continente americano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 478 1.1 América del Norte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 478 Estados Unidos: gobierno de George W. Bush . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 478 América Latina: democracia y socialismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 484 México: un país latinoamericano en América del Norte . . . . . . . . . . . . . . 485 1.2 El Caribe y Centroamérica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 490 Costa Rica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 490 Cuba . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 491 Guatemala . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 494 Nicaragua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 495 1.3 América del Sur . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 495 Argentina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 495 Bolivia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 497 Brasil . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 499 Chile . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 500 Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 502 Ecuador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 503 Perú . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 504 Venezuela . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 506 2. Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 508 2.1 Las potencias europeas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 508 Reino Unido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 508 Francia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 509 Alemania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 511 Rusia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 512 3. Medio Oriente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 514 3.1 Los conflictos entre Israel y Palestina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 514 La paz: acuerdos y obstáculos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 514 3.2 El fundamentalismo: definición general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 517 Fundamentalismo islámico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 518 4. El mundo asiático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 518 4.1 China: “un país, dos sistemas” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 518 4.2 Japón: desarrollo político y económico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 520 5. Los países de industrialización reciente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 522 6. Los grandes desafíos en el mundo del siglo XXI . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 523 6.1 Terrorismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 523 El terrorismo, amenaza mundial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 523 6.2 Manifestaciones culturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 524 Ideología: posmodernidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 524 Ciencia y tecnología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 526 Efectos negativos de la tecnología . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 529 Intentos de solución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 530 13_Preliminares_Historia Universal.indd xv 12/1/09 1:04:55 AM xvi Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 539 Índice onomástico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 549 Índice toponímico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 555 Índice analítico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 565 13_Preliminares_Historia Universal.indd xvi 12/1/09 1:04:55 AM xvii Prefacio Esta tercera edición de Historia universal comienza con una síntesis histórica, que ofrece al lector una visión general de lo más importante acontecido desde la Prehistoria hasta el Renacimiento. Posteriormente se explica de forma detallada la Revolución Industrial, even- to que coincide con la llamada “era de la razón”, cuando los filósofos ilustrados llamaron la atención de la conciencia europea en defensa de la igualdad entre los seres humanos y por el derecho a la libertad. Estos hitos, ocurridos hace más de dos siglos en Europa Occidental, significaron para el mundo entero una nueva visión y un nuevo camino y, a pesar de todos los conflictos que han perturbado la paz a partir de entonces, sirven aún de estímulo a todos los habitantes de lo que hoy se llama la “aldea global”, para perseverar en la búsqueda de un mundo mejor, más igualitario y más justo. El primer capítulo, dedicado a “La historia. Conceptos, metodología y didáctica”, aborda los rasgos esenciales de la historia, sus propósitos y conceptos fundamentales, las principales escuelas de interpretación de los hechos históricos, así como los diferentes pasos implicados en la investigación de esta ciencia social, con el propósito de explicar a los estudiantes cómo los historiadores llevan a cabo ese procedimiento. El resto de los capítulos contiene los procesos históricos trascendentales ocurridos en el mundo desde el siglo XVIII hasta la actualidad. El siglo XX ha sido el escenario temporal de numerosos conflictos bélicos en los que, como nunca antes, se vieron afectados prácticamente todos los pueblos de la Tierra, algu- nos de manera terrible. Mas en el legado histórico de este siglo no sólo existen aspectos negativos y, por lo tanto, no sólo se tratan aquí los acontecimientos político-militares: se destacan también los esfuerzos por alcanzar la paz mundial; el nuevo papel que desempeña la mujer y también los jóvenes, en su lucha por obtener espacios en la toma de decisiones; el desarrollo de la ciencia y la tecnología; las expresiones de una sociedad humana que se pronuncia frente a los conflictos sociopolíticos y los nuevos desafíos; la revitalización de los derechos humanos; la creación de organismos de influencia mundial orientados a salvaguardar tales derechos; los cambios en los sistemas económicos y, por último, la nueva tendencia hacia la globalización, que pretende suprimir las fronteras internacionales con el propósito de expandir el comercio en todo el ámbito mundial pero que, al mismo tiempo y gracias a la tecnología de comunicaciones, va unificando costumbres y lenguajes, sin que esto signifique la pérdida de identidad cultural para los diversos pueblos de la Tierra. El contenido de Historia universal implica, además del aspecto temático, la funda- mentación en las tendencias más recientes de la investigación histórica en Occidente, las cuales han adoptado una nueva conciencia al reconocer y destacar la importancia de vincular pasado, presente y futuro, de acuerdo con la idea de que no hay acontecimiento del pasado que no tenga relación con el presente y que es en éste donde se establecen las bases del futuro. En ese sentido, es muy interesante la manera como los historiadores se han vuelto conscientes del manejo del “futuro del pasado”, es decir, la ventaja que ofrece al investigador conocer de antemano los sucesos ocurridos posteriormente a los hechos que estudia. El manejo metodológico de esta cadena de acontecimientos en el tiempo histórico constituye para los historiadores una provechosa herramienta, que les permite construir las relaciones entre causas y efectos, elementos fundamentales en el proceso de conocimiento del pasado como medio de guiar el presente y cimentar el futuro. Respecto al objeto de estudio, en la actualidad hay una tendencia entre los historia- dores occidentales por analizar el comportamiento humano de una manera más integral a cómo se hacía anteriormente. Esto se refiere, por una parte, a utilizar nuevas formas de clasificación que permitan abarcar un panorama más completo de la conducta humana, al distinguir grupos sociales que antes no se tomaban en cuenta en la investigación histórica. 13_Preliminares_Historia Universal.indd xvii 12/1/09 1:04:55 AM xviii Por otra parte, además de los tradicionales temas sobre política, economía y sociedad, muchos historiadores abordan aspectos de la conducta humana antes no considera- dos, como el acontecer cotidiano, y destacan la distinción entre la vida pública y la vida privada, otorgando a esta última una significativa prioridad. Acciones y obras de la vida humana ocurren en cada periodo de manera simultánea, y luego el historiador recrea, clasifica y ordena en un esquema coherente que permita la comprensión y el aná- lisis, de acuerdo con los espacios de tiempo creados por la propia historia. Lo anterior es de gran importancia en un libro de texto fundamentado en bibliografía que sigue esas nuevas tendencias, pues permite al educando valorar el papel de la historia como ciencia integradora y reconocer la interrelación entre las diversas disciplinas del conocimiento y entre todos los grupos humanos, objetos y sujetos de ese conocimiento. El propósito fundamental de esta obra es ofrecer a los estudiantes, a quienes va diri- gida, no sólo el relato de los hechos históricos relevantes acaecidos durante los últimos tres siglos del acontecer humano sino, además, poner a su disposición los medios que faciliten la aprehensión cognitiva de tales hechos. Por ello, la presente edición ofrece a maestros y alumnos en cada capítulo un conjunto de recursos didácticos —líneas del tiem- po, ejercicios, ideas centrales, cuadros-resumen, cuadros comparativos, tablas, mapas, acti- vidades finales, sinopsis, fuentes primarias y secundarias— y de imágenes ilustradas, con el propósito de ofrecer a los estudiantes una forma atractiva y amena de asimilar y com- prender los acontecimientos del pasado, así como estimular el desarrollo de sus habilida- des en el procesamiento cognitivo de los diferentes elementos implicados en el fenómeno histórico. Si la historia se considera la “memoria colectiva” de los pueblos, esa memoria tiene mayor relevancia en el mundo de principios de siglo XXI, cuando los medios masivos de información anulan las distancias geográficas y ponen ante nuestros ojos imágenes “en vivo” de sucesos que ocurren en distintos pueblos, y nos hacen ser ya no sólo como se decía antes, “testigos de la historia”, sino que nos comprometen y despiertan en nosotros el interés por conocer las circunstancias en que se desenvuelve un determinado suceso de trascendencia histórica, por más alejado que su escenario se encuentre de nuestro propio entorno geográfico. Orientada anteriormente a enaltecer valores nacionales, la memoria colectiva adquie- re ahora una dimensión mundial y, sin relegar la de cada pueblo en particular, abarca el acontecer humano más allá de los límites fronterizos. Aunque sea por el fin práctico de entablar negociaciones comerciales (a fin de cuentas éste ha sido uno de los más grandes motivos de acercamiento entre los pueblos a lo largo de la historia), los términos de la globalización empujan a las nuevas generaciones a “conocer el mundo”, en el sentido de aprender a comprender los valores y las costumbres de otros pueblos. La HISTORIA es ahora más que nunca la memoria colectiva de la humanidad. G. M. D. C. 13_Preliminares_Historia Universal.indd xviii 12/1/09 1:04:55 AM SÍNTESIS HISTÓRICA De la Prehistoria a la Edad Moderna De la Prehistoria a la Edad Moderna 1. Prehistoria 2. Edad Antigua 3. Edad Media 4. Edad Moderna 00_Historia Universal.indd xix 12/1/09 1:05:59 AM xx Historia universal Introducción En esta sección de tu libro harás un recorrido muy largo, si se mide en el tiempo que cubre, pero muy corto en el número de páginas que lo describen. Tu viaje por la historia universal se inicia en el periodo más antiguo de la Prehistoria, cuando los homínidos evolucionaron hasta lograr mantenerse en posición erguida y, gracias a esto, ya utilizaban sus manos para fabricar instrumen- tos. Con tu imaginación, observarás el desarrollo de la tecnología y del arte, y te sorprenderá el ingenio y tenacidad de los primeros seres humanos para sobrevivir en un medio lleno de peligros. Serás testigo del origen de las sociedades y, más adelante, descubrirás el fascinante mundo de las grandes culturas, los grandes Imperios de la Antigüedad y el surgimiento de las civilizaciones. Al avanzar en tu recorrido conocerás cómo se formó Europa en los tiempos de la llamada Edad Media; pasarás por el esplendoroso arte del Renacimiento y navegarás con los exploradores hacia el descubrimiento de tierras desconocidas para ellos. Llegarás, por último, a la formación de los Estados-nación, gobernados por reyes que en principio unificaron sus países, aunque luego lleva- ron al extremo la concentración del poder y la acumulación de riquezas. 1. Prehistoria La Prehistoria es la rama de la historia que estudia el desarrollo y comportamiento de los primeros seres humanos: desde su origen, evolución biológica y cultural hasta la invención del lenguaje escrito. Esta invención, que representó un avance significativo en la comunicación, marca la división entre Prehistoria e historia, porque las fuentes documentales escritas proporcionan a los historiadores mayor certeza para conocer los hechos del pasado. Ante la falta de signos gráficos del lenguaje, prehistoriadores y antropólogos utilizan como fuentes de información los objetos fabricados por humanos, como armas, herramientas y manifes- taciones artísticas, además de estudiar el registro de fósiles, tanto de la especie humana como de los animales y plantas que cohabitaban en ese entonces. Además, con base en las leyes de la herencia biológica descubiertas por Charles Darwin a mediados del siglo XIX y modificadas por investigaciones posteriores, se ha demostrado que homínidos y simios comparten un ancestro común: un pequeño primate arborícola que habitó la Tierra, específicamente en África, hace unos 70 millones de años. Los descendientes de ese prima- te evolucionaron por caminos distintos, lo que dio origen a estas dos ramas: simios y homínidos. No se trata de simples caminos directos, sino de una línea de la que surgieron varias ramas, debido en parte a los cambios (sobre todo climáticos) ocurridos en la superficie terrestre a lo largo del tiempo. Hace cerca de cinco millones de años, los homínidos adquirieron condiciones físicas y de comportamiento que los diferenciaron de los simios, aunque su alimentación continuó siendo vegetal. Estas condiciones fueron compartidas por dos géneros distintos de homínidos: austra- lopitecos y homos. Con el surgimiento de los primeros se produjo uno de los grandes saltos en la evolución humana, el bipedalismo, es decir, la facultad de sostenerse y caminar de forma erguida apoyándose en dos pies. La evidencia demuestra que los australopitecos se extinguieron hace unos 900 000 años; en cambio, el género homo continuó su evolución hasta derivar en el homo sapiens sapiens, cuya forma física presenta ya las características de los seres humanos modernos. 1.1 Etapas de la Prehistoria La Prehistoria es el periodo más antiguo y largo de la presencia humana en la Tierra; se calcula en más de dos millones de años, por lo que los historiadores la han dividido en tres etapas: Paleo- lítico, Mesolítico y Neolítico. 00_Historia Universal.indd xx 12/1/09 1:05:59 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxi Paleolítico El Paleolítico o “edad antigua de la piedra”, el cual abarca desde los orígenes de la vida humana hasta el surgimiento de las primeras técnicas agrícolas, se divide en tres fases: inferior, medio y superior. Paleolítico inferior (2.5 millones a 120 000 a.C.) En esta primera fase del Paleolítico vivieron los Homo habilis en la zona oriental de África. Estos homínidos, que ya mostraban comportamiento grupal, organizados en bandas de 15 a 20 indivi- duos, llevaban una vida nómada, desplazándose en un amplio territorio donde podían obtener alimento y establecerse durante periodos cortos en refugios naturales, principalmente cuevas. Los Homo erectus, que surgieron después, se organizaron en grupos más grandes y mejor organizados que los Homo habilis. La lucha por la supervivencia debió impulsar la mutua colabo- ración para la creación de utensilios, la búsqueda de alimento y refugio, así como la defensa contra los animales depredadores. Los Homo erectus fabricaron herramientas más eficaces y ampliaron sus recursos alimenticios al empezar a consumir animales. Entre esos utensilios destacan las primeras hachas de mano o bifaces, que demuestran la existencia de concepciones mentales avanzadas como la simetría. En la fase final del Paleolítico inferior se comenzó a utilizar el fuego que, además de ser fuente de luz y calor, ahuyentaba a los animales peligrosos y constituía el único medio para modificar los recursos naturales, ya sea para la cocción de los alimentos o para la fabricación de nuevos tipos de instrumentos. El grado de organización social alcanzado por los erectus hizo necesaria la transmi- sión de ideas y conocimientos, lo que debió estimular el surgimiento del lenguaje hablado. Paleolítico medio (120 000 a 40 000 a.C.) Este periodo, cuya medición varía de una región a otra, se desarrolló principalmente en Europa y en el próximo Oriente, y se caracterizó por la presencia de los Homo sapiens de Neanderthal; aunque en la región asiática existen evidencias de la presencia de los Homo sapiens sapiens de tipo Cro Magnon, que ya tenían la estructura general de los seres humanos modernos. Ambas especies compartieron los rigores de los cambios climáticos producidos durante el Pleistoce- no, era geológica caracterizada por periodos glaciales e interglaciales. La tecnología muestra un avance en la fabricación de instrumentos, como la llamada técnica Levallois, que requería de mayor destreza que las anteriores. Sin embargo, al no contar todavía con armas tipo proyectil, los cazadores dependían de sistemas de acoso y de trampas para capturar a los miembros más jóvenes y débiles de las especies animales. Asimismo, en esta etapa aparecen los primeros indicios de que también se dedicaron a la pesca, principalmente en ríos, aunque también existe evidencia de recolección de productos marinos, como moluscos. El comportamiento de ambas subespecies de Homo sapiens muestra en el Paleolítico medio dos rasgos significativos: uno se refiere a que lograron trasladarse, sobre todo los Neanderthales, hacia territorios situados muy al norte de la zona libre de hielos a la que se habían limitado los ho- mínidos anteriores. El otro rasgo de gran importancia en el desarrollo de la cultura es la posible existencia de la primera manifestación de creencias religiosas, lo cual se infiere por los hallazgos arqueológicos ocurridos en varios sitios de Europa y el próximo Oriente, que muestran la práctica deliberada de enterrar a los muertos, lo que parece indicar la existencia de un pensamiento reli- gioso o, al menos, la creencia en la vida después de la muerte. Paleolítico superior (40 000 a 10 000 a.C.) En la primera fase de este periodo, neanderthales y cromagnones convivieron en Europa cerca de 10000 años, hasta la extinción de la especie neanderthal por causas que aún no se conocen con precisión. En esa época surgieron los primeros cazadores-recolectores, con características sociales y económicas bien definidas, impuestas por las condiciones de su forma de vida determinada aún por el nomadismo. 00_Historia Universal.indd xxi 12/1/09 1:05:59 AM xxii Historia universal Hombres y mujeres se organizaban en grupos unidos por lazos de parentesco; y es probable que en ese tiempo se haya iniciado la división del trabajo, cuya primera expresión debió ser la distribución de tareas de acuerdo con el sexo. Mientras los hombres perseguían a las grandes presas de caza o combatían con grupos rivales, las mujeres se dedicaban a la crianza de los niños, a recolectar plantas y conseguir alimentos que no implicaran separarse demasiado de sus hijos. Este hecho constituyó el fundamento primordial de la familia humana, cuya importancia se incrementó con el paso del tiempo y el surgimiento de nuevas necesidades. En esta última fase del Paleolítico fue notable la evolución de la cultura en diferentes partes del mundo. En particular en Europa y Asia la tecnología presentó dos características: la difusión de técnicas novedosas para tallar la piedra, y la aparición de un nuevo instrumental fabricado en hueso o asta. En la industria lítica se utilizó la técnica laminar, la cual consistía en producir instrumentos alargados, de bordes paralelos y cortantes, muy parecidos a los cuchillos actuales. La tecnología cuya materia prima era el hueso, se orientó hacia la fabricación de armas arrojadizas, muchas de las cuales muestran una decoración que puede considerarse artística. Mesolítico Éste es un periodo de transición de 1000 años (10 000 a 9000 a.C.) entre las eras Paleolítica y Neolítica, durante el cual vivieron grupos de cazadores, pescadores y recolectores que se adap- taron a las condiciones climáticas más favorables que se presentaron al final de la última Era del Hielo. Esos grupos humanos organizados en bandas, fabricaron cerámica y piedras para moler cereales, y se establecieron de forma casi permanente en lugares cercanos a las costas fluviales y marítimas, donde podían encontrar recursos muy variados. Este periodo corresponde principal- mente a la región de Europa occidental, donde existieron sociedades mesolíticas cuando ya en zonas situadas al oriente se encontraban grupos agricultores del Neolítico. Neolítico El Neolítico es la última etapa de la Prehistoria, entre el 9000 y el 6000 a.C., cuando los seres humanos pasaron de limitarse a recoger los productos de la naturaleza, a modificarla para producir artificialmente nuevos tipos de recursos. En ese tiempo, los grupos humanos, en lugares y épocas distintos y sin relación alguna entre sí, empezaron a practicar la agricultura y la ganadería. Se ha planteado el crecimiento demográfico como probable causa del surgimiento de la agricultura; se cree que la población humana aumentó a tal punto que los recursos resultaban insuficientes para satisfacer las necesidades alimenticias; por lo tanto, las sociedades prehistóri- cas se vieron forzadas a interactuar con la naturaleza para aumentar la producción de plantas y animales. En la actualidad se acepta de manera general la existencia de cinco centros independientes de aparición del Neolítico. 1. El lugar más antiguo es el llamado Creciente Fértil, es decir, la región montañosa y semiárida que rodea la Península Arábiga, entre Mesopotamia y Egipto. Alrededor del año 9000 a.C., comenzó la domesticación de animales y plantas. 2. En el extremo oriental de Asia se han identificado dos centros de domesticación, uno situado en las fértiles llanuras del norte de China, y el otro en una amplia zona tropical o subtropical comprendida entre el sur de China y Birmania, donde a comienzos del VI milenio a.C., se inició con el arroz. 3. En América, la domesticación se dio también a partir del VI milenio a.C., en dos regio- nes de manera independiente: la primera y más antigua está localizada en el centro de México, apoyada básicamente en el maíz, cereal originario de esa región. El segundo cen- tro americano se localiza en el sur donde, además de las especies del centro de México, se practicó el cultivo de la patata o papa y la cría de animales, entre los que destacan la llama y la alpaca. 00_Historia Universal.indd xxii 12/1/09 1:05:59 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxiii Cambios en la forma de vida. Como resultado de la domesticación de plantas y animales, ocurrieron cambios muy importantes en la vida de los seres humanos y en el ambiente que les rodeaba. En primer lugar, las nuevas actividades propiciaron el sedentarismo, es decir, el abandono de la vida nómada para permanecer en un mismo sitio con el propósito de cuidar el desarro- llo de los cultivos y atender el pastoreo de los ganados. Esto tuvo como consecuencia el surgi- miento de las primeras aldeas de cultivadores que se dispersaron alrededor de los centros de desarrollo agrícola. En segundo lugar, debido a la mejor alimentación y a la seguridad que representaba la vida sedentaria, hubo un mayor crecimiento de la población humana y surgieron nuevas formas de organización social. La distribución del trabajo se amplió y surgieron diversas actividades como la cestería y la cerámica, mientras se continuaba la fabricación de instrumentos de piedra. Con el paso del tiempo, la producción de alimentos y objetos artesanales creció de tal manera que superó las necesidades de sus fabricantes; esto dio origen al intercambio con otros pueblos, es decir, al surgimiento de las primeras formas de comercio. 1.2 Calcolítico En la última fase del Neolítico surgió la metalurgia, es decir, la transformación de los minerales en metales. Esta industria que, a semejanza de la agricultura, fue inventada de manera independiente en distintas partes del mundo y en distintos periodos, apareció por primera vez en el sur de Asia Menor en el VII milenio a.C., y el primer mineral utilizado fue el cobre, el cual dio nombre a este periodo: Calcolítico. En este periodo surgieron en Asia Menor las primeras ciudades como resultado del aumento de la población, y del crecimiento y especialización de las actividades. El inicio de las sociedades urbanas dio paso a la civilización que, como la fabricación del bronce y del hierro entre muchas otras cosas, trajo consigo la invención de la escritura, suceso fundamental que marca el fin de la Prehistoria y el principio de la historia. 2. Edad Antigua De acuerdo con la división tradicional de la historia, la etapa posterior a la Prehistoria se denomina Edad Antigua; ésta comienza con el surgimiento de la escritura y termina con la caída del Imperio Romano de Occidente, en el año 476 d.C., y se caracteriza esencialmente por el surgimiento de la civilización y el desarrollo de altas culturas que, en diferentes regiones del mundo, pusieron los cimientos de la historia humana La civilización. La llamada “revolución urbana” tuvo una influencia decisiva en el origen de la civilización, que ocurrió al surgir los centros urbanos o ciudades a partir de los asentamientos agrícolas del Neolítico, cuyo crecimiento poblacional condujo a una mayor especialización y divi- sión del trabajo y, en consecuencia, a una mayor evolución de la escritura. Las ciudades fueron el lugar adecuado tanto para el desarrollo del comercio y la industria, como del arte y las ciencias, y desempeñaron una función esencial en el nacimiento de las gran- des culturas. La ciudad, llamada civitas por los antiguos romanos, dio origen a la civilización. 2.1 Las civilizaciones de la Antigüedad Mesopotamia La evidencia arqueológica indica que la revolución urbana se produjo entre los años 5500 y 3500 a.C., en Mesopotamia (tierra entre ríos), territorio ubicado entre los ríos Tigris y Éufrates, que en la actualidad incluye a Irak, el suroeste de Irán y el oriente de Siria. La riqueza natural de la región incitó a pueblos vecinos a irrumpir continuamente en el terri- torio. Las numerosas migraciones e invasiones dieron origen a la formación de varias sociedades diferentes, situación que impidió en la antigua Mesopotamia la existencia de un conjunto unifor- me de características sociales y culturales. 00_Historia Universal.indd xxiii 12/1/09 1:05:59 AM xxiv Historia universal Desde el VI milenio a.C., los asentamientos aumentaron y con el paso del tiempo algunos se transformaron en ciudades. Eridú fue, probablemente, el primer asentamiento de la región, aunque el ejemplo más destacado es Uruk, donde los templos de adobe se decoraron con fina metalurgia y piedras labradas. Periodo sumerio-acadio (3300 a 2000 a.C.). Hacia el año 3500 a.C., se estableció en la porción sur de Mesopotamia el pueblo sumerio, cuyos adelantos culturales fueron de gran tras- cendencia para las civilizaciones posteriores. Entre ellos destaca el sistema de escritura cuneifor- me, inventado al inicio de este periodo. Los sumerios crearon la primera cultura urbana de la región y fundaron numerosas ciudades- Estado, gobernadas en muchos casos por monarcas locales. Las ciudades más importantes fueron Ur, Kish, Uruk, Lagash, Nippur y Eridú. El punto central de la ciudad era el templo, el zigurat, dedicado a la divinidad local, en donde se concentraba la administración política y económica bajo la dirección de un gobernante quien era, al mismo tiempo, sumo sacerdote y representante de la divinidad. Hacia 2330 a.C., la región sumeria fue conquistada por los acadios, cuyo rey, Sargón I, fundó una poderosa dinastía que llegó a controlar toda Mesopotamia, imponiendo su dominio sobre todas las ciudades-Estado sumerias. Los acadios asimilaron gran parte de la cultura de los pueblos vencidos y esto dio origen a la civilización sumerio-acadia. En 2218 a.C., los guti, procedentes del oriente de Mesopotamia, apoyados por una coali- ción de ciudades sumerias, lograron derrocar y expulsar a los acadios. Los guti dominaron la región durante poco más de un siglo hasta que también fueron expulsados. La guerra de libera- ción contra los acadios despertó la fuerza de los pueblos sumerios que se unieron para derrotar a los guti, dando comienzo, en 2120 a. C., una nueva época de esplendor en las ciudades-Estado. La dinastía de la ciudad de Ur fue reinstalada y su gobernante adoptó el título de rey de Sumeria y Acadia. Periodo babilónico (2003 a 331 a.C.). Hacia el 2000 a.C., una oleada de invasores, los amorreos provenientes de la actual Palestina, ocuparon algunos territorios de Mesopotamia al tiempo que se daban confrontaciones entre algunas ciudades-Estado. En 1894 a.C., Sumu-abum, un dirigente amorreo, se instaló en Babilonia y fundó la primera dinastía de esta ciudad-Estado, que logró integrar bajo su dominio al resto de los estados amorreos de Mesopotamia. En 1972 a.C., llegó al poder el rey Hammurabi, hábil político y militar que unificó nuevamente el territorio, creando el Imperio Babilónico. Con esta unificación fueron integrados diversos pueblos que, al mezclarse, dieron origen a los caldeos. Durante el reinado de Hammurabi fue creado un trascen- dental conjunto de leyes, conocido con el nombre de este rey. Después de la muerte de Hammurabi, el territorio sufrió invasiones de hititas y casitas; este último pueblo logró imponer una nueva dinastía que se mantuvo durante 576 años. Bajo el gobier- no casita, Babilonia se desarrolló notablemente; sus reyes adquirieron un poder similar al de los faraones de Egipto y se establecieron relaciones comerciales con otros pueblos. A partir de 1027 a.C., Babilonia entró en decadencia y comenzó un periodo de inestabili- dad durante el cual gobernaron reyes ineptos que no pudieron defender la ciudad frente a las invasiones de arameos, asirios y elamitas. En 748 a.C., Babilonia cayó bajo el poder de los asirios, quienes gobernaron por 124 años, hasta que los caldeos lograron recuperar el trono e iniciaron el periodo neobabilónico (624-539 a.C.). En esta etapa destaca el reinado de Nabucodonosor II, quien logró llevar a Babilonia a una nueva y última era de progreso que sus sucesores no supieron mantener. En 539 a.C., el territorio cayó bajo dominio de los persas, los que a su vez, 208 años más tarde, fueron conquistados por Alejandro Magno. Egipto La evolución histórica del antiguo Egipto estuvo condicionada por dos grandes fuerzas naturales: el desierto y el río Nilo. Este último fue un verdadero regalo de la naturaleza para esta cultura, pues facilitó su desarrollo en un ambiente desfavorable de aire seco y lluvias muy escasas. Además de saciar la sed de los habitantes y los animales, el Nilo permitía la comunicación y, de manera 00_Historia Universal.indd xxiv 12/1/09 1:06:00 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxv muy importante, fertilizaba los campos agrícolas con el limo dejado por sus desbordamientos que ocurrían cada año en el mes de julio. Tres mil años y 31 dinastías en la historia de Egipto Los primeros asentamientos urbanos surgieron en el valle del Nilo alrededor del 3300 a.C., y más tarde se formaron dos entidades políticas: un reino en el norte o Bajo Egipto con la ciudad de Buto como capital, y otro en el sur o Alto Egipto con capital en Hieracómpolis. En el año 3100 a.C., ambos reinos se unificaron y dio comienzo en Egipto un sorprendente florecimiento cultural, en una secuencia de 31 dinastías de gobernantes que duró, casi sin interrupción, cerca de 3000 años. La historia antigua de Egipto se divide en varias etapas: Reino antiguo (2686 a 2181 a.C.). En esta época se estableció un Estado fuerte centra- lizado, con una monarquía teocrática y hereditaria, gobernada por un rey que llevaba el título de faraón, quien era considerado de origen divino y cuya autoridad no tenía límites. Se creía que los faraones poseían poderes sobrenaturales y que podían controlar milagrosamente las crecidas anuales del Nilo; así, de ellos dependían las buenas cosechas y la prosperidad de los egipcios. El Faraón mantenía el orden en el Estado y administraba la justicia. Para realizar estas tareas, los monarcas utilizaron los servicios de un visir, un ministro que supervisaba la administración del gobierno y se encargaba del cobro de impuestos y del funcionamiento de los sistemas de irrigación. Con el visir colaboraba el poderoso grupo de los escribas, quienes tenían la misión de llevar los registros del Estado. Con propósitos de control interno, el territorio de Egipto se dividió en varios dis- tritos llamados nomos, unidades básicas administrativas que contaban con una capital además de otras ciudades y numerosas aldeas, y eran gobernados por un funcionario que dependía del poder central. En este periodo destaca la construcción de las grandes pirámides de Gizeh, que aún maravillan a todo el mundo y se consideran como parte del patrimonio cultural de la humanidad. Después de una época de esplendor, el reino antiguo cayó en una crisis política en 2181 a.C., dando paso al Primer Periodo Intermedio, que duró poco más de un siglo y durante el cual Egipto se dividió en tres zonas con distintos gobiernos. Reino medio (2050 a 1552 a.C.). En esta época se logró la reunificación de Egipto y la restauración del poder central faraónico, y se vivió una era de paz y pros- peridad económica, la cual se refleja en las numerosas e importantes construcciones realizadas. Pero el gobierno egipcio decayó nuevamente y se inició el Segundo Periodo Pirámides de Gizeh Intermedio (1782-1570 a.C.), durante el cual gobernaron faraones poco eficientes, hasta la invasión de los hicsos, nómadas procedentes de Asia Menor. Éstos tomaron control del gobierno y se establecieron en el norte del territorio que dominaron durante 200 años. Mientras tanto se mantenía en el sur, con sede en Tebas, un gobierno egipcio paralelo, aunque tributario, de los hicsos, que preparó la reunificación del país y logró expulsar a los invasores. Reino nuevo (1552–30 a.C.). Con la expulsión de los hicsos comenzó una nueva época de esplendor y conquista, en la que el dominio egipcio se extendió hacia el occidente y el sur. Destacan los gobiernos de importantes faraones como la reina Hatshepsut; Tutmosis III el con- quistador; Amenofis IV, más conocido como Akhenatón, quien provocó un cisma religioso y polí- tico; Tutankamón, cuya fama se debe más al hallazgo arqueológico de su tumba que a su propio reinado, y Ramsés II, un faraón guerrero que gobernó durante muchos años. Durante este periodo, las amenazas del exterior fueron más graves y provocaron inestabili- dad en el régimen político. Los egipcios tuvieron que enfrentarse a los hititas y aun cuando Ramsés II logró derrotarlos en 1293 a.C., tuvo que establecer una alianza con ellos y ceder parte de sus conquistas. Pocos años más tarde, una nueva oleada de pueblos invasores obligó a Egipto a replegar sus fronteras. Agotado por las luchas exteriores y los conflictos internos entre el Faraón y la aristo- cracia sacerdotal y guerrera, el Estado egipcio entró en una nueva etapa de decadencia, el Tercer 00_Historia Universal.indd xxv 12/1/09 1:06:00 AM xxvi Historia universal Periodo Intermedio, durante el cual estuvo bajo dominio de monarcas extranjeros procedentes de Libia y Nubia. Durante la llamada Baja época hubo un breve periodo (663-525 a.C.) de restauración de la monarquía egipcia, pero nuevamente el país cayó en poder de extranjeros, esta vez los persas, quienes impusieron su autoridad sobre Egipto, hasta que fueron derrotados por Alejandro Magno, lo cual dio comienzo al periodo helenístico, en el que gobernó la última dinastía, la Tolemaica, de origen griego. El reinado de Cleopatra (51-30 a.C.) fue el último en la historia del antiguo Egipto. De ahí en adelante, el territorio fue integrado al Imperio Romano. Grecia Antigua A Antecedentes. En sus orígenes, la Grecia Antigua fue influida por las civilizaciones del EEgeo, que existieron desde aproximadamente el tercer milenio hasta el año 1200 a.C., inte- gradas por varios grupos de origen indoeuropeo, como los aqueos, jonios y eolios. Esas civilizaciones fueron: la minoica, de influencia decisiva para la cultura griega que floreció en la isla de Creta, y cuyas ciudades principales fueron Cnosos y Festos; la micénica o aquea, con centro en la ciudad de Micenas, en la parte sur de la península griega; y la tro- yyana, en la costa occidental de Asia Menor, con centro en Troya. PPeriodo helénico, 1200 a 320 a.C. Este primer periodo de la historia griega se divide en: 1. La época oscura (1200-700 a.C.). Iniciada con la crisis que provocó la llegada de Ruinas de la Grecia Antigua los “pueblos del mar” de origen indoeuropeo, entre ellos los dorios, que arrasaron prácticamente todo el territorio. Entre 1200 y 1184 a.C., se llevó a cabo la Guerra de Troya, en la que participaron tropas y naves procedentes de toda Grecia, incluidas las islas, como Creta. Los hechos ocurridos durante esa guerra fueron descritos por el poeta griego Homero en sus obras la Ilíada y la Odisea, aproximadamente en el siglo IX a.C., en donde se mezcla la historia con la leyenda. 2. Grecia Arcaica (700-500 a.C.). Se caracteriza por dos hechos importantes: el surgimien- to de las polis o ciudades-Estado y su evolución política, así como la expansión colonial que extendió la cultura griega por todo el Mediterráneo. Sus principales ciudades fueron Esparta y Atenas. 3. Grecia Clásica (500-320 a.C.). El comienzo de esta etapa está marcado por las llamadas Guerras Médicas, dos hechos bélicos ocurridos entre griegos y persas en el siglo V a.C. Después de triunfar en ambas guerras, los griegos continuaron con el desarrollo notable de su cultura, que a su vez estableció las bases de la cultura europea. Desarrollo de las ciudades-Estado. En la época oscura, después de la caída de la civili- zación del Egeo, los griegos desarrollaron una orgullosa conciencia de grupo. Se llamaban a sí mismos “helenos”, nombre derivado, según el poeta Homero, de una pequeña tribu del norte de la península. Sin embargo, los griegos no estaban políticamente unidos; debido en gran parte al relie- ve montañoso y a las islas que integraban la Hélade o territorio griego, las aldeas rurales que se formaron desde el Neolítico estaban separadas unas de otras. A finales del siglo IX a.C., con el crecimiento económico y político que desarrollaron, aquellas aldeas se convirtieron en polis o ciudades-Estado, las cuales, aunque independientes entre sí en los aspectos político y econó- mico, reconocían los vínculos comunes a todos los griegos como el idioma, los valores culturales y la religión. La polis griega comprendía tanto la parte urbana como su región inmediata, generalmente dedicada a la agricultura; estaba dividida en tres sectores: 1. el área sagrada o Acrópolis, situada en la parte más alta de la ciudad, donde se encontraban los templos; 2. el área pública, que con- tenía los edificios de gobierno y el Ágora, plaza pública o mercado que era el centro de la vida política, comercial, religiosa y social de la ciudad; y 3. el área privada, donde vivía la mayoría de la población, que incluía las fincas agrícolas de los terratenientes. 00_Historia Universal.indd xxvi 12/1/09 1:06:00 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxvii Las ciudades-Estado griegas más importantes fueron: Tebas, Corinto, Mileto, Éfeso y, sobre todo, Atenas y Esparta. Formas de organización política. Aunque no todas las polis tuvieron el mismo ritmo de evolución política, en general la primera forma de gobierno fue la monarquía; con el tiempo, el poder pasó al grupo de nobles terratenientes que formaron una aristocracia. A medida que aumentaron las actividades comerciales, surgió una clase de mercaderes que se enriquecieron y controlaron el gobierno, dando como resultado una oligarquía. En los siglos VII y VI a.C., se die- ron enfrentamientos entre los ricos terratenientes y los pequeños propietarios, y esto llevó a una crisis política que tomó características distintas según fuera la ciudad. Como efecto de esa crisis se estableció la tiranía, gobierno de una sola persona que tomaba el poder de manera ilegítima apo- yándose en la fuerza de las armas. Por último, algunas polis, Atenas principalmente, instituyeron la democracia, es decir, el “gobierno del pueblo”. Entre los siglos VIII y VI a.C., Esparta y Atenas se convirtieron en las ciudades dominantes de Grecia. Cada una absorbió a sus débiles vecinos y los integró en una liga o confederación bajo su control. Esparta, un Estado militar. Esparta fue fundada hacia el siglo IX a.C., por los dorios, quienes conquistaron a los pobladores originales de la zona y les impusieron un control muy estricto. El gobierno lo conformaba una monarquía con dos reyes apoyados por un consejo de ancianos, y se basaba en una Constitución que tenía algunos rasgos democráticos, como el prin- cipio de ciudadanía. Sin embargo, sólo a las personas de origen dorio, que eran menos considerable- mente en comparación con el resto de la población, se les otorgaba el estatus de ciudadanos. Esta circunstancia dio origen a que Esparta se convirtiera en un Estado militarizado diferente al resto de las polis griegas y a que su ejército, formado sólo por dorios, controlara mediante la fuerza al resto de los habitantes. Atenas, la democracia. La península del Ática, de suelo pobre para la agricultura pero rico en oro y plata, fue refugio de numerosos grupos, jonios principalmente, que huían de las invasiones de los dorios y, alrededor del siglo VIII a.C., se unificaron de manera pacífica en torno a la ciudad de Atenas. En un principio, Atenas estuvo gobernada por una monarquía hereditaria. Sin embar- go, al crecer la influencia de los nobles o eupátridas, éstos lograron anular la monarquía. El poder efectivo quedó entonces en manos de algunos magistrados, los Arcontes, y de un consejo, el Areópago, formado por eupátridas, única clase social con derecho a gobernar. De esta forma, el gobierno ateniense pasó a ser una aristocracia. Cuando la prosperidad comercial impulsó el desarrollo de la clase comerciante e industrial, fue necesario crear nuevas formas políticas y establecer leyes escritas que favo- recieran a quienes deseaban liberarse del dominio de los eupátridas. Entre 621 y 561 a.C., los arcontes Dracón y Solón redactaron leyes, pero éstas no resultaron eficaces para acabar con las tensiones políticas. En el año 561 a.C., el eupátrida Pisístrato tomó el poder y su gobierno logró la prosperidad de Atenas. Más tarde, alrededor Antiguo teatro en Atenas del año 502 a.C., comenzó en esta polis una nueva etapa basada en principios democráticos. Un nuevo gobierno, dirigido por Clístenes, estableció el Consejo de los Quinientos, cuyos miembros eran elegidos por sorteo entre los ciudadanos por periodos de un año. El Consejo elaboraba las leyes que se presentaban ante la Asamblea y supervisaba el trabajo diario del gobier- no. La Asamblea, integrada por todos los ciudadanos varones mayores de 30 años, era un cuerpo legislativo que discutía y aprobaba las leyes para el mejor funcionamiento de la sociedad. Sin embargo, únicamente los ciudadanos tenían derechos políticos, y el carácter de ciudada- no estaba reservado para las personas nacidas en Atenas, varones y libres. El resto de la población, es decir, la mayoría, estaba compuesta por los metecos o extranjeros, los esclavos y las mujeres de todos los grupos sociales; a todos ellos se les impedía participar en política. El gobierno democrático logró para Atenas el periodo más brillante de su historia. No sólo hubo prosperidad en el aspecto económico, sino que la ciudad se convirtió en el centro de las artes y la actividad intelectual. Esto ocurrió principalmente bajo el gobierno de Pericles, cuya importancia en la historia de Atenas fue tan grande que suele llamarse “siglo de Pericles” al siglo V a.C., en el que su ubica su mandato, a pesar de que su gobierno sólo duró 15 años. 00_Historia Universal.indd xxvii 12/1/09 1:06:01 AM xxviii Historia universal Fin del periodo helénico. Las llamadas guerras del Peloponeso, una serie de enfrenta- mientos entre Esparta y Atenas y las ciudades-Estado que se aliaron a una o a otra, tuvieron lugar entre los años 431 y 404 a.C., y dieron como resultado el debilitamiento de la unidad panhelénica y expusieron a las polis a la invasión extranjera. En el año 359 a.C., se inició la expansión de Macedonia, cuyos gobernantes admiraban la cultura griega y se impusieron sobre el territorio, dando paso al Imperio de Alejandro Magno. Las conquistas de Alejandro propagaron la influencia de la cultura griega por todo el im- perio, que desde el norte de Grecia dominaba los territorios colindantes con la porción oriental del Mar Mediterráneo y se extendía hasta la India. Periodo helenístico, 322 a 146 a.C. Cuando Alejandro Magno murió en 323 a.C., los generales macedonios iniciaron entre ellos el reparto de su vasto imperio. Los desacuerdos surgidos por esta división provocaron una serie de guerras entre los años 322 y 275 a.C., muchas de las cuales tuvieron lugar en Grecia. Por ello, una de las características de este periodo, que abarca desde la muerte de Alejandro hasta la conversión de Grecia en provincia romana en 146 a.C., fue el deterioro, como entidades políticas, de las ciu- dades-Estado griegas, además del progresivo declive de la independencia política en conjunto. Civilización romana El origen de Roma y la monarquía. Como ocurre con prácticamente todos los pueblos de la Antigüedad, la historia de los primeros tiempos de la ciudad de Roma se mezcla con la leyenda. Según la tradición, Roma fue fundada por los hermanos gemelos Rómulo y Remo, hijos de una princesa de Alba Longa, una aldea en la región del Lacio, y de Marte, el Dios de la guerra. Por línea materna, estos hermanos descendían de Eneas, héroe de Troya, con lo cual su origen está relacionado con la mitología griega. La leyenda cuenta que Rómulo y Remo fueron arrojados al río Tíber por un rey que había usurpado el trono de los latinos; pero los hermanos lograron sobrevivir al ser rescatados por una loba que los alimentó y cuidó, hasta que fueron recogidos por un pastor que los educó como si fueran sus hijos. Cuando llegaron a adultos, arrojaron del poder a su enemigo y pusieron a su abuelo, Numitor, en el trono de Alba Longa. Ruinas de la Roma antigua Enseguida, Rómulo y Remo se dirigieron con varios compañeros al lugar donde habían sido rescatados por la loba. Ahí, a orillas del río Tíber, en un sitio formado por siete colinas, escogieron una de éstas (monte Palatino) para fundar una ciudad a la que dieron el nombre de Roma y cuyo primer gobernante fue Rómulo, quien instituyó la monarquía. Los siguientes reyes fueron sucesivamente Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquino el Antiguo, Servio Tulio y Tarquino el Soberbio. Los tres últimos fueron de origen etrus- co, pues Roma estuvo bajo dominio etrusco hasta el año 509 a.C., cuando Tarquino fue derrotado por una rebelión que logró la independencia de Roma y el establecimiento de la República. Organización social y política. La organización social que caracterizó a los romanos pare- ce haberse iniciado desde la época de la monarquía, con la existencia de una división social en dos clases: • Los patricios, cuyos miembros se consideraban descendientes de los fundadores de Roma, únicos con derechos políticos a quienes se consideraba como ciudadanos, se en- cargaban de los asuntos religiosos y formaban el populus o pueblo; en este grupo se incluye a los subordinados de los patricios, los llamados clientes, quienes eran hom- bres libres pero sin linaje y vivían bajo la protección de un patricio. • Los plebeyos, quienes en esa época no tenían derechos políticos. Formaban la clase inferior de la población, integrada por personas originarias de territorios conquistados y por los extranjeros. Los plebeyos eran la clase trabajadora dedicada a las tareas agrícolas, artesanales o comerciales. El Rey, que ocupaba el cargo de por vida, era elegido de entre los patricios por el Senado o Consejo de Ancianos, y era responsable de convocar al populus a la guerra y de dirigir al ejército 00_Historia Universal.indd xxviii 12/1/09 1:06:01 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxix en las batallas. También era el juez supremo en todos los asuntos civiles y penales. El Senado sólo daba su consejo cuando el Rey decidía consultarlo, aunque sus miembros poseían gran autoridad moral, ya que sus cargos también eran vitalicios. La República. Después del año 509 a.C., los romanos decidieron constituirse en una República, cuyas instituciones principales eran las siguientes: • Los comicios o asambleas, integrados por la totalidad de los ciudadanos; sus funciones consistían en elegir a los magistrados y votar las leyes que debían regir en el Estado. • Los cónsules, cuyo poder era tan grande como el de los antiguos reyes, eran los más altos magistrados. Desempeñaban su cargo durante un año y sus funciones consistían en elaborar las leyes que eran sometidas a la Asamblea, administrar la economía y dirigir las fuerzas militares. • Los cuestores, quienes eran elegidos por la Asamblea y se encargaban de la administración económica, cobro de impuestos, etcétera. • Los pretores, también elegidos por la Asamblea, administraban la justicia y auxiliaban a los cónsules en sus funciones. • El Senado, formado por 300 de los jefes de las principales familias patricias, eran hombres de experiencia y de edad avanzada (senectus = anciano) y su cargo era vitalicio. Se encar- gaban de la política internacional, de controlar el sistema de impuestos, y de aprobar o rechazar las leyes votadas por la Asamblea. • La dictadura. El dictador era un magistrado que se elegía, en circunstancias de grave peligro, como una invasión o una guerra civil, para sustituir a los cónsules y al que se con- cedía, por un tiempo determinado, una autoridad sin límites. Lucha entre patricios y plebeyos. En un principio, únicamente los patricios podían ocupar las magistraturas, y los plebeyos estaban impedidos de alcanzar cargo político alguno y sí, en cam- bio, eran obligados a participar en las guerras. Esta situación, que afectaba todos los aspectos de su vida, llevó a los plebeyos a una violenta lucha contra los patricios, hasta lograr la progresiva desa- parición de la discriminación social y política a la que habían estado sometidos. En el año 494 a.C., la presión de los plebeyos obligó a las clases patricias a aceptar que se for- mara la institución de los tribunos de la plebe, cuyos miembros, representantes de los plebeyos, eran elegidos anualmente por una Asamblea. Los tribunos tenían derecho a veto sobre los actos de los magistrados patricios y actuaban como dirigentes y defensores de la plebe en los conflic- tos con los patricios. Después de este triunfo, los plebeyos iniciaron una prolongada lucha por la igualdad que, con intervalos, duró alrededor de dos siglos y poco a poco lograron la desaparición de las diferencias sociales, políticas y religiosas que los habían mantenido en una posición inferior a los patricios. La expansión territorial. Durante el periodo republicano, Roma aplicó una política exterior expansionista, que continuó las conquistas territoriales iniciadas durante la etapa de la monarquía y que llegó a abarcar toda la península itálica y a controlar el comercio del Mediterráneo. Las guerras de conquista provocaron cambios notables en la sociedad; los pequeños propieta- rios agrícolas se vieron arruinados por las prolongadas guerras y la nueva distribución de la tierra producto de las conquistas, por lo que exigieron reformas a la ley agraria, las cuales, no obstante haber sido aprobadas, no llegaron a cumplirse. Pero el sector social más afectado fue el de los esclavos, cuyo número aumentó considerablemente como resultado de las conquistas; este grupo también se rebeló y luchó sin éxito por cambiar su situación. Por otra parte, el enriquecimiento de militares plebeyos y el surgimiento de nuevas ambicio- nes políticas de los caudillos militares que se creían con derecho a dirigir los asuntos políticos, llevó a una situación de conflictos internos que obligó a la designación de un cónsul con amplios poderes; el primero fue Mario, caudillo de la plebe, y más tarde se recurrió a un dictador, Sila, representante de los patricios. En el año 60 a.C., Licinio Craso, un rico comerciante, y Cneo Pompeyo y Cayo Julio César, militares y políticos, decidieron formar un triunvirato; es decir, un gobierno compartido por los tres para controlar el vasto territorio dominado por Roma. Pero las ambiciones personales de estos tres personajes llevaron a una guerra civil en la que César triunfó sobre Craso y Pompeyo, y en el año 48 a.C., tomó el gobierno de la República romana 00_Historia Universal.indd xxix 12/1/09 1:06:02 AM xxx Historia universal como dictador con amplios poderes. Tres años más tarde, César fue asesinado por un grupo de senadores patricios. Su muerte provocó nuevos disturbios, por lo que se formó un segundo triun- virato, integrado por Marco Antonio, Octavio y Emilio Lépido. Pero este triunvirato también se disolvió y nuevamente uno de los tres personajes, en este caso Octavio, quedó como único dirigen- te de Roma y sus provincias. En el año 27 a.C., el senado otorgó a Octavio el nombre de Augusto (consagrado) y el título de emperador. La época de la República había terminado. El Imperio. El poder de Augusto se basó en la unión de diversas magistraturas republicanas, que constituyeron las bases legales de su poder supremo. Se trataba de un régimen monárqui- co que en apariencia compartía la autoridad con el Senado, pero que en la realidad se basaba en el dominio personal de Augusto quien, aunque conservó las principales instituciones políticas y las leyes de la República, concentró en su persona los poderes militar, judicial y religioso. Sin embargo, no quedó claro cómo se realizaría la sucesión a la muerte del emperador, lo que dio origen a muchos problemas. Durante el gobierno de Augusto, Roma y sus provincias vivieron una época de paz, la llamada pax romana, en comparación con la de los siglos anteriores. El Imperio se extendió por toda la cuenca del Mediterráneo, así como por Europa central y occidental, hasta los ríos Rhin y Danubio. Se reorganizó el Estado y se crearon reformas en el Senado y en los gobiernos de las provincias; además de que se mejoraron las finanzas y se establecieron nuevos impuestos. El ambiente de paz, orden administrativo y prosperidad económica permitió el desarrollo del arte y la literatura, estimulado por el propio emperador. Octavio Augusto gobernó durante más de 40 años; y a su muerte, ocurrida en el año 14 d.C., le sucedió Tiberio, a quien había adoptado, dado que no tuvo hijos propios. La adopción fue el medio que utilizaron algunos de los emperadores para resolver el problema de la sucesión. Con el emperador Tiberio se inició la primera dinastía de los Julios-Claudios, a la que le siguieron los Flavios, los Antoninos y los Severos. Durante esta última dinastía se agravaron los conflictos internos, a los que se agregaban las invasiones de los pueblos del norte, que en distin- tos momentos amenazaron la estabilidad del Imperio. El hecho de que esos problemas no pudie- ran ser controlados, llevó a una situación de anarquía y crisis económica. Hacia el año 284 d.C. subió al trono el emperador Diocleciano quien, para evitar la caída de Roma, dividió la administración del Imperio con el nombramiento de dos augustos (uno de ellos el propio Diocleciano) y dos césares, a lo que se llamó la tetrarquía. El Imperio se dividió en 101 provincias, agrupadas en 12 diócesis, y en cuatro partes principales, cada una de ellas dirigida por un César o un Augusto. Con esta medida la crisis se resolvió temporalmente, pues en el año 305 volvió a presentarse la guerra civil que terminó en 312 con la llegada de Constantino I, quien reunificó el Imperio bajo su mando y cambió la capital de Roma a la ciudad de Constantinopla (hoy Estambul). Constantino permitió la práctica del cristianismo, religión que había surgido en Palestina durante el reinado de Tiberio y que durante 200 años había sido objeto de persecución. En el año 395, el emperador Teodosio I dividió el Imperio entre sus dos hijos: Arcadio se convirtió en emperador de Oriente, con capital en Constantinopla, y Flavio Honorio en emperador de Occidente, con capital en Roma. En el Imperio de Occidente continuó la anarquía y persistieron las invasiones de los pueblos del norte, los “bárbaros”, que en definitiva conquistaron Roma en 476. El Imperio de Oriente, también llamado Imperio Bizantino, perduró hasta 1453. India Civilización de Harappa (3000 a 1500 a.C.). Esta cultura, también conocida como civilización del Valle del Indo, se desarrolló a partir del año 3000 a.C., en las riberas de algunas afluentes de este río, en el actual Pakistán, en una amplia área donde se asentaron numerosas aldeas y varias ciudades. Entre éstas destacan Harappa y Mohen-jo-Daro, con un alto grado de planificación urbana y dirigidas por reyes (rajás) o grandes reyes (maharajás). La economía se basaba en la agricultura, la metalurgia, la cerámica y el comercio marítimo con otros pueblos, sobre todo con los sumerios. Hacia la segunda mitad del tercer milenio antes de Cristo, la civilización de Harappa desarro- lló un sistema de escritura, aún sin descifrar, representado por unos 250 signos grabados en sellos 00_Historia Universal.indd xxx 12/1/09 1:06:02 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxxi de cerámica y en tablillas de cobre; estableció además un método de pesas y medidas, importante para las actividades comerciales. Hacia 1700 a.C., la civilización de Harappa entró en una etapa de decadencia hasta que prác- ticamente se extinguió por causas que aún no se conocen con certeza. Periodo védico (1300 a 300 a.C.). Al comienzo de este periodo llegaron al territorio los “arios védicos”, un grupo de origen indoeuropeo procedente del noroeste, que ocupó la llanura del río Ganges e introdujo una forma de cultura que fue de gran influencia para la evolución his- tórica de la India. Los arios, llamados así por la palabra arya que en idioma sánscrito quiere decir noble, eran hábiles guerreros que se impusieron fácilmente a los dravidianos que habitaban en la India. Los altos líderes arios ocuparon el poder político y crearon una monarquía hereditaria. Además, divi- dieron el territorio en pequeños estados dispersos gobernados por reyes guerreros. El periodo toma su nombre de los veda, conjunto de himnos sagrados que describen las hazañas de guerra y las costumbres religiosas de los arios. Los veda fueron escritos en idioma sánscrito alrededor del año 1000 a.C., y su lectura e interpretación correspondía en exclusiva a los sacerdotes o brahmanes. En el aspecto social, destacan dos hechos importantes; la organización de un sistema de castas que colocó a los brahmanes por encima de los demás grupos sociales y, como resultado de lo anterior, el establecimiento de una nueva religión que tomó el nombre de brahmanismo. El sistema de castas, todavía vigente en la India actual, dividía a la población en cuatro sectores: sacer- dotes, guerreros, comerciantes, y campesinos y trabajadores. Estaban además las personas sin casta o intocables, representadas por los dravidianos. Otro aspecto importante en este periodo fue el surgimiento del budismo, religión fundada por el príncipe Siddharta Gautama (Buda), quien nació hacia el año 563 a.C. La religión budis- ta llegó a convertirse en una de las doctrinas más trascendentales en la historia de los pueblos asiáticos. Los persas y Alejandro Magno en la India. En el año 512 a.C., los persas conquistaron el territorio, el cual permaneció bajo su dominio durante casi dos siglos hasta que, entre 327 y 325 Alejandro Magno llegó a controlar la mayor parte de la India; pero otros asuntos de su vasto Imperio le obligaron a abandonar su campaña y retirarse de la India. Sin embargo, la presencia de los griegos en la zona dio origen a la formación de la cultura greco-búdica, en el siglo I a.C. Periodo mauryano (322 a 187 a.C.). La anarquía provocada por la retirada de Alejandro fue aprovechada por Chandragupta, quien tomó el poder dando comienzo a la dinastía Maurya. El monarca más importante de esta dinastía fue Ashoka, a quien se debe la creación del Imperio en la India y el establecimiento del budismo como religión oficial. Después de la muerte de Ashoka en 232 a.C., el Estado mauryano comenzó a desintegrarse y, en el siglo siguiente, la India fue invadida por los yueh-chi, un pueblo procedente del norte que estableció una nueva dinastía gobernante, la Kushana, que mantuvo el control sobre el país hasta el segundo siglo de la era cristiana. China La historia de la antigua China se divide de acuerdo con las dinastías que gobernaron el país desde el inicio de esta civilización, hacia el año 1500 a.C., pues a partir de entonces se creó en China la escritura y con ella las primeras fuentes documentales. Dinastía Shang (1500 a 1050 a.C.). La dinastía Shang dominó la porción norte y centro del territorio y su capital fue Anyang. El gobierno estaba en manos de un rey, quien comandaba a la nobleza militar y elegía a los gobernantes territoriales, a quienes obligaba a colaborar en las guerras que emprendía. La clase sacerdotal era el sector educado que, además de las funcio- nes religiosas, se ocupaba de escribir los documentos oficiales. Dinastía Zhou (1050 a 221 a.C.). La civilización china se extendió hacia el norte durante este periodo, ocupando un vasto territorio. Pero debido a lo extenso del área bajo su dominio, los gobiernos Zhou no pudieron controlar directamente a toda la población y tuvieron que delegar la autoridad en estados vasallos, cada uno de los cuales fue encargado de administrar una ciudad 00_Historia Universal.indd xxxi 12/1/09 1:06:02 AM xxxii Historia universal y su área circundante. El gobierno de dichos estados era dirigido por un miembro de la nobleza terrateniente, quien se auxiliaba de la clase guerrera para controlar a la población compuesta por campesinos y esclavos domésticos. Con el tiempo, esos estados vasallos se hicieron cada vez más autónomos y llegaron a formar siete reinos que buscaron desligarse del poder central. En los últimos años de la dinastía Zhou se produjo una serie de cambios sociales y políticos, que dieron lugar a dos importantes hechos históricos: el florecimiento de la filosofía china, que coincide con el surgimiento del confucionismo, ideología moral creada en el siglo VI a.C., por Confucio, sabio y maestro chino; y la era de los reinos combatientes, en la cual hubo guerras continuas y desorden; pero que demostró la necesidad de hacer cambios radicales hacia la con- formación de un solo Estado unificado. Dinastía Qin o Tsin (221 a 206 a.C.). En el año 221 a.C., el rey de Qin derrotó a los otros seis reinos del norte de China, unificó el territorio conquistado y creó el primer Imperio Chino, con una administración centralista y una cultura unificada. Entre las principales reformas está la creación de la propiedad privada de la tierra, la aplicación de leyes e impuestos equitativos y la reorganización del ejército. El poder político dejó de apoyarse en las grandes familias de la nobleza terrateniente y organi- zó un sistema de funcionarios con distintos niveles de jerarquía, los cuales, al dedicarse a las tareas administrativas, se sometían al poder central sin que influyera la tenencia de la tierra. Durante esta dinastía se construyó un gran trecho de la Gran Muralla, una de las obras de ingeniería más grandes de la antigüedad. Dinastía Han (206 a.C. a 220 d.C.). Tras la muerte del emperador Qin, China entró en una era de disturbios políticos, situación que aprovechó un oficial del ejército para proclamarse empe- rador. Este personaje, quien adoptó el título de Gaozu, fundó la dinastía Han, la más importante y duradera en la historia de la China imperial, durante la cual fue creada la Gran Muralla, una de las obras de ingeniería más grandes de la Antigüedad. La dinastía Han logró para China un desarrollo notable, manifestada en varios aspectos: En la dinastía Han comenzó la 1. consiguió que en todo el territorio se aceptara la idea imperial; 2. adoptó como ética política el construcción de la Gran Muralla confucionismo; 3. creó un sistema económico eficiente que permitió impulsar el comercio interior y exterior; y 4. inició un proceso de expansión política y cultural que trascendió en gran medida los límites del Imperio Chino. La dinastía Han comenzó a derrumbarse cuando las grandes familias terratenientes, apro- vechando un momento de debilidad del gobierno imperial, establecieron sus propios ejércitos privados y combatieron el poder central. Esta nueva situación de guerra dio la oportunidad a los hunos, procedentes del norte, de invadir el territorio chino, lo cual colaboró a la caída del Imperio, que tardaría 300 años en restablecerse. 3. Edad Media Se denomina así al tiempo histórico transcurrido entre 476 d.C., año de la caída del Impe- rio Romano de Occidente, y 1453, fecha en la que los turcos otomanos conquistaron el Imperio Romano de Oriente. Este periodo suele dividirse en dos partes: la Alta Edad Media, entre los siglos V y XI, cuando los reinos germanos y la Iglesia católica influyeron en la formación de Europa, al tiempo que se desarrollaba el feudalismo; y la Baja Edad Media, entre los siglos XI y XV, perio- do durante el cual se llevaron a cabo las Cruzadas, se produjo una renovación del comercio y la industria, y entró en crisis el sistema feudal. 3.1 La formación de Europa La caída de Roma fue propiciada, entre otras causas de carácter interno, por la invasión de los “pueblos bárbaros”, grupos nómadas procedentes del norte y noreste que penetraron las fronte- ras del Imperio Romano de Occidente, al que primero sirvieron como soldados mercenarios para luego atacarlo y contribuir a su fin. A fines del siglo V, el panorama del Imperio Romano había cambiado. En el sudeste de Europa y Asia Menor persistía el Imperio Romano de Oriente; en una porción del noreste de África domi- 00_Historia Universal.indd xxxii 12/3/09 2:12:59 PM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxxiii naban los vándalos; en Italia estaba el reino ostrogodo; en la Península Ibérica se formó el reino visigodo y al norte de la Galia (Francia) los francos comenzaban a formar sus dominios. En el noroeste de Europa, anglos y sajones ocuparon territorios de las islas británicas y formaron reinos independientes. Los grupos que se asentaron en áreas de gran tradición cultural romana adopta- ron elementos de las instituciones romanas y se convirtieron al cristianismo. Los reinos bárbaros más importantes que preservaron para la Europa Occidental la riqueza cul- tural romana y sirvieron de puente entre la Antigüedad y la Edad Media, fueron los reinos franco, visigodo y ostrogodo. Estos reinos cambiaron el panorama político del antiguo Imperio Romano y, en una relación de mutuo apoyo con la Iglesia católica, empezaron la construcción de Europa. En esa construcción tuvo un papel muy importante un rey de los francos, Carlomagno (768- 814) quien, empeñado en restablecer el Imperio Romano, conquistó los territorios vecinos hacia el oriente, noreste y sureste, creando un vasto Imperio donde hubo un importante desarrollo administrativo y una orientación hacia la educación, en la cual colaboraron los religiosos católicos, cuyos monasterios se convirtieron en los nuevos centros de enseñanza. A la muerte de Carlomagno se desintegró el Imperio y Europa quedó dividida en diver- sos reinos gobernados por dinastías locales. Sin embargo, en el siglo X surgió un nuevo intento por restaurar la antigua unidad imperial, cuando Otón I, rey de Germania, fundó una nueva dinas- tía y estableció las bases del llamado Sacro Imperio Romano Germánico en alianza con la Iglesia católica. Las invasiones bárbaras de los siglos IX y X Durante los siglos IX y X invasores provenientes de las regiones norte, sur y este próximas a Europa —vikingos, daneses, sarracenos, eslavos y magiares—, atacaron a la vez todas las fronteras del terri- torio formado por Carlomagno, influyendo en una nueva formación del mapa político de Europa. Estas invasiones tuvieron como una de sus consecuencias más importantes que se perdie- ran la paz y la tranquilidad de la era carolingia, y provocó temor entre los pobladores incapaces para defenderse. Además, la inseguridad en los caminos afectó el comercio, que desapareció casi por completo; la moneda continuó utilizándose, aunque de forma muy limitada y sólo para los intercambios locales. Esa situación dio paso a la formación del feudalismo. Ante la difícil situación generada por las invasiones, muchos pequeños propietarios que no contaban con medios para defenderse, se vieron forzados a convertirse en vasallos y servir en las tropas militares de un señor de mayor jerarquía. Las relaciones señor-vasallo se multi- plicaron y dieron origen al sistema feudal, una nueva forma de organización en la cual unos hombres estaban subordinados a otros, en una pirámide social cuya cima era ocupada por el rey, aunque sin autoridad política efectiva. Los grandes señores feudales, dueños de extensos dominios territoriales en donde campe- sinos agrícolas trabajaban para ellos, formaron una clase privilegiada dedicada a la vida militar y cuyos integrantes eran hombres libres vinculados entre sí por una serie de obligaciones que constituían el vasallaje. El feudalismo alcanzó su pleno desarrollo en el siglo XI y tuvo su máximo apogeo en los siglos XII y XIII. Abarcó principalmente las regiones que habían integrado el Imperio de Carlomagno, es decir, Francia, Germania y norte de Italia; pero se presentó también, con carac- terísticas locales propias, en otros países de Europa como Inglaterra y Escocia, y en los reinos Torre de castillo medieval cristianos del norte de España. en Francia El papel de la Iglesia católica Durante la Edad Media, la Iglesia católica fue la institución con influencia más poderosa sobre la sociedad feudal; transmitió a los nuevos reinos de Europa gran parte de la herencia cultural del Imperio Romano, y fue un importante factor de unidad después del derrumbe del Imperio Romano de Occidente. Esto le permitió alcanzar un enorme poder espiritual y material. El Papado no sólo tenía control directo sobre las tierras del centro y norte de Italia bajo su dominio, sino que también controlaba toda Europa gracias a sus relaciones diplomáticas con los monarcas, pero sobre todo debido al predominio del clero sobre la cultura, pues los clérigos 00_Historia Universal.indd xxxiii 12/1/09 1:06:03 AM xxxiv Historia universal constituían la única clase social educada. Tanto los campesinos como los nobles eran iletrados; los primeros por su trabajo agobiante y los segundos por su indiferencia hacia el conocimiento. Por lo tanto, la tarea de educar correspondió exclusivamente a los eclesiásticos, lo que permitió a la Iglesia controlar las creencias y los valores morales de la sociedad medieval. Esto provocó en muchas ocasiones enfrentamientos entre la Iglesia y los monarcas, en continuo desacuerdo respecto a cuál de las dos instituciones, la Iglesia o el Estado, debía imponer la autoridad sobre la población, y también acerca de cuál de las dos debía estar subordinada a la otra. Las Cruzadas Se da el nombre de Cruzadas a las expediciones militares realizadas por los cristianos de Europa occidental, normalmente a petición del Papa, entre los años 1095 y 1291, cuyo objetivo manifiesto era rescatar del poder musulmán a la ciudad de Jerusalén y a otros lugares de Palestina, la Tierra Santa venerada por los cristianos. Las Cruzadas, que consistieron en ocho expediciones, tuvieron como factor principal la con- moción política y religiosa que provocó en los reinos de Europa y en el Papado, la expansión de los musulmanes Selyúcidas en el próximo Oriente y su avance por territorios bizantinos, con gran amenaza para la Europa católica ya invadida por musulmanes en su extremo occidental, la Pe- nínsula Ibérica. Al grito de ¡Dios lo quiere!, pronunciado por el papa Urbano II, se inició una intensa propa- ganda a favor de la guerra santa. La campaña incitaba el fervor de la gente, en primer lugar de los nobles, ricos en dinero y armamentos, para lanzarse con sus vasallos y en muchos casos también con sus campesinos, por la defensa de los lugares santos, con la cruz de Cristo bordada sobre su vestimenta. No obstante, tras el objetivo de recuperar Palestina había diversos intereses, desde el mero afán de aventura o la recompensa celestial prometida por la Iglesia a quienes murieran por la causa, hasta el deseo de huir para evadir responsabilidades, o la ambición por apropiarse de un sustancioso botín de guerra. Consecuencias. Las Cruzadas no significaron un triunfo militar, pues los territorios ocu- pados por los primeros cruzados fueron más tarde recuperados en su totalidad por los turcos. Sin embargo, las expediciones al próximo Oriente tuvieron gran influencia en la transformación de Europa. En el orden social, contribuyeron a debilitar a la nobleza feudal, cuyos miembros costearon las expediciones con sus recursos financieros y muchos de ellos perdieron la vida o la libertad. Los señores feudales perdieron parte de su antiguo poder, y esto permitió que los reyes recuperaran el control de la autoridad en sus respectivos territorios. En el aspecto económico, las Cruzadas fueron un poderoso estímulo del comercio con Oriente. Abrieron el Mediterráneo para las flotas de Europa y facilitaron la expansión mercantil de Génova y Venecia. Los contactos con Bizancio y los países musulmanes se habían iniciado antes de las Cruzadas y, cuando éstas tuvieron lugar, permitieron a los italianos monopolizar el comer- cio de la zona. La ciudad más beneficiada fue Venecia, que utilizó en su provecho la cuarta cruza- da para apoderarse de ricos tesoros bizantinos. Asimismo, otros mercaderes italianos llegaron hasta la lejana corte de Kublai Kan, en China, y establecieron relaciones comerciales con otros sultanatos mongoles de Asia. En el aspecto cultural, gracias al contacto de la Europa feudal y cristiana con las civilizaciones bizantina y musulmana —que mantenían vigentes algunos aspectos del legado cultural greco- rromano, ya olvidados en Occidente—, se difundieron las obras de la Antigüedad clásica y se transmitieron nuevos conocimientos en astronomía, geografía, medicina, química y otras ciencias, que enriquecieron el ámbito intelectual de la Europa Occidental. Impulso del comercio y desarrollo de las ciudades En los siglos XII y XIII, cuando las segundas invasiones bárbaras terminaron y disminuyó la violen- cia surgida a la caída del Imperio Carolingio, nuevamente los caminos, ríos y mares pudieron ser transitados sin demasiados peligros. Esto permitió la renovación de las actividades comerciales y reaparecieron los mercaderes. 00_Historia Universal.indd xxxiv 12/1/09 1:06:03 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxxv Hubo varios factores en el resurgimiento de los mercaderes en la Baja Edad Media. En algunos casos se trataba de sirvientes feudales que, cuando viajaban para adquirir algunos artículos por encargo de sus señores, aprovechaban para comprar bienes que a su regreso revendían a los habi- tantes de su región. En otras ocasiones, se trataba de campesinos que negociaban los excedentes de sus cosechas o los productos de su ganado, o personas que no poseían tierras y que necesita- ban un medio de vida y lo encontraban en la compra-venta de productos agrícolas o artesanales. Desarrollo de las ciudades. Los comerciantes buscaron refugio para sus familias y sus mer- cancías en las ciudades, principalmente en las situadas al sur y centro occidental de Europa, que habían mantenido la tradición urbanística romana; pero también en las que se desarrollaron en el norte y oriente, donde los pueblos germanos fundaron sus burgos. En esos sitios los mercaderes establecieron almacenes de paso para sus mercancías, y consiguieron la protección de las autori- dades de la ciudad, beneficiadas con las actividades comerciales. Como resultado de la continua llegada de personas procedentes del campo, se dio un notable crecimiento de la población urbana, lo cual obligó a la ampliación de las ciudades y la expansión de sus respectivas murallas, además de que surgieron nuevos centros urbanos en las principales rutas comerciales y en las rutas de peregrinación hacia centros religiosos. Las ciudades se diferenciaban de las aldeas agrícolas y las poblaciones rurales por el tama- ño y número de sus habitantes pero, sobre todo, por el tipo de actividades que realizaban sus pobladores. Se redujo la cantidad de personas dedicadas a las tareas agropecuarias; en tanto que aumentaron los artesanos, comerciantes, profesionistas, clérigos y funcionarios. Los comerciantes y artesanos medievales, habitantes de los burgos, desarrollaron técnicas que les permitieron controlar la industria, el comercio y las finanzas europeas, aprovechando la seguridad que ahora ofrecían las vías terrestres, así como los avances en la tecnología industrial y en la navegación. Ese nuevo grupo social que irrumpió en el mundo feudal y habría de influir en su desaparición, recibió el nombre de burguesía. Otro rasgo sobresaliente de las ciudades medievales de esta época fue su papel como centros de la vida política y administrativa, lo cual tendría importantes consecuencias para la formación de los Estados modernos. La burguesía desempeñó un papel de gran importancia en las transforma- ciones producidas en Europa a fines de la Edad Media, al apoyar de forma decisiva a los reyes en su lucha por imponer su autoridad sobre la nobleza feudal y el clero. De esta manera, la sociedad europea dominada por instituciones feudales se fue transforman- do en una sociedad dirigida por organizaciones políticas centralizadas en la figura de un monarca, con una economía urbana y mercantil, así como con un renovado desarrollo de la educación, las artes y la ciencia. 4. Edad Moderna Esta etapa, que empezó en 1453 (año de la caída del Imperio Bizantino o de Oriente) y terminó en 1789 (año en el que estalló la Revolución Francesa), se identifica con un tiempo nuevo, orien- tado hacia formas de vida y de pensamiento distintas a las que predominaron en Europa durante la época feudal. Los cambios económicos, sociales y culturales que fueron transformando las condiciones de vida en Europa Occidental desempeñaron un papel primordial en la transición hacia la Edad Moderna. En el siglo XIV se había producido, sobre todo en las ciudades de Italia enriquecidas como centros comerciales y financieros, un notable desarrollo de la burguesía urbana interesada en alcanzar un mayor nivel cultural, superando el que la Iglesia católica había proporcionado hasta entonces. Además, para conservar e incrementar su fortuna, los burgueses italianos consideraban cada vez más necesario adquirir un nivel educativo adecuado. Este interés les llevó a retomar los conocimientos de la Antigüedad clásica (Grecia y Roma) para adaptarlos a los nuevos tiempos. De esta manera, dio comienzo un movimiento cultural que recibió el nombre de Renacimiento, el cual se extendió luego al resto de Europa. 00_Historia Universal.indd xxxv 12/1/09 1:06:03 AM xxxvi Historia universal 4.1 El Renacimiento El término suele aplicarse para abarcar todos los aspectos de la vida europea durante el periodo comprendido entre los siglos XIV y XVI; aunque en realidad el Renacimiento fue un hecho funda- mentalmente cultural concerniente a las manifestaciones filosóficas, artísticas y literarias de la época. Sin embargo, las actividades culturales están vinculadas de manera estrecha al resto de los acontecimientos —políticos, económicos y sociales— ocurridos en las sociedades europeas a partir de la Baja Edad Media. El humanismo La cultura renacentista tuvo como base central un movimiento intelectual designado más tarde como humanismo que, originado en Italia, se difundió a otras regiones de Europa. Las ideas filo- sóficas desarrolladas a finales de la Edad Media propiciaron el surgimiento de nuevas formas de Leonardo da Vinci pensamiento, centradas ahora en el ser humano y no en la preocupación por la vida eterna como sostenían las ideas medievales. Esta apertura intelectual, favorecida además por la decadencia del poder ideológico-político de la Iglesia católica, estimuló la difusión de la literatura clásica entre la burguesía culta de Italia, que aportó recursos financieros para impulsar la educación. De esta manera, se estableció un programa de estudios que comprendía la lectura de autores antiguos y el estudio de la gramática, la retórica, la historia y la filosofía moral. Debido a su inte- rés por el conocimiento del ser humano, a partir del siglo XV estos cursos fueron llamados studia humanitatis o “humanidades”, y quienes los impartían recibieron el nombre de humanistas. Los idiomas latín y griego fueron incorporados a los programas de estudio, aunque siguieron utilizándose las lenguas vernáculas (locales o regionales). La observación de la naturaleza y el inte- rés por los estudios analíticos se aplicaron en la investigación científica. Los humanistas buscaron en las culturas griega y romana los modelos para todas las activi- dades humanas, no sólo las literarias y artísticas, sino también las políticas y sociales. Además, se interesaron predominantemente por el individuo, su conducta y sus obras, colocando en segundo plano el interés por los estudios sobre religión. Uno de los principios básicos del humanismo con- siste en que las personas son seres racionales que poseen en sí mismos la capacidad para hallar la verdad y practicar el bien. En síntesis, el humanismo constituyó un intenso movimiento cultural, que contribuyó a producir el brillante desarrollo de las artes y la ciencia. Formación del Estado-nación moderno En el proceso de transición de la Edad Media a la Edad Moderna destaca de manera muy impor- tante la formación del Estado-nación, hacia fines del siglo XIV y principios del XV, particularmente en los países de Europa Occidental, España, Francia e Inglaterra, cuyo factor primordial fue la concentración del poder político en el monarca. Características Aun cuando cada país presentó rasgos distintivos, las características esenciales del Estado-nación moderno en la época de referencia eran: • Un territorio con fronteras políticas delimitadas. • La centralización del poder político en un monarca suficientemente fuerte para unificar a las distintas clases sociales, y controlar a las fuerzas opuestas que coexistían dentro del territorio. • El sometimiento de la nobleza feudal terrateniente y del clero de la Iglesia católica. • La creación de una estructura política suficientemente sólida apoyada en instituciones leales al monarca. • La unidad nacional, reforzada sobre todo por los siguientes elementos de integración: El uso de un mismo idioma como habla oficial del pueblo, que reforzara su identidad étnica y cultural. La existencia de una misma creencia religiosa, bajo la dirección de una sola Iglesia. El desarrollo del nacionalismo como sentimiento de pertenencia y adhesión a un deter- minado Estado-nación, a sus valores, creencias y tradiciones. 00_Historia Universal.indd xxxvi 12/1/09 1:06:03 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxxvii • El control estatal del sistema económico, que del modo agrícola de producción feudal, pasó a un sistema complejo que involucró el crecimiento del capital comercial y dio ori- gen al mercantilismo. La evolución política hacia el Estado-nación moderno europeo, observada con mayor claridad a fines del siglo XV, ocurrió particularmente en la porción occidental del continente, en la Francia de la dinastía Valois, la España de los Reyes Católicos, el Portugal de los Avís y la Inglaterra de los Tudor. Pero aunque en todos esos países pueden identificarse las características generales del modelo político en cuestión, el proceso muestra rasgos particulares en cada país, a causa de las circunstancias propias de su respectiva evolución histórica. Exploraciones geográficas En los comienzos de la Edad Moderna ocurrió uno de los hechos más impactantes que registra la historia: el encuentro entre las culturas de ambos hemisferios, oriental y occidental, acabando para siempre con el aislamiento en que habían vivido, sin saberlo, los habitantes del planeta. El principal impulso para que las exploraciones geográficas se llevaran a cabo, fue la necesidad de los países europeos por encontrar nuevas rutas de comunicación comercial, es decir, nuevas fuentes de recursos materiales y nuevos mercados. Exploraciones portuguesas en África. Los primeros viajes fueron patrocinados y dirigidos por Enrique El Navegante, príncipe portugués interesado en las técnicas de navegación, quien reunió un equipo de cartógrafos y matemáticos, y los estimuló a realizar importantes exploracio- nes por la costa occidental de África, con la intención de descubrir una nueva ruta hacia la India. En una primera etapa, los exploradores llegaron hasta el Cabo Bojador en 1433 y alcanzaron Río de Oro en 1436. Para 1460, los navegantes habían llegado hasta Guinea y 15 años después lograron trasponer el Ecuador, inaugurando con ello una importante etapa al descubrir un nuevo panorama astral. Los portugueses alcanzaron la desembocadura del río Congo en 1482, dos años después la costa de Angola, y en 1486 consiguieron llegar hasta el Cabo de Buena Esperanza en el extremo sur del continente africano. Exploraciones en América. En las expediciones españolas destaca la hazaña de Cristóbal Colón, quien concibió el proyecto de llegar a la India navegando hacia el Occidente desde la Península Ibérica, lo cual era considerado en el siglo XV como algo casi imposible de lograr por la gran distancia, además de que se ignoraba la existencia del continente que después sería llama- do América. El encuentro de Colón con las tierras americanas, patrocinado por los Reyes Católicos de España, sirvió de impulso para las expediciones posteriores que culminaron con la conquista y colonización de las grandes civilizaciones de Mesoamérica y América del Sur, y más tarde de gran parte del continente, que quedó bajo dominio español. Las exploraciones y conquistas de España despertaron la ambición de otras potencias euro- Cristóbal Colón peas, siempre en competencia por la hegemonía mundial. Los monarcas de Inglaterra y Francia patrocinaron también expediciones con las que lograron apropiarse de las tierras de América del Norte y fundar colonias en la costa este del territorio. Reforma protestante Reforma luterana. Se conoce como Reforma protestante al movimiento religioso iniciado en Alemania por el monje agustino Martín Lutero, quien pretendía una transformación radical en la Iglesia católica para liberarla de los vicios y corruptelas que padecía debido a que la mayoría de los clérigos de alta jerarquía abusaban de sus prerrogativas, y del enorme poder ideológico y económico acumulado por la Iglesia durante varios siglos. El 31 de octubre de 1517, Martín Lutero publicó un escrito con 95 tesis en las que protestaba por la venta de indulgencias, es decir, del perdón del castigo a los pecadores, proclamada por el papa León X. En los primeros momentos, la acción de Lutero no tenía como propósito llegar a un rompi- miento con Roma; no atacaba directamente al Papa, sino al hecho de lucrar con las indulgencias y sólo pretendía que la Iglesia se reformara, retomando el camino del Evangelio. Sin embargo, León Martín Lutero 00_Historia Universal.indd xxxvii 12/1/09 1:06:04 AM xxxviii Historia universal X condenó las tesis de Lutero y le ordenó retractarse de manera incondicional; al negarse a ello, el monje agustino fue considerado culpable de herejía y excomulgado. El luteranismo se extendió rápidamente hacia los países vecinos de Alemania, especialmente en los del oeste y del norte, que rechazaron el catolicismo. Había nacido la Iglesia protestan- te luterana; pero la división del cristianismo habría de continuar. Reforma calvinista. Juan Calvino, nacido en Francia, fue uno de los representantes más importantes del movimiento reformista en Europa. Calvino afirmó, como Lutero, que la única fuen- te de la fe es la Biblia, interpretada con toda libertad por cada creyente. Pero, respecto al tema de la salvación, se basó en la idea de la predestinación. Según Calvino, al comienzo de la Creación, Dios planeó el Universo hasta el final de los tiempos y, por razones que sólo Él conoce, escogió a los seres humanos que se salvarían y a los que se condenarían. Sostenía que la gracia de Dios otorgada a los predestinados era la única fuente de fe para alcanzar la salvación. La doctrina calvinista llegó a tener una gran difusión y fue adoptada en casi toda Suiza y buena parte de los países del norte de Europa, como Escocia, a donde llegó gracias a John Knox, discí- pulo de Calvino; también hubo seguidores del calvinismo en Inglaterra, los puritanos; en Francia, los hugonotes; y en Bohemia, Hungría y Polonia. Reforma anglicana. En Inglaterra, la reforma religiosa ocurrió de manera distinta a como se dio en otros países, pues fue el propio rey inglés Enrique VIII quien la inició, en el contexto de una serie de acontecimientos, entre ellos el deseo de liberar al Estado inglés de la influencia de la Iglesia católica, sumado a la circunstancia de que el papa Clemente VII se negó a conceder- le la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón. El monarca aprovechó esa negativa para rebelarse contra Roma y, en 1531, obligó al Parlamento a concederle el título de Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra. La Contrarreforma. Se llama así a la serie de acciones que, durante los siglos XVI y XVII, tomó la Iglesia católica apoyada por los monarcas católicos de Europa, con el propósito de contrarres- tar los efectos del protestantismo y recuperar los creyentes que habían abandonado el catolicismo para adoptar alguna de las nuevas religiones. Aunque esta reorganización no concretó la profunda transformación deseada por los líde- res protestantes, logró una reafirmación del catolicismo, mediante la obra conjunta de algunos papas reformadores y de algunas órdenes monacales como la Compañía de Jesús. Sin embargo, la Contrarreforma tuvo un aspecto negativo representado por la Inquisición, temido instrumento de persecución y condena contra los herejes, es decir, contra las personas que no profesaran la fe católica. La Inquisición tuvo su mayor expresión en Italia y sobre todo en España, donde los Reyes Católicos la habían establecido desde 1478. Guerras de religión. Otro aspecto de la Contrarreforma lo constituyen las guerras que durante los siglos XVI y XVII tuvieron lugar en Europa entre las naciones católicas y las protestantes, pues tanto unas como otras se creían poseedoras únicas de la verdad y elegidas por Dios para imponer con las armas sus respectivos dogmas de fe. Aparte de los motivos religiosos, en el fondo aquellas guerras tenían un factor político, re- lacionado con las ambiciones territoriales y con las rivalidades que en ese tiempo despertó la hegemonía española, cuyos gobernantes, Felipe II en particular, fueron tenaces defensores del catolicismo. Los países europeos que participaron en esas guerras fueron principalmente Alemania, Francia, España, Inglaterra y los Países Bajos. Absolutismo monárquico Se ha llamado absolutismo monárquico al sistema político de gobierno vigente en Europa entre los siglos XVII y XVIII, caracterizado esencialmente por la concentración de todos los poderes del Estado en una persona, el monarca, quien poseía tales poderes de forma ilimitada, es decir, sin tener que sujetarse a ninguna otra persona, ley o reglamento. A diferencia de las monarquías de la etapa medieval, los regímenes europeos del periodo absolutista tuvieron la característica de estar dirigidos por personas dotadas de una fuerte perso- nalidad, con gran capacidad y preparación para ejercer el gobierno de manera eficiente. Este rasgo es fundamental para entender cómo esos monarcas pudieron aumentar su poder y mantener el 00_Historia Universal.indd xxxviii 12/1/09 1:06:04 AM Síntesis histórica De la Prehistoria a la Edad Moderna xxxix control sobre todas las fuerzas políticas, económicas y sociales de la nación que gobernaban, hasta ejercer un dominio absoluto sobre sus súbditos. Ese poder se apoyaba en la creencia en el derecho divino de los reyes, según el cual toda autoridad procedía de Dios y era otorgada por Él a sus representantes en el gobierno de cada país. Con base en esa idea, los monarcas creían tener por voluntad divina el derecho de dictar las leyes, que consideraran necesarias para mantener la autoridad sobre sus pueblos; pero ellos no estaban sometidos a esas leyes, pues únicamente rendían cuentas ante Dios. Esta idea fue respaldada por el clero, tanto de la Iglesia católica como de las Iglesias protestantes, para que los pueblos de cada país la aceptaran y creyeran en ella. Francia, modelo del absolutismo. La llamada Guerra de los Cien Años ocurrida entre 1337 y 1453, cuando Francia luchó contra Inglaterra para recuperar unos territorios ocupados por este último país, estimuló en el pueblo francés un fuerte nacionalismo. Así, cuando los monarcas buscaron controlar el poder político y unificar los territorios feudales en Francia, el nacionalismo desempeñó un papel clave para conseguir la adhesión de los habitantes en torno a la figura del rey. El primer monarca que logró esto fue Francisco I (1515-1547), quien se dedicó a reforzar la autoridad regia y a sentar en Francia las bases de un Estado centralizado. Pero el más claro repre- sentante del absolutismo fue un miembro de la dinastía de los Borbones, Luis XIV (1643-1715), el llamado “Rey Sol”, autor de la frase que sintetiza el carácter de su autoridad: “el Estado soy yo”. Uno de los aspectos más significativos de la política absolutista de Luis XIV, fue que este rey no permitió la participación de los Estados Generales (asambleas) y nunca los convocó, a pesar de que durante los reinados anteriores habían intervenido frecuentemente en las decisiones de gobierno. A partir de 1682, la corte se instaló en el Palacio de Versalles que, convertido en sede del gobierno, fue también el escenario de un aparatoso ceremonial cortesano, establecido inten- cionalmente por el monarca con el propósito de controlar a la nobleza. La administración de las provincias quedó en manos de los administradores de origen burgués que controlaban la justicia, se ocupaban de las cuestiones municipales y recaudaban impuestos. En materia religiosa, Luis XIV se mostró intolerante y negó a los protestantes el derecho a Luis XIV el “Rey Sol” practicar su religión, por lo que los hugonotes volvieron a sufrir persecución. La religión católica fue la única reconocida por la monarquía francesa, pero esto no significó una restauración del poder del Papa en Francia; por el contrario, durante el reinado de Luis XIV, la Iglesia francesa llegó a tener una posición cercana a la de la Iglesia anglicana. Otros representantes del absolutismo. Además de Francia, los países que tuvieron gobiernos absolutistas fueron, principalmente, Inglaterra, durante el siglo XVI, bajo los reinados de Enrique VIII (1509-1547) y la hija de éste, Isabel I (1558-1603); Prusia, con el rey Federico Guillermo (1640-1688); Austria, con la reina María Teresa (1740-1780); y Rusia, durante los reina- dos de Pedro I el Grande (1682-1725) y Catalina II la Grande (1762-1796). 00_Historia Universal.indd xxxix 12/1/09 1:06:04 AM 00_Historia Universal.indd xl 12/1/09 1:06:05 AM CAPÍTULO 1 La historia Conceptos, metodología y didáctica La historia Conceptos, metodología y didáctica 1. Conceptos 2. La historia y 3. La utilización de 4. Métodos de 5. Periodización importantes su interrelación fuentes en historia interpretación de la historia en el estudio con otras ciencias histórica de la historia 01_Historia Universal.indd 1 11/27/09 8:42:13 AM 2 Historia universal 1. Conceptos importantes en el estudio de la historia 1.1 Caracterización de la historia La historia permite a los seres El vocablo griego historia que quiere decir “conocimiento a través de una indagación”, se deriva humanos conocerse a sí mismos de la palabra histor, la cual a su vez significa “sabio” o “conocedor” y, con algunas excepciones, fue y transmitir ese conocimiento adoptado en casi todos los idiomas occidentales para referirse a la actividad indagadora que los a las generaciones futuras. seres humanos practican para satisfacer su interés por conocer los hechos del pasado, así como su curiosidad por averiguar la forma de vida de las personas que les precedieron. El interés por conocer el pasado parece ser tan antiguo como las propias sociedades huma- Antes de la invención de nas. La investigación antropológica permite suponer que desde el momento en que los primeros la escritura, en cualquiera integrantes de esas sociedades adquirieron conciencia del mundo y de sí mismos, se preocupa- de sus formas, el pasado ron por conocer los hechos de sus antepasados, ya fuera por mera curiosidad o, de manera más se transmitía de forma oral, de generación en generación, compleja, para encontrar en el pasado las causas que dieran origen a los hechos ocurridos en el a través de personas encargadas presente. De este modo, la historia constituye una de las creaciones culturales y una de las acti- de difundir a la comunidad vidades de mayor trascendencia que hayan formado parte integral del desarrollo de los pueblos, los hechos de su pasado. en todas las regiones del mundo y en todos los tiempos de la vida humana. Conocer el pasado ha sido siempre una actividad propia de la naturaleza cognitiva de los seres humanos, sobre to- do porque responde a la necesidad de todos los pueblos de conocerse a sí mismos y de transmitir La historia es entendida ese conocimiento a las generaciones futuras. como maestra de la vida, Antes de la invención de la escritura, en cualquiera de sus formas, el pasado se transmitía si se considera que está de forma oral, de generación en generación, a través de personas encargadas de difundir a la orientada a la enseñanza comunidad los hechos de su pasado, con el fin de reforzar los valores culturales que permitieran moral sobre los aciertos mantener la cohesión social. Cuando las diferentes sociedades crearon medios gráficos de comu- y errores de los hombres de otras épocas. nicación —no obstante que la historia oral no desapareció entonces y aún ahora es utilizada por los historiadores—, los hechos fueron registrados por los escribas, con la ventaja de que el cono- cimiento histórico ya no sólo sería transmitido a las generaciones contemporáneas, sino que se convertía en una fuente importante para que las próximas generaciones pudieran mantener viva La historia es considerada la memoria histórica. una conciencia colectiva, la memoria de la humanidad La historia de los pueblos primitivos, tanto la oral como la escrita, adoptó un carácter mítico que lleva a cada pueblo a en el que se mezclaban datos reales con elementos mágicos y religiosos. Conforme avanzó el reflexionar sobre los valores pensamiento racional en las civilizaciones antiguas, la historia adoptó métodos de investigación y y actitudes adoptados por se inclinó hacia la reflexión; en un principio sólo con intenciones moralizadoras o didácticas, pero su propia sociedad. después con un carácter cada vez más científico fundamentado en la recopilación de información y en el análisis de los múltiples aspectos de las sociedades humanas. Los antiguos pensadores entendían la historia como magistra vitae, “maestra de la vida”, Definiciones de historia: según una concepción que atribuía al conocimiento del pasado una función eminentemente mora- • El estudio del pasado. lizadora y didáctica, es decir, orientada a la enseñanza moral sobre los aciertos y errores de los • La ciencia de los hombres hombres de otras épocas. Con el paso del tiempo, la historia intentó alcanzar fines más objeti- en el transcurso del tiempo. vos e imparciales, aunque su original carácter didáctico y formativo se ha mantenido hasta la fecha • Una forma intelectual de en gran medida. De hecho, el estudio de la historia sigue considerándose esencial no sólo para comprender los continuos la educación de una población en general, sino para la formación de los políticos encargados de procesos de cambio en las sociedades humanas. regir los países, quienes extraen enseñanzas de la historia para orientar sus decisiones políticas.1 • Una forma científica de La historia se considera como una conciencia colectiva, esto es, como la memoria de la huma- que los seres humanos nidad que, de manera particular, lleva a cada pueblo a reflexionar sobre los valores y las actitudes se conozcan a sí mismos. adoptados por su propia sociedad. Los orígenes y la evolución de los pueblos antiguos, el auge • La conciencia colectiva de y la decadencia de las civilizaciones, las obras de personajes ilustres, los antecedentes de aconte- las comunidades humanas. • Una búsqueda para cimientos y situaciones contemporáneas y, en general, el paso de los seres humanos a través del comprender el presente tiempo, son temas históricos que constituyen una parte fundamental de la cultura individual y a través del pasado y, colectiva, tomando como base el análisis crítico de testimonios concretos y verídicos. en sentido inverso, comprender el pasado mediante el presente. 1 Enciclopedia Hispánica, vol. Temapedia, Encyclopedia Britannica Publishers, Inc., Estados Unidos de América, 1991, p. 217. 01_Historia Universal.indd 2 11/27/09 8:42:14 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 3 Entendida como ciencia, la historia es diferente a ciertas formas de ficción narrativa —como la novela histórica— pues, aparte de ser una creación literaria, intenta reconstruir los hechos ocu- La historia es una ciencia rridos en la realidad social de una manera objetiva, es decir, mediante la aplicación de un método social que estudia los hechos del pasado a través de restos científico que permita la interpretación sistematizada y analítica de esos hechos. arqueológicos, inscripciones, Entre las definiciones que se han hecho de la historia destacan las siguientes: el estudio documentos, textos literarios, del pasado; la ciencia de los hombres en el transcurso del tiempo; una forma intelectual de tradiciones folclóricas, etc., comprender los continuos procesos de cambio en las sociedades humanas; una forma científica elementos que constituyen de que los seres humanos se conozcan a sí mismos; la conciencia colectiva de las comunidades las fuentes de la historia. humanas. Por último, una definición que muestra el carácter dinámico de la historia es la que se refiere a ella como una búsqueda por comprender el presente a través del pasado y, en sentido inverso, comprender el pasado mediante el presente; en otras palabras, comprender las socieda- Los historiadores de las des actuales como productos de una evolución que las ha transformado a lo largo de varias etapas diferentes épocas y culturas históricas descubriendo, al mismo tiempo, las causas o factores determinantes en tales trans- han aportado, a través de sus formaciones. obras, su concepción particular Esto último es muy interesante puesto que, por más alejados que se encuentren cronológica- de la historia, con la cual mente los eventos a investigar, la historia siempre se refiere a las necesidades y a la situación del se ha construido el acervo de la investigación histórica, presente de quien la construye, dentro de un ambiente social particular. Por ello, los hechos his- es decir, la historiografía tóricos se mantienen en un proceso constante de elaboración, bajo nuevas perspectivas e incluso o historia de la historia. con nuevas herramientas metodológicas. Como campo de estudio o ciencia social, la historia es un proceso de investigación sobre hechos ocurridos en el pasado, en diferentes etapas y regiones geográficas, a partir de fuentes que pueden ser restos arqueológicos, inscripciones, documentos —oficiales o personales—, textos Ejercicio 1 literarios, tradiciones folclóricas, etc. Esta labor, que en tiempos modernos ha adoptado méto- 1. ¿Cómo se transmitía el dos científicos, se ha desarrollado desde la antigüedad a partir de distintas concepciones o filosofías, pasado antes de la invención que en cada generación han constituido la explicación racional del proceso histórico que las pre- de la escritura? cedió y originó. De este modo, los historiadores de las diferentes épocas y culturas han aportado, 2. ¿Qué significaba para los a través de sus obras, su particular concepción de la historia; con la cual se ha construido el acervo antiguos pensadores la idea de la investigación histórica, es decir, la historiografía o historia de la historia. de la historia como “maestra de la vida”? 3. Menciona la definición de 1.2 Categorías de la historia la historia que muestra el carácter dinámico de esta En la historia pueden considerarse seis categorías principales o rasgos esenciales, los cuales se ciencia. describen a continuación. 4. ¿Por qué se considera la historia como la “conciencia colectiva de los pueblos”? Hecho histórico 5. ¿En qué consiste la historia como campo de estudio o Se le llama hecho histórico a la interpretación realizada por los especialistas en historia acerca de ciencia social? algún evento particular, protagonizado por seres humanos y ocurrido en un lugar y un tiempo determinados. Por tanto, el hecho histórico no es el suceso en sí mismo, sino una construcción intelectual hipotética, creada por el historiador a partir de los datos de la realidad social y cultural que obtiene de las fuentes consultadas. Además, para que un suceso sea digno de ser estudiado y pueda transformarse en un hecho histórico, debe cumplir con los siguientes requisitos: El hecho histórico es una a) Relacionar un aspecto particular con un suceso sociocultural ocurrido en el pasado. construcción intelectual hipotética, creada por el b) Formar parte de un proceso de causa-efecto; ser efecto de un suceso anterior y causa de historiador a partir de un uno posterior. análisis de los datos de la c) Tener relevancia, esto es, involucrar categorías sociales complejas, como grupos o con- realidad social y cultural juntos integrantes de clases sociales, instituciones, organizaciones, etc., o bien tratarse que obtiene de las fuentes de acontecimientos en los que intervengan personajes con poder político, económico o de consultadas. otro tipo. d) Presentar la posibilidad de situarlo en un contexto o marco de referencia que permi- ta hacer todas las posibles vinculaciones con hechos de otra índole. Por ejemplo, si se trata de un suceso político tal como un proceso electoral que se encuentre relacionado con los indicadores demográficos, las expectativas socioeconómicas, las ideologías de partido, etcétera. 01_Historia Universal.indd 3 11/27/09 8:42:14 AM 4 Historia universal e) Ser único e irrepetible, lo cual significa que antes no había ocurrido algo similar o de tal magnitud, puesto que en la realidad social los acontecimientos, aunque sean del mismo tipo, no se dan nunca en circunstancias idénticas. f ) Tener impacto sobre una comunidad entera, país, región, o bien en el ámbito mundial. g) Estar lo suficientemente alejado del presente, a modo de que su impacto pueda obser- varse y analizarse de la manera más imparcial posible. De otro modo, el estudio sobre un acontecimiento del pasado inmediato quedaría en el ámbito de una simple crónica. h) Propiciar la predicción científica. Aunque todo suceso de la realidad sociocultural es único e irrepetible, debido a que las circunstancias en que ocurre nunca son idénticas, en la conducta humana se pueden observar ciertas constantes y, por tanto, es posible Los sujetos de la historia establecer la hipótesis de que si un evento determinado, por ejemplo un movimiento son tanto los seres humanos social, ocurre en la mayoría de las veces como efecto de una crisis económica, existirá una como las obras que éstos realizan, ya sea materiales, tendencia a que se repita ese fenómeno aunque las circunstancias no sean exactamente como las artes plásticas, las mismas. o no materiales, como las ideas filosóficas que intervienen en un suceso histórico. Los sujetos de la historia Se trata de los protagonistas, del grupo de seres humanos que intervinieron en el suceso estudia- do. Es preciso insistir en que, dado su carácter de ciencia, la historia no se ocupa del estudio de personajes de manera aislada sino, primordialmente, se interesa en conocer el comportamiento de grupos humanos pertenecientes a una determinada comunidad que actúan en un ambiente social y cultural particular. La historia se enfoca, principalmente, en la comprensión del papel que jue- gan los grupos humanos en el proceso histórico de cambio y en la creación de la cultura a través Ejercicio 2 del tiempo. Por tanto, los “sujetos de la historia” serán, tanto los seres humanos como las obras 1. ¿A qué se denomina hecho que éstos realicen; ya se trate de obras materiales como las artes plásticas, o no materiales, como histórico? las ideas filosóficas. 2. ¿De qué manera la historia Es importante destacar que los individuos y grupos sociales que interactúan en sociedad, tie- permite la predicción nen diferentes papeles o roles, es decir, realizan diferentes funciones y guardan distintos tipos de científica? 3. ¿Cuáles son las dos formas relaciones con otras personas. En consecuencia, los historiadores y, en general, toda persona que de “sujetos” en quienes estudie los hechos históricos, deben tomar en cuenta que las sociedades humanas son entidades se enfoca el estudio de la totales en las cuales operan múltiples variables. Por ejemplo, al ejercer sus funciones en el grupo historia? familiar, sus integrantes producen satisfactores en un proceso económico, reciben educación, 4. ¿A qué se refiere el término utilizan medios de transporte, tienen determinadas creencias religiosas e ideologías políticas, “variables” en la metodología de la investigación? requieren servicios de salud, etcétera. 5. ¿En qué consiste el concepto de “historia total” propuesto por Pierre Vilar? La interrelación entre los aspectos de la vida social La interacción humana implica la existencia de una compleja red de interrelaciones que ocurren dentro de la sociedad, tanto entre los propios individuos y grupos como entre las diferentes esfe- ras o aspectos de la vida social. Estos aspectos son los temas que se refieren a tipos diversos de comportamiento social, tales como la vida política, la organización económica, la educación, la interacción social, las relaciones internacionales, los intercambios culturales, etc. Es preciso agre- gar que en el quehacer científico sólo puede hablarse de estos temas o variables en el marco de una teoría correspondiente a una ciencia específica, como la política, la economía, la sociología o la historia, cada una de las cuales utiliza una terminología específica para designar los conceptos de su campo de estudio. No obstante que el estudio del hecho histórico requiere analizar temas y conceptos de mane- ra aislada, no se debe olvidar que en la realidad los sucesos de una determinada esfera de la vida social nunca ocurren desvinculados del resto de los componentes sociales; el comportamiento humano se da en el ámbito de la sociedad global y, por tanto, cada hecho social debe estudiarse en el contexto de la sociedad entendida como un todo. Esta idea llevó a Pierre Vilar, historiador francés, a proponer el concepto de “historia total”, el cual plantea que la historia debe enfocarse al estudio de la conducta humana en sociedad, teniendo presente que esa conducta ocurre dentro de una compleja red de relaciones entre individuos, grupos e instituciones. 01_Historia Universal.indd 4 11/27/09 8:42:15 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 5 La metodología de la investigación utiliza el término variables para referirse a las caracterís- ticas o atributos que poseen los individuos y los grupos, así como las obras humanas, los cuales Las variables independientes son las características pueden tomar diferentes valores. Algunos ejemplos de variables son: clase social, filiación política, o atributos que se supone escolaridad, ingreso, producto interno bruto, empleo, etc. En el nivel operativo, la metodología actúan como causas directas social da el nombre de variable independiente a la característica o atributo que se asume como de un fenómeno social causa directa de un fenómeno social en estudio; en tanto que a dicho fenómeno se le denomina en estudio. variable dependiente, porque sus modalidades o valores están en relación con los cambios que se producen en la variable independiente. En el análisis de la relación causa-efecto suele in- troducirse otra variable, llamada interviniente, que sirve de enlace interpretativo entre las varia- bles dependiente e independiente. Por ejemplo, si se hace referencia a la relación entre educación Las variables dependientes (variable independiente) e intención del voto en un proceso electoral (variable dependiente), corresponden a los fenómenos suponiendo que cuanto más alto sea el nivel de educación mayor será la cantidad de votantes, sociales en estudio, cuyas intervendrá entonces un tercer factor como eslabón entre aquellas dos variables: la filiación a un modalidades o valores están influidos por los cambios partido político, lo que sería la variable interviniente. que se producen en las variables independientes. El marco conceptual Como toda forma de conocimiento, la historia, aunque toma de las ciencias auxiliares muchos de los conceptos que utiliza, posee algunas nociones que le son propias, siendo las principales: a) causalidad, b) cambio y c) continuidad. Las variables intervinientes establecen el enlace a) Causalidad. La búsqueda de causas que expliquen los acontecimientos sociales consti- interpretativo entre la tuye el propósito más importante en la construcción del hecho histórico. El investigador variable independiente indaga en las fuentes no sólo el suceso en sí y sus diferentes correlaciones simultáneas, y la dependiente. sino también analiza los acontecimientos directamente relacionados con el problema en cuestión, con el fin de descubrir el o los eventos que le dieron origen. De esta manera, la causalidad es un concepto particular de la historia, pues aunque otras ciencias sociales lo utilicen, estará siempre referido a los cambios protagonizados por los seres humanos en La causalidad es un concepto el transcurso del tiempo. particular de la historia, b) Cambio. En estrecha relación con el concepto de causalidad está el de cambio social, aso- que se refiere a los cambios trascendentales operados en los ciado a nociones como evolución, revolución, desarrollo, retroceso, decadencia, etc., que grupos humanos y sus obras en se mueven en una línea de tiempo y son también parte fundamental del léxico explicati- el transcurso del tiempo. vo de los historiadores. El estudio de los cambios operados en las sociedades humanas constituye un elemento de suma importancia para la historia; la naturaleza de esta ciencia social consiste, precisamente, en el análisis de las transformaciones ocurridas a través del tiempo en el comportamiento de la vida humana. El cambio social se encuentra c) Continuidad. Aunque el concepto de continuidad, que también se ubica en el tiempo, ligado al concepto de causalidad pudiera parecer contrario al de cambio, no es así; en el ambiente sociocultural suele y, como éste, es muy importante ocurrir que algunos cambios, sobre todo si son producidos intencionalmente, ayudan a para la historia, cuyo objetivo mantener una determinada situación mediante ajustes que le permiten adecuarse a los esencial es explicarse qué cambios operados en otros aspectos de la vida social. Por ejemplo, cuando en los siglos XV causas provocan los cambios trascendentales que, a través y XVI los europeos encontraron “nuevos mundos”, los gobiernos se vieron obligados a del tiempo, ocurren en las realizar importantes ajustes para dar continuidad a su política de dominación y hacerla sociedades humanas. extensiva a los pueblos indígenas. Además, es de gran interés para la historia conocer las causas por las que, en un proceso de cambio, algunos aspectos sufren transformaciones mientras otros se mantienen casi inamovibles. Para seguir con el ejemplo anterior, un objeto de estudio interesante es que, a pesar de las grandes transformaciones operadas en la mentalidad europea como consecuencia del encuentro con los pueblos americanos, La continuidad hace referencia a los elementos de un se mantuvo en las autoridades coloniales y, en general entre la población de origen euro- fenómeno social dado que, peo, la actitud de intolerancia cultural y religiosa hacia todo lo que fuera diferente de la tras un proceso de cambio, civilización occidental. permanecen o continúan existiendo, no obstante haberse Además de estas tres importantes nociones en el estudio de la historia, existe una serie de transformado, de manera conceptos como estructura, coyuntura, modo de producción, lucha de clases, etc., que corres- general, el ambiente social que ponden a varios enfoques teóricos y también presentan características jerárquicas entre sí. Por los rodeaba. ejemplo, el concepto de modo de producción se sitúa por encima del de sistema feudal. 01_Historia Universal.indd 5 11/27/09 8:42:15 AM 6 Historia universal El tiempo histórico La historia es inseparable del concepto de tiempo, al que se ha considerado como la columna ver- El tiempo histórico se refiere al tebral de esta disciplina. Desde el punto de vista psicológico, la construcción y perspectiva acerca espacio de tiempo en que del tiempo es muy importante, ya que consiste en una de las dimensiones básicas del conocimien- ocurren los fenómenos sociales estudiados por los to para el que siempre hay un antes, un ahora y un después. El tiempo histórico, que incluye los historiadores, es expresado conceptos de cronología, secuencia, relación causa-efecto, se encuentra estrechamente relacio- en términos de edades, eras, nado con los conceptos de cambio y continuidad ya explicados; se refiere al espacio de tiempo fases, periodos, siglos, décadas, expresado en términos de edades, eras, fases, periodos, siglos, décadas, lustros, años o cualquier lustros, años, o cualquier otro otro corte periódico que exija el tema estudiado (sexenios, cuatrienios, trienios, etc.), todos repre- corte periódico que exija el tema estudiado. El tiempo sentados numéricamente. En el caso de la historia universal, la línea cronológica general se basa histórico se grafica usualmente en el esquema occidental expresado en una recta numérica que toma el cero como punto que mediante una línea divide la historia de la humanidad en dos fases: antes de Cristo (a.C.) representado por números diacrónica o un cuadro negativos, y después de Cristo (d.C.) representado por números positivos. sincrónico-diacrónico. En concreto, el tiempo histórico se expresa a través de: a) una línea diacrónica, y b) un cuadro sincrónico-diacrónico. a) La línea diacrónica, representada generalmente de forma horizontal, es propiamente una línea dinámica a lo largo de la cual transita el tiempo histórico, aludido por fechas numéricas, específicas o aproximadas. En esta línea se muestra el encadenamiento de hechos históricos —correspondiente a la dinámica del desarrollo experimentado por las sociedades humanas—, a partir de un punto de origen en el pasado, hasta llegar al pre- sente o al pasado, reciente. La serie de acontecimientos colocados en la línea diacrónica pueden corresponder a una misma variable y a un mismo espacio geográfico, lo cual es muy adecuado para las historias nacionales o locales y, en tal caso, tiende a mostrarse con claridad la secuencia de la relación causa-efecto. Pero también se acostumbra colocar en línea diacrónica hechos históricos de diversa índole y espacios geográficos diferentes, cuando se quiere destacar la secuencia de sucesos trascendentales en el ámbito de la historia universal. La longitud de la línea diacrónica puede variar de acuerdo con el objetivo para el que se crea y al número de sucesos ubicados en ella. También puede subdividirse en periodos más específicos, por ejemplo, cuando se desea seguir paso a paso la evolución de un determinado hecho histórico como la Revolución Francesa o el proceso de independen- cia de América Latina. b) El cuadro sincrónico-diacrónico representa una situación un tanto estática, pues se trata de un corte en el tiempo histórico que contiene a su vez lapsos más breves. Se realiza con el propósito de observar la simultaneidad de acontecimientos ocurridos en un periodo determinado, así como la interrelación entre los diferentes temas o categorías a los que corresponden los hechos. La representación consiste en un cuadro de doble entrada en uno de cuyos ejes, de preferencia el horizontal, se colocan los hechos históricos separa- dos en lapsos cortos, de manera similar a una línea diacrónica; en tanto que en el otro eje, el vertical, se ubican las categorías en que se enmarcan tales acontecimientos, o bien las diferentes regiones o países, en relación con hechos de una misma categoría. Así, por ejemplo, si el objeto de estudio es la Segunda Guerra Mundial (cuya ubicación en la línea diacrónica la convierte en efecto de los sucesos ocurridos en el periodo “entre guerras”, y en causa de los acontecidos en la “posguerra”) en el eje sincrónico corres- ponde a un periodo entre agosto de 1939 y agosto de 1945. Durante ese lapso, el cual se subdivide en seis años, ocurrieron en diferentes partes del mundo, sobre todo en Europa (lo cual implica la ubicación en el espacio geográfico), sucesos de diversos aspectos —político, económico, social, cultural— no sólo simultáneos, sino interrelacionados. Es necesario destacar la importancia de una correcta selección de los hechos al elaborar cualquiera de estos esquemas sobre el tiempo histórico, pues aunque en un lapso específico hayan ocurrido varios sucesos dentro de una misma categoría, deberán seleccionarse sólo los de mayor trascendencia en la evolución histórica, dado el corto espacio que ofrece la representación esquemática. 01_Historia Universal.indd 6 11/27/09 8:42:16 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 7 El espacio geográfico El espacio geográfico El espacio geográfico es un aspecto de importancia vital para la historia, pues los hechos, además se refiere al sitio o lugar de situarse paralelamente en los ejes del tiempo histórico, deben vincularse con las regiones par- donde se desarrollan los ticulares donde ocurrieron y no sólo por razones de ubicación geográfica, sino porque la diver- fenómenos sociales en estudio, generalmente se expresa en sidad de los ambientes ecológicos influyen en cómo se efectúa el aprovechamiento de recursos los términos de área cultural, naturales, y sobre las actividades políticas, económicas, sociales y culturales realizadas por los región, zona, continente, país, protagonistas del hecho histórico. En consecuencia, el conocimiento del espacio geográfico, así territorio, localidad, ciudad, como sus características físico-ambientales, es indispensable para una comprensión integral del municipio, etcétera. fenómeno histórico-social. 1.3 Grupos humanos y regiones en el estudio de la historia De manera general, la historia se divide en universal y nacional. El primer caso se refiere al estudio de la evolución de todas las culturas y civilizaciones del mundo, generalmente a partir del origen de la vida humana hasta el presente o, al menos, hasta La historia universal estudia la evolución de todas las culturas el pasado reciente. Por tratarse de todas las culturas y civilizaciones, este tipo de historia suele ser y civilizaciones del mundo. muy sintética y, como hasta ahora ha sido lo más frecuente, se da mayor importancia y se dedica mayor espacio al estudio del desarrollo de las sociedades occidentales, y en menor grado se anali- zan las que han entrado en contacto con ellas en algún momento de la historia. En el segundo caso, las historias nacionales se refieren a una sociedad global o un Estado- nación en particular. También, como en la historia universal, éstas parten casi siempre de los La historia nacional estudia una sociedad global o un orígenes de los pueblos para llegar hasta el pasado reciente, pero a diferencia de aquélla, tienden Estado-nación en particular. a tratar con mayor profundidad y amplitud los hechos históricos. 5 5˚ N 1 0 ˚O 0˚ 1 0˚ E 2 0˚ E N Frontera internacional 1914 NORUEGA Aliados y colaboradores O E Mar del SUECIA Potencias centrales Norte Neutrales S 5 0˚ N REINO UNIDO DINAMARCA Área afectada por el frente occidental Área afectada por el frente oriental PAÍSES BAJOS O C É A N O AT L Á N T I C O IMPERIO ALEMÁN 5 0˚ N BÉLGICA 4 5˚ N LUXEMBURGO RUSIA FRANCIA IMPERIO SUIZA AUSTRO-HÚNGARO 4 5˚ N 4 0˚ N RUMANIA PORTUGAL MONTENEGRO SERBIA Mar Negro ESPAÑA Córcega ITALIA BULGARIA ALBANIA 4 0˚ N Cerdeña IMPERIO OTOMANO GRECIA 3 5˚ N Mar Mediterráneo MARRUECOS ESPAÑOL Sicilia ARGELIA TUNICIA 3 5˚ N (Fr.) (Fr.) 0˚ 10˚E 2 0˚ E 3 0˚ E MAPA 1.1 Europa antes de la Primera Guerra Mundial. 01_Historia Universal.indd 7 11/27/09 8:42:16 AM 8 Historia universal 1 0 ˚O 0˚ 1 0˚ E 2 0˚ E 3 0˚ E Fronteras de Alemania, del Imperio austro-húngaro, de Rusia y del 6 0˚ N FINLANDIA Imperio otomano en 1914 Estados vencedores NORUEGA Leningrado Mar del ESTONIA Estados vencidos Norte Moscú Estados neutrales SUECIA LETONIA Nuevos estados IRLANDA Riga SCHLESWIG MEMEL (KLÁIPEDA) 5 5˚ N Territorios autónomos bajo control SEPTENTRIONAL LITUANIA IG de la Sociedad de Naciones que GRAN Kaunas NZ BRETAÑA DA fueron anexionados por otro estado Amsterdam Territorios sometidos a plebiscito La Haya Varsovia Polonia ALEMANIA Brest-Litovsk O C É A N O AT L Á N T I C O POLONIA Línea Curzon (1919) LUXEMBURGO 5 0˚ N Adquisiciones territoriales con motivo SARRE Praga del Tratado de Riga (1921) ALSACIA ALTA SILESIA Adquisiciones territoriales LORENA CHECOSLOVAQUIA Cracovia entre 1920 y 1923 FRANCIA Viena BE Ginebra SUIZA SA AUSTRIA BURGENLAND RUMANIA RA HUNGRÍA TRANSILVANIA BI KLAGENFURT A TRIESTE 4 5˚ N Fiume CROACIA L YUGOSLAVIA GA Mar U BOSNIA RT Negro ITALIA PO ESPAÑA BULGARIA N Roma TRACIA 3 5˚ N ALBANIA 4 0˚ N O E TURQUÍA GRECIA Mar Mediterráneo S 1 0 ˚O 0˚ 1 0˚ E 2 0˚ E 3 0˚ E MAPA 1.2 Europa después de la Primera Guerra Mundial. En esta clasificación entran también las historias por regiones (América Latina, Europa, Medio La microhistoria está dedicada Oriente), y las locales, consagradas al estudio de provincias, ciudades o aldeas; a estas últimas se al estudio de provincias, ciudades o aldeas. les conoce como microhistorias. Como podrá comprenderse, además del factor tiempo —indispensable en esta disciplina— es muy importante el factor geográfico, con el propósito de conocer no sólo la ubicación física de las diferentes culturas, civilizaciones, países, regiones o localidades, sino también la influencia del Ejercicio 3 medio natural sobre la vida de cada uno de los pueblos estudiados. 1. ¿A qué se refiere el término “tiempo histórico”? 1.4 Temas y actividades 2. Describe la línea diacrónica como una de las formas en En esta clasificación entran los múltiples aspectos de la vida humana como la política, la economía, que se expresa el tiempo la ciencia, la tecnología, el arte y todos los elementos de cultura, material y no material, creados histórico. por las sociedades a través del tiempo. Cada una de estas grandes secciones en que se divide la 3. Menciona la diferencia entre historia como disciplina académica puede, a su vez, subdividirse en múltiples temas específicos historia universal e historia nacional. centrados en áreas geográficas o periodos delimitados. Todo ello implica, como se verá más ade- 4. ¿De qué manera la historia lante, una relación necesaria con otras áreas del conocimiento. utiliza el concepto “espacio Entre esos temas destacan los siguientes: geográfico”? Historia política. De todos los temas tratados por la historia, es la política la que ha ocupa- do un lugar preponderante desde tiempos antiguos. Incluso, lo que se enseñaba como historia en las escuelas, hasta hace todavía poco tiempo, era la historia política, entendida como el relato de La historia política se define los hechos de reyes, emperadores y árboles genealógicos de linajes dinásticos. Pero, en realidad, como el estudio de todos eso no es historia en sentido estricto, sino una parte muy limitada de la misma que se reduce al los aspectos del pasado que nivel de crónica. están relacionados con la organización formal del poder En la actualidad, el concepto de historia política es muy amplio. Se define como el estudio político en las sociedades. de todos los aspectos del pasado relacionados con la organización formal del poder político en las sociedades, lo cual viene a traducirse, en la mayoría de ellas, en la existencia del Estado-nación. 01_Historia Universal.indd 8 11/27/09 8:42:23 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 9 Incluye la organización institucional del Estado, la competencia entre facciones y partidos polí- ticos, las estrategias de control social y las relaciones entre los países, no sólo en los aspectos bélico y de conquistas, sino también en sus mutuas cooperaciones y tratados. Se refiere también al estudio de las constituciones y demás leyes, como expresión jurídica de la evolución del Estado en los diferentes países del mundo. Una de las razones para explicar el dominio tradicional de la política en la historia es que, a lo largo de ésta, el Estado se ha relacionado con el quehacer de los historiadores en mayor medida que con cualquier otra actividad literaria. Por otra parte, todas aquellas personas que ejercen el poder político, o que aspiran a ejercerlo, ven en los hechos pasados una guía que puede indicarles el mejor camino para lograr sus propósitos. Asimismo, las élites tienen especial interés en pro- mover una versión de la historia que dé legitimidad a su propia posición en la estructura política. Más aún, la historia política siempre ha encontrado lectores interesados en conocer los factores implicados en el auge y la decadencia de imperios y naciones. Por último, dentro de la historia política no pueden pasarse por alto las categorías que intere- saron a los historiadores del siglo XIX, como la historia diplomática, la historia de las constituciones y la historia de los “grandes hombres”.2 El enfoque biográfico de grandes personajes de la política, durante el siglo XIX y buena parte del XX, siguió la tendencia de enmarcarse en lo que Luis González, historiador mexicano, ha dado en llamar la historia de bronce, es decir, aquella encargada de resaltar las hazañas —políticas o militares— de los grandes hombres a quienes se les han erigido monumentos, por ello la referen- cia al bronce.3 Sin negar el importante papel que han tenido los grandes personajes en el desarrollo de la historia humana, este tipo de planteamientos lleva consigo el riesgo de que, al exagerar las virtudes de los héroes, se atribuya la evolución de los acontecimientos a la intervención de seres excepcionales, sin tratar de profundizar en las condiciones en que éstos actuaron ni en la partici- pación del resto de la sociedad. Además, generalmente el culto a los héroes los presenta como una especie de superhombres, minimizando u omitiendo sus fallas, mientras que se hace lo contrario con las personas consideradas como antihéroes. Esto no significa que el género biográfico de la historia carezca de validez científica; pero Carlos V en todos los casos debe evitarse caer en una subjetividad extrema. Cada personaje histórico es un hombre o una mujer de su tiempo, con defectos y virtudes, influido por las circunstancias que le rodean; esto debe tenerse muy presente al analizar los hechos en los cuales haya participado, de modo que la historia biográfica promueva en el lector un pensamiento crítico hacia el papel del personaje en el desarrollo de la sociedad en que vivió o vive aún. Historia económica. El papel de la economía en los procesos históricos fue resaltado a partir de la segunda mitad del siglo XIX por Karl Marx y la escuela del materialismo histórico. La historia La historia económica utiliza económica fue la primera en ser reconocida como una especialidad dentro del amplio campo de la los sistemas estadísticos y historia, y para principios del siglo XX se le había definido ya como área de estudio en varios países. matemáticos para analizar, a En muchas universidades, especialmente en las estadounidenses, la historia económica empezó a partir de datos cuantificados, estudiarse no como parte de la historia general, sino en relación con la economía, ciencia social los fenómenos sociales relacionados con la economía. que recién había adquirido su propio reconocimiento como disciplina académica. En la segunda mitad del siglo XX se desarrolló un tipo de historia cuantitativa, esto es, que utiliza sistemas estadísticos y matemáticos para determinar la clasificación de los fenómenos rela- cionados con la economía, mediante comparaciones y análisis de éstos a partir de datos cuantifi- La historia social tiene como cados. Los temas de mayor interés se relacionan con el desarrollo de la producción, el comercio, objetivo estudiar los procesos las finanzas, el empleo y todo aquello que se refiera a los procesos de cambio en el ámbito de la de cambio que se dan en la economía, desde el punto de vista nacional o internacional. Por otra parte, la historia económica estructura social por efecto guarda una importante relación con la demografía histórica, la cual también utiliza métodos cuan- de la dinámica interna de las sociedades, para lograr una titativos para el estudio de las poblaciones humanas y su nivel de vida. visión integral de la evolución Historia social. En estrecha relación con los aspectos económicos, la historia social tam- histórica de cada comunidad. bién intenta recabar los datos necesarios para lograr una visión global de los procesos históricos. 2 John Tosh, The Pursuit of History, Longman Group, Londres, Inglaterra, 1993, pp. 73-79. 3 Luis González y González, De la múltiple utilización de la historia, “Historia, ¿para qué?”, Siglo XXI Editores, México, 1987, pp. 64-67. 01_Historia Universal.indd 9 12/3/09 2:13:56 PM 10 Historia universal Por ejemplo, el conocimiento de la composición de las clases sociales en cada tipo de sociedad Estructura social es un concepto sociológico que se constituye el punto de partida para explicar los movimientos y conflictos que han dado lugar a los refiere a la distribución vertical fenómenos revolucionarios. de los diversos grupos, los En años recientes, la historia social se ha interesado en conocer los procesos de cambio que cuales integran la población se dan en la estructura social. Este concepto, que en sociología se ha concebido como algo estático de una sociedad global de acuerdo con la clase social y sincrónico,4 para la historia significa la suma de las relaciones sociales entre los diferentes gru- correspondiente, es decir, pos en sociedad, entendida ésta como un proceso que nunca es estático, en el que la movilidad en relación con sus ingresos social es de gran interés para los historiadores porque tiende a provocar el surgimiento de nuevas económicos y actividades formas de sociedad y, por supuesto, genera el cambio social.5 productivas. Historia de la tecnología. Desde tiempos prehistóricos, en la evolución de todos los pue- blos ha sido de trascendental importancia la elaboración de objetos que proporcionen abrigo, alimento y seguridad, elementos indispensables para la supervivencia del hombre. La tecnología, La historia de la tecnología término que hace referencia tanto a la manufactura de instrumentos como al desarrollo de las estudia la evolución de los habilidades y el conocimiento necesarios para fabricarlos, ha sido uno de los principales medios procesos tecnológicos que se refieren, tanto a la manufactura de adaptación al medio ambiente en todos los momentos de la historia humana y, por lo mismo, de instrumentos utilizados una importante fuente de conocimiento acerca del desarrollo de los pueblos; en muchos casos, por los seres humanos en sus los objetos tecnológicos constituyen la única prueba de la existencia de la sociedad humana que los diversas actividades, como al creó. desarrollo de las habilidades y por conocimientos necesarios Historia del arte. Las manifestaciones artísticas, particularmente las artes plásticas y la lite- para fabricarlos. ratura, se constituyen en valiosos documentos para la historia al reflejar costumbres, ideas, creen- cias y valores de la sociedad que las produjo. Además, el desarrollo del fenómeno artístico es, por sí mismo, un objeto de estudio que interesa a los especialistas en las distintas ramas en que se expresa. La historia del arte estudia las manifestaciones artísticas Historia de las ideas. Como una derivación de la historia política, en el siglo XIX surgió la producidas por los seres historia de las ideas o intelectual. En el siglo XX, además de interesarse por la ideología política, humanos en distintas épocas este enfoque estudia el desarrollo del pensamiento social y económico, de la filosofía, de la cien- y regiones; son de gran cia, de la religión, y también la evolución de la ciencia histórica. Su objeto de estudio se especializa importancia porque reflejan costumbres, ideas, creencias en principios e ideologías formalmente estructurados que comprendan el ambiente intelectual de y valores de la sociedad toda una época y, por supuesto, en los procesos de cambio ocurridos en los sistemas ideológicos que las produjo. entre los diferentes periodos históricos. Historia de las mentalidades. En años recientes ha surgido el interés por el estudio de la evolución de las formas de pensamiento. Aunque tiene relación con la historia de las ideas, la historia de las mentalidades no se ocupa, como aquélla, de estudiar principios estructurados de La historia de las ideas estudia el desarrollo de la manera formal, sino que trata lo referente a lo emotivo, lo instintivo y lo implícito, y se relaciona ideología política y religiosa, más con la historia social que con la intelectual; tiene, además, influencia de la psicología social. del pensamiento social y El primer interesado en este tipo de historia fue Lucien Febvre, quien advirtió la enorme dife- económico, de la filosofía, rencia que existe en el pensamiento de los seres humanos de épocas distintas, ya que la estructura de la ciencia que incluye, por supuesto, el estudio de mental se forma con base en la experiencia particular de cada momento.6 la evolución de la historia, Sin embargo, recientemente la historia de las mentalidades ha adquirido más relación con la también llamada historiografía. antropología que con la psicología, pues son los antropólogos quienes han estudiado los llamados patrones de cultura, los cuales suponen la existencia de un pensamiento colectivo, mágico o racio- nal, propio de cada pueblo y de acuerdo con las circunstancias ambientales de un área cultural determinada. La historia de las mentalidades pretende, además, conocer los cambios que se dan La historia de las mentalidades en la estructura de ese pensamiento colectivo a través del tiempo. se ocupa actualmente de estudiar la evolución en los llamados patrones de cultura establecidos por la antropología, que suponen la existencia de un pensamiento colectivo propio de cada pueblo. 4 Lo sincrónico se refiere a un periodo fijo, tomado sin considerar la evolución por las grandes etapas del proceso histórico y, por tanto, sin considerar los cambios socioculturales. 5 Ibid., p. 99. 6 Jacques Le Goff, Pensar la historia, modernidad, presente, progreso, Paidós, España, 1991, p. 29. 01_Historia Universal.indd 10 11/27/09 8:42:29 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 11 2. La historia y su interrelación Ejercicio 4 con otras ciencias 1. Define los conceptos de historia política y de historia El siguiente esquema general muestra la interacción que se da entre las diversas disciplinas del económica. conocimiento y la historia. Dicha interacción es, por supuesto, mucho más amplia y compleja que 2. ¿Por qué la movilidad social la expuesta mediante estos ejemplos. es de gran interés para los historiadores? 3. ¿De qué manera las Las ciencias sociales y la historia manifestaciones artísticas son documentos valiosos para la Antropología social Arqueología Demografía historia? Proporciona información y Recupera y analiza los restos Proporciona datos estadísti- 4. Menciona la diferencia entre conceptualización sobre las de la cultura material que cos que permiten comparar historia de las ideas e historia expresiones culturales en dis- constituyen fuentes para el crecimiento demográfico de las mentalidades. tintas sociedades y etnias. la historia. entre otros. Economía Geografía Lingüística Proporciona información sobre Describe las características Proporciona sus conceptos la producción, la distribución del ambiente natural donde y métodos para conocer y el consumo de bienes y ser- se desarrollan los grupos los medios de comunicación, vicios que permiten analizar el humanos. así como para establecer dis- desarrollo de las sociedades. tinción entre grupos étnicos. Política Psicología social Sociología Proporciona información Proporciona importantes Proporciona información sobre las actividades humanas conclusiones sobre el sobre la estructura y el relacionadas con el gobierno comportamiento humano funcionamiento de las socie- y los Estados-nación. en sociedad. dades contemporáneas. 2.1 Ciencias sociales Antropología social o cultural. Esta ciencia se ocupa, principalmente, del estudio de la cultura —entendida en su sentido más amplio como todo lo creado por los seres humanos, ya sea de La antropología social carácter material o no material— y de su manifestación en las diferentes sociedades y grupos o cultural se ocupa, étnicos. Su aportación a la historia es muy valiosa no sólo por la información y conceptualiza- principalmente, del estudio ción que ofrece acerca de las expresiones culturales en las distintas sociedades y etnias, sino tam- de la cultura, entendida como todo lo creado por los seres bién por el valor de una de las metodologías que emplea, basada en el relativismo cultural, la humanos, ya sea de carácter cual promueve en el investigador una actitud de respeto y tolerancia al estudiar culturas distintas material o no material, así como a la suya. la manera en que se manifiesta En consecuencia, la historia toma de la antropología el conocimiento sobre las manifesta- en las diferentes sociedades ciones de cultura como valores, tradiciones, folclor, creencias y ritos religiosos, desarrollo tecno- y grupos étnicos. lógico, en fin, la conciencia colectiva de los diferentes pueblos, para estudiar la evolución de tales manifestaciones a través del tiempo. Arqueología. Mediante la recuperación y el análisis de objetos de cultura material, la arqueo- logía hace inferencias sobre las posibles formas de vida de sociedades y civilizaciones ya desapare- La arqueología hace cidas. Tales materiales —utensilios, obras de arte, edificaciones, objetos de culto religioso, etc.— inferencias sobre las posibles formas de vida de sociedades y que integran el registro arqueológico, y el análisis que del mismo hacen los investigadores de esta civilizaciones ya desaparecidas, ciencia, constituyen las fuentes primarias que la historia utiliza para comprender los procesos del mediante la recuperación desarrollo de las culturas antiguas y evaluar la trascendencia de tales procesos en la formación de y el análisis de objetos las sociedades actuales. materiales de dichas culturas. La arqueología es particularmente útil al historiador en los casos de aquellas culturas que no llegaron a desarrollar un medio gráfico de comunicación, o bien cuando habiendo tenido algu- na forma de escritura, ésta no ha sido descifrada de modo que pueda traducirse a los lenguajes modernos. Sin embargo, las aportaciones de la arqueología se utilizan también para confirmar, mediante los objetos materiales, los hechos o las ideas expresadas por la escritura, como es el 01_Historia Universal.indd 11 11/27/09 8:42:29 AM 12 Historia universal caso, por ejemplo, de la historia sobre los primeros momentos del periodo colonial en México, la cual es apoyada por los restos arqueológicos encontrados en algunos templos católicos y edifi- cios civiles del siglo XVI. Demografía. Los estudios de población realizados por la demografía histórica son muy La demografía histórica valiosos, pues permiten observar los cambios a través de indicadores tales como crecimiento realiza estudios para observar poblacional, natalidad, mortalidad, migración, etc. La existencia de tales cambios es de gran interés los cambios que muestran indicadores de crecimiento para los historiadores deseosos de conocer los factores socioculturales que los produjeron y que poblacional, natalidad, llegaron a afectar la composición de una población, ya sea global, regional o local. La estadística mortalidad, migración, etcétera. de población es también de gran utilidad para comparar el comportamiento demográfico en las naciones en un momento histórico dado; por lo que, además, se da una vinculación con esta rama de la matemática. Economía. La relación entre economía e historia es una de las más importantes para el La economía estudia aquellos estudio de la evolución de las sociedades humanas; muchos de los conceptos que la historia uti- aspectos de una sociedad que liza para explicar el desarrollo de dichas sociedades corresponden a la teoría económica. A partir se relacionan con la satisfacción de la perspectiva evolucionista de Karl Marx, quien, a través de su esquema basado en los modos de de las necesidades humanas, producción —comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo, capitalismo— estableció una línea con los bienes de producción y de servicios, los mercados, de desarrollo histórico para las sociedades occidentales, los factores económicos han sido conside- los factores de producción, rados de gran importancia para los historiadores. el empleo, el producto interno Conceptos como satisfacción de las necesidades humanas, bienes de producción y servicios, bruto, el ingreso per cápita, mercado, factores de producción, empleo, producto interno bruto, ingreso per cápita, crecimien- el crecimiento económico, to económico, inflación, etc., son ya indispensables para comprender de manera integral el fenó- la inflación, etcétera. meno sociocultural que interesa a la historia. Geografía. Aunque esta ciencia es una rama de la física, se toma aquí en su relación con lo social, es decir, como geografía humana. Puesto que es impensable la historia de las sociedades sin asociarlas a un espacio geográfico particular, esta ciencia descriptiva constituye una condición indispensable para efectuar los estudios históricos. El ambiente natural, correspondiente a cada La geografía estudia el espacio físico donde se desarrollan lugar específico, tiene gran influencia en el desarrollo de los grupos sociales que se asientan en las actividades humanas. él. Los recursos naturales, el clima, la presencia de ríos, lagos y mares, la calidad de los suelos, el Los aspectos de especial interés relieve de la superficie, la vecindad con otros pueblos, etc., son aspectos que condicionan en gran son los recursos naturales, medida la manera como se desarrollan las actividades humanas y, en consecuencia, las formas el clima, la presencia de ríos, de cultura creadas en cada región del mundo. Por tanto, la geografía, en sus tres ramas: física, lagos y mares, la calidad de los suelos, el relieve de la humana y económica, no sólo es auxiliar de la historia, sino que forma parte integral de su objeto superficie terrestre, las fronteras de estudio. políticas, etcétera. Lingüística. Por tratarse de una ciencia social que estudia el origen y la difusión de las len- guas o idiomas de los distintos pueblos de la Tierra, la lingüística aporta a la historia sus conceptos y métodos, sobre todo el método comparativo, no sólo para conocer los medios de comunicación utilizados por las sociedades humanas a lo largo del tiempo, sino para establecer distinciones entre La lingüística estudia el origen los grupos étnicos sobre la base del lenguaje o dialecto empleado. Esto último implica, además, y la difusión de las lenguas una relación con la demografía, pues el idioma constituye una variable mucho más identificable o idiomas de los distintos que el concepto de raza para distinguir las características étnicas de las poblaciones. Por otra parte, pueblos de la Tierra. siendo el lenguaje un elemento de cultura, la lingüística se relaciona también con la antropología social; en el marco de esa gran red de interrelaciones que se da entre las disciplinas que estudian el fenómeno humano. Política. La ciencia política estudia el conjunto de actividades humanas relacionadas con el La política estudia el conjunto gobierno y la administración de sociedades globales, es decir, de agrupaciones suficientemente de actividades humanas relacionadas con el gobierno numerosas que se hallan organizadas dentro de un Estado-nación. La historia política se ocupa y la administración de de conocer cómo se manifiestan las relaciones de autoridad y de obediencia entre gobernantes y sociedades globales. gobernados, en la búsqueda del bien común, con base en las constituciones políticas, que son con- juntos de reglas o leyes que rigen la conducta social, así como las relaciones con otros Estados. Por tanto, resulta obvia la relación que existe entre política e historia, pues la historia requiere de los conceptos y las teorías creados por los politólogos para estudiar el origen y desarrollo de las entidades políticas. Además, debido a la importancia del papel del Estado moderno, entendido como el gobierno que lo representa, en los diferentes aspectos de la vida de las naciones y en su relación internacional, debe verse también en vinculación con otras ciencias sociales, principal- mente con la economía, la sociología y la demografía. 01_Historia Universal.indd 12 11/27/09 8:42:30 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 13 Psicología social. Esta ciencia se interesa en conocer y analizar el comportamiento humano dentro de la sociedad, el cual responde a los valores y a las tradiciones que componen la concien- La psicología social se cia colectiva de los diversos pueblos y grupos étnicos. En este sentido, se comentó ya su relación interesa en conocer y analizar el comportamiento humano con la antropología y, necesariamente, la historia recurre a sus conceptos y conclusiones para en sociedad, el cual responde estudiar cómo han evolucionado esos valores y tradiciones, así como para realizar comparaciones a los valores y tradiciones que de ese desarrollo entre las distintas formas de cultura. componen la conciencia Sociología. Ésta tiende a enfocarse en el estudio de la estructura y el funcionamiento de las colectiva de los diversos pueblos y grupos étnicos. sociedades occidentales contemporáneas, lo cual pudiera separarla de la historia. Sin embargo, los conceptos que ha creado la teoría sociológica son de gran utilidad para los historiadores. Por ejemplo, los conceptos de clase social, movilidad, grupo, estructura, instituciones y muchos otros más, son indispensables en las investigaciones acerca de la historia de las diferentes sociedades, La sociología se ha enfocado pertenezcan o no a la cultura occidental. tradicionalmente en el estudio de la estructura y el funcionamiento de las 2.2 Disciplinas humanísticas sociedades occidentales Filosofía. Los historiadores deben conocer la evolución de las tendencias filosóficas de las socie- contemporáneas, en particular en los aspectos relacionados dades que estudian, como marco de referencia indispensable para ubicar en su debido contexto con los conceptos de clase las motivaciones ideológicas que influyen en el comportamiento humano y, por supuesto, en los social, movilidad, grupo, cambios operados en el mismo. Todas las ramas de la filosofía interesan a la historia: las ideologías, estructura e instituciones. el conocimiento, las creencias, la ética, las cuales forman parte de la cultura no material de los pueblos y son, por tanto, aspectos muy importantes en el estudio de la historia humana. Por otro lado, una de esas ramas, la epistemología —conocimiento sobre un objeto determinado—, aborda La filosofía, etimológicamente, el estudio de la historia como una forma de conocimiento, de la misma manera en que lo hace con es el amor a la sabiduría, el resto de las disciplinas académicas. y constituye el fundamento Arte. Las manifestaciones artísticas constituyen fuentes muy valiosas para los estudios históri- intelectual y sistemático cos, pues como expresiones humanas reflejan, ya sea de manera explícita o implícita, el ambiente de toda ciencia y forma de pensamiento. sociocultural en el cual estuvieron influidos sus creadores. En muchos casos, las obras de arte —de arquitectura, escultura y pintura— constituyen el único recurso con que cuentan los arqueó- logos y, en consecuencia, los historiadores, para acercarse al conocimiento de culturas desa- parecidas. Asimismo, las obras literarias, aunque en principio no hayan tenido pretensiones histó- El arte es toda actividad ricas, son de gran utilidad para quien busca conocer la forma de vida y la mentalidad propias de humana creativa que, la sociedad que las produjo. valiéndose de la materia, de la imagen, de la palabra Disciplinas humanísticas o del sonido, realiza obras de carácter estético con el Filosofía Arte propósito de provocar una Constituye el fundamento intelectual y Las manifestaciones artísticas son fuentes respuesta emotiva. sistemático para la historia, en cuanto a las para la historia, al ser expresiones humanas ideologías, el conocimiento, las creencias, que reflejan el ambiente sociocultural en el la ética. cual sus creadores estuvieron influidos. 2.3 Ciencias naturales Aunque en teoría se reconoce la relación interdisciplinaria que se da entre las áreas del conoci- miento, por lo general, en la práctica educativa tienden a desvincularse las ciencias sociales y las naturales, como si el comportamiento humano no tuviera relación alguna con la naturaleza, y como si los seres humanos no formáramos parte de ella. Esto, que obedece a la orientación voca- La biología estudia a los seres humanos en cuanto cional de profesores y alumnos, y a la especialización consecuente, ha provocado la desintegración especie biológica y aporta del conocimiento olvidando, al parecer, que en la realidad las múltiples esferas de la vida social invaluables conocimientos para interactúan no sólo entre sí, sino también con las del mundo natural. Además, no debe pasarse por comprender, de manera integral, alto que el conocimiento científico, en todas sus manifestaciones, es un fenómeno sociocultural la conducta humana. También estudiado por la sociología, la psicología y, por supuesto, la historia. estudia los factores biológicos propios del ambiente natural en Biología. En primer lugar, la rama de esta ciencia que estudia a los seres humanos en cuan- que se encuentran las diferentes to especie biológica aporta invaluables conocimientos para quienes —antropólogos, psicólogos sociedades humanas. y sociólogos— buscan una comprensión integral sobre la conducta humana, cuyo componente 01_Historia Universal.indd 13 11/27/09 8:42:30 AM 14 Historia universal biológico no debe pasarse por alto. Asimismo, la demografía utiliza variables relacionadas con esta ciencia en cuanto a los indicadores de natalidad, fecundidad, morbilidad y mortalidad. Por ello, se deberá tomar en cuenta la vinculación de todos estos aspectos con la historia, misma que, al remontarse a los orígenes de la humanidad, deberá distinguir entre comportamientos que respon- den a instintos de naturaleza biológica y aquellos que ya indican la presencia de cultura. Por otra parte, los factores biológicos, propios del ambiente natural en el que se encuentran las diferentes sociedades humanas, imponen a las ciencias sociales la necesidad de relacionarse con leyes y teorías acerca de los seres vivos que comparten un ecosistema. A lo largo de su histo- ria, los grupos humanos han compartido espacios territoriales con otras especies, a las que han domesticado o cazado para utilizarlas en provecho propio, provocando la extinción de muchas de ellas y un daño irreversible en los ecosistemas. Al tomar conciencia del daño ecológico que propicia utilizar indiscriminadamente especies vegetales y animales como medio de supervivencia o, lo que es peor, por mero afán de lucro o práctica deportiva, se está produciendo un cambio de mentalidad que ha generado la preocupa- ción por conservar esas especies. Tal cambio, el cual impulsa a las sociedades humanas a estudiar la biología bajo una nueva perspectiva, es también un objeto de estudio interesante para la histo- ria, para lo cual será necesario recurrir a la ciencia biológica. Física. La física es una ciencia que tiene por objeto el estudio de la naturaleza y de las inte- La física tiene por objeto racciones entre materia y energía, a la vez que intenta aprender las reglas básicas que rigen el el estudio de la naturaleza y funcionamiento de la naturaleza en todas sus manifestaciones. Esto implica que la física, al igual de las interacciones entre materia y energía, e intenta que las demás ciencias, se divida en múltiples ramas como mecánica, hidrológica, térmica, óptica, aprender las reglas básicas nuclear, etc. La física surgió con el afán de satisfacer la necesidad humana de conocer los fenóme- que rigen el funcionamiento nos naturales que afectaban su entorno, tanto con propósitos de autodefensa como para obtener de la naturaleza en todas provecho de ellos. Desde siempre, los seres humanos han utilizado y transformado la materia sus manifestaciones. física de muchas maneras y con múltiples propósitos. La tecnología, el arte y la industria no sólo forman parte de la cultura de todos los pueblos desde la más remota antigüedad, sino que consti- tuyen, al mismo tiempo, fuentes importantes de información para la historia. Química. De manera muy similar al caso de la física se da la interrelación entre la química y La química estudia las la historia. La química tiene por objeto estudiar las propiedades de las sustancias y de los intercam- propiedades de las sustancias bios de materia que se establecen entre ellas. Esta ciencia se ha dividido en varias ramas: orgánica, y de los intercambios de materia que se establecen entre inorgánica, fisicoquímica, analítica y bioquímica. Aparte de su importante utilización en el queha- ellas. Esta ciencia se ha dividido cer tecnológico, industrial y artístico, la química se relaciona directamente con la arqueología y la en varias ramas: orgánica, historia porque aporta métodos de datación que permiten conocer la antigüedad de los restos de inorgánica, fisicoquímica, cultura material —tanto orgánicos como inorgánicos— dejados por sociedades desaparecidas. analítica y bioquímica. Ciencias naturales Biología Física Química Proporciona información Proporciona datos sobre la Aporta métodos de datación sobre los seres humanos como manera en la que los seres que permiten conocer la especie biológica, así como humanos han utilizado y trans- antigüedad de los restos de de los factores biológicos del formado la materia física, cultura material dejados por ambiente natural en el que desde la Antigüedad al sociedades desaparecidas. se encuentran las diferentes presente. sociedades humanas. 2.4 Ciencias formales La lógica estudia los pensamientos en cuanto a sus Lógica y matemática. Estas ciencias, llamadas formales, son herramientas conceptuales y por formas mentales, las cuales tanto abstractas, utilizadas por todas las áreas del conocimiento. Se trata de estructuras mentales son: el concepto, la idea, el mediante las que se organiza el pensamiento humano. juicio y el raciocinio, con el La lógica es la ciencia que estudia los pensamientos en cuanto a sus formas mentales, las cuales propósito de lograr que este son: el concepto, la idea, el juicio y el raciocinio, para facilitar que este último no sólo sea correcto, último no sólo sea correcto, sino verdadero. sino también verdadero. Es posible que un razonamiento esté correctamente formulado pero que no corresponda a la realidad, es decir, que no sea verdadero. La explicación histórica, que se expresa 01_Historia Universal.indd 14 11/27/09 8:42:31 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 15 mediante el lenguaje escrito, debe ser producto de un raciocinio correcto. Esto es, debe ser cohe- rente en todos sus enunciados; pero eso no basta, ya que siendo una ciencia y no una ficción litera- La matemática, a través ria, esos enunciados deben describir una situación de la realidad, es decir, deben ser verdaderos. del razonamiento y la lógica, La matemática es una ciencia que engloba, a través del razonamiento y la lógica, el estudio aborda el estudio de entes abstractos tales como los de entes abstractos tales como los números, las figuras geométricas y las relaciones operacionales números, las figuras que conectan a esos conceptos entre sí. Se divide en varias ramas: aritmética, geometría, álgebra, geométricas y las relaciones análisis matemático, teoría de conjuntos, y probabilidad y estadística. operacionales que conectan Estadística. Es aquella que se relaciona particularmente con las ciencias sociales y, desde esos conceptos entre sí. luego, con la historia. Con base en la idea de que el comportamiento humano no responde a leyes científicas a la manera como lo hacen los fenómenos naturales, sólo puede expresarse mediante probabilidades a partir del análisis cuantitativo de la frecuencia con que ocurre un acontecimiento sociocultural. La estadística es de gran utilidad para economistas, sociólogos y politólogos y, como Ejercicio 5 ya se dijo, la demografía recurre necesariamente al análisis cuantitativo para estudiar el comporta- 1. ¿De qué manera los miento de los índices de población. materiales arqueológicos sirven como fuentes Ciencias formales primarias para la historia? 2. ¿Cómo ayuda al estudio de Lógica Matemática la historia la metodología del Expresa de una manera racional y ordenada Aporta datos cuantificables para el análisis relativismo cultural? las explicaciones históricas. estadístico relacionado con el comportamiento 3. ¿Por qué los estudios humano, para expresar mediante demográficos se consideran probabilidades las frecuencias en que muy valiosos para la historia? ocurre un acontecimiento sociocultural. 4. Menciona cinco conceptos de la economía que se utilicen en el estudio de la Por último, el historiador se sirve de otras materias de carácter más instrumental que le historia de las sociedades permiten la comprensión de las fuentes, como serían: la cronología, que estudia los sucesos y humanas. datación de los fenómenos históricos; la paleografía, dedicada a la lectura de escrituras antiguas; 5. Describe la relación entre historia y política. la papirología, que estudia los papiros egipcios; la epigrafía, que interpreta las inscripciones; la numismática, que estudia las monedas, etcétera. 3. La utilización de fuentes en historia El conocimiento histórico es indirecto, depende de la información que el investigador obtiene de Las fuentes históricas son, las diversas fuentes históricas, las cuales son, en términos generales, todas las huellas dejadas por la en términos generales, todas actividad del ser humano a través del tiempo, pues todo aquello que permite reconstruir los acon- las huellas dejadas por la tecimientos y formas de vida del pasado, son consideradas fuentes históricas. actividad de los seres humanos a través del tiempo. Hay diversas clasificaciones de las fuentes utilizadas por los historiadores; las tres siguientes, cuya combinación entre ellas es posible, se han considerado como importantes: 1) la que distin- gue entre fuentes primarias (o directas) y secundarias (o indirectas); 2) la que divide las fuentes en escritas (las de mayor uso en la investigación histórica) y no escritas (arqueológicas, iconográfi- cas, orales, etc.), 3) la que diferencia entre testimonios voluntarios y testimonios involuntarios.7 La primera clasificación es la más importante; las fuentes primarias constituyen información de primera mano sobre acontecimientos históricos. Es documentación —escrita o no— en su Las fuentes primarias versión original y cuyo autor o autores pueden haber participado en los hechos de referencia, o directas constituyen pero sí es requisito que el documento se haya elaborado durante el periodo en que ocurrieron los información de primera mano sobre acontecimientos acontecimientos o hasta un poco después. La importancia de este tipo de fuentes se encuentra históricos, en documentación en la objetividad y confiabilidad que ofrece al investigador, por encontrarse en relación directa —escrita y no— con el hecho histórico, sin haber sufrido interpretaciones o alteraciones. Entre las fuentes prima- en su versión original, rias escritas pueden considerarse las cartas y diarios personales, documentos legales como actas elaborada durante el periodo o testamentos, notas periodísticas, memorias y autobiografías. Las fuentes no escritas pueden en que ocurrieron los hechos o un poco después. ser pinturas y dibujos, esculturas, obras arquitectónicas, utensilios, materiales arqueológicos, fotografías, videos, audiograbaciones, disquetes de computadora, etc. Por ejemplo, si se obtiene 7 Ciro F. S. Cardoso, Introducción al trabajo de la investigación histórica, Editorial Crítica (Grijalbo), España, 1981, pp. 175-176. 01_Historia Universal.indd 15 11/27/09 8:42:31 AM 16 Historia universal de la Internet una fotografía tomada por un reportero durante la guerra serbiobosnia en la ex Yugoslavia, se considerará como fuente primaria no obstante haber sido reproducida a través de la red electrónica. Este ejemplo implicaría, además, tomar en cuenta el requisito de permiso de autor que todo investigador está obligado a obtener, y dar el crédito correspondiente. La característica principal de toda fuente primaria es su originalidad y autenticidad, por lo cual también se le llama directa; puede ser reproducida e incluso traducida del idioma original a otro cualquiera (en el caso de la fuente escrita), mas no interpretada ni comentada porque, en esos casos, se convertiría en fuente secundaria. Ejemplo de fuente primaria Aunque S. M. el Rey justa y rectamente es y debe ser el jefe supremo de las Iglesias de Gran Bretaña […], para aumento de la virtud de la religión cristiana en este reino de Gran Bretaña y para reprimir y extirpar todos los errores, herejías y otras irregula-ridades y abusos que hasta ahora se han cometido en el mismo, por la autoridad de este parlamento ordenamos que el Rey nuestro soberano señor, así como sus herederos y sucesores, reyes de este reino, sean habidos, aceptados y reputados como el único jefe supremo en la tierra de la Iglesia de Gran Bretaña llamada Anglicana Ecclesia. Y ostentará y disfrutará este título, unido a la corona imperial de este reino, con todos los honores, dignidades, preeminencias, jurisdicciones, privilegios, autoridad, inmunidades, provechos y utilidades que corresponden y pertenecen a la dignidad de jefe supremo de dicha Iglesia. Acta de supremacía de la Iglesia de Gran Bretaña (fragmento) del 3 de noviembre de 1534, citada por Ma. Victoria López Cordón Cortezo y José Urbano Martínez Carreras, Leer historia, Alhambra Mexicana, México, 1990, pp. 39-40. Las fuentes secundarias o indirectas, que también se pueden dividir en escritas y no escritas, Las fuentes secundarias son descripciones, interpretaciones o comentarios —elaborados por personas que no participa- o indirectas, que también ron en los hechos— acerca de las fuentes primarias. se pueden dividir en escritas Por ejemplo, si se estudia un proceso legislativo del pasado, las leyes creadas y las actas y no escritas, son descripciones, interpretaciones o comentarios de las sesiones del Congreso serán consideradas fuentes primarias; mientras que los artículos acerca de las fuentes primarias, y libros escritos posteriormente acerca de tal proceso se clasifican como fuentes secundarias. elaborados, algún tiempo Se puede decir que todo trabajo histórico incluye el uso de estas fuentes, pues es imposible después, por personas que situar algún fenómeno o acontecimiento en su contexto sin aprovechar el conocimiento ya exis- no participaron en los hechos. tente. De acuerdo con esto, los libros de texto de historia son fuentes secundarias, y también las enciclopedias, biografías, obras literarias como novelas —sobre todo históricas—, poesía, cuento, etc. También puede haber fuentes secundarias no escritas como fotomontajes, videos, audiogra- baciones, disquetes de computadora, discos compactos u otros materiales realizados por personas que interpretan, comentan o alteran de alguna forma las fuentes primarias. Ejemplo de fuente secundaria El primer gran país que fuera del Imperio adoptó el protestantismo fue Gran Bretaña: un país en el que las instituciones eclesiásticas no gozaban de mucho prestigio y habían sido enérgicamente atacadas desde los tiempos de Wycliffe. El alejamiento de Roma se produjo por motivos muy particulares y tomó formas específicas, Enrique VIII (…) se dirigió, en el año de 1527, al papa para obtener la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón. No habiéndola obtenido, decidió casarse igualmente con Ana Bolena, satisfecho con la anulación concedida por el arzobispo de Canterbury, Thomas Crammer (mayo de 1533). La energía de Roma, que tan escasamente se había demostrado en relación con Lutero y sus primeros seguidores, se manifestó ahora: el rey, la reina y el prelado fueron excomulgados en julio de 1534. Enrique VIII, sin embargo, ya había tomado medidas audaces y no se retractó. En febrero de 1531 se había hecho reconocer como protector y jefe supremo de la Iglesia de Gran Bretaña; al año siguiente impidió que las recaudaciones habituales del año en el reino fuesen satisfechas a Roma… Alberto Tenenti, “El Renacimiento”, Historia Universal Planeta, vol. 6, Josep Fontana, director, Barcelona, España, 1992, p. 419. 01_Historia Universal.indd 16 11/27/09 8:42:32 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 17 La última división, sobre las fuentes testimoniales voluntarias e involuntarias, se refiere a la intención con la que fueron creadas tales fuentes. En el primer caso, se trata de documentos publicados con el propósito deliberado de registrar un acontecimiento considerado de importan- cia tal que se supone habrá de convertirse en objeto de estudio para la historia; por ejemplo, el Código napoleónico o la Constitución mexicana de 1917. Por el contrario, los testimonios involun- tarios son aquellos creados con una intención particular e incluso personal, ejemplo de esto es la correspondencia entre personajes cuyas acciones, o al menos las de alguno de ellos, con el tiempo llegarían a ser de trascendencia para la sociedad en que vivieron. Ejemplos de fuentes testimoniales Las altas partes contratantes, considerando que para fomentar la cooperación entre las naciones y para garantizarles la paz y la seguridad importa: aceptar ciertos compro- misos de no recurrir a la guerra; mantener a la luz del día las relaciones internacionales, fundadas sobre la justicia y el honor; observar rigurosamente las prescripciones del Derecho Internacional, reconocidas de aquí en adelante como regla de conducta efec- tiva de los Gobiernos; hacer que reine la justicia y respetar escrupulosamente todas las obligaciones de los tratados en las relaciones mutuas de los pueblos organizados, adoptan el presente Pacto, que instituye la Sociedad de Naciones. Pacto de la Sociedad de Naciones (preámbulo), abril de 1919, citado por Ma. Victoria López Cordón Cortezo y José Urbano Martínez Carreras, Leer historia, Alhambra Mexicana, México, 1990, p. 308. Sabemos ciertamente que la miseria actual ha producido un número tan grande de pobres que se cuentan tres mil en la ciudad y en sus alrededores. Todas las calles re- suenan con sus gritos lamentables; sus lamentaciones llegan a nuestros muros y sus sufrimientos a nuestras almas llenan de piedad. El trigo, medida de París, se vende aquí a doscientos escudos el tonel, y todos los días se encarece. Los pobres del campo parecen esqueletos desenterrados; el pasto de los lobos es hoy el alimento de los cristianos, porque cuando poseen caballos, asnos y cualquier otro tipo de animales muertos o ahogados, se alimentan de esta carne corrompida que les hace más morir que vivir. Carta de la Superiora de las Carmelitas de Blois a una dama de París (1662). Fragmento del documento citado por Ma. Victoria López Cordón Cortezo y José Urbano Martínez Carreras, Leer historia, Alhambra Mexicana, México, 1990, p. 93. Existen además otras clasificaciones como la que distingue entre fuentes públicas o adminis- trativas y fuentes privadas. La intención de las primeras no es, en principio, ni histórica ni litera- Ejercicio 6 ria; su redacción responde a necesidades estatales, legales o económicas. Los libros de cuentas y 1. ¿Cuál es el requisito de las documentos económicos recogen datos sobre tributos, distribución del gasto público, inventarios, fuentes primarias? contratos, transacciones comerciales, etc. Los documentos de la Iglesia católica son abundantes 2. Explica la importancia de dada la antigüedad de esta institución en la historia occidental, así como la influencia de la misma las fuentes primarias en los estudios históricos. en la vida política; estas fuentes incluyen cánones de concilios, bulas, registros de los papas, archi- 3. ¿A qué se llama fuentes vos diocesanos y registros parroquiales. Estos últimos son de gran importancia para la historia secundarias? social y demográfica, porque durante mucho tiempo constituyeron el único medio del registro 4. Da un ejemplo de los de nacimientos, defunciones, casamientos, e incluso el ingreso económico de los feligreses que tipos de fuentes históricas: estaban obligados a dar el diezmo a la Iglesia. testimoniales, públicas y privadas. Las fuentes privadas son documentos personales que, por lo general, se refieren a la corres- pondencia epistolar —mediante cartas— de personajes célebres o de individuos comunes parti- cipantes en algún hecho histórico. Por carecer de intencionalidad histórica en la mayoría de los casos, las fuentes privadas poseen un aceptable grado de confiabilidad y veracidad; aquí se clasifican algunos testimonios de acontecimientos en los que estuvieron involucrados sus autores. 01_Historia Universal.indd 17 11/27/09 8:42:32 AM 18 Historia universal 4 Métodos de interpretación histórica 4.1 Principales escuelas de interpretación de los hechos históricos En la cultura occidental, la historiografía se ha desarrollado en diversas etapas, en concordan- cia con la periodización de la historia de Occidente, tomándose como punto de partida la Grecia antigua, principalmente con los trabajos realizados por Herodoto (485-420 a. C.) quien, al tratar de explicar las causas de las guerras entre griegos y medas, distingue por vez primera la historia de la épica.8 De ahí en adelante, las historiografías romana, medieval y renacentista toman las caracterís- ticas propias de la ideología dominante de cada momento, del mismo modo que se manifiesta el racionalismo en el quehacer histórico de la Ilustración. La historiografía del siglo XIX Es en el siglo XIX cuando la historia pretende constituirse en ciencia verdadera mediante la uti- lización de un método riguroso que permita alcanzar una verdad de validez universal, de manera semejante a la de las ciencias físicas. La escuela alemana Georg Wilhelm Hegel (1770-1831), uno de los más importantes representantes del idealismo ale- mán, bajo influencia de la Revolución Francesa, fue el primer filósofo en colocar a la historia en el centro de su reflexión, dedicándose a la tarea de explicar por qué ocurren los acontecimientos de una manera en particular. Al afirmar que “todo lo racional es real y todo lo real es racional”, Hegel consideraba que la razón gobierna al mundo y que, por consiguiente, “también la historia universal tiene que desarrollarse racionalmente”. Mediante el método dialéctico, Hegel concibió el proceso lógico de la historia en diversas Con el método dialéctico, etapas, esto es, en una continuidad progresiva que, actuando en libertad, habría de conducir a Hegel concibió el proceso una era final, al absoluto. Sostenía que la forma concreta de la libertad es el Estado, creación del lógico de la historia en diversas etapas, en una continuidad funcionamiento racional del espíritu y forma suprema en que se desarrolla la idea de moralidad. progresiva que, actuando en Hegel precisa que “en la historia del mundo no se puede tratar sino de pueblos que constituyan libertad, habría de conducir a un Estado”, y presenta al Estado moderno después de la Revolución Francesa formado por tres una era final, al absoluto. clases: la sustancial o campesina, la industrial y la universal (burocracia). Leopold von Ranke (1795-1886), considerado el más grande e importante de los historiadores y teóricos alemanes de la historia del siglo XIX, se encuentra entre los fundadores de la historia científica en su país y también del historicismo. Siendo más un metodólogo que un filósofo de la historia, luchó contra el anacronismo y el romanticismo, afirmando que la gran tarea del Para Leopold von Ranke, historiador consistía en decir “lo que exactamente pasó”.9 La primera obra que publicó fue la la historia debe ser escrita Historia de los pueblos románicos y germánicos, 1494-1514, en el año 1824, en la cual criticaba sólo con base en documentos la historiografía contemporánea por su excesivo apego a la tradición, y proponía la utilización de de primera mano, y la definió como una disciplina heurística un método creado por él y que consideraba más objetivo. Con base en los métodos críticos ya cuya finalidad primordial era en uso a finales del siglo XVIII, contribuyó de forma decisiva a la puesta en práctica del método la búsqueda de la objetividad; filológico-histórico crítico de análisis sobre las fuentes escritas para realizar su intento de escribir el historiador no debe tener otra la “historia verdadera”. ambición que la reconstrucción Para Ranke, la historia debe ser escrita sólo con documentos de primera mano, es decir “los de lo que realmente sucedió. más puros y más inmediatos documentos” (memorias, diarios, informes, relatos, testimonios, etc.). Dando preferencia a los documentos que proporcionan un acceso inmediato a la comprensión de las intenciones y de los motivos de los personajes históricos, Ranke definió la historia como una 8 Josefina Vázquez de Knauth, Historia de la historiografía, Secretaría de Educación Pública, Col. Sep- Setentas núm. 93, México, 1973, pp. 18-22. 9 Jacques Le Goff, Pensar la historia, modernidad, presente, progreso, Paidós, España, 1991, p. 89. 01_Historia Universal.indd 18 11/27/09 8:42:32 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 19 disciplina heurística,10 asignándole como finalidad primera la búsqueda de la objetividad. Así, el historiador no debe tener otra ambición que “la reconstrucción de lo que realmente sucedió”. La concepción de Ranke sobre la historia, muy influida por el idealismo y el nacionalis- mo propios de la Alemania de su tiempo, se basa en la idea de que la historia se refiere menos a los “grandes hombres” que a las naciones, las civilizaciones, las épocas del pasado y, sobre todo, los Estados. En su obra histórica, Ranke da prioridad a la historia política y diplomática, analizando los Estados de la Europa moderna como “entidades espirituales”, que sólo pueden ser compren- didas a través de sus rasgos característicos propios; sin embargo, advertía que los historiadores no debían equivocarse en considerar la historia como un simple agregado de hechos particulares, sino tener presente siempre el carácter universal de esta disciplina. El positivismo El positivismo, creado por Considerado como una de las grandes reacciones contra las construcciones metafísicas del idea- Auguste Comte, parte de una lismo alemán, el positivismo, creado por el francés Auguste Comte (1798-1857), parte de una con- concepción de las ciencias cepción de las ciencias experimentales basada en el empirismo, que consiste en dos sistemas de experimentales basada en el operaciones: 1) el establecimiento de los hechos, y 2) su explicación a través de leyes. Los hechos empirismo, que consiste en dos se manifiestan por sí mismos al observador por medio de los sentidos, y las leyes se alcanzan por sistemas de operaciones: 1) el establecimiento de los inferencia inductiva, generalizando a partir de los hechos acumulados.11 hechos, y 2) su explicación De esta manera, como los hechos hablan por sí mismos, al historiador debe bastarle la recons- a través de leyes, aportadas trucción de esos hechos; no obstante, para los positivistas la observación directa de los hechos por la sociología. históricos es imposible, lo que parece oponerse a la idea de Ranke en el sentido de reconstruir lo que realmente sucedió. Cada hecho habría de considerarse como algo aparte, capaz de ser com- probado mediante un proceso de investigación por separado y, de esta manera, “el campo total de lo históricamente cognoscible fue cortado en una infinidad de hechos minúsculos, cada uno de los cuales había de considerarse por separado”.12 Además, cada hecho debía considerarse como independiente del investigador, de manera que “habría que eliminar todos los elementos subjeti- vos (como se denominaban) del punto de vista del historiador. El historiador no debía pronunciar juicios sobre los hechos: sólo tenía que decir lo que eran”.13 Comte veía los hechos históricos “únicos e irrepetibles” como la materia prima para la inter- pretación de una nueva ciencia, a la que llamó física social o sociología; la cual había de cumplir con el segundo sistema de operaciones, estableciendo leyes mediante el descubrimiento de los nexos causales entre los hechos proporcionados por los historiadores. Para Comte, con este Para los positivistas cada procedimiento la historia se convertía en una ciencia, aunque afirmaba que correspondía a los hecho debía considerarse independiente del investigador, sociólogos establecer las generalizaciones o leyes científicas. La sociología aparecía, al final de un de manera que se eliminaran proceso de desarrollo de la ciencia, como parte de un proceso evolutivo del espíritu que pasa por todos los elementos subjetivos diferentes etapas. Esta idea fundamenta la ley de los tres estados, “ley fundamental de la evolución del punto de vista del humana, a la vez mental y social”, consistente en el paso necesario y universal de la humanidad por historiador, quien no debía tres estados sucesivos: el teológico o preparatorio, el metafísico o transitorio, y el positivo o final. pronunciar juicios sobre los hechos: sólo tenía que decir Con esta ley, Comte suponía el desarrollo de la historia “desde el primer destello de la inteligencia lo que eran. y de la sociabilidad hasta el actual estado refinado de la humanidad”.14 Otra característica de la historia positivista y, sobre todo, de la sociología, era la creencia de sus representantes no sólo del carácter científico y objetivo de esas disciplinas, sino en suponer que compartían las mismas características de las ciencias naturales, sólo que aplicadas a la mecánica social. Esta posición ha sido muy criticada por quienes, no obstante aceptan el carácter científico de 10 La heurística puede definirse como una técnica de investigación científica que consiste en reunir las fuentes nece- sarias para la investigación histórica, clasificarlas, establecer inventarios e índices descriptivos, con la finalidad de comprobar las hipótesis planteadas. 11 Ciro F. S. Cardoso, Introducción al trabajo de la investigación histórica, Editorial Crítica (Grijalbo), España, 1981, p. 104. 12 R. G. Collingwood, Idea de la historia, Fondo de Cultura Económica, México, 1952, p. 133. 13 Ibid. 14 Josefina Vázquez de Knauth, Historia de la historiografía, op. cit., pp. 139-140. 01_Historia Universal.indd 19 11/27/09 8:42:32 AM 20 Historia universal la historia, reconocen que se trata de una ciencia distinta de las naturales no sólo por el objeto de estudio, sino también por el método de investigación.15 Los historiadores positivistas tuvieron un gran papel en la sistematización (relativa) de las reglas de un método erudito y crítico puesto al servicio de lo que llamaban el “establecimiento de los hechos”. Una consecuencia lógica de esto fue que se dedicaron de preferencia a la acumula- ción de hechos, de información, lo cual es sin duda un paso inicial en todas las ciencias factuales. Pero la insistencia de los positivistas en el hecho único e irrepetible, a la larga se planteó como obstáculo a la sistematización de los conocimientos acumulados.16 El materialismo histórico Karl Marx (1818-1883), filósofo alemán, fue el creador de una teoría que llegaría a conocerse como El materialismo histórico materialismo histórico. Esta teoría fue formulada a partir de un análisis profundo del sistema capi- es la teoría evolucionista y talista y llegó a tener gran influencia en la historiografía, sobre todo en el siglo XX. La importancia economicista de Karl Marx que, basada en el método de la obra de Marx descansa en haber señalado el factor económico como fundamental en la his- dialéctico, explica el proceso toria, enriqueciendo, con un nuevo punto de vista, la comprensión del proceso histórico. histórico de la humanidad Mediante la aplicación del método dialéctico de Hegel, Marx creyó haber descubierto el determinado por las relaciones motor de la historia, que para él debería referirse a algo concreto, existente en forma material en socioeconómicas en los la realidad social, y no a un elemento ideal como Hegel creía. Según la dialéctica de Marx, todas las sistemas de producción. cosas de la realidad existen y funcionan en razón de una constante lucha de contrarios, es decir, la oposición entre tesis y antítesis que conduce a una síntesis, de acuerdo con la filosofía hegeliana. Sólo que para Marx, la lucha de contrarios no ocurre en el ámbito del espíritu nacionalista, sino en la realidad concreta de la vida social. Significa que todo hecho (tesis) de esa realidad lleva en sí mismo la antítesis, es decir, aspectos distintos a su propio ser; cuando entren en conflicto las dos tesis inherentes a un hecho social dado, se producirá una síntesis, lo que viene a ser una nueva tesis que a su vez contendrá elementos distintos y opuestos a ella misma, y así sucesivamente, hasta que se alcance una situación en la que no habrá contradicciones, es decir, el absoluto hege- Marx postuló que las fuerzas liano. motoras del orden social Pero el absoluto no es para Marx el progreso de la cultura universal, sino una sociedad ideal se basan en los factores en la que ya no existirán diferencias de clase social y, por tanto, ya no se dará la lucha de contra- materiales del desarrollo económico, los cuales rios. determinan, “en última Al aplicar Marx el método dialéctico a las sociedades humanas, llegó a postular que las fuerzas instancia”, la formación motoras del orden social tienen su base en los factores materiales del desarrollo económico, los de toda la estructura social. cuales determinan, “en última instancia”, la formación de toda la estructura social, a la que Marx encuentra dividida en dos: la superestructura, compuesta por los aspectos ideales, no materiales, como las instituciones políticas, las ideologías, las creencias, el conocimiento, etc., y la infraestruc- tura, integrada por los factores materiales inherentes a la producción y a todos los elementos que la implican, de los cuales Marx destaca las relaciones de producción. Según afirma este filósofo, las relaciones de producción se han dado entre los seres humanos desde que surgiera la propie- dad privada y con ella la división de la sociedad en dos clases sociales contrarias: una clase posee- dora de los medios de producción que domina las fuerzas económicas y controla los elementos de Según Marx, la lucha entre la superestructura, y la otra clase, desposeída del fruto de su trabajo y explotada, cuya concien- clases sociales opuestas es el cia es alienada, controlada por la ideología que la clase opresora le impone. Cuando la opresión motor de la historia que ha ha llegado a límites intolerables para la clase explotada, ésta toma “conciencia de sí misma” y entra venido generando los cambios en conflicto con la otra, dando origen a la lucha de clases. Y es entonces cuando se produce un por los que ha pasado la cambio en la estructura de la sociedad y surge una nueva síntesis, un nuevo sistema social o modo humanidad durante su proceso evolutivo, a través de producción. de varios periodos: comunidad De esta manera, Marx llega a postular que la lucha de clases es el motor de la historia que ha primitiva, esclavismo, venido generando los cambios por los que ha pasado la humanidad durante su proceso evolutivo; feudalismo, capitalismo. éste inició en la fase de la comunidad primitiva (correspondiente a la prehistoria), al comienzo de la cual los hombres vivían bajo un sistema de propiedad comunal en el que no existía división 15 Ciro F. S. Cardoso, Introducción al trabajo de la investigación histórica, op. cit., p. 106. 16 Ibid., p. 115. 01_Historia Universal.indd 20 11/27/09 8:42:33 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 21 de clases. Pero, en un momento dado, se dio el surgimiento de la propiedad privada y con ella la relación dialéctica entre las dos clases opuestas, cuyo choque dio como resultado el modo de producción esclavista de Grecia y Roma antiguas. La siguiente fase resultante del choque entre esclavos y amos durante el Imperio Romano, dio origen al modo de producción feudal, y éste generó a su vez el conflicto de clases que dio paso al modo de producción capitalista. Al analizar la fase capitalista, Marx estudia, como su objetivo principal, los elementos que integran las con- tradicciones de este modo de producción, en el que la burguesía constituye la clase opresora y el proletariado (los obreros) la clase oprimida. El siglo XX La escuela de los Annales En el siglo XX, los avances en la construcción de la historia como ciencia estuvieron marcados por la confluencia del marxismo con el llamado grupo o escuela de los “Annales”, la cual toma La escuela de los Annales su nombre de la revista Annales d´Histoire Économique et Sociale, fundada en Francia por Marc postulaba el abandono de la Bloch y Lucien Febvre en 1929. En 1947, Lucien Febvre17 fundó un instituto de investigación y historia centrada en hechos aislados y la adopción de una enseñanza de las ciencias humanas y sociales que, dirigido por Fernand Braudel desde 1949, se apertura que privilegie los convirtió en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales en 1975, donde la historia tenía un aspectos colectivos, sociales lugar predominante junto con la geografía, la economía, la sociología, la antropología, la psicología y cíclicos de lo sociohistórico, y la lingüística, y aseguró la difusión, en Francia y en el exterior, de las ideas que habían estado en en lugar de centrarse en los el origen de los Annales. individuos (personajes históricos), élites dominantes Las características principales de la escuela de los Annales son las siguientes: y hechos irrepetibles. 1. La creencia en el carácter científico de la historia, advirtiendo que es una ciencia en cons- trucción, y afirmando la necesidad de plantear hipótesis y convertir la “historia-narración” en “historia-problema de investigación”. 2. El debate crítico permanente con las ciencias sociales, de las cuales la historia tomó pro- blemáticas, conceptos, métodos y técnicas, incluyendo la cuantificación sistemática. 3. La ambición de una síntesis histórica global de lo social, en rechazo a la historia de los acontecimientos aislados (historia événementielle). 4. El abandono de la historia centrada en hechos aislados y la adopción de una apertura que privilegie los aspectos colectivos, sociales y cíclicos de lo sociohistórico, en lugar de cen- En lo concerniente a las fuentes, trarse en los individuos (personajes históricos), élites dominantes y hechos irrepetibles. la escuela de los Annales 5. Apertura en lo concerniente a las fuentes, abandonando la idea exclusivista de aceptar abandonó la idea exclusivista sólo documentos escritos (aunque en el conjunto predominen) típica del positivismo, a de aceptar sólo documentos escritos —aunque en conjunto favor del reconocimiento de la importancia de la tradición oral, los vestigios arqueológi- predominen— típica del cos, la iconografía, etcétera. positivismo, a favor 6. La toma de conciencia de la existencia de múltiples niveles del tiempo histórico. del reconocimiento de la 7. La preocupación por el espacio en estrecha relación con la geografía humana. En este importancia de la tradición oral, aspecto destaca la “geohistoria” de Braudel, y la sólida tradición de estudios de historia los vestigios arqueológicos, la iconografía, etcétera. regional. 8. La historia, vista como “ciencia del pasado” y “ciencia del presente” a la vez, como forma de conciencia que permite al historiador —hombre de su tiempo— y a sus contemporá- neos, una mejor comprensión de su presente.18 La New Economic History La nueva historia económica surgió a finales de los años cincuenta en Estados Unidos, cuando La New Economic History surgió cuando algunos en las universidades de este país algunos investigadores tomaron conciencia de la necesidad de investigadores estadounidenses conciliar la historia y el análisis económico. Los avances de la econometría y la estadística aporta- tomaron conciencia de la ban los instrumentos necesarios para este nuevo tipo de investigación, facilitada en gran manera necesidad de conciliar la historia con el análisis económico, basándose en los 17 Marc Bloch, quien perteneció a la resistencia durante la ocupación nazi, habría sido fusilado por los avances de la econometría, alemanes en 1944. la estadística y la computación. 18 Ibid., pp. 123-125. 01_Historia Universal.indd 21 11/27/09 8:42:33 AM 22 Historia universal por la utilización de computadoras, que entonces comenzaban a desarrollarse y que de ahí en adelante serían cada vez más poderosas y eficaces para los propósitos de la ciencia. Los principios metodológicos básicos de la New Economic History son los siguientes:19 1. La decisión de rebasar la simple descripción, con la finalidad de plantear de manera pre- cisa las cuestiones de historia económica, y de controlar la elección de dichas cuestiones. Se busca una integración global de la historia a la teoría económica, cuyos procedimien- tos y modelos son utilizados en su totalidad. El método de la New Economic History es hipotético-deductivo, y su punto de partida está constituido por los supuestos de la teoría económica, utilizados como criterio de elección de las variables que integran el modelo planteado como hipótesis, el cual se habrá de comprobar lógica y empíricamente. 2. La utilización de hipótesis alternativas como medio de control de las explicaciones causa- La New Economic History les, lo que implica el recurso de la simulación histórica —y que también ha sido llamado proponía la utilización “contrafáctico”—. Es decir, que las técnicas de comparación de series son empleadas de hipótesis alternativas aunque la verificación directa sea imposible, esto con la finalidad de verificar si ciertos como medio de control de las explicaciones causales, factores explicativos fueron realmente esenciales. lo que implica el recurso El ejemplo más conocido de esto fue el examen realizado por Robert W. Fogel acerca de la simulación histórica de la tesis según la cual los ferrocarriles habrían sido indispensables para el crecimiento o contrafáctico. económico de Estados Unidos en el siglo XIX. Para que la tesis fuera cierta, era necesario comprobar que sin ese medio de transporte, el producto nacional bruto (PNB) habría sido sensiblemente inferior al existente en una fecha dada. Por tanto, se hacía necesario plantear una hipótesis alternativa, irreal, la de una economía estadounidense que en 1890 habría debido transportar las mismas cantidades de mercancías por medios distintos de los que disponía en esa fecha. Al término de sus cálculos, Fogel llega a la conclusión de que en 1890 la contribución de los ferrocarriles al crecimiento de Estados Unidos no rebasa el 5 por ciento del PNB. Sin embargo, el procedimiento contrafactual o de hipótesis alternativas ha provo- cado intensos debates entre los historiadores económicos. La hipótesis de un mundo condicional irreal, que nunca ha existido, ha suscitado muchas reservas, pues los histo- riadores, en general, rechazan trabajar con los si condicionales debido a que esto puede afectar la rigurosidad del método científico. Pero el procedimiento pudiera dar resultado cuando el tema está limitado en su campo, en su tiempo y las transformaciones no son excesivamente evidentes.20 3. El rechazo a las interpretaciones globales debido a que tienden al eclecticismo en sus explicaciones. La nueva historia La Nouvelle histoire, relacionada con la historia de los Annales, surgió en Francia a finales de la década de 1970, a partir de una colección de ensayos dirigida por el historiador medievalista Jacques Le Goff. La nueva historia busca deslindarse de la historia tradicional. En este sentido, Peter Burke explica en una obra reciente las características de esta escuela, en oposición a las anteriores formas de hacer historia. 1. Según el paradigma tradicional, el objeto esencial de la historia es la política, nacional e internacional más que local. Sin embargo, también se incluía la historia de la Iglesia como institución y la historia de la guerra y, aunque no excluyera otros tipos de historia, sí los relegaba por considerarlos periféricos a los intereses de los historiadores. Por su parte, la nueva historia ha venido interesándose por casi cualquier actividad humana bajo la idea de que todo tiene una historia, es decir, todo tiene un pasado que, en principio, puede reconstruirse y relacionarse con el resto del pasado. Esto conduce a la historia total, tan apreciada por los historiadores de los Annales. 19 Ciro F. S. Cardoso y H. Pérez Brignoli, Los métodos de la historia, Grijalbo, 1977, pp. 38-39. 20 J. Heffer, “New Economic History”, Diccionario de ciencias históricas, André Burguière (dirección), Akal, Madrid, España, 1991. 01_Historia Universal.indd 22 11/27/09 8:42:33 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 23 La tendencia hacia la idea de que todo es historia se inició desde la primera década del siglo XX, con la aparición de la historia de las ideas, y a partir de los años sesenta se han incorporado un número notable de historias sobre asuntos que anteriormente se consi- deraban ajenos a esta disciplina. Por ejemplo, la niñez, la muerte, la locura, la feminidad, las imágenes, el habla y hasta el silencio. “Aquello que antes se consideraba inmutable, se ve ahora como una ‘construcción cultural’ sometida a variaciones en el tiempo y el espacio”.21 2. Los historiadores tradicionales piensan, fundamentalmente, en la historia como una narración de acontecimientos, mientras que la nueva historia se dedica más al análisis de estructuras, pues lo que verdaderamente importa son los cambios económicos y sociales a largo plazo, así como los cambios geohistóricos futuros. 3. La historia tradicional presenta una vista desde arriba, en el sentido de que siempre se ha centrado en las grandes hazañas de los grandes hombres: estadistas, militares de alto rango y, ocasionalmente, eclesiásticos. Al resto de la humanidad se le asignaba un papel menor en la historia. En cambio, los nuevos historiadores se interesan por la historia La nueva historia, basada desde abajo, es decir, por las opiniones de la gente común y corriente, y su experiencia del en la idea de que todo es historia, se interesa por cambio social. Asimismo, los historiadores del pensamiento han desviado su atención de estudiar aspectos que los grandes libros o las grandes ideas, hacia la historia de las mentalidades colectivas. anteriormente se consideraban 4. Según el paradigma tradicional, la historia debería basarse en documentos escritos. Así, ajenos a la ciencia histórica. el periodo anterior a la invención de la escritura quedó descartado y se consideró prehis- Estudia también la “historia toria. Sin embargo, el movimiento de la “historia desde abajo” hizo notar las limitaciones desde abajo”, es decir, las actividades de la gente común y de la documentación escrita al señalar que los registros oficiales expresan, por lo general, su contribución al cambio el punto de vista oficial. Para reconstruir las actitudes de la gente común se requiere social. complementar tales registros con otra clase de fuentes. 5. En un memorable ejemplo del paradigma tradicional, el historiador R. G. Collingwood expresaba: “cuando un historiador se pregunta ‘¿por qué Bruto apuñaló a César?’, quiere decir ‘¿en qué pensaba Bruto para decidirse a apuñalar a César?’” Los nuevos historiado- res, interesados tanto en movimientos colectivos como en acciones individuales, recha- Ejercicio 7 zan este tipo de explicación, principalmente, porque se limita a la acción o intención de 1. ¿En qué idea se basa la una persona individual. concepción de Leopold von Ranke sobre la historia? 6. De acuerdo con el paradigma tradicional, la historia es objetiva. La tarea del historiador 2. Describe la ley de los tres consiste en ofrecer al lector los hechos como ocurrieron realmente, a la manera de la estados en la cual se basa la escuela rankeana. Los nuevos historiadores consideran este ideal como quimérico, pues historia positivista de Auguste por más decididamente que luchen por evitar los prejuicios asociados con el color de Comte. la piel, las creencias religiosas, la clase social o el sexo, reconocen que no pueden evitar 3. Menciona las tres características principales de mirar al pasado desde una perspectiva particular. “Percibimos el mundo sólo a través de la Escuela de los Annales. una red de convenciones, esquemas y estereotipos, red que varía de una cultura a otra. En 4. ¿A qué se refieren los tal situación, nuestra comprensión de los conflictos se ve aumentada por la presentación investigadores pertenecientes de los puntos de vista opuestos, más que por el intento de expresar un acuerdo…”22. a la “nueva historia” cuando buscan estudiar la “historia Burke concluye que a pesar de que la “historia total” está todavía muy lejos de alcanzarse, y total”? quizá no sea realista creer que alguna vez se logre, en los últimos años se han dado algunos pasos 5. Explica por qué Karl Marx hacia este objetivo. consideraba la lucha de clases como el “motor de la Por otra parte, al abordar el tema de la nueva historia, Lawrence Stone destaca seis nuevos historia”. campos importantes en la investigación histórica: 1. La historia de la ciencia, entendida tanto como un discurso interno y autónomo acerca del intercambio de ideas entre hombres de genio, y como una reflexión sobre los cam- biantes tipos de cultura y sociedad. 2. La historia demográfica, desarrollada como resultado del reconocimiento por parte de los demógrafos modernos del papel fundamental que tienen el tamaño, el crecimiento 21 Peter Burke (ed.), Formas de hacer historia, Alianza Universidad, Madrid, 1993, p. 14. 22 Ibid., p. 18. 01_Historia Universal.indd 23 11/27/09 8:42:33 AM 24 Historia universal de la población y los márgenes de edad en la determinación de la gran variedad de aspec- tos que presenta la vida en el siglo XX. 3. La historia de las transformaciones sociales como estudio de la interacción entre el individuo y la sociedad que lo rodea. Esto implica la identificación de grupos con un estatus social y las diversas clases sociales, además del análisis acerca de las instituciones, estructuras, valores y movilidad social. 4. La historia de la cultura de masas, que se refiere al estudio de las mentalidades y recurre, de manera constante, a la antropología como fuente de inspiración. 5. La historia urbana, la cual comprende todo lo que ocurre en las ciudades y es un área primordialmente cuantitativa en cuanto a su metodología. Se relaciona con la geografía, la ecología, la religión, los valores sociales, la sociología, la demografía, la política y la administración. 6. La historia de la familia, la cual no sólo abarca los aspectos demográficos, sino también los lazos de parentesco, las estructuras domésticas y familiares, los arreglos y los conve- nios matrimoniales, lo cambiante de los papeles sexuales y su diferenciación a través del tiempo, las actitudes variables con respecto a las relaciones sexuales, así como los cam- bios en los vínculos afectivos entre los cónyuges y entre padres e hijos.23 En la tendencia hacia la historia total, el estudio de los llamados pueblos (o la gente) sin his- toria ocupa un lugar importante ya que, en oposición a la visión etnocentrista de los historiadores occidentales, incluye en sus análisis no sólo a la gente común como sostiene la “historia desde abajo”, sino a los grupos indígenas, a las minorías étnicas y a otros pueblos no occidentales que la historia tradicional no había tomado en cuenta. En su obra Europa y la gente sin historia, Eric R. Wolf expresa: Ya no podemos contentarnos con escribir solamente la historia de las élites victoriosas, o con detallar la sumisión de los grupos étnicos dominados. Los historiadores sociales y los sociólogos historiadores han demostrado que las personas comunes fueron, tanto agentes en el proceso histórico como víctimas y testigos silenciosos. Por tanto, debemos descubrir la historia de la gente sin historia, la historia activa de “primitivos”, campesinos, trabajadores, inmigrantes y minorías perseguidas.24 Conclusiones La evolución de la historiografía en los últimos dos siglos ha sido muy interesante, como también lo es observar el modo en que las circunstancias históricas propiciaron tal evolución. Desde que la Revolución Francesa sacudió las estructuras político-ideológicas del Antiguo Régimen y el Imperio Napoleónico despertó los nacionalismos, los estudios de la vida sociocultural adquirieron singular importancia y buscaron ocupar un lugar en el ámbito de la ciencia. Más tarde, la Revolución Industrial dio un giro nuevo a las necesidades de la investigación histórica: cuando la creciente complejidad de la vida urbana y los movimientos obreros se cons- tituyeron en materia prima para el materialismo histórico y su análisis del capitalismo, que habría de tener gran relevancia en la historiografía del siglo XX. Las dos guerras mundiales y los conflictos bélicos derivados de la Guerra Fría generaron cambios sustanciales en la vida humana, al hacer sur- gir las voces de grupos sociales anteriormente silenciosos o acallados. Conforme avanzaba el siglo XX, la historia occidental fue reconociendo sus limitaciones y advirtió sus omisiones. La soberbia etnocentrista de los investigadores decimonónicos —por no mencionar a los de épocas anterio- res— fue cediendo paso a una posición crítica y moderada acerca de sus aspiraciones iniciales por alcanzar altos niveles de objetividad y rigor científico; también, se encaminó hacia una posición de apertura no sólo para incluir temas antes no considerados del ámbito de la historia, sino incluso grupos humanos a los que reconocen haber dejado sin historia. 23 Lawrence Stone, El pasado y el presente, Fondo de Cultura Económica, 1986, pp. 37-39. 24 Eric R. Wolf, Europe and the people without history, University of California Press, Londres, Inglaterra, 1982, pp. ix-x. 01_Historia Universal.indd 24 11/27/09 8:42:34 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 25 Así, la nueva historia es el resultado de un proceso que ha sabido adecuarse a las circuns- tancias humanas en el mundo aceleradamente cambiante de los últimos dos siglos, sin olvidar el desarrollo de la tecnología no sólo como un tema más de investigación, sino como una importante herramienta metodológica y de difusión. La tendencia globalizadora justifica como nunca antes una historia total que, sin olvidar sus limitaciones, cumpla su papel en el proceso de conocimiento del fenómeno humano en las circunstancias de finales del siglo XX. 4.2 Metodología de la investigación histórica Selección del tema de investigación El proceso de investigación en historia no difiere en lo general del que se sigue en todas las cien- cias, sobre todo en las que estudian el fenómeno humano. Por tanto, la secuencia de los pasos sigue un orden establecido por la metodología de investigación. El primer paso consiste en elegir un tema relacionado con los diversos fenómenos que estu- dia la historia, basándose en una observación preliminar destinada a obtener la mayor informa- ción posible sobre el tema seleccionado mediante la lectura de las más recientes investigaciones realizadas al respecto. Planteamiento del problema Una vez seleccionado el tema, el siguiente paso consiste en plantear el problema, generalmente —aunque no es requisito esencial— en forma de interrogante; es decir, mediante una pregunta cuya respuesta será el resultado de la investigación. El enunciado del problema debe mostrar claramente la relación entre las variables independiente(s) y dependiente(s), sin nombrarlas como tales, estableciendo además los límites correspondientes a espacio geográfico y tiempo. Es indispensable plantear el problema lo más claro y preciso posible, en virtud de que todo el resto de la investigación depende de tal planteamiento, el cual debe ajustarse también a los siguientes criterios, descritos en orden de importancia: Criterio de relevancia. El problema a resolver no sólo responderá a las preferencias del investigador, también deberá ser de relevancia social, lo cual significa estar relacionado con situa- ciones sociales vigentes. Este criterio implica un segundo aspecto, el de la relevancia científica, que se refiere a las prioridades que imponen los modelos teóricos de la disciplina histórica, los cuales deben estar vigentes al momento de la investigación. Por ejemplo, dentro del modelo histó- rico que dominó la labor científica a fines del siglo XIX y principios del XX, sería impensable abordar como objeto de estudio la historia de las mentalidades y, viceversa, ahora no se podría considerar como estudio científico el que la historia se centrara, como lo hacía antes, en el conocimiento acerca de la vida de los reyes y la nobleza dinástica, olvidando al resto de la sociedad. Criterio de viabilidad. Además de saber si un tema es relevante, el historiador debe ave- riguar si es posible llevar a cabo el proceso de investigación hasta el último de sus pasos. Esto tiene que ver, fundamentalmente, con tres cuestiones: a) los recursos documentales, esto es, la existencia y disponibilidad de fuentes —escritas y de otros tipos— relacionadas con el tema a investigar; b) los recursos humanos y materiales, que se refieren al investigador o grupo de inves- tigadores en cuanto a su interés, responsabilidad y disciplina para realizar la investigación. Con referencia a los recursos materiales, se deberá tener acceso a recursos tecnológicos como com- putadora, impresora, fotocopiadora, etc. Por último, c) el tiempo disponible para el desarrollo de la investigación. Criterio de originalidad. Cada proceso de investigación debe contribuir con algo nuevo para la construcción de la ciencia histórica, pero también es posible re-examinar un tema ya ana- lizado, aunque esto sólo debe hacerse en los casos en que se descubran fuentes documentales radicalmente nuevas, o cuando se pretenda refutar interpretaciones hechas por otros investigado- res sobre el mismo tema, presentando un enfoque verdaderamente nuevo. Criterio de interés personal. La elección de un tema empieza, casi siempre, con el interés del investigador por un campo de estudios y una problemática particular dentro del mismo, moti- vado por lecturas previas o por experiencias personales sobre un determinado tema. El investiga- 01_Historia Universal.indd 25 11/27/09 8:42:34 AM 26 Historia universal dor habrá de iniciar la búsqueda de documentación en archivos y bibliotecas, o bien entrevistar a historiadores con experiencia en el campo específico de que se trate para llegar, finalmente, a formular un problema de investigación preciso, delimitado adecuadamente en el tiempo y el espacio. La formulación del problema se relaciona con la explicación histórica a la que se pretende llegar en la síntesis final de la investigación. Tal explicación, importante para la formulación de las hipótesis, debe cumplir con los siguientes requisitos: a) tomar en cuenta el carácter a la vez subje- tivo y objetivo de los procesos histórico-sociales; b) basarse en una jerarquización de los factores causales —variables independientes— del fenómeno en estudio —variable dependiente—, que bien puede ser la utilizada tradicionalmente por los historiadores, y que distingue entre causas principales y secundarias, causas directas e indirectas, lejanas y próximas, inmedia-tas y profundas, etc.; y c) precisar el tiempo histórico y el espacio geográfico. Se utilizan además diversos tipos de explicaciones: 1. Explicación a través de una descripción que contesta preguntas sobre ¿qué?, ¿quién?, ¿cómo? 2. Explicación genética, la cual busca descubrir el origen y la evolución de un determinado fenómeno sociocultural, al encontrar las causas de los cambios en cada etapa. 3. Explicación estructural o funcional que indica el papel o rol desempeñado por las perso- nas o los acontecimientos, en la red de interacciones ocurridas en la estructura interna de una sociedad. 4. Explicación mediante una definición, la cual contesta preguntas como: ¿qué fue la Ilus- tración? o ¿por qué a Porfirio Díaz se le considera un dictador? 5. Explicación causal que responde a la mayor parte de las preguntas acerca de los factores que provocaron una situación determinada.25 Construcción del marco teórico: formulación de hipótesis Una vez definido el tema y el problema de investigación se procederá a definir el marco teórico mediante la formulación de las hipótesis de trabajo. Las hipótesis son suposiciones o principios generales que, con base en la bibliografía previamente consultada, tratan de explicar las relaciones que se piensa existen entre los factores o variables involucrados en el problema en estudio; es de- cir, son posibles explicaciones sobre dicho problema, de las cuales el investigador parte con objeto de seleccionar los datos y ordenarlos de acuerdo con las variables expresadas. Una vez analizados los datos, las hipótesis son sometidas a verificación y luego, si no resultaron falsas, se considerarán como comprobadas y permitirán concluir la investigación. Recolección de datos Después de planteadas las hipótesis y una vez identificadas las variables, se inicia la fase de reco- lección de datos. En el método histórico es preciso inferir los hechos en estudio a través de la documentación disponible, entonces las fuentes adquieren gran importancia, ya que aportan los datos esenciales para la comprobación de las hipótesis y, en consecuencia, para la solución del problema de investigación. Selección de las fuentes Este paso es de vital importancia, pues de él depende todo el proceso de investigación; el histo- riador aborda el estudio de un objeto intangible, de un momento del acontecer humano que ha quedado en el pasado y al que sólo puede acceder mediante la consulta de los documentos que lo registraron. Por ello, la investigación histórica requiere, de manera indispensable, de la utilización de fuentes para obtener la información que su objeto de estudio requiere. La selección de tales fuentes estará en función del tema a investigar, lo cual implica, en primer lugar, identificar el tipo 25 Ibid., pp. 164-166. 01_Historia Universal.indd 26 11/27/09 8:42:34 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 27 de fuente correspondiente al objeto de estudio —dentro de la clasificación descrita en el apartado 3 de este capítulo—. Enseguida, el historiador realiza el acopio de documentos relacionados con el tema, acudiendo a los diversos medios —archivos, bibliotecas, hemerotecas, videotecas, registros arqueológicos, entrevistas, etc.— que le proporcionarán la información requerida, con la finalidad de proceder luego a la selección definitiva de las fuentes que mejor se ajusten a los propósitos de su investigación. Análisis y procesamiento de los datos La obtención de los datos históricos, en forma directa o con ayuda de las ciencias relacionadas, es apenas el primer paso en el trabajo de investigación. El siguiente paso será el análisis, mediante el cual se verifica la autenticidad de las fuentes, se interpretan los datos para conocer la relación entre ellos y su contrastación con las hipótesis de trabajo para llegar, finalmente, a la solución del problema planteado y a la comprensión integral del fenómeno histórico en estudio. Verificación de las fuentes. Todas las fuentes deben someterse a un proceso de verificación para asegurar la autenticidad y veracidad de los documentos u objetos materiales que pretendan utilizarse como fuente; para ello se debe recurrir a la ayuda de expertos y de los medios técnicos adecuados. Los primeros pasos de ese proceso consisten en conocer la fecha y el lugar de creación de las fuentes; pero sobre todo permiten identificar las características personales de su autor o autores —también debe verificarse la autoría—, sus principios ideológicos, clase social, religión, el pueblo al que pertenecen y todo lo que pueda ser útil al historiador para conocer la intención y el grado de veracidad de las fuentes, puesto que cada autor refleja en sus escritos, consciente o inconscientemente, el contexto social y cultural en el que se encuentra inmerso. Es necesario consultar varios autores para conocer las diversas interpretaciones sobre un mismo aspecto específico y compararlas, pues una sola perspectiva siempre plantea grandes dudas; en el caso de que existan varios testimonios de un solo hecho, éstos pueden contradecirse, con- cordar o complementarse. Cuanto más grande sea el número de criterios independientes sobre un hecho histórico, mayores serán las posibilidades de demostrar tal hecho y de interpretarlo; sobre todo cuando se llega a encontrar un número mayor de concordancias que de contradicciones. Hay varios casos de documentos falsos que por mucho tiempo se creyeron verdaderos y provocaron graves errores en la historia. Un ejemplo es el documento llamado “Donación de Constantino”, mediante el cual, supuestamente, ese emperador romano otorgó al papado, a prin- cipios del siglo IV, un gran poder sobre los territorios de la península itálica que se convertirían luego en los Estados Pontificios. La falsedad del documento fue descubierta en el siglo XV por el historiador Lorenzo Valla, quien encontró que realmente había sido escrito en el siglo VIII, 400 años después de la muerte del emperador Constantino, cuando en Europa había comenzado a hacerse más fuerte la rivalidad entre la Iglesia y el Estado.26 En la actualidad es muy difícil que un documento falso sea tomado como verdadero. Los modernos laboratorios de análisis con métodos físicos, químicos y electrónicos de gran precisión, y un mayor profesionalismo de los historiadores contemporáneos, prácticamente han puesto fin a la falsificación documental. Sin embargo, los documentos falsos no deben rechazarse del todo, porque son también documentos históricos y pueden constituir un valioso testimonio de la época en que fueron fabricados y del propósito de su falsificación. La interpretación. El historiador científico no se conforma con obtener y comprobar la información para luego reproducirla, pues eso sólo constituye el primer elemento de su labor. Lo que intenta es comprender lo que ha pasado para tratar de explicárselo y explicarlo a los demás, no con el propósito de juzgarlo como bueno, malo o regular, sino para comprender los factores multicausales que han intervenido en la evolución de la sociedad humana en estudio, dentro de sus particulares circunstancias.27 En el ámbito de la metodología científica general, este paso 26 Paul Salmon, Ulrich von Hutten y Laurence Senelick, Literary fraud, Grolier Electronic Publishing, Inc., Estados Unidos, 1994. 27 Manuel Tuñón de Lara, ¿Por qué la Historia?, Salvat (Col. Temas clave núm. 13), Barcelona, España, 1985, pp. 52-53. 01_Historia Universal.indd 27 11/27/09 8:42:34 AM 28 Historia universal corresponde a la etapa de la prueba de hipótesis, en la que los datos son criticados, evaluados, clasificados, analizados, procesados e interpretados en el sentido de hacer posible llegar a conclu- siones finales. Con el desarrollo de la computación es común asociar el análisis y procesamiento de datos con una dimensión cuantitativa, utilizada cada vez con mayor frecuencia en los estudios históricos, especialmente en la historia demográfica, económica y social, aunque también se puede cuantificar en la historia política e incluso en la de las mentalidades. Ahora suele suceder que los historiadores analicen los datos mediante recursos computacionales que permiten llevar a cabo los cruces entre variables exigidos por las hipótesis, a través de gráficas, cuadros, correla- ciones estadísticas, etcétera.28 Síntesis y conclusiones La síntesis constituye la fase final del proceso de investigación. Ocurre cuando se llega a tener una visión totalizadora del hecho histórico, con pleno conocimiento de sus componentes y relaciones internas y, principalmente, con la explicación obtenida al comprobar o rechazar las hipótesis. Esto quiere decir que, al llegar a la síntesis final, el investigador podrá responder, de la manera más completa y profunda posible, a las preguntas que planteó al formular el problema, de acuer- do con el tipo de explicación histórica propuesta. Así, el investigador llegará a la obtención de un conocimiento objetivo de hechos, periodos y cambios históricos, y de sus tendencias o constantes generales. Como en todas las ciencias, los límites del conocimiento histórico pueden ampliarse constan- temente y preparar el camino para nuevas interpretaciones; mas es preciso recordar que las cien- cias sociales no pueden ser enteramente objetivas. Siempre podrá considerarse verdadera toda explicación resultante de un proceso riguroso de investigación científica, aunque esa conclusión ex- plicativa debe someterse a posteriores revisiones, al surgir otras fuentes que aporten nuevos datos sobre el mismo problema. Redacción final Al considerar como base la idea de que la segunda tarea del historiador es la divulgación, tanto el proceso como los resultados finales de su investigación deben expresarse por escrito y publicarse. En el aspecto formal, el texto en que se presente la investigación realizada deberá constar de las siguientes divisiones fundamentales: 1. Introducción. Se describe el tema de investigación, las delimitaciones del problema en el espacio geográfico y el tiempo histórico, así como su justificación respecto a los criterios de selección; también se enuncian las hipótesis y la selección de fuentes, métodos y téc- nicas. 2. Cuerpo del texto. Es la parte más extensa, constituye propiamente el desarrollo del tra- bajo de investigación, dividido en varias secciones o capítulos, según sea el tema de que se trate y el estilo de exposición del historiador. En este apartado se deberán incluir las notas de referencia, generalmente a pie de página, las cuales fundamentan y justifican la información obtenida, tanto de los diversos tipos de fuentes como de los criterios meto- dológicos adoptados. Además, puede utilizarse otro tipo de notas que sirva para aclarar algún concepto, pero sin interrumpir el hilo de la lectura. 3. Conclusión. En ella se presenta una visión de conjunto y se evalúa el grado en que que- daron comprobadas las hipótesis de acuerdo con las fuentes documentales disponibles. Es en este apartado donde se integran los elementos esenciales de todo el proceso de investigación, en cumplimiento a sus objetivos iniciales, y donde se evalúan la existencia y el funcionamiento de las constantes en el fenómeno histórico. 4. Lista de fuentes y bibliografía. Por lo general se ubican al final de la obra y suelen orga- nizarse de la siguiente forma: a) fuentes primarias manuscritas, de acuerdo con el orden de los archivos de donde fueron tomadas; b) fuentes primarias impresas, separadas por 28 Cardoso, op. cit., pp. 185-186. 01_Historia Universal.indd 28 11/27/09 8:42:34 AM Capítulo 1 La historia. Conceptos, metodología y didáctica 29 libros, folletos, periódicos, revistas, etc.; c) bibliografía propiamente dicha, que puede incluir las fuentes secundarias y los instrumentos de trabajo utilizados, como diccionarios, obras de carácter teórico-metodológico, obras generales, etcétera. Pasos de la investigación científica • Selección del tema de investigación. • Planteamiento del problema. • Construcción del marco teórico: formulación de hipótesis. • Recolección de datos. • Selección de fuentes. La utilización de fuentes en historia. • Análisis y procesamiento de los datos. • Síntesis y conclusiones. • Redacción final. 5. Periodización de la historia La historia, sobre todo la universal, abarca largos plazos en los que se pueden contar centenas o decenas de miles de años, y aun millones si se remonta a los orígenes del género humano. Por Hito es un hecho histórico trascendente que permite ello, para facilitar su estudio, se han establecido diversas etapas cuya separación está marcada establecer una separación entre por un hecho de trascendencia tal que constituye un hito, esto es, como un parteaguas que pone los periodos de la historia. fin a una forma de vida sociocultural para iniciar otra. Por ejemplo, el surgimiento de la agricultura o de la ciudad-Estado. La división en periodos es aplicable tanto a la historia general como a la particular, ya sea por regiones, grupos o actividades. Por supuesto, cada una de esas historias particulares debe tener diferente periodización, de acuerdo con los eventos trascendentales ocurridos en cada pueblo o El tiempo histórico se ha región. dividido en prehistoria e historia, y entre éstas se De manera tradicional, y de acuerdo con la perspectiva europea, el tiempo histórico se ha introduce con frecuencia un dividido en prehistoria e historia propiamente dicha; entre una y otra se introduce con frecuen- periodo llamado protohistoria. cia un periodo llamado protohistoria. La prehistoria, que abarca desde la aparición del género humano hasta el surgimiento de la escritura, se divide, a su vez, en Paleolítico (Edad de la Piedra Tallada) y Neolítico (Edad de la Piedra Pulida), con un periodo intermedio, el Mesolítico. Después del Neolítico siguen las edades del Cobre, del Bronce y del Hierro. Por su parte, la historia se subdivide en Edad Antigua, Edad Media, Edad Moderna y Edad La prehistoria, que abarca desde la aparición del género Contemporánea. La primera comienza con el surgimiento de la escritura y termina con la caída del humano hasta el surgimiento Imperio Romano de Occidente, en el año 476 d. C. La Edad Media abarca desde esa fecha hasta la de la escritura, se divide caída del Imperio Romano de Oriente (toma de Constantinopla por los turcos, 1453) o, para otros, en los periodos: hasta el descubrimiento de América por los europeos en 1492. La Edad Moderna parte entonces del • Paleolítico. siglo XV hasta la Revolución Francesa, ocurrida en 1789, dando comienzo a la Edad Contemporánea, • Mesolítico. • Neolítico. a la que todavía no se le asigna fecha oficial de conclusión, aunque suele utilizarse el año 1945, • Edad de los Metales: correspondiente al fin de la Segunda Guerra Mundial, para dar inicio a un nuevo periodo al que se Cobre, Bronce y Hierro. da el nombre de Mundo Actual, tan efímero como el de Edad Contemporánea. CUADRO 1.1 División general de las edades en la historia occidental. Edad Media (dos periodos: Edad Mundo Prehistoria Edad Antigua alta y baja) Edad Moderna Contemporánea Actual c. 3.5 millones de años antes del presente 476 d.C. 476-1453 1453-1789 1789-1945 1945-? Escritura Caída de Imperio Toma de Inicio de la Segunda Romano de Constantinopla Revolución Guerra Occidente por los turcos Francesa Mundial 01_Historia Universal.indd 29 11/27/09 8:42:34 AM 30 Historia universal Las ventajas de la clasificación descrita parecen evidentes. Sin embargo, hay que señalar también algunos problemas y objeciones que presenta. Una de las primeras críticas que se le debe hacer es la del eurocentrismo, puesto que se toma como eje central al desarrollo en el área egipcio-mesopotámica para pasar de ahí a Grecia, Roma, la Edad Media, los descubrimientos de nuevas tierras y posteriores colonizaciones, las revoluciones políticas ocurridas en el continente europeo y su influencia en otras regiones, así como el imperialismo y su impacto en el resto del mundo. Aparecen así, de forma subordinada o apenas consideradas, culturas tan importantes como la china, la hindú, las americanas anteriores a la llegada de los europeos y la de los pueblos que no produjeron documentos escritos, como los del centro y sur de África, los del norte de Asia y los de Australia.29 Esta división en periodos o edades que, como puede observarse, sigue una sola línea evoluti- va, corresponde en realidad a la historia de Europa. Pero en virtud de la hegemonía de la cultura occidental sobre los demás pueblos del mundo, han sido los historiadores europeos quienes impusieron, e imponen aún, el modelo a seguir. No obstante, como se verá más adelante, existe ahora una toma de conciencia entre los propios historiadores europeos sobre lo arbitrario de tal modelo, al cual se han pretendido ajustar todos los procesos históricos de las diferentes socieda- des humanas. Esta nueva orientación hizo posible el surgimiento de una tendencia a disminuir la posición eurocentrista de la historia y el surgimiento de un interés por estudiar cada región, país, En la prehistoria se ubican incluso cada localidad, en su propio contexto y de acuerdo con su particular desarrollo. las sociedades ágrafas, las que En el mismo sentido, la división entre prehistoria e historia responde a esquemas europeos en el pasado remoto de la humanidad todavía no puesto que, si el surgimiento de la escritura constituye el hito que marca el comienzo de la historia, habían ideado forma alguna hasta hace muy poco tiempo sólo se consideraba como escritura aquélla creada por las sociedades de comunicación gráfica. occidentales a partir de la aparición del alfabeto grecolatino. Con este criterio, llegaron a conside- rarse como prehistóricas todas las culturas, incluso civilizaciones cuyo medio gráfico de comuni- cación —jeroglíficos, ideogramas, etc.— no se consideraba como escritura por ser diferente del sistema de escritura occidental. Como ejemplo de esto se pueden citar las civilizaciones maya y Ejercicio 8 azteca, las cuales fueron clasificadas por Lewis H. Morgan, antropólogo de fines del siglo XIX, en un “estado medio de barbarismo” y, por supuesto, no fueron consideradas como civilizadas.30 1. Describe tres tipos de Por fortuna, ahora existe una tendencia a corregir ese error, producto del eurocentrismo, explicaciones históricas para adoptar un criterio más racional y amplio, dando su justo valor a las creaciones culturales que los historiadores toman en cuenta al momento de producidas en las diferentes épocas y regiones del mundo. De esta manera, ahora se ubican en formular el problema de la prehistoria, estrictamente, las sociedades ágrafas, es decir, aquellas que en el pasado remoto de la investigación. humanidad todavía no habían ideado alguna forma de comunicación gráfica. 2. ¿En qué consisten las Por lo demás, no obstante lo arbitrario y unilineal de este sistema de división en periodos, se hipótesis en la investigación sigue utilizando porque constituye un marco de referencia universal para los estudios históricos; histórica? 3. Describe cómo se divide el sin embargo, es preciso tomar conciencia de que al manejar esta periodización para estudiar cul- tiempo histórico de acuerdo turas no occidentales, deberán hacerse los ajustes necesarios de acuerdo con el tiempo histórico con la perspectiva europea. de cada una de esas culturas. 4. ¿Por qué la división Además, se debe tomar en cuenta que los periodos históricos no se diferencian unos de tradicional del tiempo otros en forma tajante; antes del fin de una etapa van surgiendo nuevas características y, al darse histórico se considera etnocentrista? el cambio social que marcará el comienzo de una nueva etapa, nunca se transforman totalmente 5. ¿A qué se llama “hito” en los elementos pertenecientes a estructuras sociales anteriores. Por eso es necesario establecer historia? periodos de transición entre una edad y otra, pues en ellos se encuentran entremezcladas carac- terísticas de ambas etapas. 29 Juan Brom, Para comprender la historia, Nuestro Tiempo, México, 1992, pp. 59-60. 30 Robert L. Bee, Patrones y procesos, Logos Consorcio Editorial, México, 1975, pp. 52-53. 01_Historia Universal.indd 30 11/27/09 8:42:35 AM CAPÍTULO 2 Esbozo de las revoluciones burguesas Esbozo de las revoluciones burguesas 1. Revolución 2. La Ilustración 3. La independencia de 4. La Revolución 5. La independencia Industrial las trece colonias Francesa de Iberoamérica de Norteamérica 02_Historia Universal.indd 31 11/27/09 8:42:58 AM 32 Historia universal Línea de tiempo mundial 1748 1751 1765 1775 1776 1789 1792 1795 A. Derby Diderot J. Hargreaves J. Watt perfecciona Adam Smith Una rebelión popular en Se inicia la La reacción perfecciona publica inventa la la bomba de vapor publica París toma por asalto el intervención termidoriana su invento de el primer máquina y construye una Naturaleza y edificio de La Bastilla. extranjera contra establece el emplear el coque tomo de la Spinning-Jenny. máquina motriz. causa de la la Revolución Directorio. en la siderurgia. Enciclopedia. riqueza de las Se inicia la Revolución Francesa. Es El fisiócrata naciones. Francesa (14 de julio). ejecutado Luis Montesquieu Turgot publica XVI en enero de publica El espíritu su obra Declaración de La Asamblea Nacional proclama en Francia la 1973. de las leyes. Formación y Independencia de distribución de Estados Unidos Declaración de Derechos las riquezas. (4 de julio). del Hombre y del Ciudadano (26 de agosto). Línea de tiempo de México 1734 1764 1765 1767 1781 1786 1790-93 1794 1804 1808 1809 Se aplican Se crea el Llega a la El Francisco Se promul- Se realiza Fray Ser- Se expide la Se conocen En septiem- las primeras ejército Nueva España gobierno Javier gan las el Censo de vando Teresa Real cédula en México las bre se inicia reformas para vigilar el visitador español Clavijero Ordenanzas Revillagigedo. de Mier sobre enaje- abdicaciones la conspi- borbónicas el cumpli- José de decreta la publica su de inten- pronuncia naciones de en Bayona de ración de para miento de Gálvez. expulsión Historia dentes, que el “sermón bienes raíces Carlos IV y Valladolid; reducir las reformas de los antigua dan carácter guadalu- y cobro de Fernando VII descubierta la fuerza borbónicas. Da comienzo jesuitas. de legal al pano”. capitales de (14 de julio). en diciem- del clero la aplicación México. sistema de capellanías bre, son regular. de las intendencias. y obras pías El virrey aprehen- reformas al para la con- Iturrigaray didos sus sistema de solidación de llama a la cabecillas. comercio. vales reales. unión de los novohispanos para resistir a Napoleón (27 de agosto). Herramientas agrícolas Máquina de hilar Arkwright Locomotora de George Stephenson 02_Historia Universal.indd 32 11/27/09 8:42:59 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 33 1799 1804 1806 1808 1809 1815 1819 1821-1822 Se establece el Se promulga Casi dueño En España el pueblo Se inician Se reúne el Revolución Se consuma la Consulado en el Código Civil de Europa, se levanta en armas formalmente los Congreso de de Rafael del independencia Francia. de Francia. La Napoleón y se crean juntas de movimientos de Viena. Napoleón Riego obliga en los países Constitución establece resistencia. La corte independencia en es definitivamente a Fernando hispanoamericanos. del año XII el sistema portuguesa se traslada Hispanoamérica. derrotado en VII a jurar la convierte a continental a Brasil. Criollos Waterloo. Constitución Napoleón contra hispanoamericanos liberal Bonaparte en Inglaterra. desconocen a española. emperador. Bonaparte y se adhieren a la Junta de Sevilla. 1810 1811 1812 1813 1814 1815 1819 1820 1821 1822 Se inicia Hidalgo, La Se inaugura el Se promulga Morelos es Luis de Fernando Iturbide firma El Congreso en Dolores, Allende, Constitución Congreso de en capturado Onís y John VII jura la el Plan de dispone que Gto. el Jiménez, de Cádiz se Chilpancingo Apatzingán, en Temalaca Quincy Constitución de Iguala (24 de Iturbide sea levantamiento Aldama y firma el 19 (14 de el Decreto (5 de firman un Cádiz (20 de febrero). emperador de indepen- Abasolo son de marzo. septiembre). constitucional noviembre) tratado abril). constitucional dencia dirigido capturados en para la y es fusilado de límites Iturbide y de México por Miguel las Norias de Morelos Se expide libertad de en Ecatepec entre Nueva Se prepara la Guerrero se (23 de mayo). Hidalgo (16 de Baján (21 de rompe el el Acta la América (22 de España y conspiración entrevistan en septiembre). marzo). sitio de solemne de la mexicana (22 diciembre). Estados de la Profesa Acatempan Santa Anna Cuautla declaración de de octubre). Unidos (mayo). (10 de marzo). se levanta Morelos es Se crea en (2 de mayo). independencia (febrero). en armas a comisionado Zitácuaro la de la América Recuperado El gobernador Se celebran favor de la por Hidalgo “Suprema Septentrional el trono, de Veracruz los Tratados de República, para sublevar Junta (6 de Fernando proclama la Córdoba declara nula la la costa del Gubernativa noviembre). VII disuelve Constitución (24 de agosto). proclamación sur (20 de de América”, las Cortes de Cádiz de Iturbide (25 de mayo). La Junta octubre). encabezada y revoca la Provisional como empe- por López Constitución firma el rador (2 de Hidalgo Rayón (19 de de Cádiz. diciembre). decreta en Acta de agosto). Independencia Guadalajara la abolición de la de México (28 esclavitud (29 de septiembre). de noviembre). Alegoría de la revolución Firma de la Declaración de Independencia de Federico el Grande y Voltaire en honor de Rousseau Norteamérica 02_Historia Universal.indd 33 11/27/09 8:42:59 AM 34 Historia universal Introducción El recorrido que harás en este capítulo te llevará por varios sitios geográficos, donde comparti- rás con personajes históricos las grandes hazañas que realizaron en los siglos XVIII y XIX, las cuales cambiaron drásticamente la forma de vida en gran parte del mundo. Asistirás a un tiempo de revoluciones, es decir, de grandes transformaciones. La primera de éstas ocurrió en el campo de la tecnología gracias a los inventos creados por el ingenio de las personas que, en Gran Bretaña, dieron origen al hecho histórico que más tarde se llamaría Revolución Industrial, el cual impactó en gran medida las actividades económicas. Otra transformación importante se produjo en el ámbito de las ideas; conocerás a los filósofos que dejaron atrás una época dominada tan sólo por la fe, para avanzar por el camino luminoso de la razón y la búsqueda de libertad: la Ilustración. Las otras revoluciones que observarás fueron de carácter político y surgieron de movimientos armados, algunos se dieron en el continente americano impulsados por el anhelo de libertad e independencia de los imperios colonialistas que los explotaban; y el otro movimiento sucedió en Francia, donde la burguesía y la gente humilde del pueblo se levantaron en armas contra el La Revolución Industrial poder absoluto del monarca, quien luego sería sustituido por un militar y estadista quien intentó fue un proceso de cambio conquistar el mundo para Francia. económico y técnico, originado y desarrollado en Gran Bretaña entre 1780 y 1850, que provocó profundas 1. Revolución Industrial transformaciones en las actividades productivas de 1.1 Generalidades las sociedades occidentales. La Revolución Industrial es un proceso de cambio económico y técnico, originado y desarrollado en Gran Bretaña entre 1780 y 1850, el cual difundido más tarde a la Europa continental y a otras partes del mundo. La expansión de este fenómeno técnico-económico conduce a una segunda fase que, ocurrida entre 1850 y 1895, aparte de incluir un mayor número de países se caracteriza Los principales factores que por el aumento y la diversificación de la tecnología, con profundas transformaciones en todos los dieron origen a la Revolución ámbitos de la vida humana. Industrial en Gran Bretaña fueron: En su primera fase, este proceso trajo consigo cambios de gran magnitud en las sociedades occidentales; significó el paso de la producción realizada por individuos solos o en grupos peque- a) Condiciones climáticas. ños en el ámbito doméstico, quienes utilizaban herramientas manuales, a la producción realizada b) Desarrollo del comercio y de la agricultura. por grupos organizados en fábricas y mediante la utilización de maquinaria accionada por vapor. c) Estabilidad política. Aunque la Revolución Industrial tiene como año de inicio 1780, no fue un movimiento súbi- d) Crecimiento demográfico. to como el que suelen presentar las revoluciones políticas, sino un proceso gradual derivado de e) Desarrollo de la ciencia. los avances científicos de etapas anteriores. Implicó no sólo la transformación de las actividades industriales, sino también cambios simultáneos en el resto de las ramas productivas y en el ámbito social. Por otra parte, el que fuera precisamente en Gran Bretaña donde comenzara este trascen- dental proceso, se debe a la combinación de varios factores. La existencia de suficiente energía hidráulica y recursos de carbón y de hierro, además 1.2 Factores que dieron origen a la Revolución Industrial de la necesidad de gran cantidad de hilados y tejidos, en Gran Bretaña favorecieron la mecanización a) Condiciones climáticas. El clima húmedo y frío de las islas británicas obligó a su población en Gran Bretaña. a procesar una gran cantidad de hilados y tejidos, lo cual se vio favorecido por la abundan- cia del ganado lanar propio de ese clima. Por otra parte, había suficiente energía hidráulica y recursos de carbón y hierro que favorecían el impulso a la mecanización. El aspecto geo- gráfico fue también favorable, ya que en Gran Bretaña no hay región que esté demasiado El desarrollo del capital mercantil condujo a una gran alejada de las costas y esto ha facilitado siempre el comercio en esos territorios. expansión del comercio inglés, b) Desarrollo del comercio y de la agricultura. Con el surgimiento y posterior desarrollo y las políticas económicas del capital mercantil, se dio una gran expansión del comercio inglés por toda Europa, establecidas por el gobierno Estados Unidos de América y las costas orientales del continente asiático; de esa manera, el británico favorecieron los intereses de comerciantes y comercio generó la acumulación del capital necesario para el desarrollo industrial. terratenientes. La agricultura inglesa tuvo también un papel de enorme trascendencia en la industria- lización; en primer lugar, porque durante la primera mitad del siglo XVIII la productividad 02_Historia Universal.indd 34 11/27/09 8:43:00 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 35 agrícola aumentó excesivamente y saturó los mercados y las ferias locales, situación que provocó la emigración de los campesinos hacia las ciudades donde quedaron a disposi- Al mejorar el nivel de vida de la población se produjo un ción de la demanda industrial de mano de obra. En segundo lugar, la agricultura favoreció crecimiento demográfico, que la industria gracias a los cambios que se dieron en las formas de propiedad, originados proporcionó una mayor oferta por las leyes de cercamiento de fincas (Enclossure Acts), que obligaron a los peque- de mano de obra barata. ños propietarios poco productivos a renunciar a sus tierras. Los nuevos métodos de cultivo y la aplicación de técnicas agrícolas más avanzadas fueron impulsados por la aris- tocracia rural (gentry) y por los sectores ricos del campesinado (yeomen); esas técnicas permitieron diversificar las actividades productivas, además de alimentar a la población urbana en crecimiento. En tercer lugar, el aumento en la explotación de la tierra elevó la demanda de herramientas, lo que estimuló la producción de la industria metalúrgica. c) Estabilidad política. Desde finales del siglo XVII, gracias al equilibrio entre la monarquía y el Parlamento, logrado después de las revoluciones llamadas puritana y gloriosa, respec- tivamente, los gobiernos británicos establecieron políticas económicas favorables a los intereses de comerciantes y terratenientes, además de fomentar la existencia de nuevas y más eficaces formas de producción y alentar el aumento de mano de obra libre que pudiera contratarse por un salario. d ) Crecimiento demográfico. Como consecuencia del desarrollo económico y político, se dio en Gran Bretaña una considerable mejoría en el nivel de vida y un incremento notable de la población. Estos factores tuvieron un doble efecto a favor de la economía capitalista, porque al elevarse la capacidad de compra se amplió el comercio interior, a la vez que el Herramientas agrícolas crecimiento demográfico proporcionaba una mayor oferta de mano de obra barata. e) Desarrollo de la ciencia. Los descubrimientos científicos ocurridos en Europa entre los siglos XV y XVII, impulsaron el interés por descubrir los mecanismos idóneos para hacer Ejercicio 1 más rápidas, eficaces y sencillas las actividades productivas, sobre todo en la rama textil, 1. ¿Cuáles fueron los cambios que trajo consigo la primera la cual había hecho crecer considerablemente el capital que se estaba desaprovechando fase de la Revolución al no contarse con suficientes obreros especializados. En aras de ese interés científico, Industrial? y también económico, se inició un proceso ininterrumpido de descubrimientos e inven- 2. Describe las tres formas ciones técnicas que significaron un periodo de crecimiento económico acelerado, que se como influyó la agricultura reforzó al ser reinvertidos los capitales producidos por la industria. para el surgimiento de la Revolución Industrial en Gran Bretaña. 1.3 Características de la Revolución Industrial 3. ¿Cómo se relacionan el desarrollo del comercio y Además de las innovaciones tecnológicas como elemento esencial del proceso, las características la estabilidad política de de la Revolución Industrial en su primera fase implican las transformaciones operadas en las es- Inglaterra, con el surgimiento tructuras socioeconómicas de la sociedad inglesa. de la Revolución Industrial? Innovaciones tecnológicas. La industrialización se centró en tres sectores: tejidos, side- 4. ¿De qué manera el desarrollo de la ciencia influyó en el rurgia y transportes. De la enorme lista de patentes, impulsadas al principio por las universidades progreso industrial de Gran escocesas de Glasgow y Edimburgo, se puede inferir que las innovaciones técnicas fueron cons- Bretaña? tantes durante el periodo que cubre la primera fase de la Revolución Industrial. 1. La industria textil. Los hiladores ingleses tenían muchas dificultades para atender las demandas de los tejedores, las cuales habían aumentado desde 1733, cuando John Kay El interés por descubrir los mecanismos para agilizar inventó la lanzadera volante que, al reducir el tiempo de tejido, hacía crecer la demanda la producción, impulsó el de hilo. En 1765, James Hargreaves construyó la Spinning-Jenny, máquina que permitía descubrimiento de nuevos fabricar varios hilos a la vez, aunque todavía algo débiles para las máquinas de tejer de procesos e invenciones ese tiempo. En 1767, Richard Arkwright hizo que su Water-Frame, movida por energía técnicas. hidráulica, fabricara un hilo suficientemente fuerte, aunque un poco más grueso de lo normal utilizado hasta entonces. Por fin, entre 1774 y 1779, Samuel Crompton construyó una máquina denominada mula que producía un hilo más fino y tan resistente como el Las innovaciones tecnológicas de Arkwright. dentro de la industria 2. La industria siderúrgica. Desde los primeros años del siglo XVIII, en Gran Bretaña comen- se centraron en tres sectores: zó a escasear la madera, hasta entonces el combustible, casi exclusivo, utilizado en la la industria textil, la industria producción del hierro, lo que obligó a buscar otro recurso. En 1710, Abraham Derby halló siderúrgica y los transportes. la forma de utilizar el carbón mineral, transformado en coque para emplearlo en la fun- 02_Historia Universal.indd 35 11/27/09 8:43:00 AM 36 Historia universal dición. A partir de ese momento, el uso del carbón se impuso sobre el de la madera, por ser más barato y abundante, así como tener mayor potencial calorífico. En 1784, Henry Cort inventó un nuevo procedimiento de forja para la producción del hierro en barras. 3. La máquina de vapor. Los inventos anteriores en la industria del hierro no hubieran sido viables sin el apoyo de una nueva fuente de energía: el vapor. La combustión del coque en los altos hornos exigía la aportación de oxígeno mediante una poderosa corriente de aire, que fue posible gracias a la máquina de vapor creada por James Watt, quien perfeccionó la bomba de vapor de Thomas Newcomen con la invención del condensador y la utiliza- Hiladora de J. Hargreaves ción de la presión del vapor en lugar de la presión atmosférica. Así pudo Watt construir, en 1775, una verdadera máquina motriz, invento que, aplicado inicialmente a la industria textil, se extendió a otras actividades y transformó radicalmente las acti- vidades productivas.1 4. El transporte. Las innovaciones más trascendentes de la máquina de vapor se realizaron en el ramo del transporte. En las comunicaciones marítimas, los barcos de vapor desplazaron a los veleros, pero fue en los ferrocarriles donde se utilizaría más intensamente; la construc- ción de la primera locomotora significó una gran conquista de la in- geniería. En 1813 se consiguió fabricar unas máquinas capaces de trasladar cargas a 8 kilómetros de distancia y, poco después, George Stephenson se propuso aumentar la potencia de este tipo de máqui- nas; en 1823, en colaboración con su hijo Robert, logró construir las Locomotora de George Stephenson primeras locomotoras. En 1825, un tren minero recorrió una distancia de 13 kilómetros, y en 1830 el primer tren de pasajeros circulaba entre Manchester y Liverpool. La invención del ferrocarril y la mejora de los caminos carreteros, así como la utiliza- ción de barcos de vapor, fueron de gran importancia para impulsar el comercio, interno y externo, de la nueva producción en creciente demanda, y para difundir hacia otros países los avances tecnológicos de Gran Bretaña. Consolidación de la industria. La industria se consolidó como la gran actividad de la economía, colocándose por encima de las actividades artesanales, agrícolas y comerciales, debido a su lugar predominante en la producción nacional, al número de trabajadores que empleaba y a la cantidad y variedad de productos que fabricaba. En orden de importancia, las principales indus- trias en ese tiempo eran la textil de algodón, la siderurgia y la minería del carbón, las cuales habían sido las primeras en desarrollarse al comenzar la decadencia del sistema feudal. Papel de la agricultura. Las aportaciones de la agricultura a la industrialización se pueden resumir en cuatro: alimentos, mercado, capital y recursos humanos. La denominada revolución agra- Máquina de hilar Arkwright ria fue en gran medida un fenómeno de progreso técnico mediante la irrigación, la rotación de cul- tivos, el uso de abonos y la maquinaria. De esta manera, la agricultura entró también a una etapa revolucionaria con un desarrollo paralelo a la actividad industrial, en la medida en que la agricul- La industria se consolidó tura debía ser capaz de alimentar a la creciente población ocupada en actividades no agrícolas; se como la actividad económica dio así, por tanto, un gran aumento en la producción que permitió a Gran Bretaña satisfacer no más importante, colocándose sólo sus necesidades internas, sino la posibilidad de colocarse en primer lugar como exportador por encima de las actividades de cereales, sobre todo con el aumento en la utilización del maíz. artesanales, agrícolas Crecimiento demográfico. El incremento de la población es un aspecto de gran importan- y comerciales. cia en la transformación que caracterizó los primeros años de la Revolución Industrial; presente en Gran Bretaña desde antes de iniciarse el proceso de cambio, constituyó uno de los factores que lo impulsaron. A su vez, la industrialización generaría las óptimas condiciones de vida para reducir la tasa de mortalidad, al tiempo que aumentaban las de natalidad, lo cual aceleró significativamente La revolución agraria fue un el aumento de la población. fenómeno de progreso técnico mediante la introducción de los sistemas de irrigación, rotación de cultivos, además del uso de 1 Antonio Fernández, Historia Universal. Edad Contemporánea, Vicens Vives, Barcelona, España, 1996, abonos y maquinaria. pp. 22-26. 02_Historia Universal.indd 36 11/27/09 8:43:01 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 37 El aumento de la población se dio principalmente en las áreas urbanas, cuyo crecimiento acelerado fue, por razones obvias, otro aspecto primordial de la industrialización al ofrecer mayo- Los movimientos migratorios del campo a la ciudad, con el res expectativas de empleo que la agricultura o el sistema doméstico de trabajos por encargo. consecuente crecimiento de la Esto dio origen a continuos movimientos migratorios del campo a la ciudad, con el subsecuente población urbana, favorecieron crecimiento de la población urbana que favoreció a la industria por una abundante mano de obra, a la industria con abundante necesaria en la primera fase de la Revolución Industrial, pero cuyo crecimiento excesivo habría de mano de obra. convertirse a la larga en un serio problema socioeconómico. La nueva sociedad inglesa. Con la industrialización, en Gran Bretaña se desarrolló una sociedad más compleja, pero sobre todo se creó una estructura social nueva y más dinámica. La Surge una nueva sociedad Revolución Industrial provocó que la sociedad inglesa dejara de estar constituida por estamentos inglesa integrada por clases sociales con posibilidad —grupos cerrados determinados en gran medida por el nacimiento y con una función prescrita de movilidad en la escala todavía por la tradición feudal— para convertirse en una sociedad integrada por clases sociales social, la cual reemplaza —grupos abiertos determinados fundamentalmente por la actividad económica y los ingresos que a la sociedad estamental. ésta les otorga—. El dinero llegó a ser un elemento esencial para ubicar a las personas en los dife- rentes niveles de la sociedad y, por tanto, se hizo posible la movilidad social, es decir, el ascenso o descenso en la escala social, situación inconcebible en la estructura de la sociedad feudal. La nueva sociedad de clases inglesa quedó integrada por los siguientes elementos: a) Una nueva categoría de empresarios surgida del grupo de empleados y artesanos que constituían la pequeña burguesía y que fueron enriqueciéndose gracias a la industrializa- ción. b) La burguesía rica, culta y emprendedora que había dado impulso a la revolución técnica y continuaba acumulando grandes fortunas, mientras que se aceleraba el descenso de la aristocracia o antigua nobleza terrateniente. c) La clase de artesanos y agricultores tradicionales quienes se resistían a utilizar las herra- mientas mecanizadas, incorporándose muy lentamente al avance tecnológico. d ) Los obreros asalariados empezaban a constituirse en el proletariado industrial, pero que en la primera fase de la Revolución Industrial formaban una masa obrera situada en lo más bajo de la escala social, en condiciones lamentables de humillación y aislamien- to, al margen del progreso que disfrutaban otras clases involucradas en el proceso de industrialización. Dentro de este grupo ya había mujeres y niños forzados a realizar algu- nos trabajos específicos que los hombres adultos no hacían con tanta eficacia, además de que éstos ofrecían mayores problemas a los empresarios. Mentalidad empresarial. El predominio creciente de la burguesía industrial y comerciante reafirmó la creencia en el espíritu de empresa, iniciativa que impulsaba a los ingleses a invertir La mujer en la Revolución Industrial Fuente 1. Recuerdos de un hilador El algodón entonces era siempre entregado a domicilio, crudo como estaba en la bala, a las mujeres de los hiladores, que lo escaldaban, lo repulían y dejaban a punto para la hiladura, y podían ganar ocho, diez o doce chelines a la semana, aun cocinando y atendiendo a la familia. Pero en la actualidad nadie está empleado así, porque el algodón es abierto por una Ejercicio 2 máquina accionada a vapor, llamada “El diablo”; por lo que las mujeres de los hiladores 1. Describe las innovaciones están desocupadas, a menos que vayan a la fábrica todo el día por pocos chelines, cuatro tecnológicas en la industria o cinco a la semana, a la par que los muchachos … textil británica. 2. ¿En qué consistió el invento Citado por Valerio Castronovo, La Revolución Industrial. de la máquina de vapor? En Antonio Fernández, Historia del mundo contemporáneo, Vicens-Vives, Madrid, España, 1996, p. 8. 3. ¿De qué manera la industrialización influyó Ejercicio en el crecimiento de la población en Gran Bretaña? Después de leer el texto anterior, reflexiona acerca del impacto que tuvo en la vida fami- 4. Describe cada clase de la liar el cambio en las condiciones de trabajo de las mujeres durante el proceso de la labor nueva sociedad inglesa, doméstica por encargo, al trabajo en las fábricas. Redacta un escrito en el que expreses formada como consecuencia esas reflexiones. de la industrialización. 02_Historia Universal.indd 37 11/27/09 8:43:01 AM 38 Historia universal capital en el proceso industrial con el propósito de obtener ganancias lucrativas. La idea central La creencia en el espíritu de se refiere al espíritu innovador que debe tener el empresario para satisfacer las necesidades de la empresa impulsa a los ingleses a invertir capital sociedad e incluso para crear nuevas necesidades, y debe procurar el más alto nivel de moderniza- en el proceso industrial, ción y calidad con la finalidad de que sus productos compitan con éxito en el mercado. con el propósito de obtener Legislación bancaria. Debido al manejo de los grandes capitales y a las transacciones ganancia lucrativa mediante comerciales realizadas dentro y fuera de Gran Bretaña, fue necesario crear leyes que permitieran un alto nivel de modernización la organización de los bancos y los transformaran de instituciones individuales, en sociedades y calidad que permita a sus productos competir con éxito bancarias que participaran activamente en la vida económica de las empresas industriales por en el mercado. medio del manejo de créditos e inversiones. Los bancos se relacionaron también de forma direc- ta con la circulación de moneda, necesaria para el funcionamiento de las crecientes actividades económicas. Se crearon leyes que les permitieran a las instituciones y sociedades bancarias 1.4 Transformaciones socioeconómicas en Gran Bretaña participar de manera activa como resultado de la Revolución Industrial en la vida económica de las empresas industriales. Desarrollo del capitalismo. La Revolución Industrial fue el motor que impulsó el capitalismo, pues aunque la acumulación del capital comenzara en la etapa mercantilista, la industrialización, iniciada a finales del siglo XVIII, sería el vehículo de mayor eficacia en el desarrollo de la economía La industrialización fue el capitalista porque hizo posible, como nunca antes, el aumento progresivo de la generación de ca- principal factor en el desarrollo pitales —principal objetivo de este sistema— al reinvertirse las utilidades obtenidas en la pro- de la economía capitalista, ducción industrial. al generar capitales Nuevas relaciones sociales de producción. El sistema económico industrial capitalista, al de manera progresiva. tener como propósito esencial el afán de lucro y el constante incremento de los capitales, dio ori- gen a que el trabajo humano se considerara como una mercancía que podía comprarse con el pago de un salario. De esta manera, entre patrones y trabajadores se establecieron unas relaciones frías El sistema económico industrial e impersonales que contrastaban grandemente con el trato paternal que antes de la Revolución capitalista produjo nuevas relaciones sociales de Industrial se prodigaba a los trabajadores e incluso a los siervos durante la época feudal. Estas producción entre patrones y nuevas relaciones entre los empresarios y los obreros industriales tendrían por consecuencia trabajadores. serios conflictos sociales, al exagerarse el interés egoísta de la mayoría de los patronos a costa de la explotación desmedida de los obreros. Transformación de las zonas urbanas. Al producirse bruscamente el paso de la vida rural a la urbana, sin que las ciudades estuvieran preparadas para recibir los enormes contingentes humanos que llegaban a ellas desde el campo, se generaron graves problemas por las dificulta- des enfrentadas durante el proceso de adaptación de la nueva clase trabajadora industrial a las condiciones de vida en la ciudad: la insalubridad en las fábricas y las condiciones de hacinamiento en que vivía el grueso de la población obrera; los horarios y reglamentos estrictos a que debía sujetarse el trabajador en las fábricas; el descontento que se generalizaba cuando las fluctuaciones de la economía provocaban desempleo y hacían la vida más cara; el rompimiento de la vida familiar Una ciudad industrial en Gran Bretaña a causa del trabajo de las mujeres y los niños. Todo esto, agregado a la explotación a la que general- mente era objeto la clase obrera, hicieron imposible la existencia de una vida común armónica en la Las zonas urbanas sufrieron sociedad urbana de la Gran Bretaña del siglo XIX. transformaciones, provocando que las condiciones de vida se caracterizaran por insalubridad, 1.5 Fundamentación teórica del capitalismo hacinamiento, horarios estrictos El fundamento teórico del sistema capitalista impulsado con la Revolución Industrial tiene su de trabajo, desempleo y expresión más importante en la teoría del economista escocés Adam Smith (1725-1790), a quien rompimiento de la vida familiar. se considera fundador de la ciencia económica y cuya obra más conocida, Investigación sobre la naturaleza y las causas de las riquezas de las naciones, publicada en 1776, establece las bases La obra de Adam Smith, de la teoría del liberalismo económico o economía clásica del capitalismo. Investigación sobre la Según Adam Smith la conducta humana es dirigida, “en forma natural”, por seis motivaciones naturaleza y las causas que son: el egoísmo, la conmiseración, el deseo de ser libre, el sentido de la propiedad, el hábi- de las riquezas de las to del trabajo y la tendencia a cambiar un objeto por otro. El mecanismo de estas motivaciones naciones, publicada en 1776, permite que se dé un equilibrio natural en la conducta humana, de tal modo que cada individuo, estableció las bases teóricas del liberalismo económico. al buscar su propio provecho, es “conducido por una mano invisible a promover un fin que no entraba en su propósito”. 02_Historia Universal.indd 38 11/27/09 8:43:02 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 39 Fuente 2. Un poblado industrial, Cokeville, descrito por Charles Dickens Era una ciudad edificada con ladrillos rojos, o, más bien, con ladrillos que hubieran sido rojos si el humo y el hollín lo hubiesen permitido; pero tal como estaba, era una ciudad de color rojizo y negro, poco natural, que recordaba el rostro embadurnado de un salvaje. Era una ciudad de máquinas y de altas chimeneas, de donde salían sin tre- gua ni reposo interminables serpientes de humo que se arrastraban en el espacio sin conseguir nunca desarrollarse. Tenía un canal muy negro, y un río que corría encene- gando sus aguas con una tintura fétida, y vastos edificios, horadados por infinidad de ventanas que resonaban y temblaban todo el día a impulsos del pistón de las máquinas de vapor que subía y bajaba monótonamente, como la cabeza de un elefante melancó- lico. Contenía varias calles largas, espaciosas y muy parecidas entre sí, y un sinnúmero de calles pequeñas que se parecían aún más, habitadas por gentes que se parecían tam- bién, que salían y entraban a las mismas horas, que hacían resonar un mismo pavimento con unos mismos pasos, para desempeñar un mismo trabajo, para quienes todos los días eran imágenes de la víspera y del siguiente, cada año igual al que le había pre- cedido o al que le seguiría. En suma, estos atributos eran inseparables de la industria que hacía vivir a Cokeville; pero, en cambio, según decían, proporcionaba al bienestar de la existencia beneficios que se extendían sobre el mundo entero, y recursos para suplir la falta de esas elegancias de la vida que ocupan a más de la mitad de esas mujeres seductoras en cuya presencia apenas se osaría pronunciar el nombre de la ciudad ahumada... Tiempos difíciles, Charles Dickens (1812-1870). Ejercicio: el futuro del pasado Instrucciones: al trabajar con el pasado, el historiador puede establecer relaciones causa– efecto porque ya conoce el desenlace del hecho histórico que estudia, es decir, conoce el futuro del pasado. Asume tú el papel de un historiador que se plantea el siguiente problema de investigación: conocer las causas de las transformaciones en la forma de vida familiar de los trabajadores europeos, en el proceso de cambio de la vida aldeana en el siglo XVII a la vida urbana en las ciudades industriales a fines del siglo XVIII. Formula tres hipótesis que expliquen las relaciones causa-efecto correspondientes a ese proceso de cambio, entendiendo como futuro la vida urbana industrial y como pasado la vida aldeana en el siglo XVII. Considera que el hecho histórico es el proceso de cambio. Para realizar este ejercicio, utiliza como referencia los siguientes documentos: • Para la vida urbana industrial: la descripción que hace Dickens de Cokeville y la imagen de la página anterior. • Para la vida aldeana: las descripciones acerca de la sociedad y las imágenes que representan la vida aldeana o rural. Por tanto, cuando se le deja en libertad, el individuo no sólo obtiene su propio provecho, sino que también promueve el bien común. Al efectuar su análisis, Smith se basa en la existencia de la división del trabajo, y considera que ésta se origina en la inclinación natural del hombre a cambiar una cosa por otra; así, llega a formular una de las teorías económicas de mayor trascendencia: la teoría del valor-trabajo. Según este autor, el trabajo constituye la medida real del valor de toda mercancía y la verdadera fuente de la riqueza de las naciones, porque al comprar un producto se está adquiriendo en realidad la cantidad de trabajo contenida en él, y se está cambiando por la can- tidad de trabajo propio del comprador. En torno de este mismo tema, Smith distingue dos tipos de valor: el valor de uso, que se refiere a la utilidad que posee un objeto en particular, y el valor de cambio, que se refiere a la capacidad que un objeto tenga para comprar otros bienes. De acuerdo con los postulados anteriores, Adam Smith distingue las siguientes leyes naturales principales que regulan la economía capitalista y que operan interrelacionadas: 1. El interés egoísta que mueve a la iniciativa privada para que, ejerciendo la libertad de empresa, produzca los artículos que la sociedad requiere para satisfacer sus necesidades y Adam Smith 02_Historia Universal.indd 39 11/27/09 8:43:02 AM 40 Historia universal los ponga en venta, con el interés de obtener las ganancias que le permitan aumentar sus Las leyes naturales que rigen la economía capitalista capitales. Smith suponía que la satisfacción del propio interés —limitado por el interés de los según Adam Smith son: demás— era el medio adecuado para alcanzar el máximo provecho para el mayor número de 1. El interés egoísta. personas, y que actuaba como una mano invisible para armonizar el conjunto de intereses. 2. La competencia. 2. La competencia es un elemento fundamental en la economía capitalista: si el productor 3. La ley de la oferta y la de un determinado artículo fuera una sola persona o empresa, podría elevar sus ganancias demanda. sin medida, pero surgen otros productores alentados por los beneficios que el primero 4. Las relaciones entre capital y trabajo. obtuvo y, al tratar de conseguir compradores, ofrecen un producto de mejor calidad y, 5. Las leyes de la acumulación sobre todo, más barato. Resulta entonces que el primer productor se ve obligado a redu- y de la población. cir sus precios y utilidades y, evidentemente, a tratar de superar la calidad de los artículos. De esta manera, según la teoría de Adam Smith, “en forma natural” se llega a un nivel razonable de precios, lo cual impide el abuso del productor y beneficia al consumidor. 3. La ley de la oferta y la demanda se basa en el postulado de que ninguna necesidad huma- na es absolutamente ilimitada, esto es, que llegado un punto en que la necesidad del consumidor se satisface por completo, deja de existir como tal y, por tanto, la sociedad no puede requerir de un volumen ilimitado de cierto artículo dentro de un periodo determinado. Por eso, aunque el número de productores se multiplique excesivamente en un renglón específico y pudieran aumentar en forma desmedida su capacidad de producción, llegará un momento en que no habrá quien compre todo lo que producen y se verán forzados, para que su empresa sobreviva, a reducir tanto los precios como la producción e incluso a dedicarse a otros campos de actividad productiva, lo cual resulta benéfico para la sociedad por cuanto contribuye a la diversificación de la economía. 4. Según Adam Smith, la ley de la oferta y la demanda opera asimismo en las relaciones entre el capital y el trabajo, porque la capacidad de trabajo de los obreros es equivalente a las mercancías en el sentido de que, al igual que éstas, el trabajo tiene un valor y puede ser vendido por los obreros; por consiguiente está sometido también a esta ley. Así, cuan- do la demanda permite a los productores elevar los precios de las mercancías y obtener cuantiosas ganancias, su interés natural (la primera de las leyes) los alienta para aumentar la producción y, en consecuencia, se ven en la necesidad de contratar un mayor número de obreros a los que tendrán que pagar salarios más altos. Pero una vez que se ha saturado el mercado y la oferta ha llegado a ser mayor que la demanda, con el propósito de mantener sus utilidades, los productores se ven obliga- dos a reducir los salarios y, como último recurso, a despedir a los obreros que se habían contratado de más. Estos obreros desocupados pasan de inmediato a constituir un nuevo volumen de oferta de trabajo, ahora más barato —y tanto más barato cuanto mayor sea ese volumen— que puede ser aprovechado por los productores de otro tipo de mercan- cías para ampliar sus actividades o puede permitir la diversificación de la producción, con lo cual otra vez aumenta la demanda de trabajadores. De esta manera, según la teoría de Adam Smith, la ley de la oferta y la demanda opera automáticamente para mantener el equilibrio de la economía capitalista, tanto en lo que se refiere a los precios de las mer- cancías, como al nivel de los salarios de los trabajadores. 5. Las leyes de la acumulación y de la población. De acuerdo con la ley de la acumulación, cuando las utilidades de una empresa permiten que el productor tenga un gran acervo de capital —es decir, que haya acumulado suficiente dinero para destinarlo a nuevas inversiones en trabajo productivo— buscará expandir su actividad económica y necesitará entonces contratar una mayor cantidad de obreros, de lo cual resulta una demanda que hará subir los salarios. Es así como entra en funcionamiento la ley de población, porque al mejorar los salarios también lo hacen las condiciones de vida de los trabajadores y, en consecuencia, se reduce el índice de mortalidad infantil, que en la época de Adam Smith era muy alto. A su vez, esto permite que aumente la población y haya más obreros, con lo cual al incrementarse la oferta de trabajo, el nivel de los salarios vuelve a bajar. Según la teoría de Adam Smith, los gobiernos no deberían intervenir en la economía, restringiendo las libertades de los empresarios para producir y comerciar porque entorpecen 02_Historia Universal.indd 40 11/27/09 8:43:03 AM 02_Historia Universal.indd 41 CUADRO 2.1 Revolución Industrial. Factores de origen en Gran Bretaña Físicos Económicos Politicosociales Demográficos Científicos • Surgimiento y desarrollo • Crecimiento • Políticas • Desarrollo de la del capital mercantil. de la población • Clima húmedo y frío. parlamentarias ciencia y la • Expansión del comercio inglesa, resultado de • Abundancia de ganado. favorables a tecnología aplicada inglés al exterior. la mejoría en el nivel • Recursos energéticos. comerciantes y a la producción. • Decadencia de vida. • Geografía favorable terratenientes para • Proceso continuo del sistema feudal. • Mayor oferta de para el comercio. impulsar nuevas de innovaciones • Aumento de la mano de obra formas de producción. y descubrimientos. producción agrícola. barata. Características de la primera Revolución Industrial en Gran Bretaña Transformaciones socioeconómicas, resultado • Nuevos inventos tecnológicos en las actividades productivas. de la Revolución Industrial • Consolidación de la industria capitalista, carácter colectivo 1. Desarrollo del capitalismo. La Revolución Industrial hizo posible, de la producción. como nunca antes, el aumento progresivo de la generación • Crecimiento acelerado de la población urbana. Movimientos migratorios. de capitales. • Crecimiento paralelo de la agricultura como fuente de recursos 2. Nuevas relaciones sociales de producción. El trabajo humano se alimentarios. considera como una mercancía que puede comprarse con un salario. • Surgimiento de una nueva estructura social. 3. Transformación de las zonas urbanas. Problemas socioeconómicos. • Espíritu de empresa que coincidía con las ideas de libertad proclamadas Dificultades de los trabajadores para adaptarse a la nueva vida en por los pensadores de la Ilustración francesa. las ciudades industriales. • Nuevas leyes que transformaron los bancos de empresas individuales 4. Extensión a otros países. Difusión de las innovaciones tecnológicas a sociedades bancarias. a los países que reunieran los requisitos socioeconómicos y políticos para la industrialización: Holanda, Francia, Estados Unidos, Bélgica y Alemania. Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 41 11/27/09 8:43:03 AM 42 Historia universal el mecanismo de las leyes naturales de la economía. Lo único que el Estado debe hacer es vigilar que se respete la propiedad privada para que el mecanismo del orden natural pueda funcionar. Esta idea habría de ser primordial para el posterior desarrollo de la economía capitalista. La obra de Smith ejerció gran influencia en el pensamiento de Robert Malthus (1766-1843) y David Ricardo (1772-1823), representantes de la escuela clásica de la ciencia económica moderna. La principal contribución de Malthus a la economía fue su teoría acerca de la población huma- na, publicada en su libro Ensayo sobre el principio de la población (1798). En lo esencial, de acuerdo con esta teoría, la población tiende a crecer más rápidamente que la oferta de alimentos disponible para satisfacer las necesidades. Por tanto, cuando se da un aumento de la producción de alimentos superior al crecimiento de la población, se estimula la tasa de crecimiento; en sen- tido contrario, si la población aumenta demasiado en relación con la producción de alimentos, el crecimiento se frena por causa de las hambrunas ocasionadas por la escasez de alimentos, con intervención, además, de las enfermedades y las guerras en el decrecimiento de la población. La teoría de Malthus contradecía la creencia optimista, prevaleciente en el siglo XIX, según la cual la fertilidad de una sociedad contribuye al progreso económico. Los escritos de Malthus tuvieron gran difusión y estimularon los primeros estudios demográficos sistemáticos. También influyeron sobre los economistas posteriores, particularmente en David Ricardo, cuya ley de hierro de los salarios y su teoría de la distribución de la riqueza se basaban en algunos de los planteamientos de Malthus. 1.6 Extensión de la Revolución Industrial a otros países Ejercicio 3 La revolución tecnológica, con los cambios que implicaba en la vida económica y social, se exten- 1. Describe la manera en que la dió fuera de Gran Bretaña, principalmente a las regiones que reunían los requisitos —al menos Revolución Industrial impulsó el capitalismo en Gran los indispensables— para la industrialización. Holanda y el norte de Francia fueron las primeras en Bretaña. participar de la Revolución Industrial, que luego se extendió a otros países como Estados Unidos 2. ¿Cuáles fueron los dos de América, Bélgica, Alemania, Suiza, así como a algunas regiones de Italia y de Rusia. En estas principales problemas naciones se dio un progreso continuo aunque más lento que en Gran Bretaña, la cual se mantenía generados en Gran Bretaña a la cabeza como país industrial y marcaba las pautas que habrían de seguirse en la economía del por el paso de una vida rural a una urbana? mercado mundial; sin embargo, la expansión industrial dio origen a una nueva forma de com- 3. Explica en qué fundamenta petencia entre las naciones y un nuevo motivo para luchar por la supremacía mundial. (Véase el Adam Smith su idea de que cuadro 2.1 en la página 41.) los gobiernos no deberían intervenir en la economía. 4. Expón cada una de las leyes de la competencia y 2. La Ilustración de la oferta y la demanda postuladas por Adam Smith. 2.1 Ambiente sociocultural en el que surgió la Ilustración La crisis de la conciencia europea. El pensamiento del siglo XVIII tiene sus orígenes en el perio- La revolución científica, do de la llamada crisis de la conciencia europea, entre 1680 y 1715. En la primera mitad del siglo la transformación de la XVII, el panorama intelectual de la mayoría de los hombres instruidos estaba dominado todavía por economía, la evolución tecnológica y el descubrimiento dos fuentes de autoridad incuestionables: los autores clásicos grecorromanos y la Biblia cristiana, de otras tierras y culturas, fuentes reforzadas por el Renacimiento y la Reforma protestante en un mundo todavía no liberado originaron grandes cambios completamente del peso de la tradición medieval. Pero los acontecimientos ocurridos durante el en la forma de vida de los siglo XVII —la revolución científica, la transformación de la economía, la evolución tecnológica y europeos y provocaron el descubrimiento de otras tierras y otras culturas— cambiaron la forma de vida de los europeos una crisis de conciencia. y modificaron sustancialmente las ideas de los intelectuales acerca del mundo que les rodeaba. Hacia 1680, comenzó a gestarse un movimiento de crítica racionalista impulsado por los científicos y filósofos empiristas que rechazaban los dogmas tradicionales para buscar la verdad mediante el método experimental. La duda metódica cartesiana es un claro ejemplo de esta posición que, en busca del conocimiento científico, cuestionaba las ideas que hasta entonces se habían tenido como verdades irrefutables. Además, las demostraciones de Galileo y de Isaac Newton en el ámbito de la Física y los nuevos mundos descubiertos, eran para la minoría intelec- 02_Historia Universal.indd 42 11/27/09 8:43:03 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 43 tual pruebas contundentes de los errores contenidos en las antiguas creencias y teorías. La expansión del mundo. La revolución intelectual estuvo estrechamente relacionada con la ampliación de los conocimientos y éstos, a su vez, con la exten- sión del espacio humano. Los descubrimientos geográficos, los viajes y las ex- ploraciones ampliaron el espacio cultural de los europeos y mejoraron sus conocimientos acerca de la Tierra y sus recursos, y pudieron percatarse de la existencia de otros pueblos. Pero lo más importante para el cambio de perspectiva en la mentalidad europea, fue el encuentro con los pueblos indígenas de África y América. La exis- tencia misma de estos grupos humanos, no mencionados en la Biblia, causó un fuerte impacto en la visión del mundo de los europeos y conmocionó sus ideas Luis XVI de Francia da instrucciones al conde de Perouce religiosas, lo que dio origen a la búsqueda de explicaciones que permitieran re- lacionar a los pueblos indígenas con grupos humanos citados en la Biblia o, en el peor de los casos, se llegó al extremo de negar a los indígenas la naturaleza humana. En el ámbito intelectual, la cultura de los pueblos indígenas fue observada con interés cien- tífico, pero también con fines ideológicos colonialistas. A medida que la ventaja técnica de los europeos favoreció la conquista y la ocupación colonial, no dudaron en calificar la cultura de los pueblos conquistados —incluso la de las civilizaciones azteca, maya e inca— como salvaje y primitiva. Los pueblos “primitivos” constituyeron un nuevo objeto de estudio que dio origen a una nueva ciencia social: la antropología, destinada a investigar el desconocido mundo de los “salva- jes”, de los seres humanos en “estado natural”. Esta perspectiva, que se mantuvo entre los antropólogos europeos hasta fines del siglo XIX, sostenía la idea de la existencia de dos mundos contrapuestos (uno, el europeo, civilizado y el Los filósofos ilustrados provenían de un grupo otro, el indígena, salvaje y primitivo), creencia que apoyó la ideología colonial, propiciando la ex- acomodado y con fortuna, plotación de los indígenas y la destrucción de su cultura con el pretexto de “incorporarlos a la quienes vivían de la renta de la civilización”. La nueva conciencia crítica de los pensadores de la Ilustración, condenó en algu- propiedad agraria y de las nos casos el trato inhumano de los pueblos “primitivos” y, en otros, idealizó al indígena como un pensiones de la corte. “buen salvaje” poseedor de una bondad ingenua que el hombre europeo, inmerso en los vicios de la sociedad occidental, había perdido. Origen social de los filósofos ilustrados. Aunque la tendencia general de los historiadores de la Ilustración ha sido ubicar a los filósofos de este movi- miento como integrantes del mundo burgués que había empezado a desarrollarse en Europa occidental, en la actualidad se ha modificado esa percepción. Ahora se sabe que, en realidad, el grupo de esos intelectuales no representaba más que una fracción numéricamente muy pequeña de la burguesía, pues los negociantes y los grandes mercaderes no participaron en la Ilustración como tampoco los fun- cionarios administrativos. Pero si los filósofos franceses no representaban a toda la burguesía, la mayoría de ellos tuvo poco que ver con la vieja nobleza. De acuerdo con sus ingresos, los ilustrados provenían de un grupo acomoda- do y con fortuna que, integrado en cierto modo en el sistema feudal, vivía esencial- mente de la renta de la propiedad agraria y de las pensiones de la corte. Se trataba Familia burguesa del siglo XVIII de una élite nueva y de un grupo especial en el que se combinaban el acceso a la propiedad y la acumulación de capital, con diversos tipos de retribución individual en pago por su trabajo intelectual calificado. Gracias a la fama y al nivel de sus ingresos, los ilustrados ascendie- ron socialmente y algunos consiguieron también títulos y privilegios de los grados inferiores de El ambiente intelectual la nobleza. Pero lo importante era que su trabajo intelectual tenía un peso creciente en el Estado y político de Francia, moderno y en los sectores clave de la actividad económica en proceso de transformación.2 más abierto y tolerante que en épocas anteriores, El ambiente intelectual. La nueva mentalidad del siglo XVIII abandonaba la tendencia favoreció el desarrollo pesimista derivada de la creencia en el pecado original para sustituirla por otra, ya presente en del pensamiento ilustrado. el pensamiento renacentista, basada en la confianza en la capacidad de la naturaleza humana y 2 Ibid., pp. 89-95. 02_Historia Universal.indd 43 11/27/09 8:43:03 AM 44 Historia universal en sus posibilidades de progreso. Esta nueva concepción influyó no sólo en la educación, sino en la idea sobre el gobierno; el aparato represivo, necesario para someter a un pueblo naturalmente inclinado al mal, debería dejar paso a otro sistema basado en la confianza de que ese pueblo sabría regir sus propios destinos. El movimiento científico iniciado por Isaac Newton y Gottfried Wilhelm Leibniz en el siglo XVII, impulsó los importantes avances que se dieron en el siglo XVIII en varios campos de la ciencia, gracias a las investigaciones de científicos entre los que destacan: • Benjamín Franklin (1706-1790), gran político, filósofo y científico estadounidense, quien diferenció la electricidad positiva y la negativa. Sus experimentos le llevaron a la invención del pararrayos en 1752. • Antoine Laurent de Lavoisier (1743-1794), francés considerado el fundador de la química moderna, descubrió y aisló el oxígeno, además de estudiar la combustión. Según él, en el Universo “nada se crea ni nada se destruye, todo se transforma”. • Karl von Linneo (1707-1778) científico sueco, estableció las bases de la taxonomía moderna al clasificar a los seres vivos en diferentes niveles jerárquicos, establecien- do tres reinos (animal, vegetal y mineral). • Georges Louis Leclerk, conde de Buffon (1707-1788), naturalista francés, autor de uno de los primeros tratados globales de historia de la biología y la geología no Ejercicio 4 basados en la Biblia. Reunió sus observaciones sobre la vida y la clasificación de las plantas en 44 volúmenes con el título de Historia natural. 1. ¿En qué consistió la crisis de conciencia que se produjo en • Edward Jenner (1749-1823), médico británico, descubrió la vacuna contra la viruela los pensadores europeos del y allanó el terreno para la aparición de la inmunología. siglo XVIII? 2. ¿Cómo impactó el encuentro con los pueblos indígenas en el cambio de la mentalidad europea? Fue en Francia donde el ambiente intelectual se presentó más favorable a esta nueva menta- 3. Explica por qué los europeos lidad. En los años cuarenta y cincuenta, este país se convirtió en el centro de la cultura del Siglo utilizaron el término de las Luces; el francés reemplazó en parte al latín como lengua culta y se empleaba en las relacio- “primitivos” para referirse nes diplomáticas; los salones y las academias de las ciudades europeas copiaban el estilo y el ambien- a los pueblos de África y América, y denominaban te de Francia. Además, el ambiente político en este país se volvió más tolerante hacia las ideas de “salvajes” a los seres los intelectuales; mientras que a principios de siglo, los círculos académicos habían estado estre- humanos que habitaron esas chamente vigilados o perseguidos por el absolutismo y la religión, ahora el rey Luis XV se había tierras. propuesto colaborar con los intelectuales con el objetivo de engrandecer al Estado y hacer frente 4. Describe el ambiente a la amenaza británica, sobre todo cuando Gran Bretaña volvía a ser la principal antagonista intelectual en Francia durante el llamado Siglo de las Luces. de Francia en Europa y en las colonias americanas, a partir de la guerra de sucesión de Austria (1740-1748). 2.2 Características generales del pensamiento ilustrado a) El papel de razón humana en el estudio de la naturaleza. Para los pensadores ilustrados era necesario que se abandonara la creencia sostenida hasta entonces en Europa, de que Dios era quien dirigía el orden de todo cuanto existe en el Universo, sin que intervinieran La naturaleza es considerada las leyes naturales. Mientras se mantuviera esa creencia, el estudio de la naturaleza se como una gran máquina concebida por Dios y regida mantendría dentro de la teología y la educación seguiría en manos del alto clero, el cual por leyes establecidas por continuaría deteniendo el progreso de la ciencia. Él, por tanto, el hombre Por ello, los filósofos ilustrados difundieron la idea de que la razón humana, que tam- no debe contrariar esas leyes, bién proviene de Dios, constituye el instrumento que debe servir de guía para investigar sino tratar de descubrirlas el funcionamiento de las leyes de la naturaleza. mediante la razón como única guía para investigar b) Según la filosofía ilustrada, la razón constituye el instrumento que debe servir de guía para su funcionamiento. investigar el funcionamiento de las leyes de la naturaleza, por consiguiente, lo racional es bueno mientras que todo aquello que no se fundamente en ella puede conducir al error. 02_Historia Universal.indd 44 11/27/09 8:43:04 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 45 Si el hombre quiere alcanzar el progreso, el único camino a seguir es descubrir las leyes naturales y actuar de acuerdo con ellas, suprimiendo lo irracional. c) La creencia en la igualdad. Si todos los hombres proceden de la misma naturaleza y todos poseen la capacidad de razonar, entonces todos los hombres son iguales a la luz de la razón y tienen iguales derechos, los cuales deben ser respetados. d) La lucha por la libertad, tanto en las cuestiones políticas como en las económicas, en las intelectuales y en las religiosas. e) La defensa de la religión natural, llamada también deísmo, tuvo su fundamento en la idea filosófica de que Dios y el alma no pueden llegar a ser conocidos por la razón humana, por cuanto corresponden a la metafísica —ésta se refiere a lo abstracto, lo no manifiesto en la realidad física— y no a lo que puede ser percibido mediante los sentidos. El deísmo reconoce la existencia de Dios como autor de la naturaleza, pero niega que se revele a los hombres por otro medio que no sea la razón. f) La defensa de una moral laica, es decir, independiente de la religión, ya que según su- ponían los filósofos ilustrados, los hombres se rigen por normas morales no sólo porque Dios ordena observarlas, sino porque la razón exige el respeto a los derechos de los Alegoría de la razón demás. Los conceptos de igualdad y libertad se fundamentan en las ideas ilustradas sobre la natura- Todos los seres humanos leza y la razón, puesto que si todos los seres humanos se originan de la misma fuente, tienen que proceden de una misma ser naturalmente iguales en el sentido de que todos poseen una mente racional y, por lo mismo, naturaleza y poseen por pueden actuar en libertad, con la confianza de que sabrán establecer las normas necesarias para igual una mente racional, disfrutar de una vida en común basada en el respeto de los derechos mutuos. Ambos conceptos y por lo mismo pueden actuar reflejan el interés de los pensadores de la Ilustración por demostrar que el Monarca no estaba en libertad, con la confianza de que sabrán establecer dotado de poderes divinos, sino que era un hombre como cualquier otro, cuyo poder político las normas necesarias para le había sido dado por y para el pueblo. Así, los pobladores tenían derecho a reclamarle en caso de una vida armónica. que no cumpliera con sus obligaciones o si restringía excesivamente las libertades, como ocurrió en el caso de los reyes ingleses de la dinastía Estuardo. 2.3 Influencia de John Locke Las ideas del filósofo inglés John Locke influyeron en el pensamiento ilustrado, sobre todo mediante su obra Ensayo sobre el gobierno civil, publicada en 1690, en la cual su autor se refiere al estado natural para expresar que, desde que los seres humanos se encontraban en esa con- dición poseen ciertos derechos, entre los que destacan el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad, y que cuando se hizo necesario buscar la protección y el respeto de esos derechos entre los hombres, fue cuando éstos decidieron integrar una sociedad política, estableciendo un contrato o pacto con los gobernantes bajo el único propósito de mantener y proteger esos derechos. Locke establece que la sociedad civil surge para el mantenimiento de esos derechos y, en consecuencia, puede ser justamente disuelta en cualquier momento en que el gobierno los viole. Locke señala que el gobierno deberá estar dividido en dos poderes: el Legislativo, al que considera como supremo por representar a la mayoría de la comunidad y en quien se deposita la Frontispicio de la Enciclopedia facultad de crear las leyes, y el Ejecutivo, que depende en general del Legislativo y está limitado por el derecho, es decir, por las leyes dictadas por el cuerpo representativo de la voz popular que es el Poder Legislativo. Esta división tiene el propósito de que un poder controle al otro y ambos John Locke estableció que velen por el buen desempeño de las funciones de cada uno, sin que ninguno llegue a ser tan fuerte los seres humanos poseen ciertos derechos, como el que limite los derechos naturales del pueblo. derecho a la vida, a la libertad De particular importancia son las ideas de Locke acerca del origen de la propiedad privada, y a la propiedad privada, y porque sentaron los bases de las modernas teorías económicas; Locke afirma que, en el comienzo que la sociedad civil surge de la historia humana, la propiedad era común en el sentido de que los hombres tenían derecho a para el mantenimiento de utilizar por igual los frutos de la naturaleza, pero que “al poner su trabajo en los objetos, los con- esos derechos. Señala que el gobierno deberá estar virtió en parte de sí mismo, surgiendo entonces la propiedad privada”. La idea de otorgar al trabajo dividido en dos poderes: un valor que respaldara la propiedad de los bienes fue de gran trascendencia para el pensamiento el Legislativo y el Ejecutivo. económico de la nueva sociedad industrializada. 02_Historia Universal.indd 45 11/27/09 8:43:04 AM 46 Historia universal 2.4 Representantes de la Ilustración francesa Los principales representantes de la Ilustración francesa, cuyas ideas dejaron profunda huella en el desarrollo histórico de Occidente, son Voltaire, Montesquieu, Rousseau, Diderot y Quesnay. Voltaire, cuyo nombre verdadero fue François Marie Arouet, fue un gran pensador y un escritor fructífero; su filosofía racionalista se inclina particularmente a la defensa de los derechos del hombre, por cuanto postula la idea de que todo ciudadano debe ser libre para seguir los dic- tados de su razón, siempre que con ello no perturbe el orden de la sociedad. Voltaire insistió, de manera especial, en que debería permitírsele al hombre seguir sus propias opiniones respecto a la religión y practicar sus creencias de acuerdo con sus inclinaciones personales. Como muchos otros filósofos de su época, en Francia o en otros países, Voltaire creía en el deísmo y sostenía que Dios solamente había iniciado el movimiento del Universo, a semejanza de quien da cuerda a un reloj y no vuelve a intervenir nunca más en su funcionamiento. Voltaire Montesquieu. Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu, era un miembro de la nobleza francesa admirador del régimen parlamentario inglés, al cual consideraba como el mejor sistema político capaz de garantizar la libertad de los hombres y de impedir el abuso de poder de los gobernantes. Montesquieu escribió una obra que tituló El espíritu de las leyes, entendiendo Voltaire postuló la idea ese espíritu como la razón que por naturaleza poseen todos los hombres por igual, y que les per- de que todo ciudadano debe mite crear leyes justas para el mutuo respeto de los derechos naturales. Quizá lo más trascendente ser libre para seguir los de la obra de Montesquieu fue la separación de poderes, que propone como forma de gobierno dictados de su razón, siempre ideal; ampliando el criterio de Locke respecto al tema. Postula la necesidad de tres Poderes: el que con ello no perturbe Legislativo o parlamentario; el Ejecutivo correspondiente al monarca, y el Judicial integrado por el orden de la sociedad. los jueces. Agrega que estos poderes deben mantenerse dentro de un sistema de frenos y contra- pesos que evite el abuso de poder de cualquiera de ellos, garantice la justicia y asegure el respeto de los gobernantes a los derechos naturales del hombre. Fuente 3. El pensamiento ilustrado. Montesquieu Antes que todas las leyes están las naturales, así llamadas porque se derivan únicamente de la constitución de nuestro ser. Para conocerlas bien, ha de considerarse al hombre antes de existir las sociedades. Las leyes que en tal estado rigieran para el hombre, ésas son las leyes de la naturaleza. La ley que al imprimir en el hombre la idea de un creador nos impulsa hacia él es la primera de las leyes naturales; la primera por su importancia, no por el orden de las mis- mas leyes. El hombre, en el estado natural, no tendría conocimiento, pero sí la facultad de Montesquieu señaló la necesidad de tres poderes: el conocer. Es claro que sus primeras ideas no serían ideas especulativas; antes pensaría en Legislativo o parlamentario; la conservación de su ser que en investigar el origen de su ser. Un hombre en tal estado el Ejecutivo, que apreciaría, lo primero, su debilidad, y sería de una extremada timidez; si hiciera falta la correspondería experiencia para persuadirse de esto, ahí están los salvajes encontrados en las selvas,* que a la monarquía, y el Judicial, tiemblan por cualquier cosa y todo les hace huir. integrado por los jueces. En ese estado, cualquiera se siente inferior; apenas igual. Por eso no se atacan, no se les puede ocurrir, y así resulta que la paz es la primera de las leyes naturales. Montesquieu, El espíritu de las leyes. Capítulo II. De las leyes de la naturaleza. * Se refiere a los hombres encontrados en las selvas de Hanover y llevados a Gran Bretaña durante el reinado de Jorge I. (Nota de la autora.) Ejercicio Después de leer la fuente anterior, incluso la nota respectiva, expresa en un breve escrito tus comentarios acerca de la percepción de Montesquieu sobre la timidez del salvaje. Jean Jacques Rousseau. Como los demás pensadores ilustrados, Rousseau parte del supuesto de que los hombres poseen derechos naturales que deben ser respetados y salvaguar- Jean Jacques Rousseau dados por todos; pero agrega un elemento más como característica de la naturaleza humana: la 02_Historia Universal.indd 46 11/27/09 8:43:05 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 47 idea de que el estado natural era una situación perfecta, en la cual todos los hombres eran buenos pero, al formarse la sociedad surgieron las desigualdades y con ellas el egoísmo. Esto hizo al ser Rousseau afirmaba que “el hombre nació libre y en humano perder los sentimientos morales, concedidos por la naturaleza, para cambiarlos por una dondequiera que está se actitud racionalista y fría que lo aleja de su bondad innata. En contradicción con el resto de los encuentra encadenado”, pensadores ilustrados, Rousseau anteponía el sentimiento a la razón con base en la idea del buen por tanto, era necesario salvaje; en otras palabras, la civilización había corrompido a los hombres y, por tanto, suponía que establecer por voluntad general quienes se mantienen en estado natural de salvajismo conservaban todavía la pureza y bondad ya un contrato social que garantizara el respeto mutuo perdidas por los europeos. de los derechos humanos La perspectiva de Rousseau acerca de la innata bondad humana representaba una autocrítica otorgados por la naturaleza. hacia el comportamiento de la sociedad francesa de su época, y sirvió de base para el desarrollo de la corriente filosófica del romanticismo, que influyó en el pensamiento europeo durante la primera mitad del siglo XIX. Pero lo importante para la filosofía política es su creencia acerca de la pérdida de la libertad natural de los seres humanos, provocada por las “cadenas” impuestas a los hombres por los dirigentes políticos. “El hombre nació libre y dondequiera que está se encuentra encadenado”, expresó Rousseau para justificar la necesidad de establecer, por “voluntad general”, un contrato social que garantizara el respeto mutuo de los derechos humanos otorgados por la naturaleza, ya que el egoísmo de los individuos y el abuso de poder de los políticos hacía imposi- ble la vida en armonía. La idea del contrato social no es distinta de la de Locke; la propia aporta- ción de Rousseau es el concepto de voluntad general que aproxima la filosofía política hacia los fundamentos del gobierno democrático. Fuente 4. El pensamiento ilustrado. Rousseau Supongo a los hombres llegados al punto en que los obstáculos que impiden su conser- vación en el estado natural superan las fuerzas que cada individuo puede emplear para Denis Diderot mantenerse en él. Entonces este estado primitivo no puede subsistir y el género humano perecería si no cambiara su manera de ser. Ahora bien, como los hombres no pueden engendrar nuevas fuerzas, sino solamente unir y dirigir las que existen, no tienen otro medio de conservación que el de formar por Ejercicio 5 agregación una suma de fuerzas capaz de sobrepujar la resistencia de ponerlas en juego 1. ¿Por qué los filósofos de la con un solo fin, y de hacerlas obrar unidas y de conformidad. Ilustración consideraban Esta suma de fuerzas no puede nacer sino del concurso de muchos; pero, constituyen- necesario cambiar la do la fuerza y la libertad de cada hombre los principales instrumentos para su conservación, creencia que se tenía en ¿cómo podría comprometerlos sin perjudicarse y sin descuidar las obligaciones que tiene Europa sobre las leyes de la para consigo mismo? Esta dificultad, concretándola a mi objeto, puede enunciarse en los naturaleza? siguientes términos: 2. Describe las ideas de “Encontrar una forma de asociación que defienda y proteja con la fuerza común la la Ilustración acerca de la persona y los bienes de cada asociado, y por la cual cada uno, uniéndose a todos, no obe- libertad y la igualdad. dezca sino a sí mismo y permanezca tan libre como antes.” Tal es el problema fundamental 3. La libertad individual de las personas exige el cuya solución da el Contrato Social. establecimiento de leyes, Jean Jacques Rousseau (1712-1778), El contrato social. ¿cómo justifican esta idea Capítulo VI. Del pacto social. Locke, Montesquieu y Rousseau? 4. ¿En qué se basaba Rousseau al anteponer el sentimiento a Por voluntad general Rousseau entiende una voluntad soberana, que no es sólo el deseo de la razón? bienestar común de un conjunto de individuos racionales integrados voluntariamente en una sociedad, ni tampoco se trata del reconocimiento, por parte de cada individuo, de sus derechos y deberes para con esa sociedad; se trata de la voluntad de la comunidad como un todo del que cada individuo forma parte, y que es distinta del deseo del ciudadano tomado aisladamente; o de los intereses de los grupos minoritarios. Porque si se tiene en cuenta que es prácticamente imposible que la totalidad de la población esté siempre en completo acuerdo, se hace necesario que en el contrato social quede establecido el sometimiento a la voluntad de la mayoría de todo individuo o grupo. Para Rousseau, el gobierno no debería ser más que el representante de la voluntad general, y debería permitirse que todo el pueblo participe en la creación de las leyes y en la elección de las personas que han de velar por su cumplimiento. 02_Historia Universal.indd 47 11/27/09 8:43:05 AM 48 Historia universal Denis Diderot. Diderot coincide con Voltaire y con Rousseau en la crítica a la socie- Entre los años 1751 y 1772, dad corrupta de su tiempo y en la creencia en la naturaleza como origen de las cosas reales. Diderot publicó la Enciclopedia o Diccionario de las ciencias, Racionalista y materialista como Voltaire, sostuvo que las ciencias naturales permitirán el progreso de las artes y de los oficios técnico, de manera que rechaza la creencia en las religiones tradicionales. Diderot escribió varias por una sociedad de gentes obras pero su fama se debe, sobre todo, a su iniciativa de publicar en forma de diccionario un resu- de letras, obra que recopila men de todas las ciencias humanas producidas por los pensadores contemporáneos, al que llamó el pensamiento ilustrado. Enciclopedia o Diccionario de las ciencias, de las artes y de los oficios por una sociedad de gentes de letras. Esta obra, publicada en Francia entre 1751 y 1772, y compuesta originalmente por 17 volúmenes de texto y 11 de grabados, recopila prácticamente todo el pensamiento ilustrado. Fue dirigida por Denis Diderot y Jean D’Alembert, y en su elaboración colaboraron especialistas en los diversos temas, además de Voltaire, Rousseau, Montesquieu y Quesnay. La Enciclopedia llegó a alcanzar tal popularidad que en pocos años fue difundida por toda Europa, ya reimpresa y traducida a varios idiomas. François Quesnay. Quesnay, médico del rey de Francia Luis XIV, estuvo a la cabeza de un grupo de pensadores que dieron origen al movimiento filosófico conocido como la fisiocracia. Dicho grupo desarrolló una teoría acerca de las leyes que rigen las actividades económicas. Esta teoría se basa en el principio de que el desarrollo económico de un país está determinado por el nivel de su producción agrícola y no por la riqueza metalúrgica que posea, como sostenía el mercantilismo. Los fisiócratas partían del supuesto de que la actividad económica está sometida a ciertos principios naturales reguladores, el más importante de los cuales sería el interés indivi- dual de las personas por consumir y producir las mercancías que les proporcionen mayor bienes- tar. Este interés regula de forma natural los mecanismos económicos y mantiene a la sociedad en Jean D’Alembert completo equilibrio, siempre que se permita la competencia leal y la libertad del individuo para practicar las actividades económicas que le signifiquen mejores ganancias. Al hacer depender la economía de la producción agrícola, los fisiócratas la entendían como Junto con un grupo de un ciclo anual —semejante a los ciclos climáticos que influyen en la agricultura— donde la pro- pensadores, Quesnay desarrolló ducción y el consumo actuaban recíprocamente en el seno de la sociedad, a la que suponían una teoría económica conocida como fisiocracia, basada en el dividida en tres clases de individuos de acuerdo con el trabajo que realizaran. Así, había una clase principio de que el desarrollo productiva formada por las personas dedicadas a las actividades agrícolas, a quienes se conside- económico de un país está raba como los únicos capaces de proporcionar el producto neto; la clase propietaria integrada determinado por el nivel de por los terratenientes, el Rey y el clero, quienes recibían el producto neto anual en forma de su producción agrícola, y no por la riqueza metalúrgica rentas, impuestos y diezmos, que luego distribuían dentro de la sociedad a través de sus gastos que posea, como sostenía el e inversiones; la clase estéril, la cual al no dedicarse a la agricultura, no proporcionaba el pro- mercantilismo. ducto neto pero producía las manufacturas y se encargaba del comercio, actividades también necesarias para la economía. El ciclo anual de actividad económica funcionaba de la siguiente manera: los terratenientes gastaban la renta entregada por los campesinos, parte en productos agrarios y parte en manufac- turas, debido a lo cual se daba también un intercambio entre las clases propietaria y estéril. Ahora bien, si el producto neto aumentaba de un año a otro, los terratenientes recibían mayores rentas y podían gastar más, lo que colaboraba al crecimiento de la producción agraria y, en general, de toda la actividad económica. Así se repetiría el ciclo incrementándose progresivamente año con año, siempre que el consumo se dedicara al aumento de la demanda de productos agrarios y no a los objetos de lujo. De acuerdo con esta teoría, los gobiernos debían orientar sus políticas económicas a quitar todos los elementos que pudieran obstaculizar la formación del producto neto agrario, así como el mecanismo de oferta y demanda entre las tres clases sociales; deberían eliminar las restricciones que imponía la política mercantilista al intercambio de productos agrarios dentro de la nación y con el exterior, para que los precios tomaran su justo nivel en beneficio de la economía en general. Esta idea era el objetivo central de la fundamentación teórica: la necesidad de que los gobiernos permitieran la libre circulación de los productos, con el fin de no obstaculizar el funcionamien- to de las leyes naturales de la economía. Los principios de la fisiocracia fueron expuestos por Quesnay en su obra Cuadro económico, publicada en 1758 por orden de Luis XV. El fisiocratismo representa, por ello, la orientación económica del pensamiento ilustrado y demuestra la necesidad de abandonar las políticas proteccionistas propias del mercantilismo aplicado por los gobiernos 02_Historia Universal.indd 48 11/27/09 8:43:05 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 49 del Estado moderno, necesidad expresada en las frases que más claramente la representan: Laissez El hecho de que los ilustrados faire, laissez passer (dejar hacer, dejar pasar). pretendieran cambios pacíficos orientados desde arriba 2.5 El despotismo ilustrado favoreció que varios monarcas absolutistas europeos aceptaran A pesar de que los filósofos ilustrados criticaron la política y la sociedad de su época, no pretendie- las reformas propuestas por ron que los cambios se dieran por la vía revolucionaria; confiaban más bien en un cambio pacífico la Ilustración, dando origen orientado desde arriba para educar a las masas no ilustradas. Varios monarcas absolutistas euro- al despotismo o absolutismo peos aceptaron las reformas propuestas por la Ilustración, y dieron origen a lo que los historiado- ilustrado. CUADRO 2.2 La Ilustración. Ambiente social en que surge Crisis de la Expansión del Origen social de Ambiente conciencia mundo los ilustrados intelectual europea Movimiento ideológico ocurrido en el Siglo de las Luces, que propone una nueva concepción del hombre y la naturaleza, a la luz de la razón humana. El pensamiento ilustrado Características generales Principales representantes a) Papel de la naturaleza Voltaire. Defiende los derechos del hombre den- en el orden universal. tro del orden jerárquico de la sociedad. Postula la b) La razón humana como religión natural, y elogia la riqueza y la propiedad guía para estudiar las privada. leyes de la naturaleza. Montesquieu. Admira el régimen parlamentario c) Creencia en la igualdad inglés; defiende la separación de poderes, la racional de todos los existencia de un sistema de frenos y contrapesos, seres humanos. así como la descentralización del poder político. d) Defensa de la religión natural o deísmo. Rousseau. Considera que el hombre, bueno por e) Lucha por la libertad naturaleza, es más feliz en un estado intermedio política, económica, entre el estado natural y el de la sociedad intelectual y religiosa. establecida; por un pacto social, cada individuo f) Defensa de una moral se une a los demás y ese contrato garantiza la laica. igualdad y la libertad; el soberano es la personificación de la voluntad general. Despotismo ilustrado Diderot. Creador de la Enciclopedia como medio difusor de las nuevas ideas; considera que las ciencias naturales promoverán el progreso técnico; rechaza la religión tradicional. Quesnay. Como fisiócrata, piensa que la riqueza reside no en los metales preciosos o los productos industriales, sino en la actividad agrícola, única capaz de generar un producto “neto” del que viven todas las clases sociales. Todo debe supeditarse a la prosperidad de la agricultura. 02_Historia Universal.indd 49 11/27/09 8:43:06 AM 50 Historia universal res del siglo XIX denominaron despotismo ilustrado, término que en la actualidad es sustituido por absolutismo ilustrado por considerarlo más adecuado.3 Los problemas del Estado absolutista requerían de la colaboración de hombres cualificados y con ideas nuevas, dispuestos a reformar e impulsar el desarrollo político y económico de las naciones. Los filósofos ilustrados “podían iluminar el palacio de los reyes, deseosos de dar lustre a la sociedad cortesana, de ponerse por encima de los poderes tradicionales y de brillar, al mismo tiempo, como grandes protectores de la ciencia, de la cultura y del arte”.4 Existen evidentes diferencias entre el absolutismo clásico del siglo XVII y el absolutismo ilustrado del XVIII. El primero está representado por monarcas de derecho divino, cuya actividad preferente se orienta hacia la política exterior, con fuertes intereses personales y dinásticos. En cambio, el Monarca ilustrado es un soberano que acepta los principios de la Ilustración y desea ponerlos en práctica para lograr una mayor eficiencia del Estado, en beneficio de éste y de sus súbditos, con base en la posibilidad de alcanzar un futuro mejor no por un cambio repentino, sino Federico “El Grande” y Voltaire por una paciente labor educativa y legislativa, para la cual necesita la colaboración de los ilustrados cuyas ideas no constituían un pensamiento meramente especulativo, sino que se convertirían en programas de gobierno y se llevarían a la práctica.5 Los reyes más importantes en este aspecto fueron Federico II de Prusia, María Teresa y José Ejercicio 6 II de Austria, Catalina “La Grande” de Rusia y Carlos III de España. 1. ¿Por qué Rousseau Es importante destacar que las reformas emprendidas por los déspotas ilustrados estaban consideraba necesario para subordinadas a una razón de Estado, aquella que permitiera hacer más eficiente la administración, los seres humanos establecer sin tomar en cuenta las ideas políticas de los ilustrados que podrían poner en riesgo los fundamen- un contrato social? tos del orden aristocrático-cortesano en que se apoyaba el Estado absolutista. 2. ¿Qué entendía Rousseau por voluntad general? 3. Escribe la diferencia entre el absolutismo clásico del siglo 3. La independencia de las trece colonias XVII y el absolutismo ilustrado del XVIII. de Norteamérica 3.1 Antecedentes La lucha por la independencia de las trece colonias inglesas ubicadas en Norteamérica fue la pri- mera de las grandes revoluciones políticas que surgieron en el mundo occidental en contra de los abusos de los monarcas europeos. Al territorio que más tarde sería Estados Unidos de América había llegado desde el siglo XVII un buen número de europeos, en su mayoría ingleses, que huían de las persecuciones religiosas ocurridas en Gran Bretaña durante la era de la dinastía Estuardo o que simplemente se habían trasladado al nuevo continente en busca de otras oportunidades de desarrollo. A su llegada a Norteamérica, estos colonos procuraron asentarse en las regiones cercanas a las costas orientales del territorio, que encontraron escasamente pobladas por tribus indígenas seminómadas con las que entablaron una lucha de exterminio, obligando a los indígenas sobrevivientes a replegarse hacia el oeste. Se dedicaron afanosamente a hacer producir sus nuevas tierras, desde luego, de acuerdo Las trece colonias inglesas con las características naturales de las regiones donde se establecieron. Crearon organizaciones de Norteamérica estaban ubicadas en tres zonas sociales ordenadas y progresistas, gracias al desarrollo político que habían alcanzado en su país de socioeconómicas distintas. origen y a las características propias del puritanismo, religión cristiana protestante que profesaba la mayoría de ellos, la cual les imponía una rígida moral basada en el orden, la disciplina, el amor al trabajo y el respeto a la propiedad privada. Así, se formaron trece colonias en tres tipos de zonas socioeconómicas distintas, según las actividades que en ellas se realizaban. En el norte, donde las tierras eran pedregosas y poco fértiles, se desarrolló al principio una agricultura de granja basada en el cultivo de cereales y frutas, así como en el pastoreo de ga- nado menor. Hacia el siglo XVIII, las cuatro colonias norteñas de Gran Bretaña (Massachusetts, 3 Antonio Domínguez Ortiz, Las claves del despotismo ilustrado 1715-1789, Planeta, Col. Las claves de la historia, Núm. 20, Barcelona, España, 1990, p. 3. 4 Pedro Ruiz Torres, “La época de la razón”, op. cit., p. 104. 5 Antonio Domínguez Ortiz, Las claves del despotismo ilustrado 1715-1789, op. cit., p. 4. 02_Historia Universal.indd 50 11/27/09 8:43:06 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 51 Connecticut, New Hampshire y Rhode Island) poseían un cierto desarrollo económico basado en la existencia de astilleros, industrias derivadas del pescado y un extenso comercio marítimo canali- zado en Boston. Esto favoreció la formación de una clase próspera de comerciantes, que fomentó el surgimiento de ciudades que operaron como importantes centros comerciales y culturales, con influencia de las ideas ilustradas, en los que se fue concentrando el poder político. En las regiones del centro donde el suelo era más apropiado para la agricultura, se dio un gran auge de la producción que permitió a los colonos dedicarse al comercio exterior —favore- cido además por la cercanía de las costas— gracias a lo cual dio comienzo una era de progreso constante que convirtió las ciudades de Nueva York y Filadelfia en centros de exportación de tri- go y madera. En el aspecto social, las cuatro colonias del centro (Nueva Jersey, Nueva York, Delaware y Pennsylvania) presentaban mayor complejidad étnica, habitadas por holandeses, sue- cos y alemanes que superaban en conjunto al número de ingleses. En las colonias del sur (Virginia, Maryland, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur) que contaban con grandes extensiones de tierra, los propietarios pudieron desarrollar enormes plantaciones dedicadas al cultivo intensivo de tabaco, arroz, azúcar y algodón. De esta manera, llegó a formarse en esta región una clase aristocrática semejante a la gentry inglesa que, ante la gran cantidad de trabajadores que exigían aquellos tipos de cultivo, se benefició del tráfico de esclavos provenientes de África. Además, en todo el territorio colonial norteamericano llegó a proliferar un sector medio de población formado por artesanos y agricultores de origen europeo. A pesar de las diferencias socioeconómicas, los habitantes de las trece colonias tenían en A pesar de las diferencias común el hecho de ser herederos del avance parlamentario desarrollado en Gran Bretaña. Así, el socioeconómicas, los sistema institucional de las colonias representaba cierta uniformidad; la mayoría de ellas pertene- habitantes de las trece colonias cía a la corona inglesa y aunque algunas, como Pennsylvania y Maryland, dependían de un propie- inglesas tenían en común el tario o de una compañía, todas se administraban bajo un mismo esquema político. ser herederos de la tradición En cada colonia había un gobernador representante del monarca inglés, que desempeñaba parlamentaria de Gran Bretaña. las funciones ejecutivas auxiliado por un Consejo de Notables designados por la metrópoli, por los propietarios titulares de las colonias o por las asambleas representativas. Con excepción de Pennsylvannia, cada colonia tenía un sistema legislativo bicameral; los miembros de la Cámara Baja eran elegidos por los propietarios y los de la Cámara Alta eran designados por el Rey o por el gobernador de la colonia respectiva. Aunque los poderes de los cuerpos legislativos nunca estuvieron claramente definidos, tenían por lo general amplia autoridad para controlar los asuntos locales y establecer impuestos. Los gobernadores tenían el derecho de vetar a los legisladores, pero comúnmente se abstenían de ejercerlo porque los miembros de las asambleas controlaban su sueldo y les asignaban recursos financieros. Los colonos desarrollaron un sistema de tribunales similar al del sistema británico y disfrutaron de los derechos legales de los súbditos británicos, como lo ordenaba el derecho consuetudinario inglés. Aunque los colonos de Norteamérica reconocían que la monarquía inglesa tenía autoridad sobre ellos, el sistema de gobierno local que desarrollaron les estimulaba a sentirse con derecho a decidir su propio destino político. Aunque hacia 1776 existían amplias diferencias entre las socie- dades norteamericana y británica, esas diferencias no constituían un factor suficiente para que los colonos buscaran la independencia, y en su mayoría se consideraban británicos y ligados a la tradición europea. Lo que con el tiempo despertó la resistencia al dominio de la metrópoli fue el convencimiento de los colonos de que los británicos les estaban negando el derecho de conservar la tradición política que compartían. 3.2 El proceso de independencia De acuerdo con el pensamiento mercantilista, las tierras de América eran consideradas por la Hasta mediados del siglo XVIII corona inglesa como una fuente de materias primas y un mercado para productos manufactu- los colonos pudieron rados, en el supuesto de que los colonos podrían también resultar beneficiados. Sin embargo, desarrollar su propio hasta mediados del siglo XVIII, Gran Bretaña no fue muy estricta en la aplicación de los principios crecimiento económico, con cierta libertad respecto del mercantilistas, de modo que los colonos pudieron desarrollar su propio crecimiento económico dominio británico. con cierta libertad respecto del dominio británico. 02_Historia Universal.indd 51 11/27/09 8:43:06 AM 52 Historia universal En 1763, la derrota francesa en la Guerra de los Siete Años cambió en dos sentidos la situa- ción internacional y también el panorama del imperio colonial británico. Por un lado, los colonos, libres de la presencia francesa, tenían mejores expectativas para continuar su desarrollo; por el otro, Gran Bretaña enfrentaba la necesidad de organizar un imperio más extenso y debía resolver los problemas financieros ocasionados por la guerra contra Francia. Además, el crecimiento demo- gráfico de Gran Bretaña y el importante aumento en los productos industriales, crearon para los británicos la necesidad de importar alimentos y ampliar los mercados para colocar sus manufactu- ras. Estas circunstancias impulsaron la creación de una serie de leyes diseñadas para aumentar los ingresos y fortalecer la administración colonial en América. Durante la guerra con Francia, motivos estratégicos habían favorecido la tendencia de los A partir de 1763, los colonos fueron afectados por diversas colonos a expandirse hacia los territorios del oeste. A partir de 1763, desaparecido el interés medidas del gobierno británico militar, surgieron razones del gobierno británico para restringir el avance de la frontier land, y y la más importante reacción orientar la expansión hacia Canadá y La Florida, mediante una nueva ordenación territorial y la ocurrió en la llamada Boston posibilidad de que los colonos aceptaran otras condiciones, más favorables a la metrópoli, a cam- Tea Party (la fiesta del té bio de la concesión de tierras. de Boston). Por todo ello, mediante diversas leyes promulgadas por George Grenville entre 1763 y 1768, quedó cerrada para los colonos la vía hacia el oeste de los montes Apalaches; la Currency Act de 1764 restringió la posibilidad de emitir papel moneda en las colonias, y la Quartering Act de 1765 las obligaba a mantener un ejército británico de diez mil hombres. La Sugar Act (1764) y la Stamp Act (1765) fueron las medidas más polémicas del programa Grenville. Con la primera se canalizaba a través de Gran Bretaña la introducción de algunos productos en las colonias y se luchaba contra el contrabando; con la segunda se establecía un impuesto sobre la utilización del papel en actas oficiales. Los colonos reaccionaron en contra de tales disposiciones y se quejaron por no estar repre- sentados en el Parlamento que había aprobado las leyes. Después de esta primera reacción, el gobierno británico impuso nuevas medidas con el plan del ministro Charles Townshend, destina- do a la reordenación colonial y cuyo objetivo más importante era liberar a los gobernadores de la dependencia financiera de las asambleas coloniales. Se suponía que este objetivo se alcanzaría mediante impuestos que facilitaran recursos a los gobernadores. Las nuevas medidas hicieron crecer el descontento de los colonos; pero una nueva orden del gobierno británico llevó el malestar al extremo, cuando se concedió a la Compañía de las Indias Orientales el privilegio de importar té a las colonias en una situación de ventaja sobre el resto de los comerciantes. El hecho fue interpretado como un medio más de represión política y, en 1773, la reacción colonial estalló en la Boston Tea Party, cuando unos colonos de la ciu- dad de Boston, disfrazados de indios pieles roja, asaltaron unos barcos británicos cargados con costales de té arrojándolos al agua. En respuesta, el gobierno inglés envió tropas a Norteamérica con el propósito de reprimir la sublevación y orde- nó la confiscación de propiedades, algo que iba en contra del derecho inglés. Se establecieron, además, unas “leyes intolerables” para colocar a los colonos bajo un control más severo. Estas medidas aceleraron los acontecimientos. En 1774, los colonos decidieron reunirse en el Primer Congreso Constituyente que, sin proponer aún la independencia, se centró en el tema sobre la violación británica de los derechos constitucionales y exigió la derogación de las leyes intole- rables; en el fondo, lo más importante de aquel primer congreso fue la afirmación del poder colonial frente al Parlamento de Londres. El enfrentamiento armado era ya algo inminente. Boston Tea Party 3.3 Guerra e independencia Los actos de guerra comenzaron en abril de 1775, cuando tropas norteamericanas desafiaron a las fuerzas británicas en terrenos de Lexington y Concord. En mayo de ese mismo año se reunió el Segundo Congreso Continental, bajo el liderazgo de colonos dispuestos a romper del todo con Gran Bretaña, para lo cual organizaron la estrategia de guerra y nombraron a George Washing- ton comandante del ejército. El monarca inglés, Jorge III, en un esfuerzo por evitar la separación, 02_Historia Universal.indd 52 11/27/09 8:43:07 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 53 9 0 ˚O 6 0 ˚O E GROENLANDIA st re (Dinamarca) ch o Tierra de de Baffin D av is N Bahía O E de Hudson LA Fort York BR S AD OR 6 0˚ N Lago Fr en Winnipeg c TIERRA DE RUPERT h Sh TERRA ore (C DE LA BAHÍA DE HUDSON) Anticost NOVA C L. Mantoba E 6 0˚ N o nz Gaspe B L. Nipigón re L. de los Bosques Lo E O n Sa PE I. del Cabo Bretón U I Q L. Superior D Lago Quebec Nipssing Montreal NVA. ESCOCIA N Ba OCÉANO Halifax hía L. Hurón AT L Á N T I C O I igan Annapolis de Fu L. Ontario Royal M ich is O ndy so Henry L. M AS Detroit ur Boston I i NI LO Chicago R L. Erie F. Oswego CO Nueva York Tratado de París, febrero de 1763 O Filadelfia Ingleses Españoles E T EC San Luis TR Franceses I Posesiones R LUISIANA S Ohio LA cedida por Francia a Norfolk Derecho de pesca R España en 1762 y de desembarco E Proclamación real, octubre de 1763 T Fronteras fijas Charleston Fronteras imprecisas FLORIDA OCCAL Línea de la Proclamación Mobile Nueva Acta de Quebec, junio de 1774 Orléans FLORIDA Fronteras fijas ORAL Extensión de la provincia de 3 0˚ N Golfo de México Quebec 1774-1783 3 0˚ N Bahamas PE Isla del Príncipe Eduardo 9 0 ˚O 6 0 ˚O MAPA 2.1 Las colonias inglesas antes de la guerra de independencia. declaró en estado de rebelión a las colonias y ordenó reforzar los ataques contra los rebeldes; se inició entonces, formalmente, el conflicto armado. La guerra fue, simultáneamente, un conflicto civil independentista e internacional. En primer lugar, implicó la lucha interna entre patriotas, colonos radicales que buscaban separarse de Gran Bretaña, y leales, los que no estaban dispuestos a llevar la protesta hasta la independencia. En segundo lugar, dio origen a la creación de un nuevo Estado. Por último, propició la intervención de Francia y España a favor de los colonos y en contra de Gran Bretaña.6 6 Juan Jacob Calvo, Las claves del ciclo revolucionario, Planeta, Col. Las claves de la historia, Núm. 22, Barcelona, España, 1990. 02_Historia Universal.indd 53 11/27/09 8:43:07 AM 54 Historia universal Firma de la Declaración de Independencia Washington cruza el río Delaware de Norteamérica Fuente 5. Declaración de Independencia de Estados Unidos de América Cuando, en el curso de los acontecimientos humanos, un pueblo se ve en la necesidad de romper los lazos políticos que le unían a otro, y tomar entre las potencias de la tierra el rango de independencia y de igualdad al que las leyes de la naturaleza y Dios le dan derecho, un justo respeto hacia la opinión de los hombres exige que declare las causas que le han llevado a esta separación. Tenemos como evidentes por sí mismas estas verdades: que todos los hombres nacen iguales; que su Creador les ha dado ciertos derechos inalienables, entre ellos la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos los hombres insti- tuyen entre ellos gobiernos, cuyo justo poder emana del consentimiento de los gobernados; que si un gobierno, cualquiera que sea la forma, llega a desconocer estos fines, el pueblo tiene el derecho de modificarlo o de abolirlo y de instituir un nuevo gobierno que se funde George Washington sobre tales principios, y que organice los poderes según tales formas, que le parezcan las más adecuadas para asegurar su seguridad y su felicidad […]. En consecuencia, nosotros, los representantes de Estados Unidos de América, reunidos La guerra de independencia en Congreso General, tomando al Soberano Juez del universo como testimonio de la recti- de las trece colonias inglesas tud de nuestras intenciones, publicamos y declaramos solemnemente, en nombre y por la fue simultáneamente un autoridad del buen pueblo de estas colonias, que estas colonias unidas son y de derecho conflicto civil, independentista deben ser Estados libres e independientes; que son libres de toda unión a la Corona de e internacional. Gran Bretaña; que toda unión política entre ellas y el Estado de Gran Bretaña es y debe ser totalmente disuelta; que en calidad de Estados libres e independientes tienen pleno poder de hacer la guerra, de concluir la paz, de contraer alianzas, de establecer actos de comercio Ejercicio 7 y todos otros actos y cosas que los Estados independientes tienen derecho a hacer. Y para 1. Describe brevemente cómo sostener esta Declaración, con una firme confianza en la protección de la Divina Provi- se formaron las diferentes dencia, comprometemos nuestras vidas, nuestras fortunas y nuestro sagrado honor. clases sociales en cada 4 de julio de 1776. zona, donde se asentaron las trece colonias inglesas en Ejercicio Norteamérica. 2. Describe el sistema Si los autores de la Declaración de Independencia de Estados Unidos tenían como verda- legislativo de las colonias des “que todos los hombres nacen iguales; que su Creador les ha dado ciertos derechos inglesas en Norteamérica. inalienables, entre ellos la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”, explica cómo 3. Explica por qué las leyes justificaron los dirigentes estadounidenses en esa época la esclavitud practicada por creadas por el gobierno de los terratenientes de los estados sureños. Gran Bretaña perjudicaban a los colonos de Norteamérica. 4. ¿En qué consistió el hecho conocido como Boston Tea Party? En mayo de 1776, el Tercer Congreso, en el que predominaron los radicales, estableció por 5. Explica por qué la revolución unanimidad que las colonias debían formar un Estado independiente. El 4 de julio de 1776 se norteamericana fue al firmó la Declaración de Independencia, elaborada por Thomas Jefferson, en la que se manifiesta mismo tiempo un conflicto la influencia de la Ilustración. En los preámbulos del documento se utilizan conceptos de derecho civil, independentista e internacional. natural para justificar racionalmente la separación de un poder que se ejerce sin el consentimiento de los ciudadanos. 02_Historia Universal.indd 54 11/27/09 8:43:15 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 55 Un tercio de los colonos permaneció leal a la Corona británica y los otros dos, aun sin coincidir en los objetivos, reconocieron el liderazgo de los “padres fundadores”: Samuel y John Adams, Thomas Jefferson, George Washington, Benjamin Franklin y John Hancock, para alcanzar la libertad. Tras cinco años de lucha, Gran Bretaña reconoció la independencia de Estados Unidos de América por medio de un acuerdo firmado en Versalles, en 1783. Pero la lucha de los colonos norteamericanos no constituyó una verdadera revolución en el sentido de que rompiera con el sistema socioeconómico que practicaban internamente, sino que en realidad se separaron de Gran Bretaña para poder continuar el proceso de desarrollo que los británicos pretendían canalizar en beneficio propio. 3.4 Hacia la formación del nuevo Estado La primera preocupación de los dirigentes fue llevar a la práctica las ideas de Locke, Montesquieu James Madison y Rousseau, en cuanto a la creación de un pacto o contrato social entre gobernantes y goberna- dos. Todas las antiguas colonias transformadas en estados se otorgaron constituciones, a veces precedidas por una declaración de derechos y, en buena medida, se siguió el modelo de régimen parlamentario británico. La primera Constitución fue la del estado de Virginia (junio de 1776), la más amplia y la que tuvo mayor repercusión. Se basaba en los derechos fundamentales de libertad, La Constitución política del estado de Virginia fue la propiedad y garantías personales, al tiempo que establecía los cimientos de un nuevo régimen con primera, la más amplia y separación de poderes y elección popular. la que tuvo mayor repercusión. Sin embargo, la heterogeneidad de las constituciones resultó desfavorable; mientras Penn- sylvania había creado una Constitución democrática, con sistema unicameral y una base electoral casi universal, Massachusetts casi reproducía el sistema británico, con dos cámaras, gobernador y exigencias de elevado ingreso para los electores. Ante esa situación, el estado de Virginia propu- so una convención de representantes de las antiguas colonias, con el fin de llegar a un acuerdo definitivo. En 1777 crearon una confederación que integró a los estados en una sola nación; los ar- tículos de la Confederación entraron en vigor en 1781, cuando fueron ratificados por todos los estados. Se trataba de una especie de alianza de defensa mutua en la que cada estado mantenía su propio gobierno, y enviaba una representación ante el Congreso de la Confederación con poder para controlar las relaciones exteriores, los problemas con los indios, el servicio postal, las decisiones sobre un sistema de pesas y medidas, y el arbitraje cuando surgieran conflictos entre los estados. Desde los primeros momentos se planteó la cuestión de la esclavitud, tema al que no se aplicaba la afirmación de que todos los hombres fueron creados iguales. Los delegados del sur sostuvieron la tesis de que se trataba de propiedades y, como tales, debían ser garantizadas por los Benjamin Franklin poderes públicos. Evitando usar la palabra esclavo, se consideró que cinco individuos equivaldrían a tres hombres libres a la hora de contabilizar la base demográfica de la representación ante el Congreso.7 Este primer intento de gobierno fracasó, en especial porque los estados mantenían casi todo Ante el fracaso de la el poder y, al no existir un poder Ejecutivo, no atendían las decisiones del Congreso. Y como éste Confederación de Estados no tenía autoridad para fijar y cobrar impuestos, su posición era débil y tenía problemas para cos- creada en 1777, se elaboró tear, incluso sus propios gastos. En mayo de 1787 fue convocada una reunión en Filadelfia con el una nueva Constitución, objetivo de crear una nueva Constitución, que en esta ocasión creó una forma de gobierno basada en 1787, con una forma en el federalismo, sistema en el que el poder político se distribuye entre los estados y el gobierno de gobierno basada en el federalismo y colocando nacional. Asimismo, se estableció la división de poderes en tres, de acuerdo con la propuesta de el Poder Ejecutivo bajo un la Ilustración. régimen presidencialista. El Poder Legislativo estaba integrado por un Congreso compuesto por dos cámaras: la Cámara de Representantes, con un número de escaños proporcional a los habitantes y cuyos miembros serían elegidos por voto popular; y el Senado, con dos delegados por cada estado. El Congreso esta- ría encargado de regular el comercio interior y exterior, así como el valor de la moneda, reclutaría un ejército, declararía la guerra y podría formular cuantas leyes fueran necesarias. 7 Antonio Fernández, ibid., p. 48. 02_Historia Universal.indd 55 11/27/09 8:43:16 AM 56 Historia universal 9 0 ˚O 6 0 ˚O 6 0˚ N 91 17 Á AD AN Territorio de la COMPAÑÍA DE LA BAHÍA C 6 0˚ N DE HUDSON JO BA NUEVA ESCOCIA L. Superior Quebec MASS. Montreal L. Hurón igan OCÉANO ich L. Ontario L. M MASS. Boston AT L Á N T I C O CO. L. Erie PENSILVANIA RI. TERRITORIO NJ. Nueva York Baltimore DEL NOROESTE DE. N VSt. 1783 MD. Washington 1793 St. Louis VIRGINIA O E LUISIANA Nashville Richmond CAROLINA Franc. 1800 DEL NORTE S TERRITORIO CAROLINA DEL SUR DE MISSISSIPPI MASS. = MASSACHUSETTS VIRREINATO Charleston DE NUEVA NH. = NUEVA HAMPSHIRE ESPAÑA E.E.U.U. 1802 Savannah CO. = CONNECTICUT Natchez NJ. = NUEVA JERSEY DE. = DELAWARE Nueva Orléans MD. = MARYLAND Flo añola RI. = RHODE ISLAND Esp rida Golfo Territorio en disputa de 178 3 0˚ N 3 3 0˚ N México 9 0 ˚O 6 0 ˚O Thomas Jefferson MAPA 2.2 Estados Unidos de América en 1783. El Poder Ejecutivo quedó establecido, después de muchas discusiones, como un régimen presidencialista depositado en una sola persona, a quien se llamaría Presidente, elegido en una doble votación, una popular directa y otra indirecta, de electores de todos los estados. Se otorgaban al Presidente poderes amplísimos, casi semejantes a los de un régimen monárquico; disfrutaba de autoridad para vetar leyes del Congreso, firmar tratados, mantener un gabinete de asesores, etc. No obstante, se introducían cláusulas por las que se podían anular los vetos del Presidente e incluso expulsarle del cargo en casos de impeachment, cuando fuera convicto de traición o corrupción. El Poder Judicial sería desempeñado por un Tribunal Supremo, además de algunos tribunales inferiores. La aceptación de la Constitución de 1787 por los distintos estados fue lenta; pero un año después quedaría sancionada y la ciudad de Nueva York se convertiría en capital provisional de la nueva nación. Se estableció una distinción entre los poderes del gobierno nacional y los de los estados, pero hubo algunas disposiciones que permitían al gobierno central ejercer presión sobre los estados en algunos asuntos, lo que causó desacuerdos de parte de los antifederalistas que cri- Alexander Hamilton ticaban la Constitución por dos razones principales: la falta de protección de los derechos de los 02_Historia Universal.indd 56 11/27/09 8:43:16 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 57 estados frente al poder central y la falta de una declaración de derechos individuales. Esta situación Las diferencias entre los condujo a la formación de dos partidos políticos opuestos. ministros Thomas Jefferson En 1789, la mayoría necesaria de estados aprobó la Constitución bajo la condición de que y Alexander Hamilton fuera incorporada la Declaración de Derechos (Bill of Rights), que se expresó en las primeras condujeron a la formación diez enmiendas de la Constitución de Estados Unidos de América, que aún sigue vigente. En el de dos partidos políticos verano de ese mismo año entró en funciones el primer gobierno, con George Washington como opuestos entre sí. presidente. El gobierno de Washington tuvo entre sus ministros a dos personas de gran capacidad polí- tica y administrativa: Thomas Jefferson, secretario de Estado y Alexander Hamilton, secretario del Tesoro, quienes tenían diferentes ideas sobre el rumbo que debía tomar la nación. Jefferson tenía el ideal de un país con base rural y una población de ciudadanos propietarios con educa- ción; creía en una aristocracia cuya riqueza se obtuviera por mérito propio y no por herencia, y que el gobierno, que debía ser limitado, estuviera dirigido por hombres inteligentes y educados. Hamilton, por el contrario, se inclinaba por un gobierno central fuerte que impulsara los negocios y la industria pero, con gran influencia de Adam Smith, pensaba que la participación del gobierno debía limitarse a proteger la propiedad privada y estimular el espíritu de empresa y la economía de libre mercado.8 CUADRO 2.3 Independencia de Norteamérica. Trece colonias inglesas divididas en tres regiones Norte Centro Sur • Agricultura de granja: • Suelo fértil. • Grandes extensiones de tierra. cultivo de cereales • Gran desarrollo de la • Clima semitropical. y frutas. producción para el • Agricultura de cultivo intenso. • Ganadería menor. comercio exterior. • Grandes plantaciones propiedad de terratenientes que ocupan mano de obra esclava. Comerciantes prósperos • Nueva York y forman ciudades que Filadelfia, centros Formación de una operan como centros de exportación y aristocracia similar comerciales y culturales, progreso constante. a la gentry inglesa. con influencia de las • Complejidad ideas de los ilustrados. étnica. Rasgos comunes: herencia del parlamentarismo inglés. En su mayoría, los colonos se consideraban británicos. Medidas de la metrópoli llevan al convencimiento de que Fracaso de la a los colonos se les estaba negando el derecho a conservar Confederación de la tradición política que compartían con los británicos. Estados creada en 1777. Reacción colonial: Primer Declaración Constitución de en el Boston Congreso de Estados Unidos de Tea Party. Constituyente. Independencia. América de 1787. 8 Thomas V. DiBacco, et al., History of the United States, Vol. 2, McDougal Littell, Evanston, IL, USA, 1997, pp. 18-19. 02_Historia Universal.indd 57 11/27/09 8:43:20 AM 58 Historia universal Las diferencias entre Jefferson y Hamilton condujeron a un divisionismo político que, a su Ejercicio 8 vez, llevó a la formación de dos partidos políticos. Jefferson llamó al grupo de sus seguidores 1. Describe las características republicano —al que no se debe confundir con el partido actual del mismo nombre, fundado de la Constitución del estado en 1854—, en tanto que el grupo de Hamilton recibió el nombre de federalistas. La aparición de de Virginia promulgada en partidos políticos agregó un elemento más de importancia democrática al nuevo sistema. En unas 1776. conflictivas elecciones celebradas en 1800, Jefferson ganó la presidencia, hecho que demostraba a 2. ¿Por qué la Confederación integrada por los estados los integrantes de la nueva nación que, mediante sus votos electorales, podían decidir su propio de Norteamérica en 1777 gobierno sin tener que recurrir a la lucha armada. La evolución política experimentada por sus se considera una alianza de antepasados ingleses permitía a los norteamericanos avanzar en el camino de la democracia. defensa mutua? 3. Describe las funciones que tenía el Congreso de la Confederación establecido 4. La Revolución Francesa en Norteamérica en 1787, A partir de 1789, se produjo en Francia una crisis revolucionaria que tendría repercusiones en todo para organizar a la nueva el mundo occidental, al grado de considerarse como un hito histórico de importancia suficiente nación. 4. ¿En qué consistió el régimen para iniciar una nueva era: la Edad Contemporánea. Las causas de esa revolución se encuentran en presidencialista, en el cual la combinación, en un momento determinado, de factores de diferente índole que, influyéndose quedó establecido el Poder mutuamente, ocasionaron una crisis profunda en el sistema de monarquías absolutistas, que a Ejecutivo en Norteamérica en partir de entonces empezó a llamarse Antiguo Régimen. 1787? 4.1 Antecedentes La sociedad francesa Hacia fines del siglo XVIII, Francia tenía una población de 26 millones de habitantes; 24 millones vivían en zonas rurales y la mayoría, 20 millones, eran campesinos sometidos a un régimen jurídico de tipo feudal. A diferencia de la sociedad inglesa, donde la Revolución Industrial había generado la estructura de clases, la sociedad francesa del siglo XVIII era todavía estamental. Dichos estamen- tos, también llamados estados, se dividían de la siguiente manera: a) Primer Estado. La nobleza, compuesta por los funcionarios de la corte del Rey, quienes constituían la alta nobleza, la nobleza rural con características feudales y la nobleza de toga. b) Segundo Estado. El clero, constituido por los sacerdotes de la Iglesia católica y dividido, a su vez, en el alto clero, cuyos miembros provenían de la nobleza, y el bajo clero, integrado por curas y párrocos. Alegoría de la revolución c) El Tercer Estado o Estado llano. Comprendía 97 por ciento de la población francesa total en honor de Rousseau y estaba integrado de manera muy desigual; en él se incluían: 1. la alta burguesía, al frente de la cual se encontraban los ricos financieros y banqueros; 2. la pequeña burguesía, com- puesta por artesanos enriquecidos, comerciantes, funcionarios menores y profesionistas; 3. el grupo de los trabajadores, integrado por campesinos libres dueños de pequeñas par- A finales del siglo XVIII, celas, arrendatarios de tierra, jornaleros, trabajadores urbanos y, por último, los siervos la sociedad francesa estaba aún feudales todavía bajo dominio de la nobleza rural. organizada por estamentos. En teoría, los integrantes de los tres estados estaban representados por una Asamblea que debía ser convocada periódicamente por el Rey, quien debía consultarla respecto de las decisio- nes nacionales; sin embargo, los monarcas del periodo absolutista rara vez llegaron a convocarla, respaldados en el supuesto derecho divino de los reyes. A partir de 1770 se dio en Francia una grave crisis La situación económica de subsistencia, agravada por los problemas financieros En las primeras décadas del siglo XVIII, la economía francesa había experimentado un crecimiento del Estado, que no pudieron moderado con algunas novedades positivas, como el inicio de la extracción de hulla, el auge de los resolver los ministros de tejidos, el progreso de los grandes puertos y, sobre todo, la expansión del comercio colonial. Pero Hacienda, la mayoría fisiócratas. su estructura agraria aún tenía más rasgos feudales que modernos y las actividades económicas estaban todavía fuertemente determinadas por la producción agrícola. 02_Historia Universal.indd 58 11/27/09 8:43:21 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 59 Luis XVI reparte limosnas Sesión real del 21 de junio de 1789 George Jacques Danton Hacia la década de 1770, malas cosechas provocaron alzas en los precios de los cereales y el pan; la carestía de los artículos básicos hacía muy difícil la sobrevivencia de peones y jornaleros, mientras la caída de los precios del vino arruinaba a los pequeños agricultores en varias regiones del territorio. En 1785, una gran sequía provocó la muerte de miles de cabezas de ganado, con enormes pérdidas para un amplio sector de población rural. A esta crisis de subsistencia se agre- Ante la difícil situación gaban los problemas financieros del Estado francés, dotado de un sistema de impuestos anacró- económica, el marqués nico que, al eximir del pago a los estamentos adinerados, provocaba que los ingresos del Estado de Lafayette, apoyado por fueran insuficientes para cubrir los gastos, elevados por los despilfarros de la corte y el costo de varios aristócratas, pidió que fueran convocados los Estados la ayuda a los independentistas norteamericanos. Problemas financieros que no pudieron resolver Generales, en la acción que los ministros de Hacienda, fisiócratas la mayoría —Turgot, Necker, Calonne y Brienne—, quienes se conoce como la rebelión desde 1774 ocuparon sucesivamente el cargo.9 de los nobles. En 1787, cuando el déficit del gobierno era un 20 por ciento del presupuesto, Calonne buscó resolver la situación mediante el cobro de impuestos a los estamentos privilegiados, hasta ese momento exentos; mas la oposición a esta medida fue casi unánime de parte de los afectados. Después Brienne intentó nuevos proyectos de reforma, entre ellos la creación de un impuesto territorial y el incremento del impuesto del timbre; pero su reforma fue también desechada por un Parlamento de notables —los dos estamentos superiores— reunido en febrero de 1787. Ante la En abierto desafío al rey difícil situación, el marqués de Lafayette pidió que fueran convocados los Estados Generales —que Luis XVI, el grupo dirigido no se habían reunido desde 1614— y su petición fue apoyada por varios aristócratas: el marqués por Sieyès y Mirabeau se de Condorcet, Georges Jacques Danton, Antoine Barnave y el conde de Mirabeau. Esta acción, constituyó en Asamblea conocida como la rebelión de los nobles, se considera como la primera fase de la Revolución. Nacional. En respuesta, el gobierno de Luis XVI (1774-1789) desterró a los parlamentarios, pero la revuelta de éstos y los motines populares en París crearon una confusa situación que dividió a los políticos de la corte. Brienne renunció, después de retirar los nuevos impuestos, y los parlamen- tarios regresaron a París en medio del júbilo popular. La convocatoria de los Estados Generales era ya un hecho que no pudo detener la monarquía. 4.2 El proceso hacia la Revolución El conflicto entre las reformas absolutistas y los parlamentos no era algo nuevo; se había escenificado hacía más de un siglo en los movimientos de las Frondas, pero se situaba ahora en el contexto de una transformación socioeconómica cada vez más intensa como resultado del desarrollo mercantil, y de un crecimiento intelec- tual de las altas capas sociales, influidas por la filosofía de los ilustrados. En contras- te, las políticas absolutistas de la monarquía francesa satisfacían cada vez menos a estos grupos estamentales, inconformes además con las medidas fisiocráticas de la corte que amenazaban sus derechos ancestrales. Sesión de la Asamblea Nacional 9 Pierre Goubert, Historia de Francia, Crítica, Barcelona, España, 1987, pp. 193-194. 02_Historia Universal.indd 59 11/27/09 8:43:21 AM 60 Historia universal A la efervescencia del debate político para reunir los Estados Generales se añadió la crisis El 14 de julio de 1789, agrícola de 1788, y la carestía y escasez de alimentos provocaron los disturbios de París al año ante la amenaza de represión, una multitud enardecida que siguiente. Al tiempo que la situación económica empeoraba, los escritores sacaban a la luz pública buscaba armas para defenderse los escándalos de la corte, lo que erosionaba aún más la autoridad del poder real, en una época en tomó por asalto el edificio que las ideas pugnaban por la igualdad de derechos y las revoluciones comenzaban a ser vistas ya de La Bastilla; este hecho no como catástrofes, sino como grandes cambios para mejorar la situación de los países. significó el estallido de la Revolución Francesa. La reunión de los Estados Generales Una vez realizado el proceso electoral —abierto a los varones mayores de 25 años que estuvieran censados fiscalmente— y redactados los “Cahiers de Doléances” (Cuadernos de quejas) con las peticiones de cada grupo estamental, los Estados Generales se reunieron en Versalles el 5 de mayo de 1789. Los representantes del Tercer Estado rechazaron el método de reunión separada de los tres estamentos y propusieron la formación de una única Asamblea que integrara a todos los dipu- tados; el objetivo era conseguir el voto por individuo y no por estamento, con lo que el Tercer Estado, que disponía del mayor número de representantes, podría controlar los Estados Gene- rales. En principio, la nobleza y el clero se negaron y el proceso estuvo paralizado por casi un mes, hasta que el grupo dirigido por Emmanuel Joseph Sieyès y el conde Mirabeau se constituyó en Asamblea Nacional el 17 de junio. Esta decisión constituía un verdadero desafío al monarca, que había apoyado a la nobleza y al clero. En represalia, Luis XVI se apresuró a privar a los miembros de la Asamblea de su sala de reuniones, a lo que éstos respondieron, el 20 de junio, con el denominado Juramento del Juego de la Pelota, por el que la Asamblea se comprometía a no disolverse sino hasta haber redactado una nueva Constitución para Francia. 4.3 Estallido de la Revolución La más importante medida Los diputados fueron objeto de fuertes presiones por parte del Monarca quien, ante la resistencia de la Asamblea Nacional de la Asamblea a sus peticiones y amenazas, decidió utilizar el recurso de la fuerza armada. La fue la proclamación de la monarquía quizá hubiera podido reasumir el control, de no haber sido por un nuevo e inesperado Declaración de Derechos apoyo que la Asamblea Nacional recibió por parte del pueblo de París y del campesinado. Los pri- del Hombre y del Ciudadano, el 26 de agosto de 1789. meros disturbios de importancia se dieron en París en los primeros días del mes de julio, cuando empezaron a circular noticias alarmantes acerca de que el Rey estaba llamando a las tropas de militares profesionales a concentrarse en Versalles. En este punto crítico, el 14 del mismo mes, una multitud enardecida que buscaba armas para defenderse tomó por asalto el edificio de La Bastilla, una fortaleza-prisión ubicada en un barrio de trabajadores; este hecho ha quedado marcado en la historia como el momento del estallido de la Revolución Francesa y el símbolo de la nueva era que se iniciaba con el derrumbamiento del Antiguo Régimen. Al mismo tiempo, durante los meses de julio y agosto, prácticamente por todo el territorio francés ocurrieron levantamientos de campesinos en contra de los señores feudales, sembrando el pánico entre los nobles y haciendo huir del país a muchos de ellos. 4.4 La Asamblea Constituyente La Asamblea Nacional aprovechó la situación de crisis provocada por las rebeliones y avanzó en las medidas para acabar con el Antiguo Régimen; el clero y la nobleza fueron obligados a renunciar a sus privilegios en la sesión celebrada el 4 de agosto, cuando se aprobó la abolición de los derechos feudales y del diezmo. Pero la más importante de las medidas se tomó el 26 de agosto, cuando fue proclamada la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. En este docu- mento, que siguió a la Bill of Rights inglesa en más de cien años, se condenaban las instituciones y prácticas del Antiguo Régimen, se establecían los cimientos para construir el nuevo régimen, y se Preámbulo y primeros artículos de la Declaración de los Derechos planeaba el programa de transformaciones que habrían de llevarse a cabo. del Hombre y del Ciudadano. En 1791, la Asamblea Nacional se convirtió en Constituyente, integrada por varios grupos París, Francia, agosto de 1789 políticos con diversas tendencias: 02_Historia Universal.indd 60 11/27/09 8:43:22 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 61 • El grupo de mayor influencia, en el que se integraba un sector de la aristocracia, era diri- gido por Mirabeau y Lafayette, y lo integraban diputados que proponían una monarquía Ejercicio 9 moderada por una Constitución. 1. Mediante una síntesis • Los girondinos, diputados del departamento de la Gironda, republicanos de tendencia describe la situación moderada pertenecientes a la alta burguesía y partidarios de realizar la revolución por económica de Francia entre medio de la ley, desaprobaban el terror y defendían la propiedad; daban mayor impor- 1770 y 1789. 2. ¿Cómo estaban constituidos tancia a las provincias que a la capital parisina, y buscaban extender la revolución fuera de los estamentos o estados Francia. en la estructura social de • Los jacobinos, cuya base social era la burguesía media y las clases populares, prefe- Francia antes de 1789? rían los hechos a las teorías, y estaban dispuestos a limitar la propiedad privada y la liber- 3. Explica los conflictos en tad individual. Su figura más representativa es Maximilien Robespierre. la reunión de los Estados Generales previa a la • Los demócratas, el sector más exaltado, defendían el sufragio universal y la participación Revolución Francesa. directa del pueblo en la política. 4. ¿Cuál fue el hecho que condujo al asalto de La La obra legislativa de la Asamblea Nacional culminó con la Constitución de 1791, basada en Bastilla en julio de 1789? los siguientes puntos: a) División de poderes. El Rey detenta el Poder Ejecutivo, limitado por el control de una Asamblea que tendrá el Poder Legislativo y será elegida por la nación soberana. b) Principio de soberanía nacional. Se ejerce mediante mecanismos para que los ciuda- danos elijan a sus representantes ante la Asamblea Nacional y ante la administración municipal. c) Descentralización de la administración. Se divide el territorio en 83 departamentos; los ayuntamientos incrementan sus atribuciones; los jueces serán nombrados y pagados por el Estado, con lo que se pone fin a las formas de justicia señorial y a la venta de cargos por parte del Rey. d ) Constitución civil del clero. Los sacerdotes son considerados funcionarios públicos y deben jurar fidelidad a la Constitución. La Asamblea Legislativa e) Categoría de ciudadanos activos. Se considera como ciudadanos a quienes poseían de 1791, dominada por derechos políticos, es decir, los varones mayores de 25 años que pagaran impuestos los jacobinos, establece leyes muy severas en contra de los directos por un valor equivalente a tres días de trabajo. Los menores de 25 años, las perso- opositores al nuevo régimen. nas sin residencia fija o dependientes de otras y las mujeres, serían ciudadanos pasivos, sin derechos políticos y cuyas acciones se verían limitadas a los derechos exclusivamente civiles. La Asamblea Legislativa En octubre de 1791, tras haber alcanzado sus objetivos fundamentales, se disolvió la Asamblea Constituyente y dio paso a una Asamblea Legislativa en la que todavía dominaban los miembros de la aristocracia y el sector compuesto por abogados de la burguesía. En cuanto a la composición política, se distinguían cuatro tendencias: 1. la derecha,10 partidaria de una monarquía limitada (264 diputados); 2. la izquierda, en su mayor parte girondinos, dirigida por Jacques-Pierre Brissot y Condorcet (136 diputados); 3. la extrema izquierda, encabezada por Lazare Carnot, que pedía el sufragio universal (número minoritario de diputados); y 4. el centro, mayoritario, con 345 dipu- tados, cuyas opiniones mediaban entre las tendencias extremas. Esta Asamblea estableció una legislación muy severa en contra de los opositores al nuevo régi- men constitucional. Bajo inspiración jacobina, se decretó la expropiación de los bienes del clero —como medio de resolver la crisis financiera del Estado— y la deportación de los sacerdotes que se habían negado a aceptar la constitución civil del clero. Estas medidas rompieron la aparente aceptación de Luis XVI a la nueva situación política, y causaron alarma entre el resto de los países 10 La connotación actual de los términos derecha e izquierda tiene su origen en el periodo de la Revolución Francesa. Durante las sesiones de las asambleas, los partidarios de la monarquía moderada se sentaban, como por casualidad, a la derecha de la tribuna de los oradores; en tanto que los republicanos y radicales se sentaban Fragmentos de papel a la izquierda. con emblemas de la Revolución 02_Historia Universal.indd 61 11/27/09 8:43:22 AM 62 Historia universal europeos ante el temor de que la revolución se extendiera a sus territorios. Austria y Prusia deci- Ante el temor de que la dieron intervenir militarmente en Francia. Revolución se extendiera a sus territorios, los monarcas de Austria y Prusia decidieron 4.5 Intervención extranjera intervenir militarmente en Francia, en apoyo Con la intervención extranjera, la guerra tomaba un nuevo rumbo en el que se mezclaban la causa al Antiguo Régimen. revolucionaria y la causa nacional. La participación extranjera a favor de la monarquía francesa no sólo era de carácter militar, sino también financiera; Austria, especialmente, proporcionaba ayuda económica a los nobles que habían huido de Francia con el propósito de organizar un ejército que atacara a este país y así acabar con las reformas revolucionarias. Por esa razón, los líderes revolu- cionarios temían esa guerra mientras que el Rey, por el contrario, la consideraba como una ocasión propicia para recuperar el control del país invocando el nacionalismo. La guerra estalló en 1792. Las fuerzas austriacas y prusianas avanzaron hacia París sin que el debilitado ejército francés pudiera detenerlas. La Asamblea declaró la leva en masa para reclutar un ejército popular que detuviera a los extranjeros. Los voluntarios del sur de Francia, al unirse bajo la bandera tricolor, símbolo de la nación revolucionaria, entonaban La Marsellesa, canto que también llegó a convertirse en símbolo de la lucha libertaria. En julio de ese mismo año, un oficial prusiano amenazó con destruir París si se ejercía violencia contra Luis XVI, lo que provocó una nueva insurrección popular dirigida por los jacobinos, y en la que intervinieron los sans-culottes,11 que logró destituir a las autoridades municipales de París. Rouget de Lisle compone A medida que el pánico se apoderaba de los parisinos, el Rey, quien ya había intentado huir La Marsellesa del país en junio de 1791, se convirtió en sospechoso directo de traición a la patria por estar en comunicación con el enemigo extranjero. Una multitud de hombres y mujeres se dirigió al pala- Ejercicio 10 cio y la familia real huyó a la Asamblea Legislativa buscando salvar sus vidas, pero el edificio de la Asamblea fue también arrasado. La Comuna, nueva autoridad de París, obligó a los diputados 1. ¿Cuáles fueron las medidas tomadas por la Asamblea a destituir y encarcelar a Luis XVI; enseguida se disolvió la Asamblea Legislativa y Danton asumió Constituyente para acabar de emergencia el gobierno de la nación; la Revolución entraba en su fase más exaltada. con el Antiguo Régimen en Francia? 2. ¿De qué forma la división 4.6 Triunfo de los radicales y “Régimen del Terror” de poderes y la constitución Después de aquellos hechos, en un ambiente de pánico y violencia se convocó a elecciones civil del clero, establecidas para formar una nueva Asamblea, cuyo resultado fue un triunfo aplastante de los radicales. En por la Constitución francesa de 1791, se relacionan con esta Asamblea, llamada Convención Nacional, hubo un cambio de posiciones; los girondi- las ideas de la Ilustración? nos, antes la facción radical que dominaba las sesiones, se hallaban a la derecha; en tanto que 3. Describe las cuatro la nueva izquierda estaba compuesta por los jacobinos seguidores de Jean Paul Marat, Danton y tendencias en la Robespierre. Este grupo fue llamado La Montaña porque sus integrantes ocupaban las sillas más composición política de la altas en la sala de convenciones. Asamblea Legislativa francesa de 1791. El primer acto de la Convención Nacional fue declarar a Francia como república y después 4. ¿En que consistió el carácter llevar a juicio al Rey, quien fue encontrado culpable de comunicación traicionera con el enemigo financiero de la intervención extranjero y condenado a morir en la guillotina. La ejecución de Luis XVI en enero de 1793, que de Austria en Francia durante los girondinos trataron en vano de evitar, puso en estado de alerta a los monarcas europeos; a la etapa de la Revolución? la coalición original de Austria y Prusia se sumaron Gran Bretaña, Holanda, Portugal, España, Cer- deña, Nápoles y la mayor parte de los príncipes del Sacro Imperio. Ante la amenaza exterior, la Convención recurrió al reclutamiento forzoso de campesinos, acción que provocó una insurrección —La Vendée— que, alentada por sacerdotes y monarquistas, se extendió por varias zonas del campo francés, en contra de la Convención. Ante el doble peligro, exterior e interior, los jacobinos o montañeses dieron un golpe de Estado contra los girondinos; detuvieron y eliminaron a los más destacados y establecieron el 11 Los sans-culottes eran un grupo de obreros, artesanos y pequeños dueños de tiendas de París que no sólo esta- ban en contra de la aristocracia, sino también contra los burgueses ricos. Estaban a favor del control de precios para mantener bajo el costo del pan, así como de otras intervenciones gubernamentales en la economía para reducir la brecha entre ricos y pobres. En el aspecto político, eran antimonárquicos y fuertemente republicanos. Fueron llamados sans-culottes porque, en vez de los calzones (culottes) usados por los aristócratas, usaban Hombre y mujer sans-culottes pantalones. 02_Historia Universal.indd 62 11/27/09 8:43:23 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 63 Luis XVI, sospechoso de traición a la patria por estar en comunicación con el enemigo extranjero, fue destituido y encarcelado. La Revolución entró en su fase más exaltada: el Régimen del Terror. La ejecución de Luis XVI puso en estado de alerta a los monarcas europeos, agregándose muchos otros María Antonieta y sus hijos Ejecución de Luis XVI países a los dos que formaron la coalición original. Comité de Salud Pública que, bajo el liderazgo de Robespierre, se convirtió en el auténtico poder en la Convención. La desaparición de los girondinos permitió a los jacobinos la creación de una Constitución republicana, llamada la Constitución del Año I (1793), que estableció el sufragio uni- versal masculino directo para la elección de diputados, e incluyó en la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano algunos de carácter social —el derecho al trabajo, a la asistencia y a Durante el gobierno de la la instrucción— que debía garantizar el Estado. Convención Nacional hubo un cambio de posiciones Así, se transformaron radicalmente las costumbres: se prohibió el uso de títulos y, en vez de ideológicas: los girondinos ellos, se utilizaron los términos ciudadano y ciudadana; el modo de vestir y los peinados fueron —que antes formaban la cambiados por otros que imitaban los de la antigua Grecia; el calendario fue cambiado por otro en facción radical— se colocan el que, además de abandonar el conteo tradicional cristiano de los años, se igualaba la duración de a la derecha, en tanto que los meses y se les daban nombres de estaciones climáticas. Las semanas, en las que se eliminaba los jacobinos forman la nueva izquierda. el domingo, serían de diez días, con uno de descanso. El Año I del nuevo calendario empezaba el 22 de septiembre de 1792, día de la Declaración de la República. La escalada de terror, en la que murieron alrededor de 45 mil personas, fue encabezada por Robespierre y sus colaboradores, quienes también enviaron a la guillotina a Danton por haberse opuesto a la violencia. La situación de terror en la que nadie podía sentirse seguro, condujo a un nuevo golpe de Estado, esta vez de los girondinos, el 27 de julio de 1794. Robespierre fue derro- cado y condenado a muerte, junto con sus seguidores, en un acto que recibió el nombre de la Reacción termidoriana, ocurrido en el día 9 de Termidor, según el calendario revolucionario. Los jacobinos dieron un golpe de Estado contra los girondinos y establecieron la Constitución del Año I (1793). Maximilien Robespierre Jean Paul Marat Caída de los girondinos 02_Historia Universal.indd 63 11/27/09 8:43:23 AM 64 Historia universal Esta reacción fue encabezada por la burguesía acaudalada quien tomó el control de la situa- Los jacobinos dieron un golpe ción y eliminó a los jacobinos. Se derogaron todas las medidas establecidas por éstos y se procedió de Estado contra los girondinos y establecieron la Constitución a crear una nueva Constitución, la del Año III (1795), que reflejaba la influencia de los grupos adi- del Año I (1793). nerados. El poder Legislativo, al que sólo podían tener acceso los propietarios, se componía de dos cámaras: el Consejo de los Quinientos y el Consejo de Ancianos. El poder Ejecutivo se depo- sitaba en un Directorio de cinco miembros para evitar la concentración del poder en una sola persona. Se restauró la anterior forma de elecciones por censo de contribuyentes y se retomó La Reacción termidoriana, la afirmación del principio ilustrado de que deben gobernar los más instruidos, es decir, los pro- encabezada por la burguesía pietarios. “La declaración de derechos concede el mismo rango a la propiedad y a la seguridad que acaudalada, creó la a la libertad y a la igualdad”.12 Constitución del Año III (1795) depositando el poder Ejecutivo en un Directorio Fuente 6. La fase exaltada de la Revolución Francesa integrado por cinco personas. La Revolución hubiese quedado terminada y la libertad consolidada para siempre si, el 15 de julio, diez mil habitantes de París hubiesen marchado sobre Versalles para borrar de la Asamblea Nacional a los nobles y a los prelados que no tienen ningún derecho de sentarse en ella. La Revolución hubiese quedado terminada y la libertad consolidada sin la más ligera violencia si, el 6 de octubre, los miembros patrióticos de la Asamblea no hubiesen come- tido la torpeza de denunciar a 300 aristócratas que se disponían a huir por temor a ser ejecutados y si no hubiesen cometido la equivocación de rehusarles el pasaporte. Jean Paul Marat (1743-1793), artículo en L’Ami du Peuple (29 de diciembre de 1789). CUADRO 2.4 La Revolución Francesa. Antecedentes La sociedad estamental Situación económica dividida en tres Estados. • Crisis agrícola y financiera agravada por despilfarros de la corte del Rey. • Proyectos fracasados de reforma de los ministros de Hacienda. Proceso hacia la Revolución Lafayette convoca la reunión de Estados Generales y es apoyado por varios aristócratas en la “rebelión de los nobles”. Crisis agrícola Ante noticias alarmantes acerca • Redacción de y escándalos Se crea la de la preparación de medidas represivas los Cahiers en la corte del Asamblea Nacional por parte de la monarquía, de Doléances. Rey llevan a los bajo presión del una multitud enardecida asalta en París • Reunión de disturbios de tercer Estado. el edificio de La Bastilla. los Estados París en junio Por toda Francia ocurren levantamientos de Generales. de 1789. campesinos en contra del Antiguo Régimen. Inicio de la Revolución Francesa. 12 Montero Díaz, Julio (coordinador), Historia del mundo contemporáneo, Ediciones Tempo, Madrid, España, 1996, p. 57. 02_Historia Universal.indd 64 11/27/09 8:43:24 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 65 4.7 La época del Directorio Ejercicio 11 La aplicación de la Constitución de 1795 duró cuatro años; durante ese periodo, los girondinos en el poder hicieron frente a los ataques de los monárquicos absolutistas, de los jacobinos y de una 1. Describe el cambio de posiciones en la Convención conspiración encabezada por François-Noël Babeuf, quien pretendía establecer una república de Nacional formada en Francia iguales bajo un sistema comunista. La participación del ejército del Directorio fue decisiva contra durante el “Régimen del los enemigos internos y contra la intervención extranjera; en ambas acciones destacó el joven Terror”. general Napoleón Bonaparte, quien de esta manera afianzaba su ascenso político e iniciaba una 2. Explica el triunfo de nueva era en la historia de Francia. los jacobinos sobre los girondinos en la Convención Nacional francesa. 4.8 El Imperio napoleónico 3. Menciona cuatro de las medidas establecidas en la Napoleón Bonaparte: su ascenso al poder política y en las costumbres, por la Constitución del Año Napoleón Bonaparte (1769-1821) es una de las figuras de mayor importancia en la historia políti- I creada por los jacobinos ca de Occidente; su genio militar, sus dotes políticas y capacidad para visualizar el panorama global franceses. de su tiempo, así como su carrera meteórica hacia la conquista del mundo, han despertado gran 4. Describe los acontecimientos que condujeron en Francia interés entre historiadores y politólogos, además de que su vida ha sido de apasionante interés al fin del Régimen del Terror para la literatura. y al establecimiento del Napoleón nació en Ajaccio, Córcega —bajo dominio de Francia entre 1768 y 1793—, en el Directorio. seno de una familia de origen corso-italiano, de buena posición social pero de corta fortuna, que emigró a Francia cuando Córcega declaró su independencia. Entró a los nueve años a la escuela militar de Brienne y a los 15 a la de París, donde estudió historia, geografía y matemáticas, además de compenetrarse en la filosofía de la Ilustración. En 1793, después de varias hazañas militares exitosas en defensa de Francia, Napoleón fue ascendido a general de brigada y continuó cosechando triunfos derrotando tanto a enemigos internos de la Revolución, como a las fuerzas extranjeras. En 1796 contrajo matrimonio con Josefina de Beauharnais, hija de un hacendado de la isla Martinica.13 Ese mismo año fue ascendi- do a comandante del ejército francés en Italia, donde derrotó sucesivamente a cuatro generales austriacos y obligó a Austria a firmar la paz en condiciones favorables para Francia. En 1798 dirigió una expedición a Egipto, entonces bajo dominio turco, para cortar la ruta británica hacia la India y, aunque su ejército sufrió una derrota a manos de los ingleses, logró conquistar dicho territorio, donde estableció reformas administrativas y legislativas aboliendo la servidumbre y el feudalismo. A su regreso a Francia, Napoleón fue recibido como salvador del país por todas las diferentes facciones políticas. El Consulado El Directorio, constituido como gobierno después del golpe termidoriano de 1794, se encontraba en crisis. Hacia el interior se enfrentaba a una doble oposición: de los realistas, quienes apoyaban Napoleón Bonaparte el regreso de la monarquía, y de los jacobinos, quienes creían traicionada la revolución y se dispo- nían a defenderla. Con respecto al exterior, Gran Bretaña, Austria y Rusia, alentadas por la derrota francesa en Egipto, formaron una segunda coalición en contra de Francia; para 1799, los ejérci- tos franceses habían sido derrotados y el país se encontraba amenazado de invasión. La situación, que el Directorio no pudo resolver, produjo el golpe de Estado del 18 Brumario del año VIII (9 de noviembre de 1799) que, encabezado por Emmanuel Joseph Sieyès, iniciaría la carrera política de Napoleón. Tras ser derrocado el Directorio, se estableció un Consulado integrado por tres personas, recayendo el título de Primer Cónsul en Bonaparte, con atribuciones superiores a las de los otros dos cónsules (Sieyès y Roger Ducos). 13 En 1809 Napoleón se divorció de Josefina, porque no había podido tener con ella un heredero, y se casó con María Luisa, archiduquesa de Austria; matrimonio que le brindaba la posibilidad de aliarse con la corona de Austria y le cumplió, además, el deseo de tener un hijo varón: Francisco Carlos José Bonaparte (1811-1832), Bonaparte en Arcole llamado “rey de Roma” desde su nacimiento y quien, sólo honoríficamente, ostentó el título de Napoleón II. 02_Historia Universal.indd 65 11/27/09 8:43:24 AM 66 Historia universal El día 24 Firmario del año VIII (15 de diciembre de 1799), el Consulado presentó al pueblo francés el texto de una nueva Constitución que iba a ser sometida a un plebiscito, la cual se funda- ba, según sus autores, en los verdaderos principios del gobierno representativo: en los derechos sagrados de la propiedad, la igualdad y la libertad.14 Sin embargo, a diferencia de las anteriores constituciones, ésta carecía de declaración de derechos, aunque se mantenían el principio de soberanía nacional, el sistema representativo y la práctica del sufragio universal, con la existen- cia de tres asambleas: Cuerpo consultivo, Senado y Tribunado. Mas en la práctica se anulaba la división de Poderes, pues el Primer Cónsul acumulaba los Poderes Ejecutivo y Legislativo, en tanto que los otros dos cónsules quedaban relegados a funciones consultivas. Napoleón tenía la iniciativa y la promulgación de las leyes, nombraba a los funcionarios y dirigía al ejército y a la diplomacia. El sufragio universal se realizaba de manera tal que resultaba Emperatriz Josefina ineficaz desde el punto de vista democrático, ya que los votantes se limitaban a seleccionar, con base en unas listas de “notables”, a las personas que compondrían la Asamblea Legislativa, mismas que luego debían ser aprobadas por el Senado. Los gobiernos locales fueron de nuevo sometidos al estricto control del gobierno central y cada uno de los 83 departamentos quedaba bajo la vigi- Un golpe de Estado contra el Directorio llevó lancia de un agente central con el cargo de prefecto. al establecimiento de un La Constitución del año X, dictada por Napoleón en 1802, otorgó carácter vitalicio a su con- Consulado, integrado por tres sulado, tras la aprobación de un nuevo plebiscito del pueblo francés agradecido hacia el Primer personas y encabezado Cónsul por haber logrado detener la amenaza extranjera. Ese mismo año, después de derro- por Napoleón Bonaparte tar a los austriacos y acordar la paz con Rusia, Napoleón había firmado un tratado de paz con como Primer Cónsul. Gran Bretaña. Una vez alcanzados estos triunfos, Napoleón procedió a obtener el apoyo social; puso fin a los privilegios feudales, ganándose con ello el aprecio del campesinado; obtuvo el respaldo de la clase media al designar los derechos de propiedad como inviolables, además de otorgar a los varones adultos la igualdad formal ante la ley; invitó a regresar al país a los fran- ceses que habían emigrado durante la Revolución, con excepción de los integrantes de la vieja aristocracia; creó una fuerza de policía secreta, dirigida por Joseph Fouché, para desmantelar las organizaciones políticas contrarias, y una Legión de Honor concebida como base de una aristocracia de mérito. Aunque Napoleón se inclinaba por el deísmo, comprendió la importancia de la religión para mantener el orden social: La sociedad no puede existir sin la desigualdad de las fortunas, y la desigualdad de las fortunas no puede existir sin la religión: cuando un hombre se está muriendo de hambre al lado de otro que revienta de hartura, es imposible que tolere esta diferencia, a menos que haya una autoridad que le diga: “Dios lo quiere así, es necesario que en el mundo haya ricos y pobres; pero luego, y por toda la eternidad, la distribución será hecha de muy distinto modo”.15 Por ello, uno de los primeros pasos de Napoleón en este sentido fue negociar la paz con el papa Pío VII buscando terminar la lucha de diez años entre los gobiernos revolucionarios franceses y la Iglesia católica romana. Las negociaciones culminaron en el Concordato de 1801, que otorgaba al gobierno francés el derecho a nombrar los obispos y obligaba a los sacerdotes a prestarle jura- Bonaparte en su gabinete mento de obediencia. Se declaró que la religión católica sería la de la mayoría del pueblo francés, de trabajo pero también se protegería la libertad de otras religiones. El papa Pío VII aceptó la pérdida per- manente de las propiedades de la Iglesia incautadas por la Asamblea Nacional, y aunque el clero católico nunca quedó satisfecho con el Concordato, éste puso fin a la división religiosa que había padecido Francia desde los primeros días de la Revolución. En los primeros años de su gobierno, Napoleón logró establecer la ley y el orden, consiguió la paz con el extranjero y restableció 14 Texto citado por Josep Fontana, “La época de las revoluciones”, Historia Universal Planeta, Vol. 10, Barcelona, las relaciones con la Iglesia católica. España, 1994, p. 154. 15 Ibid. 02_Historia Universal.indd 66 11/27/09 8:43:25 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 67 Los primeros años del gobierno de Napoleón fueron exitosos en gran medida: en el interior del país se habían logrado la ley y el orden, y se consolidó la paz con el extranjero. Además, se Ejercicio 12 consiguieron la estabilidad financiera, igualdad y eficiencia en la justicia, tranquilidad religiosa y 1. ¿Cuáles fueron los hechos se sentaron las bases para concretar un sistema de educación efectivo. La moral del pueblo estaba que produjeron en Francia alta y le preparaba a aceptar un nuevo paso en el camino ascendente de Napoleón; consultado el el golpe de Estado del 18 pueblo francés mediante un plebiscito, fue creada la Constitución del año XII (1804), por la cual la Brumario? 2. ¿Cuáles fueron las funciones República francesa convertía a Napoleón en emperador de Francia, estableciendo la herencia del que asumió Napoleón trono a sus descendientes directos. La ceremonia de consagración se celebró el 2 de diciembre de Bonaparte como Primer 1804, en la catedral de Notre Dame donde, en presencia del papa Pío VII, Napoleón I se coronó a Cónsul? sí mismo, coronó a su esposa Josefina y juró las leyes de la República, asegurando la continuidad 3. ¿Cuáles fueron las medidas tomadas por Napoleón para de los principios de la Revolución Francesa. lograr el apoyo social en Francia? 4. Describe el contenido El gobierno imperial del Concordato de 1801, celebrado entre Napoleón y En el mismo año de su ascenso al trono imperial, Napoleón había promulgado un Código civil en el papa Pío VII. el que se consolidaban las reformas burguesas iniciadas por la Revolución y continuadas por el Directorio. Ese código, complementado en 1804 y renombrado tres años después como Código Napoleónico, estaba integrado por 36 leyes que consagraban las conquistas sustanciales de la Revolución. Algunas de esas leyes fueron: igualdad absoluta de los ciudadanos ante la ley, El Código napoleónico resumía laicismo del Estado, libertad de conciencia, libertad de trabajo, igualdad de derechos de los los ideales de la Revolución: hijos respecto de la herencia y el derecho sin trabas a la propiedad; se reforzaban los valores igualdad de los ciudadanos ante la ley, libertad de tradicionales de la familia, como base de la sociedad, en la que la autoridad indiscutible se conciencia y de trabajo, encuentra en la cabeza de familia. supremacía del Estado laico El Código de Napoleón es digno de elogio por numerosas razones: redactado en un lenguaje y el derecho a la propiedad claro y conciso, reúne todos los materiales tradicionales del derecho con numerosas ideas de la privada. Revolución. Se trata de un código de gran precisión técnica en el plano jurídico, destinado a satis- facer las necesidades de la clase burguesa ascendente y de una sociedad en vías de desarrollo bajo un signo liberal y capitalista.16 En el aspecto económico, el programa del gobierno imperial de Napoleón muestra, en esen- cia, la preocupación por asegurar el abastecimiento y los precios de los alimentos, así como los estímulos para el desarrollo de los empresarios burgueses. Para dar estabilidad a las finanzas se fijaron, por ley, las características del llamado franco de Germinal —moneda emitida el día 7 de Germinal del año XI, 28 de marzo de 1803—, y se creó el Banco de Francia para el manejo de los fondos gubernamentales y la emisión de papel moneda, lo que condujo a establecer el orden y la eficiencia en la administración de las finanzas del gobierno. Uno de los terrenos en que la labor napoleónica resultó más fecunda, fue el de la enseñanza. En 1806 se creó la Universidad Imperial, destinada a controlar la totalidad de los niveles de ense- ñanza; la primaria se dejó a las órdenes religiosas, pero el gobierno buscó controlar la secundaria —impartida en los liceos estatales destinados a formar funcionarios, con una disciplina semejante a la de las escuelas militares— y la universitaria. Es de singular interés el que, a pesar de la igualdad revolucionaria proclamada por el Código napoleónico, se hayan restituido —por el decreto de marzo de 1808— las viejas deno- minaciones nobiliarias, a excepción de las de vizconde y marqués, si bien se pretendió hacerlas compatibles con la igualdad ante la ley al negar a los nobles privilegios y exenciones tributarias. Napoleón en el trono imperial 16 El Código civil francés de 1804 tuvo enorme difusión; se impuso en diversos territorios europeos en tiempos El Banco francés se creó de las guerras napoleónicas e influyó en todas las codificaciones del siglo XIX, en particular las realizadas en con el propósito de manejar Italia (1865) y en España (1889), y constituyó la base de diversos códigos civiles sudamericanos; destacando los fondos gubernamentales el argentino de 1869 y el de Chile de 1858. Cfr., Código de Napoleón, Enciclopedia Microsoft® Encarta® 98 y la emisión de papel moneda, © 1993-1997, Microsoft Corporation, USA. lo que condujo a una mayor eficiencia en la administración de las finanzas públicas. 02_Historia Universal.indd 67 11/27/09 8:43:25 AM 68 Historia universal En conclusión, si en 1789 la burguesía había conquistado el poder y en la fase exaltada de la Revolución había entrado en la vida política el cuarto Estado (las masas populares), bajo el gobierno de Napoleón los notables —aristocracia, alto clero y alta burguesía— recuperaban su preeminencia social.17 Arte neoclásico. En la segunda mitad del siglo XVIII surgió el neoclasicismo, estilo artístico que, en el contexto de la Ilustración y del pensamiento racionalista, buscaba un retorno a las formas de la Antigüedad grecorromana, impulsado por los descubrimientos arqueológi- cos de la época. El estilo neoclásico se desarrolló en Europa y en América, y abarcó hasta principios del siglo XIX; se caracterizó por la búsqueda de armonía y equilibrio, inspirado en el orden racional de las formas plásticas –arquitectura, pintura y escultura– grecorroma- nas, las cuales se ajustaban a las ideas de la Ilustración. Sin embargo, no se trataba de un resurgimiento estricto de las formas antiguas, pues los artistas neoclásicos adaptaron el arte del pasado a los hechos acontecidos en su propio tiempo. Expansión del Imperio y guerras napoleónicas Los británicos, tradicionales enemigos de Francia, estaban en creciente alarma por el aumento de la fuerza de Napoleón y ante el hecho de que éste no sólo había incrementado sus fuerzas militares, sino que, además, había obtenido ventaja de la Paz de Amiens (tratado celebrado con Gran Bretaña en 1802) para llevar a cabo sus programas comerciales e imperiales a expensas de Gran Bretaña. Antes de finalizar 1803, el gobierno británico declaró la guerra a Francia; al mismo tiempo, Napoleón preparaba una fuerza de invasión sobre Gran Bretaña y, habiendo consegui- do aliarse con España, forzaba a este país a declarar la guerra a los británicos. Cuando, en 1805, el Emperador francés se coronó Rey de Italia y agregó a Francia el territorio de la República de Liguria, las potencias europeas se alarmaron y Rusia, Austria y Suecia formaron Ministro Talleyrand con Gran Bretaña la tercera coalición. En octubre de ese año, las fuerzas franco-españolas fue- ron derrotadas por el almirante británico Horatio Nelson, en la batalla de Trafalgar. Sin embargo, esto no impidió el avance de Napoleón; por esos mismos días, la Grande Armée francesa derrotaba a las tropas austriacas en Ulm, Alemania, y en diciembre obtenían una impor- tante victoria sobre las tropas rusas y austriacas en Austerlitz. Austria se apresuró a pedir un armisticio y firmó un tratado por el que cedía a los franceses Venecia y la costa de Dalmacia. Después de los triunfos franceses sobre tierras alemanas, Napoleón disolvió el Sacro Imperio Romano Germánico y, en un intento de unificar los territorios alemanes, formó la Confederación del Rhin. Ésta quedaba integrada por 16 grandes estados del sur de Alemania, que aumentaron a 38 en 1808, con Napoleón en calidad de protector. En 1806 abdicó Francisco II como Sacro Emperador, pero continuó siendo emperador de Austria con el nombre de Francisco I. En ese mismo año, Napoleón anunciaba el destronamiento Las cuatro esquinas o los cinco hermanos de los Borbones de Nápoles, cuya corona concedió a su hermano José, en tanto que nom- (caricatura) braba a su hermano Luis como rey de Holanda. El sistema continental Napoleón logró expandir En 1806 se formó una cuarta coalición contra Francia, integrada por Gran Bretaña, Prusia y Rusia. el imperio francés: disolvió A pesar del poderío de esta nueva alianza, Napoleón continuó su racha de triunfos; los prusianos el Sacro Imperio Romano fueron derrotados y los ejércitos franceses ocuparon la ciudad de Berlín y, en junio de 1807, resul- Germánico para formar la taron victoriosos contra los rusos en Friedland, Prusia oriental. Los monarcas de Rusia y Prusia Confederación del Rhin, y se apoderó de Nápoles, Holanda y la Península Ibérica. Logrado esto, estableció el Sistema Continental. 17 Antonio Fernández, Historia del mundo contemporáneo, Vicens Vives, Madrid, España, 1996, op. cit., p. 46. 02_Historia Universal.indd 68 11/27/09 8:43:26 AM Capítulo 2 Esbozo de las revoluciones burguesas 69 firmaron con Napoleón el Tratado de Tilsit por el cual Prusia quedaba desintegrada, cediendo sus tierras situadas al oeste del río Elba que integraron el reino de Westfalia, mientras que la porción prusiana de Polonia formaba el Gran Ducado de Varsovia. Rusia cedía a Francia las islas del Jónico, reconocía los cambios introducidos por Napoleón en Europa y se aliaba en secreto con él para re- partirse el Imperio turco. En 1807 las tropas francesas ocuparon la Península Ibérica y, en el caso de España, Napoleón capitalizó en su favor los conflictos políticos internos entre el ministro Manuel Godoy